info@almusafir.es +34 612 258 388

Cómo hacer que las maletas pesen menos

especialmente, cuando comienzas a hacer las maletas. Con el follón que hay ahora con esto de que no te puedes pasar ni un gramo del peso y que tienes que pagar por una segunda maleta, hay que hacerla a conciencia para poder aprovechar al máximo todo el espacio y llevar cuanto menos mucho mejor. Toma nota de los siguientes consejos para que la maleta pese menos:

– Antes de hacer infórmate de si donde te vas a alojar hay útiles de aseo (casi todos los hoteles desde 3 estrellas lo tienen) o si te ofrecen toallas para la playa o piscina, algo que ya suelen hacer casi todos los hoteles en grandes destinos de sol. Con eso te ahorrarás mucho espacio, ya que especialmente las toallas ocupan y pesan bastante.

– Prepara la ropa de acuerdo a la temporada en la que estás y no mezcles varias. Está bien que aunque sea verano lleves una chaquetita por si una noche refresca, pero no hace falta que lleves cuatro.

– Lleva prendas que sean en colores que puedes combinar fácilmente para que con pocas puedas conseguir varios estilos.

– Lleva la ropa justa y necesaria, normalmente es un pantalón para cada dos días, dos pares de zapatos y una camiseta para cada día. Esto es mucho menos si vas a únicamente con la intención de estar todo el día en una piscina o en la playa ya que podrás llevar el mismo pareo, vestido o bermudas todos los días.

– Haz una lista con todas las cosas que vas a llevar para tenerlo todo controlado y analizar si realmente es indispensable.

– Si tienes que llevar cosas pesadas procura llevarlas de mano. Por ejemplo, si vas a llevar un abrigo llévalo de mano para que no te ocupe espacio en la maleta.

– Ten en cuenta que allá donde vayas hay una lavandería, así que puedes prescindir de alguna prenda ya que podrás lavar las que lleves y volver a ponértelas sin ningún problema.

– Por último, ten en cuenta que si te quedas corto de ropa siempre puedes comprarte algo en destino, mientras que si llevas de más ocuparás mucho espacio y no la utilizarás.
————————————————————————

 

Cómo hacer las mejores fotos en un viaje

que haces y que quedarán para el recuerdo. Sin embargo, muchas veces vamos a hacer fotos y no tenemos todo preparado o no sabemos cómo hacer la foto que queremos hacer para que salga perfecta. Te daré unos consejos para que consigas hacer las mejores fotos en tu viaje:

– Elige una cámara que sea cómoda y fácil de manejar. Además, procura que la batería sea de larga duración o lleva una de repuesto para que no te quedes sin ella cuando quieres seguir haciendo fotos. Si la cámara funciona con pilas es recomendable llevar como repuesto el doble de las que necesita.

– Comprueba la tarjeta de memoria antes de salir y si tienes fotos descárgalas para tener todo el espacio disponible. Es recomendable que lleves una de repuesto por si terminas la otra o por si se te estropea.

– Para hacer la foto ten en cuenta todos los detalles que hay en el fondo para hacerla lo más bonita posible, ya que además de que salga una persona en ella lo más importante es poder retratar el paisaje que tiene detrás.

– Hoy en día todas las cámaras tienen ya opciones manuales además del automático, así que procura elegir la opción adecuada para cada fotografía, no tardas nada en ponerla y sacarás la mejor foto posible. Puedes hacerla especial si es un retrato, un paisaje, si son deportes…

– Ten mucho cuidado en los espacios abiertos si hay sol o en los cerrados si hay mucha luz, debes ponerte siempre de manera que no estés de frente para que no haya destellos y no salga mal la foto.

– Cuando ya las tengas y estés de vuelta en casa, descárgalas, organízalas y retoca aquellas que sean necesarias, para lo cual hay muchos programas que puedes utilizar y con los que puedes quitar los ojos rojos, dar un poquito más de luz o quitarle algo de brillo.

————————————————————————-

 

Consejos para viajar en coche

Para ir a tu lugar de vacaciones tienes varios medios de transporte, como puede ser el avión, el coche o el tren. El que elijas dependerá seguramente de la distancia y de las comodidades que quieras tener, además de tu preferencia por uno u otro. Si vas a realizar el tuyo en coche, te daré unos consejos para que puedas hacerlo de la forma más cómoda posible:

– La mayor ventaja que tiene viajar en coche es que tú decides la ruta que vas a hacer y los horarios que más te convienen. En cuanto a esto, procura realizar la salida en un horario que no coincida con el de mayor flujo de vehículos para que no tengas que hacer mucha cola.

– Lo primero que tienes que hacer es organizar el recorrido y las paradas que vas a realizar para poder así completar la ruta y tenerlo todo bien preparado. Debes tener en cuenta que probablemente te surgirán visitas por el camino que no tenías pensado, así que pon un margen de tiempo más amplio para cada trayecto.

– Llévate un mapa actualizado de los lugares que quieres visitar, además de un GPS en el coche para poder conocer con exactitud las distancias entre cada punto.

– Si vas a hacer una ruta por varias ciudades, ten en cuenta la distancia entre todas ellas y el tiempo que te llevará en realizar cada trayecto. Organízalo siempre de manera que de una parada a otra siempre sea el menor tiempo posible.

– A la hora de reservar un hotel es muy importante que sepas si tiene garaje o aparcamiento para que puedas dejar el coche. Si no lo tuviera, infórmate de si es muy complicado aparcar en esa zona, ya que no es nada cómodo tener que caminar mucho para ir al hotel ni tampoco es plan que lo dejes toda la noche en un parking de pago.

