info@almusafir.es +34 612 258 388

Buenos Aires es una ciudad con muchísimo encanto que tiene mucho que ver, además de ser parada obligatoria si viajas a Argentina, porque, como bien sabrás, es la capital del país.

Una vez viajes y tengas tu alojamiento ya sea en uno de sus hoteles o en uno de los apartamentos en Buenos Aires, de los cuales hay una oferta magnífica, te toca ir a ver la ciudad, y estas son las cinco cosas que no te puedes perder en la capital argentina:

viajar a argentina

Noche porteña: La noche en Buenos Aires es uno de sus grandes alicientes, como pasa en otras capitales como Madrid, por ponerte un ejemplo cercano. Lo bueno de la noche porteña es que Buenos Aires tiene un montón de shows, bares, cafés y restaurantes que no cierran en toda la noche, luego la oferta es genial.

El tango, deporte nacional: si vas para Argentina y no admiras un espectáculo de tango es como si no hubieras estado, tenlo muy en cuenta.

Fiesta Guancha: para esto te tocará viajar a las afueras de la ciudad, ya que se suelen hacer competiciones y demostraciones de habilidades a caballo por parte de los guanches, son muy vistosas y además conocerás el Buenos Aires más castizo.

Boca Juniors: si puedes permitirte ir a ver un partido de Boca seguro que las emociones que percibas en el campo son algo que no olvidarás jamás, te guste o no te guste el fútbol.

San Telmo: es un barrio de caserones antiguos y casas adoquinadas, además, tiene un montón de cafés y bares con muchísimo encanto, dignos de cualquier película.

Por último, si estás buscando alojamiento te recomendamos el site de Baires Apartments, échales un vistazo antes de decirte por otro, seguro que te sorprenden.

—————————-

 

Esta región del país más austral del mundo es una región de contrastes, colores, y sabores que no encontrarás en ninguna otra región del territorio argentino. Con una cultura indígena arraigada, paisajes imponentes, montañas y cerros de los mil y un colores imaginables, hoy queremos en NuestroRumbo, mostrarte 3 lugares para no perderte en el noroeste argentino.

1. Purmamarca

Uno de los lugares más bellos de toda la región del noroeste es sin dudas Purmamarca. Rodeado de montañas que tienen la fama de contar en sus laderas y su formación rocosa todos los colores del arcoíris, este pueblito de muy pocos habitantes y algo más de cinco cuadras, encierra un encanto que enamorará a cualquier visitante.

Se pueden hacer caminatas por los cerros, transitando suelos azules protegidos por montañas rojas, verdes y amarillas, escalar montañas que encierran una energía que se cree especial, y obtener fantásticas vistas de la ciudad, o simplemente pasear por el pintoresco pueblo, comprar algunos recuerdos y visitar una o dos peñas para escuchar un poco de folklore argentino y bailar con los locales. Purmamarca es un sueño del que no querrás despertar.

 

2. Tilcara

Arqueología, encanto colonial, y una ciudad con mayor movimiento pueden ser algunas palabras o frases que logren definir a Tilcara. Pero para saber bien de que se trata este lugar maravilloso hay que verlo con nuestros propios ojos.

La ciudad está rodeada por las montañas y valles más impresionantes que nos imaginaríamos que existen. A menos de un kilómetro del centro se encuentra el famoso Pucará de Tilcara, emplazado sobre un gran cerro, donde las antiguas civilizaciones controlaban las zonas que les pertenecían, contando con una fantástica vista de absolutamente todo el valle.

Tilcara guarda historias, misterios y es uno de los pueblos más bellos del norte argentino.

 

3. Cafayate

Ubicado en la provincia de Salta, y al sur de su capital, Cafayate es de esos pueblos coloniales donde todo lo que mires alrededor resulta simplemente encantador. Y no solo la ciudad desborda encanto, sino que sus alrededores cuentan con muchos paisajes y lugares que parecieran salidos de cuento.

No pueden perderse estando allí de la Quebrada de las Conchas, un lugar con formaciones rocosas impresionantes.

El otro punto que distingue a Cafayate son sus viñedos y sus vinos. Considerados como entre los mejores de los vinos argentinos, Cafayate cuenta con gran cantidad de viñedos para degustar y comprar vinos exquisitos.

 

Viajar a Buenos Aires

—————————————

 

Buceo en Buenos Aires

Punta Mogotes: Los Naufragios de Punta Mogotes, entre los que se distingue el James Clunies, el único que presenta una posición aproximada en el Derrotero Parte II.

Mar del Plata: Mar del Plata propone más de diez puntos de buceo y todos los servicios necesarios para realiza excelentes inmersiones. Los bancos de Mardel son recomendados para buzos con un poco de experiencia, ya que son buceos en aguas abiertas, y por lo general, siempre acompañadas de un poco de correntada.

Buceo en Chubut

Puerto Madryn y Puerto Pirámides: En la zona de Puerto Madryn y sus alrededores existen diez puntos de buceo. Puerto Pirámides está ubicado en la península de Valdez mientras que Puerto Madryn un poco más al sur. En esta zona se disfruta de la excelente visibilidad.

Buceo en Neuquén

Mari Menuco: lago artificial ubicado a 60 kilómetros de la ciudad de Neuquén.

San Martín de Los Andes: Lago Lacar, San Martín de Los Andes 200 kilómetros de San Carlos de Bariloche

Villa La Angostura: Villa La Angostura, a 70 kilómetros del aeropuerto de Bariloche y 60 kilómetros de la Aduana con Chile.

Buceo en Río Negro

Las Grutas y Golfo San Matías: Parque Submarino Las Grutas, frente a la playa Piedras Coloradas.

Orengo: a 70 Km. de Las Grutas, en el Golfo San Matías.

Buceo en Tierra del Fuego

Ushuaia y Canal de Beagle: Bosques de algas, fauna marina y misteriosos naufragios son el marco ideal para los que desean ver el otro lado del Canal de Beagle, el que empieza bajo la superficie del mar.

 

VIEDMA

Al norte de la Patagonia de la República Argentina, se encuentra Viedma, capital de la Provincia de Río Negro. Fundada en el año 1779, está situada al este de esta provincia, ocupando el tramo final del río Negro en su margen derecha. Lo primero que llamará la atención de los viajeros serán sus hermosos paisajes verdes. La mayoría de los parques de la urbe son regados gracias al agua que se extrae del río.

El turismo ecológico y rural es uno de los principales alicientes para los turistas que visitan Viedma; desde la cual también se puede visitar la ciudad bonaerense de Carmen de Patagones, cruzando el río Negro por medio de lanchas. Cercana al mar, a unos 30 Km de la desembocadura del río, la pesca deportiva es otro de los atractivos de los que pueden disfrutar los turistas.

Por su cercanía al Océano Atlántico, también es posible gozar de sus costas y sus playas. Así, la playa del Balneario El Cóndor ofrece una interesante oferta hotelera; y para los amantes de las acampadas, cuenta también con una infraestructura de campings. Otras playas maravillosas a encontrar pueden ser Playa Bonita, Bajada de El Faro o Balneario La Lobería. Las posibilidades que ofrece Viedma son infinitas, una fusión ente la Patagonia y el Océano Atlántico.

Especialista en Argentina

Viajes Halal a argentina

 

 

Tierra del Fuego

Señor Dato, la enciclopedia ambulante del albergue de Ushuaia, me había dicho que si entraba en el Parque Nacional Tierra del Fuego después de las 9h00, la entrada sería gratis. Le hice caso y para calentar antes de coger la bicicleta, decidí subir hasta el glacial Martial, accesible caminando desde la ciudad. El camino de piedra es muy bonito, el suelo de color “amarillo patagónico” cómo suelo decir, me parece más poético que “amarillo mostaza” aunque no tengo ningún problema contra la mostaza, de hecho me encanta mojar las salchichas en la mostaza aunque después no paro de estornudar durante veinte minutos. Levanté la cabeza: el glaciar estaba muy cerca, casi podía tocarle con la pata.

No era la primera vez que me engañaba la naturaleza, ya me había pasado lo mismo en Brasil, en Ilha do Mel, poco antes de que me hicieran coronel del ejército de la isla para combatir las tropas del Gran Caniche. Las montañas son como las mujeres, uno siempre tarda semanas en conquistar lo que pensaba poder tocar con la mano a primera vista. Como consecuencia de este error grave de apreciación, decidí no ir hasta la cima del glaciar porque tenía que ir luego hasta el parque nacional en bicicleta, pero no me importaba mucho, pude gozar de vistas panorámicas como pocas veces había visto en mi corta vida canina. ¡Waw! ¡Waw! Lo siento, me ha salido sin querer.

Alquilar una bicicleta de montaña un día me costó 90 pesos y tardé menos de una hora para llegar hasta la entrada del parque, a unos 10 kilómetros al oeste de Ushuaia. Me quisieron cobrar la entrada y me quejé, les dije que el señor Dato del albergue decía que la entrada era gratis después de las 9. “Estás equivocado, mono ciclista, la entrada es gratis ANTES de las 9, cuando todavía no hay nadie para cobrar”. Le dije que mi hermano trabajaba de camarero en el restaurante del parque. “¿Y qué?” “Pues a ver si me hace usted un descuentillo, ¿no?”. Cruzó los brazos, puso una cara de enfado y preferí pagar sin discutir. “Tiene usted suerte de que el glaciar Marcial y la bicicleta me hayan cansado tanto, porque a mí nadie me llama mono ciclista, ¿entiende?” le grité mirando hacia atrás, el puño levantado. Me callé al estrellarse mi bicicleta contra un mapa de madera del parque. Ya que estaba delante del mapa, pensé que era una buena idea echarle un vistazo.

Hice bien mirar el mapa del parque, de esta forma sabía exactamente donde estaba el restaurante. Al fin y al cabo, los mapas a veces orientan también, no están solamente aquí para quedar bien o amortiguar las bicicletas que se salen del camino. Me encontré con el restaurante todavía cerrado. Fui a ver la laguna verde, la laguna negra, menos mal que estaba en bicicleta porque el parque era muy grande. Dos horas más tarde volví al restaurante y pregunté directamente por el chef, no quería perder más tiempo.

