info@almusafir.es +34 612 258 388

Fuerte de Bahrein

Anteriormente conocido cómo fuerte de Portugal, por ser navegantes lusos quienes lo construyeron, el actualmente denominado fuerte de Bahrein se levanta sobre un importante yacimiento arqueológico. En las excavaciones hechas en este lugar se han encontrado evidencias de haber sido habitado desde unos 3000 años antes de nuestra era, hasta que fue abandonado aproximadamente en el siglo XVI. Aquí se situaba el centro de la civilización Dilmun, que se cree fueron los ancestros del pueblo sumerio.

 

Un viaje a Bahréin, no te preocupes porque a continuación encontrarás un breve resumen sobre el protocolo que han de seguir los turistas en este lugar para que todo sea perfecto.

No cabe duda de que una de las principales reglas en cualquier sociedad allá donde vayas, es el respeto hacia el otro. No importa su cultura o religión. El respeto por un semejante ha de estar siempre presente en la mente de todo viajero. Es posible que haya cosas que no te gusten, o que no te parezcan correctas, pero ante todo, debes respetar las reglas de un país al que vas como turista.

Además de esto, hay otras cuestiones que es interesante conocer para sacar el mayor partido a nuestro viaje. Algunas de ellas están relacionadas con las compras, otras con la comida o con el comportamiento general. Veamos algunas de ellas más detenidamente.

El regateo en Bahréin

Seguro que en algún momento de tu viaje decides comprar algo en Bahréin. En este momento de las compras, una de las cosas que no debes dudar en hacer es regatear. Es una práctica bastante extendida en esta zona. Así que no seas tímido, porque puedes ahorrarte una gran cantidad de dinero si sabes cómo hacerlo.

El regateo forma ya parte de su cultura, por lo que los comerciantes están más que acostumbrados a que cualquier turista negocie con ellos el precio de sus productos. Ellos esperan que tú les regatees, por lo que lo normal es que cuando preguntes por primera vez un precio, te digan uno bastante elevado. No lo compres por ese precio, porque ni mucho menos es su valor real.

Lo normal para ir de compras es salir por la zona de los Zocos. Están abiertos todo el día, excepto al mediodía que paran para comer. Puedes ir también a los centros comerciales, los cuales permanecen abiertos de diez de la mañana a diez de la noche. En ambos casos, has de ser amable con los comerciantes, al igual que lo serías en cualquier otro lugar del mundo.

Medios de transporte

A la hora de coger un taxi, no te olvides de ajustar el precio antes de salir. Si no lo haces, puede que una vez realizado el recorrido, te lleves una gran sorpresa, por unas tasas que no esperabas. Normalmente no ponen el taxímetro, más aún si llevan a turistas. Así que, te pueden cobrar lo que crean oportuno.

Respeto durante las fiestas

Si tu viaje coincide con la celebración de alguna fiesta especial, sobre todo las de carácter religioso, como por ejemplo el “Día de Ashura”, has de ser respetuoso y guardar silencio. Las mujeres suelen ir cubiertas hasta la cabeza, y no debes hacer fotografías ni grabar vídeos. Pueden hasta confiscarte la cámara.

Protocolo en la comida

Por último, en cuanto a la comida, has de saber que no todos los restaurantes ponen cubiertos en la mesa. Allí se come con la mano derecha, por lo que si vas a restaurantes que no están especialmente diseñados para turistas, no esperes que haya cubiertos.

Ahora que ya conoces algunas reglas de protocolo, sólo te queda esperar a que llegue el momento de partir. Mientras tanto disfruta de este vídeo, en el que tienes más imágenes turísticas de Bahréin.

 

El World Trade Center de Bahrein  (también conocido como Bahrein WTC o BWTC) es uno de los edificios más espectaculares de la región del Golfo Pérsico. Cuenta con 50 pisos y se encuentra en la ciudad de Manama, donde se levanta majestuosamente a una altura de 240 metros de altura.

Sus dos torres están conectadas a través de tres skybridges o puentes panorámicos. Cada uno de ellos sostiene un colosal aerogenerador de 25kW de potencia. Y es que el viento sopla fuerte por estas regiones y hay que aprovecharlo. Las turbinas se alinean hacia el norte. Los edificios en forma de vela en ambos lados están diseñados para canalizar el viento a través de la brecha y generar así energía eólica.

Antes de construir el complejo, las pruebas realizadas en túneles de viento demostraron que los edificios crean un flujo en forma de S, lo que garantiza que cualquier viento que viene dentro de un ángulo de 45 ° a cada lado del eje central creará una corriente de viento que queda perpendicular a las turbinas. Esto aumenta significativamente su potencial para generar electricidad.

Destacado centro de negocios, admirable despliegue tecnológico y atracción turística de primer orden, todo en uno. Sin duda, el Bahrein World Trade Center es uno de los lugares que uno no puede perderse cuando viaja a este país.

El país más pequeño del Golfo Pérsico se compone de 33 islas de las cuales la principal es del mismo nombre, Bahrain o Bahréin, uno de los destinos turísticos más emergentes actualmente. La celebración de eventos como la Formula 1 o su condición de un Oriente Medio más abierto han impulsado este lugar que encarna una fusión de cultura, modernidad y exotismo. Bienvenidos a las mejores atracciones turísticas de Bahréin.