– No te cierres en banda al plan que tienes programado. Aunque tengas claro los lugares que quieres visitar en cada ciudad, pregunta siempre a los habitantes para saber si te hacen alguna recomendación especial. Muchas veces nos quedamos sin descubrir lugares espectaculares por ir únicamente a los sitios que vienen en las guías, especialmente en lo que a sitios donde comer.

– No te olvides de hacerle una revisión a tu vehículo unos días antes para asegurarte de que todo está bien, especialmente para ir con mayor seguridad y para evitar sorpresas.

– Lleva una lista con datos de interés como pueden ser la dirección de la oficina de turismo de cada ciudad, el teléfono de tu seguro, dónde están las gasolineras más cercanas en tus trayectos, el teléfono de los hoteles donde te vas a hospedar…

Consejos para viajar a Marruecos sin Estres

No todos los viajeros son amantes de viajar. Sí, suena contradictorio, pero muchas personas ansían conocer lugares nuevos y vivir la experiencia de disfrutar de nuevos destinos, pero el viaje en sí los abruma. Los pasajes, el plan de viaje, el equipaje, los mil y un detalles necesarios para un viaje, son cosas que pueden estresar hasta al viajero más dispuesto.

Pasaporte
Si existe en tus planes hacer un viaje al exterior alguna vez, tramita tu pasaporte ahora. No esperes a tener la fecha de vuelo o a cuando comiences a idear el viaje: ese trámite muchas veces tarda en realizarse, y estarás más tranquilo si ya cuentas con tu pasaporte hecho.

Equipaje
Además de tu maleta, el mejor consejo es tener un equipaje de mano con ruedas para moverlo con facilidad, de tamaño suficiente como para tener todas tus cosas importantes en el avión, bus o tren. Los imprevistos pueden suceder, pero si te has asegurado de tener un equipaje de mano con todas las cosas importantes (ropa, elementos de higiene, computadora personal, entre otras) estarás mejor preparado para cualquier eventualidad de pérdida de equipaje.

Plan de respaldo
Piensa en un plan de respaldo siempre que viajes en avión, tren o bus. Eso incluye anotarte los horarios de otros vuelos o viajes con el mismo destino, o itinerarios con escalas que te lleven al mismo lugar. En caso de vuelos cancelados o reprogramados, te sentirás mucho más preparado si sabes cuáles son tus opciones alternativas en lugar de desesperarte por no saber qué hacer una vez allí.

Seguros de viaje
Existe una variedad de ofertas de asistencia para viajeros que incluyen cobertura médica básica y seguros por cancelación. Considera comprar los boletos que ofrezcan esas opciones, sobre todo si viajas con tu familia, para tener cubierto cualquier imprevisto.

Itinerario
Tómate el trabajo de anotar en un cuaderno que lleves contigo todo el itinerario de viaje incluyendo paradas, trasbordos, horarios, tiempos de espera y el camino a tomar una vez que llegues a destino. Tener esta información organizada te quitará estrés y ansiedad.

Preparativos por adelantado
Cualquier cosa que puedas hacer antes de los días alrededor del viaje, hazla: imprimir los boletos, hacer el check-in online, preparar las etiquetas del equipaje, averiguar sobre beneficios de viajero frecuente, anotar números de emergencia, hacer copias de documentos personales para llevar. Todas esas cosas puedes prepararlas con antelación y así evitarte el estrés del día previo al viaje.

Chequeos de seguridad
Averigua cuáles son las especificaciones de los chequeos de seguridad en los aeropuertos por los que pases: los websites de las aerolíneas suelen ofrecer datos sobre las cosas que no pueden ir contigo en el avión para evitar perder tiempo en ese momento. Usa un equipaje de mano con bolsillos externos para colocar las cosas que debas quitarte para el chequeo de seguridad, e incluso planea no llevarlas encima.

Llegar temprano
Nunca está de más recordar que llegar temprano a los puntos de partida como aeropuertos siempre es la mejor opción. Estar cerca del mostrador de salida también te permitirá estar atento a cualquier cambio.

———————————–

 

Ahorrar en el viaje en coche

 

A plicar una serie de sencillas técnicas al volante permite reducir el gasto en combustible en torno a un 15%. Cada detalle cuenta, pero, ¡ojo!, nunca en detrimento de la seguridad.

 

» ARRANQUE. Para arrancar el coche no hace falta acelerar, basta con girar la llave de contacto. Son las primeras gotas de ahorro.

 

» CAMBIO DE MARCHAS. En los modelos manuales, y si lo que se busca es consumir lo menos posible, la primera velocidad solo debe utilizarse para iniciar la marcha: insertar la segunda enseguida, a los pocos metros. El objetivo es utilizar la marcha más larga posible en cada situación para mantener el motor bajo de revoluciones. En los coches de gasolina se puede cambiar a unas 2.500 vueltas, o cerca de 3.000 a partir de cuarta; en los turbodiésel bastan unas 1.500 para cambiar en las marchas cortas y unas 1.800 o 2.000 en las largas.

 

» APROVECHAR LA INERCIA. La idea es anticiparse y dejar de acelerar si se ve que luego hay que parar. Por ejemplo, al aproximarnos a vehículos más lentos, a una retención o a un peaje. En este último caso, se puede dejar de acelerar unos 400 metros antes y alcanzar la caseta de pago a vela. Y después, a la salida, nada de aceleraciones bruscas: es mejor ganar velocidad poco a poco y de forma progresiva e ir enlazando las marchas sin prisas.