Estaba esperando tranquilamente cuando un cuchillo vino a clavarse en la pared, a dos centímetros de mi cara. “¡Hijo de perra, te voy a matar!” gritó un cocinero. Vi que tenía otro cuchillo en la mano, intenté quitarme de la pared pero me di cuenta de que el primer cuchillo había clavado una de mis trenzas contra la pared, no me podía mover. El segundo cuchillo se clavó a dos centímetros de mi cara, al otro lado, clavando otra de mis trenzas. “¿Dónde está mi mujer? Os lo habéis pasado bien los dos, ¿verdad?”. No tenía idea de quién era este hombre, pero entendí enseguida que me tomaba por mi hermano Chango.

El hombre cogió un tercer cuchillo con la intención de clavármelo entre los ojos. Apenas tuve tiempo para taparme la cara con el casco de la bicicleta que el cuchillo ya había penetrado el plástico y se había parado a un centímetro de mi trufa. Creo que este hombre estaba muy enfadado con mi hermano porque se acercó rugiendo como los leones marinos del canal Beagle. Conseguí sacar el cuchillo del casco y en este momento, tomé la decisión más dura de mi vida: me corté las trenzas que estaban clavadas en la pared. El hombre intentó seguirme pero le tiré el casco en las piernas y se cayó. Cogí la bicicleta y salí del parque ladrando de miedo. “¿Ya has visto el parque?” me lanzó el hombre de la entrada. “¡Waw! ¡Waw!”. Sólo me salían expresiones caninas. Cuando ya me sentí a salvo, paré para respirar delante de un campo de golf y pensar un poco, es una cosa que debería hacer más a menudo.

“No puedo volver al restaurante del parque, ese hombre me matará o, peor todavía, me obligará a cortarme alguna trenza más” pensé. Menuda historia en la que se había metido mi hermano, se había ido con la mujer de un cocinero. “Piensa, Rasta, piensa. ¿A dónde llevarías a tu amante para impresionarla?”. Saque un mapa de Patagonia más grande que yo, miré qué había de especial cerca de Ushuaia y no vi nada. De repente, un nombre me llamó la atención: Perrito Moreno. “¿Quién demonio es ese perrito moreno para figurar en un mapa turístico?” Lo que estaba claro, es que si mi hermano había visto lo que acababa de ver, habría hecho lo que estaba a punto de hacer. Comprar el primer billete para ir a ver este perrito moreno que, sin duda, tenía que ser muy, muy especial.

F:locura viajes

 

Las ciudades pueden descubrirse de diferentes maneras, algunas de ellas aportan además un toque de diversión y originalidad al paseo.

De este modo, si de Buenos Aires se trata, los viajeros podrán recorrerla a pie pero también de otras maneras diferentes. ¿Cuáles son algunas de ellas? Pues las siguientes:

Pues el transporte público más popular allí es el autobús o, como le llaman los argentinos, el colectivo. Diferentes líneas que unen distintos barrios y zonas que, además de llevar al viajero al punto deseado, son una excelente manera de descubrir Buenos Aires y por muy poco dinero.

Otra opción, por la que habrá que invertir algunos euros más, pero también muy interesante, es el bus turístico que cuenta con dos recorridos. Así, el ticket sirve para ambos.

En tanto, Buenos Aires se ha estado preparado desde hace ya algún tiempo para convertirse en una ciudad bici friendly. Por tal motivo, alquilar una bicicleta o tours a bordo de ellas es una excelente opción, sana y ecológica. También se pueden contratar los servicios de visitas guiadas a bordo de las bicicletas eléctricas.

En el barrio de Palermo, más precisamente en la puerta del Zoo de Buenos Aires o bien en la zona de los Bosques de Palermo, existe la posibilidad de contratar unos carruajes. De este modo, un hombre llevará a los turistas a recorrer la zona. Quizás sea esta una buena opción para una romántica pareja o para una familia con niños.

 

 

Ushuaia es una de esas ciudades conocidas por alguna razón en especial. En este caso nos encontramos ante la ciudad más austral de todo el planeta.

Se trata de una ciudad localizada en Argentina que se fundó en el año 1884. Su fundado, Augusto Lasserre un marino nacido en Montevideo que estuvo muy integrado en las guerras civiles de Argentina.

Aunque comenzó siendo una ciudad modesta y sin apenas algún que otro habitante, en 1947 ya había alcanzado los 2.182, llegando a cerca de 60.000 en la actualidad.

Uno de los lugares más conocidos y más representativos de la ciudad de Ushuaia es su penal, conocido como penal de Ushuaia. Este centro fue construido a las afueras de la ciudad y funcionó como cárcel entre los años 1904 y 1947, año en el que se podían encontrar delincuentes muy peligrosos. No obstante, muchos de los presos fueron por razones políticas como fue el caso de Pedro Bidegain, Ricardo Rojas, Miguel Arcángel Roscigna y Honorio Pueyrredón. Las condiciones meteorológicas hacían de este centro un lugar del que difícilmente podían escapar los reclusos.

Como ya hemos comentado, en el año 1947 las instalaciones fueron cerradas y pasaron a manos de la Armada Argentina que las utilizaron como cuadras o incluso a modo de depósito de materiales y munición.

En el año 1994, este centro dejó de estar a manos de la Armada y pasó a convertirse en dos museos. El primero en homenaje al centro penitenciario que fue en el pasado y el segundo como mueso marítimo.

 

Cataratas del Iguazú.

Las cataratas del Iguazú, se localizan sobre el río Iguazú, en el límite entre la provincia argentina de Misiones y el estado brasileño de Paraná. Están totalmente insertadas en áreas protegidas; el sector de la Argentina se encuentra dentro del parque nacional Iguazú, mientras que la porción del Brasil se encuentra en el parque nacional do Iguaçu. Fueron elegidas como una de las «Siete maravillas naturales del mundo». Estas cataratas están formadas por 275 saltos, 80 % están del lado argentino. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal y, con 80 m, también el más alto: la garganta del Diablo, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad desde solo 50 m, recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países. La fotografia de las cataratas del Iguazú vistas desde el lado brasileño hacia el lado argentino

 

 

Cada vez son más los amantes del baile que se apuntan a clases con la intención de aprender a moverse en la pista. En estas ocasiones los bailes en pareja son quizá los más solicitados y muchos acuden allí para aprender uno de los más sensuales de todos ellos que no es otro que el tango.

Lo cierto es que se puede aprender sin necesidad de desplazarse de tu propia ciudad en la mayoría de los casos, pero no menos cierto es que si se quiere vivir la esencia del tango en toda su plenitud no queda otra alternativa que la de viajar a Argentina, país por excelencia de este baile para admirar a los verdaderos profesionales y para perfeccionar nuestros pasos.

Y es que este país latinoamericano es el que tiene mayor tradición al respecto y existen múltiples salas dedicadas a la enseñanza del tango así como múchísimos locales en el que poder apreciar cómo parejas que viven de eso destilan su arte y sus movimientos para deleite del público.

Nadie baila ni canta tangos como en Argentina, eso es algo que puedes tener claro, así que si esa es tu pasión, un viaje hasta dicha tierra podría ser lo mejor que te ha pasado en la vida.

 

En esta ocasión vamos a conocer cuáles son los mejores hoteles de Argentina. Empecemos nuestro recorrido en la ciudad de Buenos Aires, a donde encontramos al Alvear Palace Hotel, un hospedaje ubicado en la Avenida Alvear 1891 en el corazón del exclusivo barrio de la Recoleta. Se trata de un hotel de lujo, de 5 estrellas, a donde podemos conseguir habitaciones por 412 euros por noche.

También en Buenos Aires destacamos al Four Seasons Hotel Buenos Aires, un hotel de lujo, ubicado en las Posadas 1086 en el barrio de la Recoleta. Te interesará saber que aquí podemos encontrar habitaciones por 408 euros la noche. Vale la pena señalar que las suites son lujosas y espaciosas. En las instalaciones del hotel encontramos piscina al aire libre y spa.

El Palacio Duhau – Park Hyatt Buenos Aires es un hotel de lujo de 5 estrellas, ubicado en el barrio selecto de Recoleta, específicamente en la Avenida Alvear 1661. Vale la pena señalar que aquí podremos encontrar habitaciones por 480 euros.

El Mio Buenos Aires es un hotel boutique de lujo en Buenos Aires, ubicado en la Avenida Pres. Manuel Quintana 465, en el barrio de la Recoleta, a solo 350 metros del cementerio. Vale la pena señalar que las habitaciones ofrecen wifi gratuito.

El Hotel Boca By Design Suites es un alojamiento ubicado en la ciudad de Buenos Aires a donde podemos encontrar habitaciones entre los 87 y 216 euros por noche.

Los Cauquenes Resort & Spa es un hotel ubicado en la Patagonia Argentina, específicamente en De la Ermita 3462, en Ushuaia. Te interesará saber que en este hotel de 5 estrellas podrás conseguir habitaciones entre los 203 y 641 euros por noche.

 

 

La Semana Santa es el momento ideal para salir a recorrer lugares atractivos que tienen siempre algo preparado para el visitante.

Un lugar de estos es Buenos Aires, en Argentina, ya que cuenta con abundantes circuitos interesantes para recorrer, tal como el afamado Jardín Japonés, uno de los más grandes del mundo, con islas e islotes y las instalaciones turísticas suficientes para proveerse de ricos dulces mientras se le recorre.

El Castillo Guerrero y sus parques, o mejor dicho el casco de la estancia Villa Raquel es un recorrido ideal para todos los que van pasando por la ruta 2.

Un lugar más místico, es el Monasterio de Los Toldos, ideal para quienes añoran hacer un retiro espiritual esos días de Semana Santa. Los monjes benedictinos que habitan en el lugar, se dedican a la elaboración de quesos, cultivas y cosechan sus propios víveres, fabrican dulces y miel y le rezan a una virgen negra tallada en un gran trozo de madera.

