info@almusafir.es +34 612 258 388

La tierra desnuda en La tarde de 24 horas rtve | Rafael Navarro de Castro

Rafael Navarro de Castro relata el último siglo de la historia de España en «La tierra desnuda», una mirada reivindicativa de los valores rurales

«Una excelente novela sobre la historia de la España rural del pasado siglo, de una España tan auténtica como olvidada. Una novela que nos recuerda el vínculo entre la naturaleza y los seres humanos.»
Manuel Vilas

Decía Luis Buñuel que en su pueblo, en la provincia de Teruel, la Edad Media había durado hasta bien entrado el siglo xx. Algo así sucede en el escenario de esta novela, un lugar que puede ser casi cualquiera en la España interior. Allí nace, al mismo tiempo que la Segunda República, un niño llamado Blas. Y en el mismo lugar muere, ochenta años después, sin ser consciente de que se lleva a la tumba una forma de vida milenaria. Él es el último. Nadie más sigue sus pasos. Blas sabe de animales, de viñas y tomates, sabe cuidar de su familia y sabe también guardarse unos cuantos secretos.

La vida de Blas, una historia corriente que el río del tiempo ha hecho ya única, es la historia de España en el último siglo. Contada con las manos manchadas de esa tierra desnuda sobre la que vivió toda una sociedad rural, se dirige a esa parte de nosotros que no se resigna a vivir entre ladrillos. Y seguramente el lector reconocerá esas voces y esos paisajes y sin duda le sonarán a verdad, a vida y a una memoria imprescindible.

Un debut con ecos de Delibes y Chirbes.
Una novela que nos conecta con la memoria compartida de todo un país.

«Un canto pasional, hondo y antinostálgico a una España extinta y salvaje.»
Sergio del Molino

El Califato de Córdoba, «un Estado con todas sus letras»

El Califato de Córdoba «fue un Estado con todas sus letras», dispuso de una administración centralizada, de una «gran concentración de talento intelectual» y su capital fue la mayor ciudad de Occidente en el siglo X, según Eduardo Manzano Moreno, quien descarta que el esplendor omeya fuese un mito.

La fama de la Córdoba omeya llegó a Alemania, donde una monja dijo aquello de que Córdoba era «La perla del mundo», ha dicho a Efe el historiador Manzano Moreno, profesor de Investigación en el Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y autor de «La Corte del Califa. Cuatro años en la Córdoba de los Omeyas» (Crítica).

Esos cuatro años son los que van de 971 a 975, según Moreno Manzano, «los del más alto esplendor del Califato y en los que el califa ejerce tanto el poder como la autoridad y la legitimidad religiosa, con el control de la fiscalidad, el ejército y la administración general».

La principal fuente para escribir este estudio ha sido un fragmento de una crónica que recoge los anales de esos cuatro años y suponen «un relato muy detallado» en 130 folios a cargo del secretario personal del califa al-Hakam II, quien entre otras obras, acometió la ampliación de la Mezquita y las mejoras de la ciudad palaciega de Madinat al-Zahra, que comenzó a construirse durante su juventud.

La Córdoba de al-Hakam II tenía 80.000 habitantes, entre ellos numerosos juristas, médicos y astrólogos, pero también artesanos que hicieron posible las grandes obras, y Al-Andalus era una sociedad con un gran crecimiento urbano, como el que también experimentaron durante la segunda mitad del siglo X ciudades como Sevilla, Valencia, Denia, Tortosa y Toledo.

«Mientras más se investiga, más asombra la complejidad del Califato Omeya», ha confesado Manzano Moreno al afirmar que los reinos cristianos no alcanzaron un desarrollo semejante, como tampoco lo hicieron las ciudades cristianas de Barcelona, León o Pamplona.

El Califa disponía de un grupo de visires, cada uno de los cuales disponía de un cometido específico con responsabilidades bien delimitadas, la administración y la fiscalidad estaban centralizadas y había un poder judicial bien definido, del que dependía, entre otras tareas, la inspección de los mercados.

«Córdoba fue una sociedad multicultural y en ese tipo de comunidades las gentes interactúan, los cristianos traducen al árabe los Evangelios y los judíos asimilan la cultura árabe», según Manzano Moreno, quien ha advertido que «también existían los esclavos y las mujeres estaban excluidas de los espacios públicos».

El historiador cree «un error» considerar que aquella convivencia o coexistencia pueda servir de ejemplo para el presente porque se trata de situaciones históricas no equiparables y porque, entonces, tanto cristianos como judíos tenían un estatus social inferior a los musulmanes.

Manzano Moreno ha descrito la Corte del Califa como «un lugar muy ordenado, en el que todo era registrado, con protocolos muy bien establecidos; pero por debajo estaba la realidad de las luchas de poder y una Administración con muchos problemas, como el de los recaudadores de impuestos que pedían más de la cuenta», llevados por la corrupción.