 

» SUBIDAS. En las subidas es mejor acelerar un poco más en el tramo llano previo e iniciar la pendiente con algo más de ritmo para no tener que presionar más el acelerador mientras se corona el repecho.

 

» BAJADAS. Desacelerar por completo para aprovechar la inercia. Pero no poner punto muerto, por seguridad y porque se consume más. En casi todos los modelos, al levantar el pie con una marcha insertada el consumo es casi cero, porque la inyección corta el flujo de combustible y las ruedas giran impulsadas por el propio movimiento del coche. Al rodar en punto muerto, la mecánica interpreta que está al ralentí, no corta la inyección y se gasta carburante. Puede hacer la prueba con el indicador de consumo instantáneo: al desplazarse con la inercia y una velocidad puesta, marcará 0,0 litros, pero al poner punto muerto subirá a unos 0,2 o 0,3 litros.

 

» ATASCOS. Muchos modelos modernos incluyen el sistema start & stop, que apaga el motor cuando el coche está detenido y vuelve a arrancarlo automáticamente al reiniciar la marcha. Así no se consume si no hay movimiento. En los vehículos que no cuenten con este dispositivo, el conductor puede apagar el propulsor para conseguir el mismo efecto en las retenciones de autopista o en las colas de los peajes. Compensa si va a estar detenido más de medio minuto.

 

» NEUMÁTICOS. La presión de las ruedas resulta determinante en el consumo. Si se hinchan los neumáticos un poco más de lo que indica el manual del coche, en torno a dos o tres décimas, se reducirá su superficie de contacto con el asfalto y el rozamiento, y se ahorrarán así hasta 0,2 litros cada 100 kilómetros. Puede ponerse, por ejemplo, la presión que recomienda el fabricante para máxima carga. No conviene sobrepasarla. Si las ruedas están ya al final de su vida útil y toca cambiarlas, puede ser una buena ocasión para instalar unas de baja resistencia a la rodadura, que reducen el gasto en unos 0,2 litros cada 100 kilómetros.

 

» CLIMATIZACIÓN. El aire acondicionado roba unos 8 CV de potencia al motor y aumenta el gasto de combustible alrededor de 0,5 litros. Siempre que el calor lo permita, desconectarlo ayuda a mejorar la eficiencia. No compensa abrir las ventanillas para no encender el climatizador, porque el aire que entra en el habitáculo frena el avance del vehículo y provoca un incremento del consumo mucho mayor que el de utilizar el aire acondicionado. Y es que al rodar en autopista a 120 km/h, ir con las ventanillas abiertas eleva el gasto más de un litro cada 100 kilómetros. La resistencia térmica trasera, que sirve para desempañar la luneta posterior, es otro accesorio que precisa energía del propulsor y puede incrementar el gasto, de media, en medio litro. Como alternativa, en la mayoría de ocasiones basta con abrir las ventanillas momentáneamente para desempañar el cristal. Conviene hacerlo en los tramos de baja velocidad. Si no queda otra que hacerlo en autopista, abrir las ventanas solo un dedo.

 

» EQUIPAJES EN EL TECHO. La aerodinámica es otro de los factores que más influyen en el consumo de un automóvil. Por ello, hay que evitar llevar equipajes y bultos en el techo, porque frenan el avance del vehículo. Un objeto grande y cuadrado, como una caja, puede incrementar el gasto más de un litro cada 100 kilómetros. Si el maletero no da más de sí y resulta imprescindible colocar equipajes arriba, conviene ponerlos de la forma más aerodinámica posible. En el caso de las bicicletas, lo mejor es fijarlas en la parte trasera exterior del coche y utilizar un sistema de anclaje específico.

———————————

Con Bebes

 

Dicen que cuando comienzas a formar una familia se acaban los viajes y la vida que llevabas. Que sepas que eso no tiene por qué ser así. Si siempre te ha gustado viajar no te preocupes porque podrás seguir haciéndolo y tu bebé no tiene por qué ser un inconveniente. Lo único que tienes que hacer es tomar algunas precauciones para enfrentar cualquier posible imprevisto.

Los destinos más recomendables para viajar con niños menores de un año son Sudáfrica o Sudamérica. La razón es muy sencilla: el clima. Mientras que tu bebé se mantenga en una temperatura óptima y esté bien hidratado no habrá problema. Por eso lo mejor son estas zonas del mundo donde el clima es más cálido y no hace tanto frío.

Además a día de hoy hay un montón de facilidades para viajar con bebés. Por ejemplo, para los viajes en avión su billete sale gratis. Mientras que elijas un destino con garantías de salubridad e higiene, y en el que haya centros médicos por si sucediera algo no tiene por qué haber ningún problema.

Antes de partir prepara bien todo lo que vayas a necesitar para un cuidado apropiado de tu bebé. Lleva todo lo que puedas por cualquier cosa que pudiera pasar. No te olvides de llevar un botiquín, pañales de sobra, su comida, agua mineral y que no falten sus juguetes. Teniendo en cuenta todas estas cuestiones que te hemos planteado en el artículo, no tiene por qué suponer un problema el hecho de tener un bebé. Si quieres puedes viajar incluso saliendo de tu ciudad o país.

Viajar a Marruecos

Viajar a Marrakech

Alojarse en un Riad

 

 

************ Consejos para esquiadores *************

Es ahora cuando debes empezar a planear tus vacaciones de invierno. Si quieres unirte a la moda de ir a esquiar a Marruecos pero nunca lo has hecho, te daré unos cuantos consejos para esquiadores principiantes para que no te surja ningún problema y puedas tenerlo todo previsto.