Para los que les gusta pescar, el lugar indicado es la Laguna de Monte, donde encontrarán pejerreyes y tarariras, además allí se puede practicar diversos deportes náuticos.

La localidad de Tandil es bastante conocida por el Monte Calvario donde se celebra el vía crucis. También se puede pasar a ver el Cerro Centinela, el Lago del Fuerte y realizar circuitos de observación de la flora y fauna de estas montañas, que albergan zorros y otros animales salvajes.

Aprovechando el viaje, no pueden dejar de comprar los tradicionales huevos de pascua elaborados con diversos rellenos típicos de Argentina y pintados de colores vivos.

 

Circuito o Ruta especial PAPA FRANCISCO en Argentina

Buenos Aires tendrá recorrido turístico sobre el Papa Francisco

El nuevo Papa es originario de Argentina, de la ciudad de Buenos Aires, y como muchos ya están mirando con entusiasmo a la ciudad porteña para conocer los lugares mas emblemáticos y que están relacionados con Jorge Mario Bergoglio, su nombre oficial, el gobierno de Buenos Aires prepara un ‘Papa tour’ sobre Francisco.

Cientos de turistas extranjeros, sobre todo de países latinoamericanos, están visitando por estos días la Catedral Metropolitana de Buenos Aires e intentan llegar por su cuenta hasta el barrio de Flores para tratar de ubicar los sitios donde creció el Papa Francisco. Pero pronto contarán con guías que los llevarán a través del Papa tour por los lugares emblemáticos donde se desarrolló la vida del papa Francisco en ese país.

Este recorrido turístico sobre el Papa Francisco pasará por la casa de la infancia de Jorge Bergoglio, en el barrio de Flores, así como por la sede donde ejerció el arzobispado, el metro que utilizaba para viajar, así como otros lugares mas.

De esta manera El Papa tour se sumará a la variada oferta turística de la ciudad de Buenos Aires, de tres millones de habitantes, que tiene como emblema el tango y diferentes sitios de interés cultural y arquitectónico.

 

 

Buenos Aires, la capital argentina, tiene un particular encanto que es digno de vivir en profundidad. Cada barrio que compone la ciudad tiene una identidad propia y una interesante historia que merece ser conocida.

Por eso la Dirección General de Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires editó recientemente el desplegable “Turismo Cultural San Telmo-Montserrat”, dos barrios que constituyen una zona mítica de la ciudad.

Sus cuadras contienen 50 lugares y edificios significativos, 16 iglesias, 32 espacios culturales y 32 teatros y cines. Algunos de ellos son monumentos históricos.

El plano desplegable puede retirarse en forma gratuita en la Dirección General e incluye todas las referencias de estos 140 puntos importantes (ubicación en el plano, dirección, teléfonos), sus alrededores, las estaciones de subte y otros datos muy útiles para transitar por la zona, pudiendo percibir su belleza y su propia magia.

 

1 El Pasaje de Drake

PATAGONIA

Esta gris extensión de rompientes y encrespadas olas que separa la punta meridional de Sudamérica y los helados confines de la Antártida ofrece una turbulenta ruta interoceánica. Con vientos tempestuosos que viran repentinamente, el pasaje –que toma su nombre del explorador británico sir Francis Drake- ha sido durante siglos una de las masas de agua más difíciles de sortear: allí se han hundido innumerables barcos, como el San Telmo, el buque insignia de la armada española que se dirigía a Perú y en el que murieron más de 600 personas.

 

 

Al término de América del Sur encontramos uno de los lugares más espectaculares del mundo. La Patagonia Argentina ofrece un paisaje bello y sorprendente, lleno de muchos ingredientes. Es un territorio extenso, en el que podemos disfrutar de lagos, mares, montañas infinitas, asi como del encanto de las ciudades más cercanas. Allí podremos visitar el Parque Nacional Los Glaciares, y conocer el majestuoso glaciar Perito Moreno, entre muchos otros. También podremos acercarnos a la provincia de Tierra de Fuego, y visitar su Parque Nacional, el Museo del fin del Mundo, y el Lago Fagnano.

El paisaje tiene todo el misticismo de las tierras australes, que nos remiten al inicio de los tiempo, pero también a su fin, pues la Patagonia es un termómetro importante del deshielo mundial.

Además de una flora y fauna única, en tierras patagónicas pueden avistarse ballenas, pingüinos, y realizarse un sin fin de actividades de aventura. Hacer esquí en el Cerro Castor, mountain bike, cabalgatas, montañismo, buceo, windsurf, kayak, pero también parapente, carrovelismo o tirolesa. Es decir, tanto para los que buscan aventura como para los que prefieren la contemplación, este es un escenario idóneo. En la Patagonia el turismo vive, pero en un perfecto equilibrio con la naturaleza.

 

Debido a la diversa geografía y paisajes que posee Argentina, y a su variado clima de acuerdo a cada región, este maravilloso país se ve beneficiado para practicar gran cantidad de actividades relacionadas con el turismo de aventura.

Trekking entre glaciares, paracaidismo, escaladas, rafting, mountain bike, cabalgatas en montañas multicolores y selvas, buceo con lobos marinos…son muchas las opciones de turismo aventura en la Argentina.

volcanes en Catamarca

Buceo

Puerto Madryn en Chubut, es uno de los destinos que mas se destaca para este deporte. Es la capital nacional del buceo, con aguas claras y de temperaturas agradables permiten practicarlo todo el año. Las salidas de bautismo, claro, están pensadas para quienes no tienen entrenamiento ni experiencia; sólo necesitan un buen estado de salud, ganas y curiosidad.

El bautismo submarino es básicamente un paseo por el fondo del mar, en distintos parques naturales, formaciones rocosas que se abren en aleros, donde se encuentra el ecosistema natural patagónico, entre meros, sargos, salmones, estrellas de mar, erizos, anémonas y una gran variedad de algas.

Un imperdible en Madryn es el buceo o snorkeling con lobos marinos en la reserva natural de Punta Loma. Una experiencia única en el mundo, para entrar en contacto directo con estos curiosos y simpáticos animales.

Rafting

Los ríos mendocinos son famosos son famosos para esta actividades, tal como el Atuel y Mendoza, pero otro muy recomendable es el río Manso, al sur del Parque Nacional Nahuel Huapi, en Río Negro. Hay distintas posibilidades; la excursión por el Manso Inferior es ideal para hacer en familia, ya que es de baja dificultad. Para quienes buscan más acción, el río Manso a la Frontera garantiza alta adrenalina y rápidos desafiantes.

Kitesurf

En Argentina, la temporada fuerte para la práctica de kitesurf va de septiembre a fines de mayo, y los lugares recomendables para practicarlo son muchísimos, desde la zona norte del Río de la Plata hasta toda la costa Atlántica y las lagunas. Hay varios lugares donde imparten cursos. En la costa funciona Aventura Kitesurf, con una escuela que en verano dicta cursos con certificación internacional de cinco módulos en cinco días, divididos en dos: inicial y avanzado. Las primeras clases son en las playas Cabo Largo o Arena Beach, al sur del faro de Mar del Plata, y las prácticas, en Punta Rasa, cerca de San Clemente, o en la laguna de Mar Chiquita.

Canopy

Hay muchos sitios para volar sobre el suelo deslizándose por cables. Pero en Potrerillos, provincia de Mendoza, en el ingreso a la cordillera mendocina, está uno de los circuitos más extensos. Se organizan cuatro salidas diarias, y se pueden hacer dos recorridos: el Circuito Base (5 tramos, 700 m de largo y altura promedio de 30 m, dificultad principiante/moderado), y el Circuito Adrenalina (6 tramos que suman 1.400 m, incluyendo cruce de río Mendoza y una altura promedio de 60 m, de dificultad moderado/difícil). La actividad incluye un mini trekking y todo el equipamiento, además de charla de seguridad y seguro.

Bungee jumping

El puente del dique Cabra Corral, a unos 70 kilómetros hacia el sur de Salta capital, se eleva 40 metros sobre las aguas. Más que suficiente para recibir una buena descarga de adrenalina a quien se decida a saltar al vacío sujeto de los tobillos a una soga elástica. Se puede elegir si en la caída se quiere tocar el agua o no, antes de ser rescatado por una embarcación.

Una buena alternativa es el Pack Adrenalina, que al bungee jumping le suma tres actividades: puenting (salto sujeto de un arnés a la cintura, a manera de péndulo humano), tirolesa (sobre el agua, en un recorrido de 200 metros) y rappel (descendiendo 40 metros de la rampa a un bote).

Paracaidismo

La capital nacional por excelencia es Lobos, a unos 100 km de la ciudad de Buenos Aires. Allí, el Club Escuela de Paracaidistas Argentinos ofrece la posibilidad de hacer saltos tándem o de bautismo, para experimentar la adrenalina inigualable de la caída libre. En el aeródromo se da una breve charla explicativa y luego al avión, que tarda unos 20 minutos en llegar a los 3.000 metros, desde donde se salta unido al instructor, sin más responsabilidad ni obligación que la de disfrutar.

La caída libre es de un minuto, y al llegar a los 1.500 metros de altitud el instructor abre el paracaídas, e inicia los entre 6 y 10 minutos de placentero descenso. No se recomienda para personas que pesen más de 95 kilos, estén congestionadas, sufran del corazón o tengan problemas de columna, brazos o piernas. Funciona todos los días y los fines de semana es por orden de llegada; no se dan turnos. Sólo se suspende por nubes muy bajas, lluvia o viento fuerte.

Parapente

Si bien el parapente se puede practicar en todo el país, hay lugares que son especiales para este deporte de aventura; son el mirador de Cuchi Corral en la provincia de Córdoba, y Loma Bola en la sierra de San Javier, provincia de Tucumán.

Este punto de la sierra tucumana fue adquirido en 1998 por pilotos de parapente, quienes empezaron a organizar vuelos y difundieron el lugar en el mundo. Tanto, que en 2014 Loma Bola será sede del campeonato Panamericano. Aquí las condiciones son óptimas, con un sitio de despegue suave y siempre verde, y buenas térmicas. El vuelo de bautismo, con instructor dura unos 15 minutos, y permite disfrutar de una espectacular panorámica de la localidad de Yerba Buena y, algo más lejos, la capital tucumana.