Compras en Manama

Manama, la vibrante capital de la isla posee un centro urbano donde se erige el Bahrain City Centre, un mall de 350 tiendas de todo tipo, 50 bares y restaurantes, el parque acuático Wahooo! en la segunda planta, las salas de cine Cineco20 o el área recreativa Magic Planet, que incluye pista de bowling.

Para quienes prefieran las compras en mercados callejeros, el Zoco principal de Manama se sitúa en la zona sur de la ciudad, un laberinto de callejuelas comprendidas entre Bab Al Bahrain y Lulu Road donde los turistas pueden comprar desde kaftas hasta especias, frutos secos, piezas de cerámica o zapatillas. Comprar de un modo diferente y típicamente arabesco.

Qa’lat Al Bahrain

También conocido como Fuerte (Qa’lat) de Bahréin, este Patrimonio de la Unesco, la antigua capital Dilmun, se localiza cerca del puerto norte de Bahréin. Un montículo de 12 m compuesto de restos arqueológicos concentrados erige en su cima la bella fortaleza. El 25% de la zona ha sido excavada, extrayendo restos de otras culturas, objetos militares o vasijas de cerámica que recogen los rastros del tiempo en este lugar cuyos primeros habitantes se cree fueron en el 2300 a.C. Uno de los obligados a vuestro paso por Bahréin.

National Museum

El Bahrain National Museum, fundado en 1988 recoge las principales piezas arqueológicas analizadas en el lugar anterior, Qa’lat, exponiéndose todas ellas para deleite de los inquietos culturales. El museo es una muestra de las costumbres de la isla, con una exhibiciónde buceo simulando la recogida de perlas del fondo del mar o un típico mercadillo (zoco) en la segunda planta del complejo. Los 6000 años de la historia de Bahréin se recogen en exposiciones, proyecciones y demás galerías temáticas a lo largo del museo.

Árbol de la Vida

El árbol más resistente y solitario del mundo se encuentra en Bahréin. una acacia de 400 años en medio del desierto y a 134 m de altitud sobre el mar al que los locales nombraron El Árbol de la Vida. Utilizado a modo de mezquita por los creyentes, se cree que esta acacia es uno de los árboles del Paraíso y la prueba para muchos místicos que creen que el Jardín del Edén se encontraba en Bahréin. No perdáis oportunidad de visitar este portento de la naturaleza y, ante todo, de fe.

Beit Sheikh Isa Bin Ali

Este lugar de nombre impronunciable se sitúa a 3 millas al noreste de Manama, en Muharraq, y fue el palacio del caudillo Shaikh Isa Bin Al-Khalifa durante el siglo XIX. De estilo propiamente árabe, con una alta torre de color blanco que ejercía de paraviento, el complejo se divide en las áreas donde dormían los hombres, mujeres y niños, además de habitaciones para los invitados en la mejor muestra de arte islámica del Golfo. El palacio se rodea del barrio típico, donde encontramos lugares como Bin Matar House, hogar de un buscador de perlas o la Casa del Café. La esencia de Bahréin en una pequeña “ciudad”.

Bahréin es un destino que comienza a despuntar entre el turismo internacional, un lugar que recoge la mejor esencia de la cultura islámica del Golfo Pérsico y perfecto punto de partida para saltar a otras de sus muchas islas que pueden llegar a hacer pensar que debe ser cierto aquello de que Bahréin es el principal reflejo del Paraíso.

¿Alguna vez has estado en Bahréin? ¿O prefieres otro lugar de destino turístico de Oriente Medio?

Si en la anterior entrada conocíamos el complejo de Beit Al Qur’an, ahora le llega el turno a uno de los más importantes del país, el Museo Nacional de Bahréin, también en Manama. Es el más grande y uno de los más antiguos del país y el precio de entrada es muy asequible, poco más de un euro.

Este museo fue inaugurado a finales del año 1988 y se trata de un complejo de dos edificios que ocupan una superficie de unos 27.800m².Posee una amplia colección de piezas arqueológicas, las cuales fueron adquiridas desde el año 1988 y aquí se pueden encontrar piezas que recorren unos 6.000 años de historia del país.

Ofrece tres salas dedicadas a la arqueología y la antigua civilización de Dilmun, ideal para conocer mucho más sobre ella, algo que seguro que os gustará a aquellos y aquellas a los que os gusta la historia. En otros dos edificios se encuentran diferentes exposiciones tanto de la cultura como del estilo de vida más reciente de Bahréin. También se puede visitar una sala con muchos ejemplares de la flora y la fauna del país.

La artesanía tiene un rincón muy importante en este museo así como herramientas, los barcos de pesca tradicionales y también la cultura de las perlas, algo que ha estado muy presente en la historia de este país. Cuenta con un buen número de recreaciones sobre escenas de la vida diaria así como maquetas arquitectónicas de Bahréin que nos explican más sobre las características de algunas de las principales construcciones.

En el exterior del museo encontraremos un buen número de esculturas contemporáneas y un dhow, el tradicional barco de madera que se lleva usando desde hace siglos así como un nutrido número de viviendas tradicionales árabes. Es un museo ideal para conocer más sobre este país tan impresionante.