Toma nota:

– Preparación: Antes del viaje necesitas ponerte en forma para poder estar a tono y no cansarte demasiado cuando comiences a esquiar, algo que además te dejará sin fuerzas a mitad del día. Si no sueles hacer mucho ejercicio, unas semanas antes del viaje comienza a practicar deportes que te ayuden a trabajar el equilibrio, la fuerza y la coordinación.

– Hidratación: Bebe mucha agua ya que al estar a una altitud muy importante la deshidratación es mucho más rápida. Procura no tomar bebidas alcóholicas ya que te deshidratas antes, especialmente durante el día ya que por la noche sí podrás tomarte un par de copitas, pero evita la cervecita de la comida.

– Normativa: Debes hacer caso absolutamente a todas las normas que te encuentres en el complejo en donde te alojes, y muy especialmente a todas aquellas que están sobre las pistas y que muestras los lugares idóneos para cada nivel de esquiador. No te metas por lugares no recomendados por mucho que quieras descubrir paisajes nuevos, piensa que si están cerrados al paso es por algo.

– Aprendizaje: No tengas prisa por aprender y ve paso a paso. Está claro que tirarse por las pistas más grandes en plan profesional es algo que quieren hacer todos los esquiadores, pero has de tener el nivel adecuado ya que no solo podrías hacerte daño tú sino que al entorpecer a los que sí saben ir por ahí puedes provocar otros accidentes. No vayas a esquiar por zonas con árboles, ésto déjalo para cuando hagas una excursión con algún guía.

– Indumentaria: Tienes que hacerte con toda la indumentaria reglamentaria para esquiar y que pasa por los esquíes, el casco y la ropa adecuada, además de guantes y otros accesorios que sí son opcionales.

– Usuarios: Ten mucho cuidado con los demás esquiadores y ten en cuenta que los que van delante de tí siempre tienen prioridad. Si ves que tienes mucha gente detrás no te entretengas mucho con zigzags ya que podría influir en lo que ellos quieren hacer al no poder saber hacia dónde vas tú. Cuando vayas a lanzarte a la pista mira bien en todos los sentidos para saber que no te vas a chocar con nadie y que no vas a entorpecer el paso a los que ya están en ella.

************ Consejos para viajar en familia *************

Irse de viaje en familia es una de las mejores opciones que existen. De hecho, es lo que la mayoría de la gente hace para disfrutar de tiempo de calidad con todos los cercanos y los que quieren. Pero para que las vacaciones sean lo suficientemente amenas es importante seguir estos consejos y todo irá perfectamente bien.

1. Ten una buena actitud respecto al viaje. Esto es importante en esto en y toda la vida porque si crees que saldrá mal, así será entonces. Trata todo como una aventura, de esta forma si algo va un poco mal, según tu punto de vista, solo será una historia más que contar y no un recuerdo malo.

2. Solo empaca las cosas adecuadas. No es necesario llevar demasiadas maletas con cosas que nunca usarás en el viaje, pero sí lo necesario como por ejemplo un paquete de primeros auxilios, ropa, un poco de comida que no se dañe y agua, lo que es muy importante.

3. Ahorra un poco de dinero en viajar. Esto parece difícil de hacer pero no es así. Trata de conseguir ofertas en hoteles y en los pasajes de viaje yendo durante épocas donde la cantidad de gente que viaja es menor. Es un buen consejo especialmente si viajes varias veces al año.

 

Tarjetas SIM internacionales, para recibir llamadas en nuestro móvil gratis cuando viajamos

Como algunos sabéis, estoy esta semana en el World Travel Market en Londres, la feria de turismo más grande de Europa.

Y una de las cosas que más me ha llamado la atención es la presencia de varias empresas dedicadas a la venta de tarjetas SIM internacionales, tarjetas para nuestros teléfonos que nos permiten viajar por el mundo recibiendo llamadas a coste cero.

No solo eso, sino que las tarifas de llamadas son más razonables en casi todos los casos que las de nuestras operadoras nacionales.

Y lo más importante en mi caso: con tarifas de datos en roaming razonables, de alrededor de 1,5 euros al día por bloques de 10 Mbs.

Las compañías que he visto que proveen estos servicios son:

TravelSIM

Compañía que vende tarjetas SIM con un número de Estonia. Ese creo que es su inconveniente principal, que todavía no tienen números de otros países. Así que la gente te tiene que llamar a ese número Estonio estés donde estés.

Toggle Mobile

Otra empresa que promete llamadas entrantes gratuitas en 120 países. En el caso de Toggle tienen un sistema muy interesante por el que te dan hasta 9 números de teléfonos locales para que la gente te llame a tu número Español o Francés sin incurrir en costos extras. Y las tarifas parecen más competitivas que TravelSIM al menos en voz.

Tengo un par de SIMs de cada una de estas empresas, que empezaré a probar ahora mismo y os prometo un análisis detallado de resultados en los próximos días. Me parece que estas tarjetas SIM internacionales tienen un futuro prometedor, sobre todo para los viajeros, mientras nuestras operadoras nacionales estén empeñadas en cobrarnos una fortuna por nuestras llamadas y nuestros datos cuando estamos en itinerancia.

 

 

Después de toda la planificación RTW que haces por qué llevar y dónde ir, están los gastos innecesarios que quedan que mucha gente se olvide de incluir en su presupuesto de viaje : seguro de viaje es uno de ellos.