Cabalgatas

El famoso Cruce de la Cordillera por la ruta sanmartiniana es uno de los grandes desafíos a enfrentar montando a caballo, al igual que las travesías por la cordillera patagónica o aquellas que unen los paisajes de Yungas, Puna y Quebrada de Humahuaca, en Jujuy. Pero también es muy recomendable esta travesía que recorre los bellísimos paisajes salteños desde perspectivas que sólo pueden alcanzarse a caballo. A través de valles, desiertos con montañas multicolores, campos de cardones y la tierra colorada de los Valles Calchaquíes, disfrutando de fogones a la luz de las estrellas y conociendo la vida y cultura de los puesteros, heredadas de los incas.

Trekking

Otra actividad que se suma a las opciones de turismo de aventura en Argentina, donde sólo es necesario un buen calzado, un mapa o GPS y muchas ganas de disfrutar. Caminar es el deporte más económico y se puede practicar en cualquier geografía. Sin embargo, la capital nacional del trekking es El Chaltén, en el sudoeste de la provincia de Santa Cruz.

Allí, al pie del majestuoso cerro Fitz Roy, múltiples senderos de todas las dificultades se adentran en el Parque Nacional Los Glaciares. Pero también existen guías experimentados que ofrecen travesías que uno no podría hacer por sí solo. Por ejemplo, un trekking con campamento a los sitios más emblemáticos de la zona; el circuito Vuelta al Cerro Huemul que atraviesa bosques y glaciares milenarios para llegar a Paso del Viento, una de las entradas al Campo de Hielo Continental; o la Expedición Hielos Continentales que recorre una de las regiones más extraordinarias de la tierra, caminando sobre interminables campos de hielo.

Escalada y rappel

Donde haya una montaña, seguramente se podrá escalar y descender haciendo rappel. Pero un buen lugar para iniciarse o al menos satisfacer la curiosidad está en Los Gigantes, ubicado en las Altas Cumbres de Córdoba, una formación granítica del sistema montañoso central de las Sierras Grandes que es destino privilegiado para escaladores de todo el mundo. Una salida de todo el día para practicar algo de trekking, escalada en roca y rappel incluye transporte ida y vuelta desde Córdoba, guía, equipo técnico, seguro, entrada a propiedad privada, almuerzo con bebidas y snack.

Espeleología

El mundo subterráneo despierta en muchos una fascinación imposible de contener. Para experimentar la magia de las cavernas naturales, sus estalactitas y estalagmitas, nuestro país ofrece tres alternativas: la mayor es la Caverna de las Brujas, 75 km al sur de Malargüe, en Mendoza, pero también están las Cavernas El Sauce, en el Valle de Punilla de Córdoba, y las de Cerro Leones, 16 km al sur de Bariloche.

Mountain bike

El mountain bike es uno de los deportes de aventura mas populares, donde solo es necesario un buen estado físico y ganas de disfrutar los paisajes que a medida que se avanza van apareciendo. En Argentina hay muchos lugares para este deporte de aventura, pero hay algunos que se destacan por su ubicación o características.

Por ejemplo, cruzar la Cordillera de los Andes pedaleando no es algo que se haga todos los días. Son 8 días partiendo desde San Martín de los Andes, en un viaje que visita la comunidad mapuche de Atreuco, pasa por la base del volcán Lanín, cruza la Cordillera por dos pasos, incluye un rafting en el río Trancura, en la localidad chilena de Pucón, y visita varios complejos termales, para regresar a San Martín.

Sandboard

Deslizarse por los médanos, como un snowboardista pero en la arena, es una desafiante alternativa para quienes gustan de la adrenalina. Los médanos y dunas con pendientes adecuadas tientan al despliegue de esta disciplina que gana cada vez más adeptos, tanto en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires como en el desierto del Nihuil en Mendoza, en la puna jujeña o en los alrededores de Tinogasta, en Catamarca. Allí el médano, de unos 70 metros de altura, está a unos 75 km de Tinogasta, y se puede combinar la visita con un recorrido por la Ruta del Adobe y las termas de Fiambalá.

Carrovelismo

La playa de Rada Tilly, en Comodoro Rivadavia provincia de Chubut, y la planicie de la Pampa del Leoncito, en la cordillera sanjuanina, son los dos principales centros para los amantes del carrovelismo. Pero sólo en el Leoncito puede el turista experimentar la emoción de circular a más de 60 km/h sobre un carro de tres ruedas impulsado por una vela.

Travesías en 4×4

Los impresionantes Seismiles (volcanes de más de 6.000 metros) en la provincia de Catamarca, o la Puna, salares, el Campo de Piedra Pómez. Los paisajes catamarqueños son únicos, y la mejor manera de recorrerlos es en camionetas 4×4 partiendo desde la localidad de Belén, con excursiones a esos maravillosos escenarios que posee esta provincia argentina, donde se pasa por volcanes y salares, pueblos detenidos en el tiempo, y ruinas arqueológicas.

 

Entre la costa del Atlántico sur y los Andes, se abre una extensa meseta que forma parte del cuerpo de la Patagonia argentina. En esta vasta planicie reina el viento, y los pocos pueblos y ciudades patagónicos se hilvanan a través de largas rutas. En medio de ese paisaje de película se tejió una historia poco conocida en épocas prehistóricas.

Si en el territorio actual de algunas provincias como Neuquén se encuentran algunos de los yacimientos de dinosaurios más importantes del mundo, en la provincia de Santa Cruz encontramos un sitio declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO gracias al valor de sus representaciones rupestres: la Cueva de las Manos Pintadas.

Al noroeste de la provincia de Santa Cruz, sobre el Cañadón del río Pinturas, en plena estepa de la Patagonia argentina, se encuentra esa cueva.

La importancia arqueológica y paleontológica del sitio reside en que estas pinturas de manos, animales y figuras geométricas hechas sobre las rocas son consideradas las expresiones más antiguas de los pueblos sudamericanos. Incluso, en la región, cercana al Parque Nacional Perito Moreno, existen vestigios que demuestran la existencia de vida desde unos 14 mil años a.C.

La cueva mide 170 metros de profundidad y en su interior fueron contabilizadas 829 imágenes, entre dibujos geométricos, figuras solares, escenas de caza, animales (guanacos, serpientes, choiques, pumas y pisadas de ñandú) y motivos relacionados con la fertilidad.

Las obras, descubiertas por el perito Francisco Moreno en 1876, pertenecen a la cultura tehuelche y sus antecesores. Se estima que tienen más de 9.300 años y el distintivo que las identifica a nivel mundial son las manos, pintadas en sus diversas formas.

Las figuras humanas fueron representadas con formas lineales, y se cree que los espirales darían cuenta de las deidades que regían a los grupos sociales.

El color de las expresiones dependía de la obtención de la materia prima cercana a cada yacimiento. En general, se trata de hematita para el rojo, caliza para el blanco, manganeso o carbón vegetal para el negro y limonita u ocre para el amarillo. También se usaban frutos, plantas, rocas molidas y sangre de animales.

De las 829 manos pintadas, la mayoría fue realizada en negativo. Utilizaban para esto un hueso ahuecado de ñandú por el que soplaban a modo de spray sobre su mano izquierda apoyada sobre la roca. La pintura la fabricaban combinando pigmentos autóctonos con yeso para lograr adherencia.

Los especialistas distinguen tres tipos estilísticos. El más antiguo, data de 9500 años muestra negativos de manos, escenas y cercos de caza con lazos, rituales y manadas de guanacos. El siguiente va de 7000 a 3000 años atrás y allí podemos ver manos negativas, grupos de guanacas preñados y algunos anfibios y ñandués, y figuras felinas. El último grupo,de 2500 años muestra figuras humanas, manos esquemáticas, figura geométricas, círculos concéntricos, líneas en zigzag, todas en un rojo vibrante.

Para llegar a la Cueva de las Manos hay que hacer camino por la mítica Ruta Nacional 40 que une casi 5 mil kilómetros de la Argentina, y llegar a su cruce con la Ruta Provincial 43. En la zona se encuentran además otros sitios arqueológicos como Piedra Pintada, Charcamata, la Cueva Grande y el arroyo Page.

Hay un pequeñísimo pueblo a pocos kilóemtros: Bajo Caracoles con un hotelito y una gasolinera (casi la única de los alrededores). A partir de allí, el poblado más cercano (¡a 163 kilómetros!) es Perito Moreno. También hacia la Cordillera de los Andes se encuentra Los Antiguos, el lugar elegido por las antiguas tribus indígenas para el descanso de los ancianos.

El Bolsón

Al suroeste de Argentina, en la provincia patagónica de Río Negro, se encuentra un lugar rodeado de bosques de coníferas y picos nevados, El Bolsón, lugar hasta el que llegó un grupo de jóvenes artistas de Buenos Aires a finales de los años 60.

El Bolsón posee rios y lagos para la pesca y natación, montañas escarpadas para los escaladores y un microclima que hace posible el enclave de uno de los rincones más hippies del mundo. Famoso por su gran comunidad de artesanos y las ferias anuales, los habitantes de El Bolsón conviven entre casitas de madera y naturaleza, compartiendo y tocando guitarras cuyas melodías siguen atrayendo a visitantes que buscan evadirse.

El Bolsón es el mayor lugar hippie de Latinoamérica, donde también hay otras opciones como Aerembepe en Brasil o Panajachel en Guatemala, a orillas del lago Atitlán.

Si tienes planeado viajar a Argentina este verano, te conviene saber qué puedes esperar del país a nivel gastronómico. Y es que disfrutar de la cocina tradicional del lugar es uno de los capítulos más importantes de cualquier viaje.

En Argentina encontrarás muy buenos lugares para comer, donde podrás probar platos realmente exquisitos.