A diferencia de su padre y del posterior Almanzor, al-Hakam II optó por la diplomacia con los reinos cristianos para preservar la paz en el interior de Al-Andalus, aunque desarrolló campañas militares en el norte de África.

También fue un hombre extraordinariamente culto que poseyó una gran biblioteca con obras de autores judíos, preocupado por contribuir a la prosperidad de sus súbditos y por su sucesión, ya que, aquejado de mala salud, no pudo evitar que su hijo fuese califa siendo menor de edad, lo que supuso una irregularidad y uno de los elementos disolventes del periodo omeya, que duró casi cien años.

Fuente: EFE y diario Vasco

Mariano Bertuchi Nieto

Mariano Bertuchi Nieto (Granada, 6 de febrero de 18842​ – Tetuán, 20 de junio de 1955) fue un pintor español que desarrolló la parte más relevante de su carrera profesional en el protectorado español de Marruecos. Se le considera el pintor por antonomasia del protectorado, así como el responsable de fijar la imagen de Marruecos en España a partir de mediados del siglo XX. Además de pintor, fue también funcionario con amplias responsabilidades en la gestión cultural dentro de la administración colonial española en Marruecos. En 1928 fue nombrado inspector jefe de los servicios de Bellas Artes del Protectorado y se estableció en Tetuán, donde permanecería hasta su muerte. También dirigió e impulsó diversas instituciones culturales y de conservación del patrimonio, como el Museo Marroquí (hoy Museo Etnológico de Tetuán), la Escuela de Artes Marroquíes o la Escuela Preparatoria de Bellas Artes, hoy Instituto Nacional de Bellas Artes, en la misma ciudad. Su labor como funcionario colonial fue trascendental en las labores culturales del Marruecos español. Continue Reading








JOSÉ MARÍA MOYA RIVAS

Nació en Alcolea en 1887, en el seno de una familia humilde, y falleció en 1957. A los quince años escribía versos y a los dieciocho empezó, a publicar artículos en periódicos y revistas bajo el seudónimo «El hombre gris«. Fue redactor del periódico almeriense «La Crónica meridional» y del «Diario de Almería» y colaborador en otros medios, así como en «La voz de España» de Brasil. Continue Reading








Cobertizo Viejo, La Zubia | Zawiya | زاوية

La zawiya de Darabenaz contaba con una almunia, una necrópolis, varias casas y un morabito. La almunia del siglo XIII, tras la conquista castellana pasó a manos del marqués del Cenete. Se convirtió en una casa palacio que, posteriormente, abandonó para trasladarse al Castillo de la Calahorra. Esta almunia es actualmente la Casa de la Marquesa. Continue Reading








Al Mutamid, el príncipe de los poetas

Probablemente la vida de Al Mutamid sea una de las más interesantes que nos ha dejado la historia de Al Andalus, hijo de Al Mutadid, emir que hacía cestas y floreros con los cráneos de sus enemigos, heredó antes que la Taifa de Sevilla el amor por la poesía convirtiéndose en mecenas y protector de varios intelectuales y poetas que le demostraban su talento.


Continue Reading








Trevélez

Trevélez es uno de los pueblos que se conocen algo de la ciudad de Granada. Es un pueblo pequeñito, de unos 900 habitantes, lo que le hace ser muy acogedor y casi todas las familias que viven en el pueblo se conocen y ayudan (para qué negarlo, también se cotillea más). Continue Reading








Santander, La Torre del Oro

La gran gesta que narramos hoy se remonta a los tiempos de la conquista cristiana de Sevilla por parte de Fernando III, apodado el Santo, situándonos en el año de 1248. Tenían los castellanos -desde verano del año anterior- completamente cercada Isbiliya por todos sus lados, situándose los campamentos cristianos desde la actual Barqueta hasta Tablada, pero el largo asedio no se conseguía traducir en la rendición musulmana de la joya del sur peninsular, Isbiliya. Continue Reading








Nisá al-Ándalus

Casa Árabe inaugurará el día 8 un ciclo de conferencias sobre las mujeres de al-Ándalus, inaugurará en su sede de Córdoba el jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el ciclo de conferencias titulado ‘Nisá al-Ándalus: Reflexiones históricas sobre las mujeres en al-Ándalus‘, que se prolongará hasta el 15 de noviembre con un total de 12 conferencias, impartidas por expertas en la materia, estando previsto que a la inauguración asista la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio. Continue Reading








La cerámica Andalusí

Evolución y puente entre civilizaciones, Andalucía necesita una dirección espiritual, una orientación política, un remedio económico, un plan de cultura y una fuerza que apostole y salve”, en un mundo donde el caos y la barbarie está a la orden del día, la cerámica Andalusí trae una luz la cual ciega a los enemigos de las civilizaciones, de la tolerancia y los pueblos así como el progreso material-espiritual.

Continue Reading








Translate »