También es una de las cosas que pueden ser tanto caro super, o apenas perceptible en el presupuesto general – pero no dejes que el precio completamente decidir qué compañía que usted elija – se trata de la cobertura que usted consigue para su dinero.

Así que la hora de buscar un seguro de viaje , también mirar a los datos para averiguar lo que realmente cubra. Si algo le sucede a usted mientras usted está viajando alrededor del mundo, tiene que ser cubierto!

Antes de buscar a otras empresas para proporcionar un seguro de viaje internacional, consulte a su hogar y seguro de contenido para ver si le pueden ofrecer una oferta barata como un bono adicional a su seguro de hogar existente.

Aquí está una lista de comprobación de viajes para las cosas básicas que usted debe asegurarse de que comprende:

Los países que está visitando: Esto es muy importante. Usted no quiere que haber comprado un seguro de viaje para Europa, romperse una pierna en Suiza y darse cuenta de que no cubría ese país.

Perdidos, robados o dañados, incluyendo la electrónica: Pero asegúrese de guardar los recepits para ellos, de lo contrario no recibirá el dinero de vuelta!

Gastos médicos en el extranjero / hospital: Lea la letra pequeña aquí, porque a menudo es limitado y hay muchas excepciones

Los gastos de transporte a casa en caso de emergencia personal

Los reembolsos por cambio de reserva vuelos cancelados y alojamientos

24-horas de asistencia de emergencia del teléfono (que desea ser capaz de contactar con ellos en todo momento)

Cobertura de responsabilidad civil en caso de daños a la propiedad o lesiones de 3 ª parte

La duración total del viaje

Si la compañía de seguros cubre todo esto por un monto razonable, usted debería ser capaz de ahorrar algo de dinero mientras que al mismo tiempo mantener la seguridad en su viaje si algo sucede.

 

Cuando viajamos queremos pasar por las Máquinas etiquetadoras rápidamente y acomodarnos en nuestro asiento, sin preocuparnos de nada. Eso es lo que queremos pero no sucede tan a menudo, siempre estamos pendientes de saber si hemos asegurado lo suficiente nuestro equipaje y pensando en que no ocurra nada que nos haga perderlo. Aunque ya sabemos que eso no es algo que suceda ya tanto hoy en día.

Hay que tomarse tiempo para los previos de viaje como es, facturar el equipaje. Identificar claramente nuestro equipaje colocándole una etiqueta con código, nombre, dirección, destino, etc. Hay que cuidar que la etiqueta se adhiera bien e incluir dos, para evitar que se caigan con el manipuleo del equipaje durante el traslado.

Ya sabemos que el equipaje en la banda transportadora, puede ser realmente difícil de encontrar, por ello es importante, colocar en su parte visible algo que lo identifique de lejos, así no pasarás largo rato tratando de encontrarlo entre otros que pueden ser similares. Un pañuelo o un adhesivo funcionarán bien.

El plástico adhesivo de los aeropuertos, es perfecto para proteger nuestro equipaje, protege de posible de accidentes como que se moje cuando es trasladada fuera del aeropuerto hacia el avión y llueve, además de esto hay que tener presente que el candado es lo máximo en seguridad, así que no debemos olvidarnos de ello y claro eso no implica llevar en el equipaje cosas de mucho valor o que nos son imprescindibles como las medicinas, debemos incluirlas en nuestro equipaje de mano, así las tenemos al alcance si se pierde nuestro equipaje, o si debemos esperar muchas horas para volar porque se retrasa el vuelo.

Y como siempre, una persona previsora suscribirá un seguro de viaje para su equipaje, no tenemos control sobre él y en ocasiones pueden surgir muchas cosas que nos hagan lamentar su pérdida, pero aunque nadie quiere perder su equipaje, prevenirlo es una buena idea con el seguro que cubrirá la misma y sin duda nos sacará de una mala situación.

 

 

Derechos de los viajeros ante los retrasos de las compañías aéreas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha confirmado que todos los pasajeros de vuelos que hayan sufrido un retraso de tres o más horas, tienen derecho a recibir compensación a tanto alzado de la compañía aérea siempre que este retraso no se deba a circunstancias extraordinarias.

Este fallo se refiere a dos casos, el primero es el de un litigio entre unos pasajeros y la compañía aérea Lufthansa sobre un retraso de más de 24 horas y el segundo a la demanda de TUI Travel, easyJet, British Airways y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, quienes pedían a la autoridad británica de aviación civil que no les obligase a la compensación por estos retrasos.

Asimismo la sentencia rechaza los recursos presentados por las compañías, confirmando la jurisprudencia anterior según la cual, el principio de igualdad y de trato exige que se considere que todos aquellos pasajeros de vuelos que hayan sufrido retrasos se encuentran en la misma situación que los pasajeros de vuelos cancelados en el último minuto.

Según la normativa europea, los pasajeros de vuelos cancelados tienen derecho a una compensación cuando sufran una pérdida de tiempo igual o superior a tres horas, el Tribunal de Justicia afirma que todos los pasajeros de vuelos retrasados pueden aprovecharse de ese derecho cuando llegan a su destino final tres o más horas de la hora de llegada prevista por la compañía aérea.

 

Viajar en avión, es para los viajeros una de las más gratificantes experiencias, aunque en algunas oportunidades, no todo sale como uno espera y la experiencia puede tornarse una pesadilla.

Al respecto, hay una serie de consejos útiles a seguir, para que tu viaje en avión, sea lo más placentero posible, además de por supuesto, tener en cuenta ciertos aspectos para evitar la ansiedad al volar.

Toma nota a las siguientes recomendaciones.