A la fama mundial que tienen sus carnes, el plato nacional por antonomasia, has de añadir la relevancia adquirida por las pizzas argentinas, y la hegemonia de los dulces al llegar al postre. Placeres que, sumados a la belleza del país, harán de tu viaje una experiencia única.

La carne, el plato estrella

Qué comer en Argentina

La gastronomía argentina es muy variada y especial, y está repleta de contrastes e influencias. El viajero se da cuenta nada más llegar, y si le gusta disfrutar de la buena mesa, estará en el lugar adecuado. Para empezar a probar los sabores de la tierra, la carne es la mejor opción. Buenos Aires, por ejemplo, está llena de lo que allí se llaman parrillas y que no son otra cosa que restaurantes especializados en las carnes a la brasa. Suelen servirlas solas, sin acompañamiento, y su calidad es tan alta que se entiende que tengan fama mundial.

Las pizzas son también uno de los sellos de identidad de la cocina del país. Llegaron con los inmigrantes italianos que se instalaron en Argentina, y en seguida en país entero las adoptó como propias. Otros platos y recetas típicos argentinos son, por ejemplo, el cordero de la Patagonia o la carbonada, un plato típico del noreste de Argentina, contundente, con muchos ingredientes, perfecto para los días de (recuerda que ahora es invierno en el país).En cualquier caso, acércate a la gastronomía argentina con la mente abierta y el paladar dispuesto para degustar nuevos sabores.

En Argentina, se encuentran numerosos atractivos turísticos. Entre ellos, están los museos, paseos ideales para las tardes de lluvia, en donde se puede conocer más sobre la historia, cultura, y antropología de éste país Sudamericano. Si estás pensando en viajar a la Argentina, a continuación te dejamos información sobre los museos más importantes de Argentina.

Museo Paleontológico Egidio Feruglio

En el sur del país, en la ciudad de Trelew, se encuentra el Museo Paleontológico Egidio Feruglio, más conocido como MEF. Es interesante visitarlo, ya que exhibe una antigua muestra de fauna y flora fósil la cual data de 300 millones de años atrás. Una de las piezas sorprendentes que hay para ver en el MEF, es un fémur real de dinosaurio.

Museo Marítimo y del Presidio

Otra opción también en el sur argentino, es el Museo Marítimo y del Presidio de la ciudad más austral del mundo, Ushuaia. El mismo funciona en el antiguo edificio que perteneció al Presidio de esta localidad, donde se recluían a los criminales que eran considerados más peligrosos. En su interior es posible ver maquetas y modelos navales, materiales históricos y biológicos, obras de arte, entre otros objetos.

Museo del Automovilismo “Juan Manuel Fangio”

El Museo del Automovilismo “Juan Manuel Fangio” también está dentro de la lista de los museos más importantes de argentina. Se trata de un espacio dedicado al piloto del cual lleva el nombre. Dentro del Museo del Automovilismo pueden verse distintos autos que fueron manejados por Fangio. La pieza más interesante es el auto Chevrolet Cupé original. Este museo se halla en Balcarce.

Museo Polifacético Rocsen Nono

El Museo Polifacético Rocsen Nono es otra de las opciones. El mismo se ubica en la provincia de Córdoba. Su nombre se debe a que en su interior es posible encontrar colecciones de todo tipo, como objetos criollos, automóviles y carruajes, objetos antiguos como máscaras y juguetes, vestimentas de distintas épocas, cámaras fotográficas y mucho más.

Museo de Ciencias Naturales

En ciudad de La Plata, la opción es el Museo de Ciencias Naturales. Este museo sorprende con su emblemática construcción de estilo neoclásico y con sus completas colecciones. Entre las colecciones más destacadas están los fósiles de mamíferos y las arqueológicas. Son imperdibles las salas de botánica, zoológica y entomología. También es interesante recorrer la sala egipcia, la cual alberga varios objetos que pertenecieron a esta civilización.

Argentina tiene una gran cantidad de museos para todos los gustos. ¿Has estado en Argentina? ¿Conoces alguno de los museos más importantes de este país? ¿Cuál te gustaría conocer?

Mendoza es una de las provincias principales de Argentina, un destino que dispone de numerosos lugares turísticos. Empecemos el recorrido en el Puente del Inca, una formación rocosa natural que tiene forma de puente sobre el río Las Cuevas y que se posa a 2,720 metros sobre el nivel del mar en plena Cordillera de los Andes, en medio de un paraje impresionante.

A los montañistas les recomendamos visitar el Cerro Aconcagua, que forma parte de la cordillera de los Andes, y la cual tiene una altura de 6960,8 metros, por lo cual es considerada como la más alta del mundo, después del Everest.

Otro lugar natural a visitar es la Laguna de Llancanelo, la cual es considerada como Reserva Natural de Flora y Fauna desde el año 1980. La laguna salada tiene una extensión de 45 mil hectáreas.

El Puente sobre el Río Picheuta, es una construcción en piedra y argamasa que data de la época colonial y que fue utilizado por el Gral. San Martín como una de las rutas para atravesar la cordillera de los Andes.

La Reserva Provincial Castillos de Pincheira es un área natural que se posa a 27 kilómetros al oeste de la ciudad de Malargüe. Se trata de un monumento natural tallado por acciones erosivas glaciares, que tiene la forma de un gigantesco castillo.

En la ciudad de Mendoza, encontramos a el Monumento al Ejército de Los Andes, una obra artística del escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari, la cual se posa en la cima del Cerro de la Gloria en el Parque General San Martín.

El Parque Nacional de Iguaçu (en español Iguazú), inscrito en la Lista de Patrimonios de la Humanidad en el año 1986, se halla situado en el oeste del Estado de Paraná, en el lugar donde se unen tres países: Brasil, Paraguay y Argentina, por ese motivo conocido como la Triple Frontera. Es una de las más bellas reservas ecológicas del mundo, y de las más extensas, con 170 mil hectáreas.

La palabra Iguazú proviene del tupí-guaraní, y significa “agua grande” (I = agua; guazú = grande), nombre que transmite la sensación de pequeñez humana que uno experimenta frente a la magnitud y esplendor de esos impresionantes saltos de agua. El punto donde el agua alcanza mayor volumen y fuerza es la “Garganta del Diablo”, por donde fluye el brazo principal del río.

Las cataratas del Iguazú constituyen una de las maravillas naturales del planeta; es un conjunto de 275 cascadas con una altura promedio de 60 metros, cuatro veces más extensas que las cataratas del Niágara, en los Estados Unidos, y las más espectaculares de América del Sur. Por ese motivo, convoca a turistas que llegan de todo el mundo atraídos por la singular belleza de este paraje.

La abundante vegetación es propia del bosque subtropical, con árboles de gran tamaño de los que cuelgan lianas y otras plantas epifitas. Los árboles de mayor altura son, entre otros, el cedro, laurel, palo de rosa, ipé, angico; entre los de altura media se destacan los palmitos y fetos arborescentes; junto al suelo crecen las samanbayas y las hierbas. Las bromelias, isipós, aráceas y orquídeas también integran la flora, que, en cuanto a diversidad y esplendor, es equiparable a la floresta amazónica.

La fauna es igualmente rica y variada, incluso algunas especies en extinción. Se destaca la onza pintada, el gato de la selva; el anta, tamanduá de chaleco, mono bugio, nutria, ariarañas; variedad de murciélagos; una importante avifauna: papagayos, tucanes, picaflores, gavilanes; reptiles como el cocodrilo de buche amarillo; anfibios y peces; invertebrados, grandes y bellas mariposas de colores increíbles.

Ahora bien, en el Parque de Iguazú está prohibida la caza, aunque en ciertas condiciones se permite pescar. Se puede visitar durante todo el año. Si llueve, es de corta duración y aumenta el caudal de las cataratas y el verdor de la vegetación. La época de lluvias prolongadas suele ser entre septiembre y octubre.

Para comodidad del turista, hay en el Parque Nacional de Iguazú un Centro de Visitantes, un ómnibus eléctrico y el Porto das Canoas, un espacio con comercios de recuerdos y un restaurante panorámico. El área de visita es un circuito de pasarelas ubicado de frente a los saltos, que ofrece la mejor vista panorámica de todas las cataratas.

El Norte de Argentina representa una región turística de Argentina muy recomendable. Allí es posible encontrarse con sitios cargados de historia, como antiguas catedrales y cabildos, postales de gran belleza paisajística, localidades tradicionales y mucho más. Por ello, para quienes estén pensando en conocer esta zona, a continuación les presentamos 5 lugares turísticos imperdibles del Norte de Argentina.

Quebrada de Humahuaca

La Quebrada de Humahuaca fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es sin lugar a dudas la meca de todo viajero que decide conocer el Norte de Argentina. Es una oportunidad para remontarse a un imponente pasado geológico y a la vez una posibilidad de conocer más sobre la cultura. Varios pueblos se encuentran en torno a este paisaje, como Maimará, donde puede contemplarse el cerro conocido como “Paleta del Pintor”.

Salta Capital

La capital de la provincia de Salta es una de las principales atracciones turísticas y ciudades del Norte de Argentina, allí es posible contemplar varias construcciones coloniales, como la Catedral y el Cabildo, el cual fue nominado como Monumento Histórico Nacional.

Termas de Río Hondo

Para quienes buscan descansar y gustan del turismo termal, la opción es Termas de Río Hondo en la provincia de Santiago del Estero. Esta localidad tiene la particularidad de ser el principal centro termal de Argentina. La mejor época para viajar a este destino, al igual que a todos los de la región norte, es durante el invierno.

Salinas Grandes

Otro de los lugares imperdibles del Norte de Argentina son las Salinas Grandes ubicadas entre las provincias de Jujuy y Salta. Este salar es considerado como el tercero en el mundo en cuanto a su tamaño. Allí se combina la extracción de forma tradicional con intensas visitas turísticas.

San Miguel de Tucumán

Figura dentro de la lista de ciudades para descubrir, San Miguel de Tucumán, donde se encuentra la Casa Histórica de la Independencia. Tiene la característica de ser la capital más pequeña de Argentina, pero, a pesar de sus dimensiones, concentra una gran cantidad de atractivos turísticos como circuitos por yungas, posibilidad de practicar deportes de aventura y actividades como paseos en parapente, activas zonas comerciales y una exquisita gastronomía.