Recuerda llevar toda tu documentación: esto incluye billete de vuelo, pasaporte en regla, documento o cédula de identidad, etc.

Retraso o cancelación en la salida de los vuelos: siempre antes de dirigirte al aeropuerto, haz una llamada a la compañía aérea para confirmar de que no haya ningún retraso o cancelación en tu vuelo.

Artículos y alimentos a trasladar: tener en cuenta los artículos y alimentos permitidos y los prohibidos, para no tener inconvenientes ni demoras innecesarias.

Traslado de animales de compañía: si viajas con perros o con gatos, debes llevar certificado del veterinario, microchip de identificación y tener el carnet sanitario con la vacuna antirrábica al día.

Además de éstas, existen algunas recomendaciones con respecto a tu bienestar físico cuando viajas en avión, ellas son:

Caminar de tanto en tanto durante el vuelo: estirar sobre todo los músculos de tus piernas, para evitar la formación de coágulos de sangre y la hinchazón en piernas, pies y tobillos.

Ropa y calzado: viaja con ropa y calzado cómodo, en lo posible con ropa de algodón y prendas sueltas que no ajusten.

Embarazadas: generalmente hasta las 28 semanas de gestación, las distintas líneas aéreas, no ponen restricciones para viajar en avión y siempre que el embarazo se desarrollo con normalidad y que tu médico lo autorice, no existe inconvenientes en que puedas volar y las recomendaciones a tener en cuenta, son muy similares a las del resto de los pasajeros.

Zumbidode oídos: para evitar que los oídos se te tapen durante el vuelo, es útil que lleves goma de mascar durante el viaje, o por lo menos que tragues saliva seguido para evitar estas molestias. En el caso de los bebés, es útil darles de mamar seguido, darles el biberón o que tengan siempre su chupete a mano.

Sequedad del ambiente: para prevenir las molestias que provoca el aire seco de la cabina, colócate lágrimas artificiales en los ojos y toma por lo menos un vaso de agua por cada hora de vuelo.

Espero que estos simples consejos, te resulten de utilidad ¡para disfrutar de tu próximo vuelo!

 

Si estamos pensando en viajar a Marruecos, es totalmente recomendable informarse acerca de la seguridad en el país. Podemos decir que no es uno de los países más conflictivos de África, aunque es cierto que debemos tener una serie de cuidados especiales en determinados momentos.

Los robos menores, sobre todo en las ciudades más grandes como Marrakech, son frecuentes. Así, como en la mayoría de ciudades del mundo, encontraremos un sinfín de carteristas, gente que intentará timar a los turistas o espontáneos guías a los que deberemos evitar para no encontrarnos luego con una tarifa demasiado elevada.

Es recomendable viajar con maletas con clave, dejándolas completamente cerradas si estamos fuera del hotel. Además, cuando nos movamos, es mejor no llevar mucho dinero encima, y si lo hacemos, mejor repartido en varios bultos por lo que pudiera pasar.

El gobierno español no da tantas alarmas a la hora de viajar a este destino, en comparación con otros vecinos. No obstante, tampoco se descarta completamente los ataques terroristas. Recordemos que los acontecimientos acontecidos durante los últimos años en el Norte de África y Oriente Medio han agitado notablemente los países de este continente. En abril de 2011, 17 personas murieron por la explosión de una bomba en una de las cafeterías-restaurantes más turísticos de Marrakech, justo en la plaza Jamaa El Fna.

Aun así, no se identifican zonas de alto riesgo, aunque deberemos evitar las zonas militares así como las partes desérticas que carezcan de señalización, evitando eso sí las partes del desierto que hagan frontera con Argelia.

Por lo demás, las precauciones que debemos tomar son las mismas que tomaríamos en cualquier otra ciudad que no sea la nuestra. No pasar por zonas poco concurridas a altas horas de la noche, intentar realizar los traslados con más de dos personas y no confiar en personas que no conozcamos de nada.

Cómo hacer que las maletas pesen menos

especialmente, cuando comienzas a hacer las maletas. Con el follón que hay ahora con esto de que no te puedes pasar ni un gramo del peso y que tienes que pagar por una segunda maleta, hay que hacerla a conciencia para poder aprovechar al máximo todo el espacio y llevar cuanto menos mucho mejor. Toma nota de los siguientes consejos para que la maleta pese menos:

 

– Antes de hacer infórmate de si donde te vas a alojar hay útiles de aseo (casi todos los hoteles desde 3 estrellas lo tienen) o si te ofrecen toallas para la playa o piscina, algo que ya suelen hacer casi todos los hoteles en grandes destinos de sol. Con eso te ahorrarás mucho espacio, ya que especialmente las toallas ocupan y pesan bastante.

 

– Prepara la ropa de acuerdo a la temporada en la que estás y no mezcles varias. Está bien que aunque sea verano lleves una chaquetita por si una noche refresca, pero no hace falta que lleves cuatro.

 

– Lleva prendas que sean en colores que puedes combinar fácilmente para que con pocas puedas conseguir varios estilos.

 

– Lleva la ropa justa y necesaria, normalmente es un pantalón para cada dos días, dos pares de zapatos y una camiseta para cada día. Esto es mucho menos si vas a únicamente con la intención de estar todo el día en una piscina o en la playa ya que podrás llevar el mismo pareo, vestido o bermudas todos los días.

 

– Haz una lista con todas las cosas que vas a llevar para tenerlo todo controlado y analizar si realmente es indispensable.