El Norte de Argentina es una interesante zona por descubrir en tu próximo viaje de turismo. Entre los imperdibles están todos estos que hemos señalado, la Quebrada de Humahuaca, la ciudad de Salta, las Termas de Río Hondo, Salinas Grandes y la capital más pequeña, San Miguel de Tucumán. Sin embargo, puedes darnos tu opinión y recomendarnos otros lugares turísticos del Norte argentino. ¿Ya elegiste cual punto descubrir en tu próximo viaje?

Los amantes de las travesías en tren que quieran disfrutar de los paisajes más hermosos de Argentina, tienen una cita con el tren Patagónico. Un tren que desde 1934 une las localidades de Viedma y San Carlos de Bariloche, en un recorrido de gran interés turístico.

El tren parte los viernes desde Viedma, un lugar lleno de sorpresas y lugares de interés, como por ejemplo el Río Negro, el mayor de toda la Patagonia Argentina y uno de los más caudalosos de todo el país. Cabe destacar que Viedma no es sólo la capital de la provincia de Río Negro, es también el asentamiento más antiguo de toda la Patagonia, encontrando su origen en abril de 1779.

En la otra punta del recorrido encontramos Bariloche, una hermosa ciudad emplazada en el centro del parque nacional Nahuel Hupai y un punto estratégico para adentrarse en el parque nacional Los Arrayanes.

Los turistas en Bariloche, encontrarán un sinfín de actividades interesantes, pues entre otros, cuenta con el centro de esquí más importante de toda Argentina, el cerro Catedral, a tan sólo 20 km de la ciudad.

Aunque estas dos ciudades son quizá los puntos más deseados del trayecto, no hay que olvidar que este tren pasa por lugares de gran belleza y encanto, como O´Connor, San Antonio Oeste, Valcheta, Ramos Mexía, Sierra Colorada, Los Menucos, Maquinchao, Ingeniero Jacobacci, Clemente Onelli, Comallo y Pilcaniyeu. Este recorrido nos mostrará paisajes de gran belleza como la Meseta de Somuncurá, destacada por ser una de las elevaciones más antiguas de todo el planeta.

En cuanto al tren, es el lugar ideal para relajarnos y disfrutar de las vistas de este hermoso país. Cuenta con un restaurante en el que podremos degustar los platos más típicos de la región así como los vinos de mayor calidad de la misma.

También es interesante el vagón “Coche Cine”, en el que se proyectarán diversas películas para amenizar el trayecto de los turistas que viajen en clase Pullman o Camarote. Además, la diversión estará asegurada en el “Coche Disco”, en el que además de baila y divertirnos, podremos tomar una copa observando los bellos paisajes argentinos.

Por si todo esto fuera poco, el tren cuenta con shows en vivo durante el trayecto, aire acondicionado, camarotes realmente confortables, servicio de alto turismo y bandeja automovilera entre otros.

Como cada turista tiene unas necesidades determinadas, en el caso de necesitar hoteles en alguno de los destinos, vuelos o incluso alguna excursión o viaje opcional por estas zonas, siempre podemos acudir a atractivas promociones como las ofertas de Royal Holiday.

El tren Patagónico cuenta con salidas todos los viernes desde Viedma a partir de las 18:00 horas, llegando al final del trayecto el sábado a las 12.50 aproximadamente.

La vuelta a Viedma la podremos realizar cada domingo desde Bariloche a partir de las 17:00 horas, llegando a nuestro destino el lunes a las 10:50 de la mañana.

Sin duda alguna se trata de una oportunidad única para los amantes de estas tierras argentinas. Sobre todo para aquellos que prefieren viajar en tren disfrutando de cada uno de los rincones de este recorrido.

El Perito Moreno es el mayor y más hermoso de los glaciares del Parque Nacional Los Glaciares, situado en el extremo sur de Argentina y frente a la Península de Magallanes en la llamada Zona Roca, además de ser uno de los principales puntos de interés eco-turístico del país. Se sitúa dentro del Departamento Lago Argentino, dentro de la Provincia de Santa Cruz y dentro de la región de la Patagonia, aproximadamente a unos 80 kilómetros de la villa de El Calafate.

Este glaciar es parte integrante del llamado Hielo Continental Patagónico, uno de los principales depósitos de agua potable del planeta, superado solo por la Antártida y Groenlandia en cuanto a almacenamiento de agua.

A medida que el glaciar avanza, en su frente de aproximadamente 5 kilómetros de ancho y unos 60 metros de altura, se produce constantemente el desprendimiento de enormes bloques de hielo, que van cayendo en el llamado Canal de los Témpanos. En este canal se pueden ver frecuentemente los grandes trozos de hielo flotando a la deriva. El sonido de estas masas de hielo cayendo sobre las aguas es muy parecido al de los truenos, haciendo eco en las montañas que lo rodean, tal y como aseguran aquellos que lo han escuchado en directo.

Durante el año 1947, el imparable avance del glaciar llegó a cortar el flujo del Canal de los Témpanos, tocando tierra firme en el extremo de la península de Magallanes y haciendo estragos en parte de sus bosques. El movimiento del graciar deja cada cuatro años aproximadamente al lago Brazo Rico sin gran parte del agua que lo alimenta, llevando a una subida de entre 20 y 30 metros en el nivel del Lago Argentino. Pero la presión resultante de este desnivel termina por fracturar el frente del glaciar en un espectáculo que presencian cada día más turistas y curiosos.

El Parque Nacional Los Glaciares se encuentra al sudoeste de la provincia de Santa Cruz, en el sur de la República Argentina. Posee 600000 hectáreas. El Perito Moreno es uno de los glaciares de este Parque Nacional. La imponente masa de hielo interminable rodeada de bosques y montañas es un espectáculo que pocos se quieren perder.

En la margen sur del lago Argentino, la villa turística de El Calafate es la puerta de acceso al glaciar. A 80 Km de la entrada del parque, esta pequeña localidad de 6000 habitantes cuenta con variedad de servicios de alojamiento y gastronomía.

La oferta turística incluye hoteles 4 estrellas, cabañas, albergues, hosterías, camping y hasta exclusivas estancias próximas al glaciar.

Se puede llegar hasta el Glaciar en paseos por tierra, o alternando etapas de navegación en el recorrido. Si el visitante llega con vehículo propio, debe transitar la Ruta Provincial Nº 15, recorriendo desde El Calafate 78 kilómetros aproximadamente, en una hora y media de viaje. Otra modalidad muy atractiva de visitar el glaciar es el “minitrekking” (caminata sobre hielo).

El Perito Moreno es uno de los tantos glaciares que forman el Parque Nacional Los Glaciares. Todos forman el Hielo Continental Patagónico (17.000 kilómetros de extensión), una de las reservas de agua potable más importante del mundo.

El gradual rompimiento y posterior nivelación de las aguas, es un espectáculo conmovedor, único en el mundo. Los glaciares en general se encuentran en una extinción cada vez más acelerada debido al calentamiento global y sus desprendimientos ya no suceden siempre cada cuatro años, sino antes.

Aquí tienes un vídeo donde se muestra un importante rompimiento.

Si estás pensando en viajar a las hermosas Cataratas del Iguazú, es bueno que sepas algunos aspectos antes de empacar u organizar el viaje. Para que tu paseo sea realmente inolvidable, no dejes de prestar atención a las siguientes recomendaciones para visitar una de las maravillas naturales del mundo.

Tiempo estimado de recorrido

Lo primero que debes saber es que las Cataratas del Iguazú tienen dos lados, uno argentino y el otro brasileño. El primero es el que ofrece más puntos panorámicos pero según muchos viajeros desde el segundo se ve más su grandiosidad.

En caso de visitar el lado argentino, precisarás al menos de un día completo para recorrer el parque y ver la garganta del diablo, los saltos grandes y los más pequeños. El paseo en el lado brasileño toma unas 6 horas e incluye una caminata al costado de un río y hasta la opción de viajar en helicóptero por encima de las cataratas.

Permisos y visas

Para visitar el lado argentino no es preciso contar con esta documentación, pero sí para el de Brasil. Sin embargo, esta visa es muy simple de solicitar y obtener por lo que no es un impedimento para viajar.

Desde el lado argentino se puede tramitar durante la mañana. Atención los pasajeros que provienen de Estados Unidos, ya que deberán abonar un impuesto de reciprocidad en la oficina de inmigraciones de Argentina, que tiene validez por 10 años.

¿En qué época es mejor visitar las Cataratas de Iguazú?

El clima es mayormente subtropical, llueve bastante y las temperaturas son elevadas durante todo el año, pero sobre todo de diciembre a marzo, cuando es verano. En promedio, las máximas son de 32 °C, con humedad superior al 90%. Es común que haya lluvias muy copiosas en la zona de Brasil.

De junio a agosto es invierno en la región y las temperaturas bajan a los 10°C en promedio, pero también hay lluvias y bastantes nubes. Por ello, el mejor momento para visitar las Cataratas del Iguazú es entre septiembre y noviembre, cuando el clima es más templado.

¿Te gustaría viajar a las Cataratas? ¿Prefieres ir del lado argentino o brasileño?

La preparación de unas merecidas vacaciones requiere una serie de pasos previos, el objetivo es minimizar la aparición de cualquier contratiempo. Documentos en regla y conocimiento en materia de divisas es lo esencial. Conocer las regiones ayuda a planificar los días de visita, ya que es un destino multifacético.

Una de las grandes ventajas de la Argentina es la extensión del territorio, que brinda posibilidades para todos los gustos y edades. Los diferentes climas permiten al país ser un polo de atracción los 365 días del año. Sin embargo, la complejidad en la organización de un viaje aplica para todos los destinos y depende de varios factores como el recorrido, la duración, si es un viaje independiente o mediante agencia, la experiencia, y si se trata de un grupo familiar, de personas mayores o de jóvenes que buscan alternativas aventureras y más económicas.