 

– Si tienes que llevar cosas pesadas procura llevarlas de mano. Por ejemplo, si vas a llevar un abrigo llévalo de mano para que no te ocupe espacio en la maleta.

 

– Ten en cuenta que allá donde vayas hay una lavandería, así que puedes prescindir de alguna prenda ya que podrás lavar las que lleves y volver a ponértelas sin ningún problema.

 

– Por último, ten en cuenta que si te quedas corto de ropa siempre puedes comprarte algo en destino, mientras que si llevas de más ocuparás mucho espacio y no la utilizarás.

————————————————————————

 

Cómo hacer las mejores fotos en un viaje

que haces y que quedarán para el recuerdo. Sin embargo, muchas veces vamos a hacer fotos y no tenemos todo preparado o no sabemos cómo hacer la foto que queremos hacer para que salga perfecta. Te daré unos consejos para que consigas hacer las mejores fotos en tu viaje:

 

– Elige una cámara que sea cómoda y fácil de manejar. Además, procura que la batería sea de larga duración o lleva una de repuesto para que no te quedes sin ella cuando quieres seguir haciendo fotos. Si la cámara funciona con pilas es recomendable llevar como repuesto el doble de las que necesita.

 

– Comprueba la tarjeta de memoria antes de salir y si tienes fotos descárgalas para tener todo el espacio disponible. Es recomendable que lleves una de repuesto por si terminas la otra o por si se te estropea.

 

– Para hacer la foto ten en cuenta todos los detalles que hay en el fondo para hacerla lo más bonita posible, ya que además de que salga una persona en ella lo más importante es poder retratar el paisaje que tiene detrás.

 

– Hoy en día todas las cámaras tienen ya opciones manuales además del automático, así que procura elegir la opción adecuada para cada fotografía, no tardas nada en ponerla y sacarás la mejor foto posible. Puedes hacerla especial si es un retrato, un paisaje, si son deportes…

 

– Ten mucho cuidado en los espacios abiertos si hay sol o en los cerrados si hay mucha luz, debes ponerte siempre de manera que no estés de frente para que no haya destellos y no salga mal la foto.

 

– Cuando ya las tengas y estés de vuelta en casa, descárgalas, organízalas y retoca aquellas que sean necesarias, para lo cual hay muchos programas que puedes utilizar y con los que puedes quitar los ojos rojos, dar un poquito más de luz o quitarle algo de brillo.

 

————————————————————————-

 

Consejos para viajar en coche

Para ir a tu lugar de vacaciones tienes varios medios de transporte, como puede ser el avión, el coche o el tren. El que elijas dependerá seguramente de la distancia y de las comodidades que quieras tener, además de tu preferencia por uno u otro. Si vas a realizar el tuyo en coche, te daré unos consejos para que puedas hacerlo de la forma más cómoda posible:

 

– La mayor ventaja que tiene viajar en coche es que tú decides la ruta que vas a hacer y los horarios que más te convienen. En cuanto a esto, procura realizar la salida en un horario que no coincida con el de mayor flujo de vehículos para que no tengas que hacer mucha cola.

 

– Lo primero que tienes que hacer es organizar el recorrido y las paradas que vas a realizar para poder así completar la ruta y tenerlo todo bien preparado. Debes tener en cuenta que probablemente te surgirán visitas por el camino que no tenías pensado, así que pon un margen de tiempo más amplio para cada trayecto.

 

– Llévate un mapa actualizado de los lugares que quieres visitar, además de un GPS en el coche para poder conocer con exactitud las distancias entre cada punto.

 

– Si vas a hacer una ruta por varias ciudades, ten en cuenta la distancia entre todas ellas y el tiempo que te llevará en realizar cada trayecto. Organízalo siempre de manera que de una parada a otra siempre sea el menor tiempo posible.

 

– A la hora de reservar un hotel es muy importante que sepas si tiene garaje o aparcamiento para que puedas dejar el coche. Si no lo tuviera, infórmate de si es muy complicado aparcar en esa zona, ya que no es nada cómodo tener que caminar mucho para ir al hotel ni tampoco es plan que lo dejes toda la noche en un parking de pago.

 

– No te cierres en banda al plan que tienes programado. Aunque tengas claro los lugares que quieres visitar en cada ciudad, pregunta siempre a los habitantes para saber si te hacen alguna recomendación especial. Muchas veces nos quedamos sin descubrir lugares espectaculares por ir únicamente a los sitios que vienen en las guías, especialmente en lo que a sitios donde comer.

 

– No te olvides de hacerle una revisión a tu vehículo unos días antes para asegurarte de que todo está bien, especialmente para ir con mayor seguridad y para evitar sorpresas.

 

– Lleva una lista con datos de interés como pueden ser la dirección de la oficina de turismo de cada ciudad, el teléfono de tu seguro, dónde están las gasolineras más cercanas en tus trayectos, el teléfono de los hoteles donde te vas a hospedar…

 

Consejos para viajar a Marruecos sin Estres

No todos los viajeros son amantes de viajar. Sí, suena contradictorio, pero muchas personas ansían conocer lugares nuevos y vivir la experiencia de disfrutar de nuevos destinos, pero el viaje en sí los abruma. Los pasajes, el plan de viaje, el equipaje, los mil y un detalles necesarios para un viaje, son cosas que pueden estresar hasta al viajero más dispuesto.

Pasaporte

Si existe en tus planes hacer un viaje al exterior alguna vez, tramita tu pasaporte ahora. No esperes a tener la fecha de vuelo o a cuando comiences a idear el viaje: ese trámite muchas veces tarda en realizarse, y estarás más tranquilo si ya cuentas con tu pasaporte hecho.