Los requisitos de ingreso no presentan mayores dificultades. Los viajeros americanos y europeos entran con pasaporte y no necesitan visado para estadías menores a 90 días. Una vez cumplidos los plazos, deberá acercarse hasta la Dirección Nacional de Migraciones para regularizar su situación. Y sólo en caso de llegar desde algún país donde la fiebre amarilla o el cólera son enfermedades endémicas, deberá presentar un certificado de vacunación.

Para que nada falte en el viaje, uno de los consejos habituales es el armado de una lista de trámites previos y otra para el equipaje. Algunos tips son:

Cuando el traslado es en avión lo mejor es tener una valija compacta y con candados o combinación; en tanto, si se prevé el uso de diferentes transportes públicos -para economizar los costos- es ideal llevar una mochila, cuyo peso y volumen estén optimizados.

Es de gran utilidad contar con un seguro de atención médica y otro de pérdida de efectos personales.

Son elementos básicos para todos los viajeros la cámara fotográfica, cargadores de batería o pilas, repelente para insectos, navaja multiuso, protector solar, anteojos oscuros y un botiquín.

En la Argentina, la corriente eléctrica es de 220 voltios y 50 Hertz. Si el viajero usa artefactos eléctricos de 110, deberá conseguir adaptadores de tensión en comercios especializados. También un adaptador universal para enchufes.

Múltiples destinos

El primer paso antes de emprender el viaje a Argentina es definir el destino. Una buena opción es pensar en tres o cuatro y evaluar luego cuál de ellos ofrece mejores alternativas de acuerdo a sus preferencias. En el caso de Argentina, por tratarse de un territorio tan extenso, son varios los puntos turísticos que atraen a todo excursionista como Buenos Aires, la Ruta del Vino en Mendoza, las Cataratas del Iguazú o el Glaciar Perito Moreno, distantes entre ellos por más de mil kilómetros, por lo que hay que organizar bien los tiempos.

Buenos Aires

Turísticamente, el país está dividido en varia regiones:

Norte. Rico en cultura y tradiciones, contempla las provincias Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y La Rioja.

Litoral. A orillas del Paraná y entre la selva se encuentra: Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Chaco y Santa Fe.

Córdoba. Tan amplia en propuestas que toda la región equivale a esta sola provincia.

Cuyo. Conocido por la Cordillera y sus vinos, incluye: Mendoza, San Juan y San Luis.

Patagonia. Uno de los destinos más buscados que abarca: La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Buenos Aires. Conviven el tango, la literatura, la gastronomía y la cultura de la ciudad capital con la extensa llanura y tradiciones de la provincia bonaerense.

Es recomendable tener en cuenta los días destinados a las vacaciones, el presupuesto con el que se cuenta, la estacionalidad de los sitios -si es temporada alta deberá hacer reservaciones anticipadas- y el objetivo de la salida, ya sea disfrutar de la naturaleza, conocer un poco la cultura del lugar, hacer excursiones de aventura, realizar compras o que los días sean sólo de relax.

Divisas y compras

Otro de los puntos importantes a tener cuenta previamente es el dinero. Lo ideal es hacer un presupuesto estimado del gasto diario promedio y a eso sumarle un plus para cualquier eventualidad. La moneda oficial en todo el país es el peso argentino, y se cambia en agencias de viaje, casas de cambio, bancos, hoteles y hasta en la calle. Desde el destino de procedencia, lo más aconsejable es traer dólares americanos, ya que es la divisa más común y frecuente.

Comercios, agencias de viajes, hospedajes y restaurantes aceptan en casi todas las regiones del país tarjetas de crédito, pero hay que tener en cuenta que suele cobrarse entre un 10 y un 20 por ciento más que en efectivo. Si el itinerario incluye pequeños poblados alejados de las grandes urbes como puede ser en el Norte, las provincias litoraleñas, o la Patagonia hay que llevar siempre cambio en pesos argentinos.

Como opcionales, están los cheques de viaje, cuya principal ventaja es que se recupera el importe en caso de pérdida o robo. Tal como las tarjetas de crédito o débito en algunos lugares rurales no los aceptan. Esto mismo ocurre con los cajeros automáticos, que abundan sólo en las zonas céntricas de las ciudades.

¿Qué comprar durante un viaje por Argentina?

Muchos viajeros llegan a la Argentina para hacer compras, tanto por la variedad de artesanías, como por los buenos precios. En la zona del Litoral hay piezas guaraníes en cestería, alfarería y tallas en madera. En las minas de Wanda, cerca de Cataratas del Iguazú, se venden piedras semipreciosas como ágatas, geodas y amatistas. La piedra nacional de Argentina es la Rosa del Inca y se adquiere en Catamarca. La orfebrería es famosa en Cafayate, provincia de Salta.

En provincias como Santiago del Estero abundan las alfombras y tapices tejidos. En Tucumán se elaboran variados instrumentos musicales indígenas.

Los mejores vinos están en San Juan, La Rioja y Mendoza. En la Patagonia, son un clásico los chocolates, dulces caseros y artesanías mapuches. En cualquier rincón del país, aparece el mate para llevar como recuerdo.

Algunos países utilizan el “regateo” para las ventas, pero en las provincias argentinas no es muy usual. Sólo se hacen descuentos en compras grandes o en efectivo. Un hábito muy común son las propinas que se dejan en bares y restaurantes. Las mismas no están deducidas del monto a pagar como sucede en otros destinos y, en general, es una cantidad aproximada al 10 por ciento.

Glaciar-Perito-Moreno

Cambio de moneda

Mucho se habla del cepo cambiario en la Argentina, pero esta política económica no afecta al turista que viaja por placer al país:

Los visitantes pueden comprar con seguridad en las oficinas oficiales del Banco Nación situadas en los aeropuertos del país; o también en las casas de cambios oficiales del centro financiero de Buenos Aires. Solo se necesita la documentación reglamentaria (pasaporte).

Es recomendable evitar las propuestas de cambio de voceadores de calle o personajes en apariencia amigables, ya que podrían ser estafas.

Precauciones

– En ciertos destinos del país la mejor opción es beber sólo agua mineral para evitar malestares estomacales. También en algunas zonas se recomienda evitar el consumo de vegetales frescos y frutas con cáscara.

– En caso de que el viajero tome una medicación, es aconsejable consultar previamente en la embajada argentina sobre la legalidad de ciertas drogas; transportarlas en los contenedores originales; y, tener siempre a mano las recetas prescriptas por el médico.

– Los transportes hacia los aeropuertos o terminales deben contratarse con anticipación, y ser abordados con tiempo suficiente. Es preciso tener en cuenta que en grandes ciudades como Buenos Aires el tránsito puede demorar el viaje más de lo pensado.

– En verano (de diciembre a marzo) los mejor es tener prendas ligeras, claras y de algodón porque las temperaturas superan los 30 grados. En primavera y otoño, hay que estar preparado para la lluvia. Y entre los meses de junio y septiembre se necesita bastante abrigo.

– En la Argentina se conduce por la derecha y las rutas permiten recorrer todo el país. Hay muchos caminos principalmente, en la Patagonia- que son de ripio, con arena y canto rodado, que requieren de mucha precaución y aminorar la velocidad.

– El horario comercial en Buenos Aires es de lunes a viernes de 9 a 20, y los sábados de 9 a 13. Los grandes centros comerciales y supermercados se extienden hasta las 22. En el interior del país, se duerme la siesta y los locales cierran de 13 a 16. Fuente Turnoticias

Para los apasionados del senderismo

Uno de los grandes estrenos que tendrá este año la Laguna será la posibilidad de recorrer sus senderos. En realidad, este verano se llevará a cabo la primera etapa de desarrollo de los mismos.

Esta reserva sancarlina constituye una de las puntas del ‘Sendero de largo recorrido’ de Mendoza, que termina en Punta de Vacas. Reúne caminos de impactante belleza que la naturaleza escribió entre valles, lagos, arroyos de montaña y glaciares de la cordillera mendocina, los que hasta ahora significaban casi un misterio para el común de los locales y turistas.

La iniciativa de poder recorrer a pie las entrañas de la montaña mendocina está impulsada por Turismo de Nación y trabajan en ella la Provincia y las comunas valletanas.

Se trata de unos 300 kilómetros que circulan por el medio del cordón montañoso Frontal y el Principal, que limita con Chile. Vincularán el Camino del Inca al norte con la Huella Andina, al sur.

Por primera vez habrá servicio de transporte a la Laguna del Diamante

El viernes inaugura la temporada de este paradisíaco espejo de agua. Y desde el 7 de enero, un micro de la Municipalidad de San Carlos llevará turistas a un precio más bajo para locales y turistas alojados en el valle.

Desde esta temporada, un micro adaptado para el transporte de pasajeros realizará excursiones hacia este rincón paradisíaco de San Carlos.

Para aprender a valorar lo propio, los locales tendrán tarifa diferenciada. También correrán con ventajas los turistas que se hospeden en el Valle de Uco.

La iniciativa marca una fuerte apuesta a la accesibilidad y al disfrute público de la Laguna, que por mucho tiempo priorizó su costado de reserva natural. “Conocer para querer” es el lema que propone la comuna sancarlina para saldar esta cuenta pendiente.

“Hay muchos vecinos del departamento y muchos mendocinos que no la conocen”, remarcó el intendente Jorge Difonso.

Con esta buena noticia para los amantes de la pesca, el trekking o simplemente de los bellos paisajes, este viernes 20 arranca oficialmente una nueva temporada en la Reserva Natural Protegida Laguna del Diamante. Las puertas permanecerán abiertas hasta Semana Santa del 2014.

Pero no será la única apuesta a este destino turístico. Durante la corriente época estival tendrá lugar la primera etapa de desarrollo de los siete senderos de la Laguna, que constituyen uno de los nudos capilares del producto impulsado por la Nación “Sendero de Largo Recorrido”, que une el volcán Maipo y Punta de Vacas por el interior de la montaña mendocina.

Además, desde la Dirección de Recursos Naturales realizan trabajos de relevamiento para confeccionar el primer plan de manejo de este área, el cual estaría terminado en 20 meses.

También trabajan en una normativa para eximir del pago de los cánones de ingreso a los sancarlinos y en otra que busca convertir en guías a los vaqueanos y conocedores de esta porción de la cordillera, bajo la figura de “anfitriones turísticos de la reserva”.

Todas estas acciones apuntan a superar el número de turistas nacionales y extranjeros que año a año ascienden los 5.323 metros de altura para contemplar uno de los espejos de agua dulce más impactantes de la provincia.

El año pasado el número de visitantes apenas superó las siete mil personas, debido a que distintas inclemencias climáticas mantuvieron al sector inoperativo durante gran parte de la temporada.

Servicio de bus

Desde el 7 de enero del 2014, todo el que quiera subir hasta el puesto de Alvarado y de allí a la Laguna podrá tomarse un colectivo especial que saldrá -a las 6 de la mañana- desde la plaza de La Consulta y recogerá pasajeros, también, en Eugenio Bustos y en Pareditas. El retorno será a las 17, para llegar al centro urbano de San Carlos cerca de las 20.

Saldrán tres excursiones semanales: los días martes, jueves y sábados. “La idea es brindar múltiples opciones. Los turistas que deseen acampar en el lugar podrán subir en una fecha puntual y bajar con otro contingente a los dos o cuatro días. También, habrá combinaciones en las ofertas con la agenda cultural del Valle de Uco (noches de milongas, gastronomía especial, espectáculos musicales, etc.)”, señaló Ricardo Funes, titular de Turismo del departamento.

La Municipalidad oficiará de administradora turística de este servicio subsidiado, “al menos en este primer año que funcionará como experiencia piloto”, aclaró Difonso. La comuna trabajará en la comercialización con distintos operadores del Valle de Uco.

Las tarifas merecen un capítulo aparte. Dado que se busca facilitar el acceso de los locales a esta reserva, los sancarlinos enfrentarán un costo de 250 pesos la excursión. Por otro lado, los turistas, que demuestren haberse alojado la noche anterior en la región valletana, deberán abonar 450 pesos. Para el resto de los visitantes, nacionales y extranjeros, el viaje costará 750 pesos.

“Es la primera vez que la Laguna tiene un servicio de transporte organizado”, remarcó Funes. El año pasado, el ascenso hasta el lugar en excursiones privadas llegó a los 950 pesos, lo que pinta a la tarifa actual como muy accesible.

Las Salinas Grandes, en Jujuy, Argentina

Cuando pensamos en esas extensas llanuras de sal de América Latina, inmediatamente recordamos los magníficos paisajes del Salar de Uyuni, el mas conocido fuera de América. Hoy hablaremos de otras salinas, en la provincia de Jujuy, en el norte de Argentina cerca del paso fronterizo de Jama con Chile, están las Salinas Grandes.

Se trata del tercer salar más grande de Sudamérica (con muy poca diferencia, por detrás de Uyuni y de Arizaro en la provincia argentina de Salta), con una extensión de mas de 12 mil hectáreas a cielo abierto. Se encuentran ubicadas a unos 190 kilómetros de la ciudad capital de Jujuy y pueden visitarse al hacer la ruta hacia el norte por la Ruta Nacional 9, rumbo a Tilcara y la Quebrada de Humahuaca.

El origen de las Salinas Grandes se remonta a entre 5 y 10 millones de años, cuando la cuenca se cubrió por completo de aguas provenientes de un volcán. La paulatina evaporación de este líquido y sus componentes, es lo que dio posterior forma a este salar que posee una capa de sal cuyo espesor promedio es de 30 centímetros y resiste el peso de vehículos hasta camiones medios.

argentina

El camino para llegar a las salinas es relativamente sencillo, ascendiendo hasta los 1.400 metros sobre el nivel del mar. Puedes hacer la visita contratándola en una agencia tanto en la ciudad de Jujuy como en Salta (capital de la vecina provincia de Salta), o por tus propios medios.

Si eliges esta última opción, debes tener en cuenta que es una zona aislada y con muy pocas poblaciones. Te aconsejamos que llevar suficiente combustible y alimento (aunque en el área hay un restaurante), gafas de sol para proteger la vista y calzado ligero.

En las Salinas Grandes te recibirán sus obreros, quienes se encargarán de darte todos los detalles con la amabilidad y sonrisas típicas de la gente del lugar. El suelo quebrado (la salina poligonal) bordea la ruta de acceso a las Salinas (la RN52 que sube hasta el Abra de Potrerillo).

salinas argentina

Las Salinas Grandes son la base de una cuenca endorreica que se continúa hacia el norte en la Laguna de Guayatayoc, fuertemente salada y alcalínica. Esta laguna está casi unida a las salinas y es el hábitat natural de una gran colonia de flamencos rosados. Las Salinas se encuentran separadas de la Quebrada de Humahuaca por la sierra del Chañi (donde se han asentado pueblos andinos desde tiempos inmemoriales). Por el norte, sus limites se desdibujan al adentrarse en las desérticas tierras de la Puna.

Antes de darles a conocer estos pueblos de Buenos Aires que seguramente no conoces (pero deberías), vamos a dejar claro algunos conceptos geográficos que, fuera de Argentina, tienden a confundir a los visitantes.

Buenos Aires es una ciudad y es también una provincia. Eso quiere decir que cuando se habla de “Buenos Aires“ habrá que ver en qué contexto se hace para saber a qué superficie geopolítica nos referimos. Es una verdad de perogrullo para los argentinos pero que, después de varios años viviendo fuera de mi país, veo que despierta mucha confusión fuera de él.

Buenos Aires, Ciudad y Provincia

La capital de Argentina es la Ciudad de Buenos Aires. Una mega urbe de las mas grandes de América y que por lo general es punto de entrada al país para los visitantes extranjeros ya que allí se encuentra el principal aeropuerto internacional y el puerto de cruceros más grande del país.

gran buenos aires

Ahora bien, cuando hablamos de “Buenos Aires“ (ciudad) tenemos que tener en cuenta que en la práctica incluimos tanto al territorio estrictamente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como a una gran concentración de municipios que rodean a la ciudad y forman el “Gran Buenos Aires o Conurbano bonaerense“. Estos municipios están en territorio de la Provincia de Buenos Aires.

argentina

Argentina está organizada en 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires. Una de esas provincias, cuyo territorio “rodea” a la capital también se llama Buenos Aires: la Provincia de Buenos Aires. Esta provincia (una de las 23) tiene una superficie de algo mas de 307.000 kilómetros cuadrados (casi 10.000 kilómetros cuadrados mas que toda Italia).

buenos aires

Una última salvedad para los visitantes extranjeros: los habitantes de la “Ciudad de Buenos Aires” son llamados “porteños” por el simple hecho de que allí se encontró siempre el principal puerto del país. Los habitantes de la provincia de Buenos Aires somos “bonaerenses”. Y así como a los cordobeses o mendocinos les gusta que se les identifiquen (como a los canarios, gallegos, piamonteses o sicilianos), nos gustaría que tomaran nota que no todos los argentinos somos porteños. Gracias.

mechongue

Pueblos de Buenos Aires que deberías visitar

Aclarados estos puntos básicos, ahora sabemos que hablaremos de algunos pueblos de Buenos Aires (o sea, bonaerenses) que no son muy conocidos fuera de la Argentina pero que tienen valores propios que les hace singulares. Tanto que hace poco se ha creado una selección de “Pueblos Turísticos de la Provincia de Buenos Aires“ por sus características históricas, paisajísticas y culturales que les hacen un buen reflejo de las tradiciones bonaerenses: tierra de pampas interminables, de tierra fértil y cultivos extensos, tierra de gauchos y de ganado, escenario de páginas históricas y excelente destino para realizar turismo rural.

pueblo

Verán que algunos de estos pueblos tienen nombres muy curiosos. Por ejemplo: una buena parte de los que figuran en la selección (pero hay muchos mas en todo el país), llevan un apellido vasco por nombre del pueblo. La inmigración vasca fue muy determinante para el desarrollo de estas comarcas interiores argentinas y ha dejado huella.

Así tenemos a Azuénaga que lleva el apellido de un vecino de Durango, Vizcaya. En realidad de su hijo, Miguel de Azuénaga, un militar nacido ya en el Virreinato del Río de la Plata, educado en Málaga y Sevilla (España) y que volviera a su país para participar del movimiento revolucionario que diera independencia a esta parte de las colonias.

pueblo

Otro ejemplo es el pueblo de Mechongué, bautizado así en honor de Mercedes (Merceditas, Mechita, Mechonguita), hija del fundador del pueblo… el señor Alzaga, cuya familia habñia llegado desde esa localidad de Guipúzcoa.

Otros pueblos pampeanos “vascos” son Sandungaray y Uribelarrea.

gauchos

Uno de los pueblos mas interesantes para visitar de este grupo, es Gouin, nacido a principios del siglo XX con la llega del ferrocarril (de hecho lleva el nombre del propietario de la empresa de ferrocarriles que estableció esta línea). Hoy sus 122 habitantes mantienen con orgullo su vieja estación de trenes abandonada, como ejemplo de aquellas construcciones. Gouin se encuentra a 11 kilómetros de otro pueblo encantador: Carmen de Areco y rodeados de estancias (haciendas) históricas que pueden visitarse.

La selección se completa con otras pequeñas localidades con gran encanto y atractivo para quienes quieren conocer el sabor autóctono y tradicional de la pampa bonaerense: Escalada, Carlos Kleen, Isla Santiago, Pipinas, San Agustín, Villa Lía, Santa Coloma, Villa Loguercio, Santa María, Villa Ruiz o Vuelta de Obligado.

gauchos

Si buscas información para conocer un poco mas estos pueblos, puedes consultar la web de estos Pueblos Turísticos de la Provincia de Buenos Aires. Y recuerda que te quedan 22 provincia (y 2 millones y medio de kilómetros cuadrados mas) de territorio argentino por conocer.