Equipaje

Además de tu maleta, el mejor consejo es tener un equipaje de mano con ruedas para moverlo con facilidad, de tamaño suficiente como para tener todas tus cosas importantes en el avión, bus o tren. Los imprevistos pueden suceder, pero si te has asegurado de tener un equipaje de mano con todas las cosas importantes (ropa, elementos de higiene, computadora personal, entre otras) estarás mejor preparado para cualquier eventualidad de pérdida de equipaje.

Plan de respaldo

Piensa en un plan de respaldo siempre que viajes en avión, tren o bus. Eso incluye anotarte los horarios de otros vuelos o viajes con el mismo destino, o itinerarios con escalas que te lleven al mismo lugar. En caso de vuelos cancelados o reprogramados, te sentirás mucho más preparado si sabes cuáles son tus opciones alternativas en lugar de desesperarte por no saber qué hacer una vez allí.

 

Seguros de viaje

Existe una variedad de ofertas de asistencia para viajeros que incluyen cobertura médica básica y seguros por cancelación. Considera comprar los boletos que ofrezcan esas opciones, sobre todo si viajas con tu familia, para tener cubierto cualquier imprevisto.

 

Itinerario

Tómate el trabajo de anotar en un cuaderno que lleves contigo todo el itinerario de viaje incluyendo paradas, trasbordos, horarios, tiempos de espera y el camino a tomar una vez que llegues a destino. Tener esta información organizada te quitará estrés y ansiedad.

 

Preparativos por adelantado

Cualquier cosa que puedas hacer antes de los días alrededor del viaje, hazla: imprimir los boletos, hacer el check-in online, preparar las etiquetas del equipaje, averiguar sobre beneficios de viajero frecuente, anotar números de emergencia, hacer copias de documentos personales para llevar. Todas esas cosas puedes prepararlas con antelación y así evitarte el estrés del día previo al viaje.

 

Chequeos de seguridad

Averigua cuáles son las especificaciones de los chequeos de seguridad en los aeropuertos por los que pases: los websites de las aerolíneas suelen ofrecer datos sobre las cosas que no pueden ir contigo en el avión para evitar perder tiempo en ese momento. Usa un equipaje de mano con bolsillos externos para colocar las cosas que debas quitarte para el chequeo de seguridad, e incluso planea no llevarlas encima.

 

Llegar temprano

Nunca está de más recordar que llegar temprano a los puntos de partida como aeropuertos siempre es la mejor opción. Estar cerca del mostrador de salida también te permitirá estar atento a cualquier cambio.

 

———————————–

 

Ahorrar en el viaje en coche

A plicar una serie de sencillas técnicas al volante permite reducir el gasto en combustible en torno a un 15%. Cada detalle cuenta, pero, ¡ojo!, nunca en detrimento de la seguridad.

» ARRANQUE. Para arrancar el coche no hace falta acelerar, basta con girar la llave de contacto. Son las primeras gotas de ahorro.

» CAMBIO DE MARCHAS. En los modelos manuales, y si lo que se busca es consumir lo menos posible, la primera velocidad solo debe utilizarse para iniciar la marcha: insertar la segunda enseguida, a los pocos metros. El objetivo es utilizar la marcha más larga posible en cada situación para mantener el motor bajo de revoluciones. En los coches de gasolina se puede cambiar a unas 2.500 vueltas, o cerca de 3.000 a partir de cuarta; en los turbodiésel bastan unas 1.500 para cambiar en las marchas cortas y unas 1.800 o 2.000 en las largas.

» APROVECHAR LA INERCIA. La idea es anticiparse y dejar de acelerar si se ve que luego hay que parar. Por ejemplo, al aproximarnos a vehículos más lentos, a una retención o a un peaje. En este último caso, se puede dejar de acelerar unos 400 metros antes y alcanzar la caseta de pago a vela. Y después, a la salida, nada de aceleraciones bruscas: es mejor ganar velocidad poco a poco y de forma progresiva e ir enlazando las marchas sin prisas.

» SUBIDAS. En las subidas es mejor acelerar un poco más en el tramo llano previo e iniciar la pendiente con algo más de ritmo para no tener que presionar más el acelerador mientras se corona el repecho.

» BAJADAS. Desacelerar por completo para aprovechar la inercia. Pero no poner punto muerto, por seguridad y porque se consume más. En casi todos los modelos, al levantar el pie con una marcha insertada el consumo es casi cero, porque la inyección corta el flujo de combustible y las ruedas giran impulsadas por el propio movimiento del coche. Al rodar en punto muerto, la mecánica interpreta que está al ralentí, no corta la inyección y se gasta carburante. Puede hacer la prueba con el indicador de consumo instantáneo: al desplazarse con la inercia y una velocidad puesta, marcará 0,0 litros, pero al poner punto muerto subirá a unos 0,2 o 0,3 litros.

» ATASCOS. Muchos modelos modernos incluyen el sistema start & stop, que apaga el motor cuando el coche está detenido y vuelve a arrancarlo automáticamente al reiniciar la marcha. Así no se consume si no hay movimiento. En los vehículos que no cuenten con este dispositivo, el conductor puede apagar el propulsor para conseguir el mismo efecto en las retenciones de autopista o en las colas de los peajes. Compensa si va a estar detenido más de medio minuto.

» NEUMÁTICOS. La presión de las ruedas resulta determinante en el consumo. Si se hinchan los neumáticos un poco más de lo que indica el manual del coche, en torno a dos o tres décimas, se reducirá su superficie de contacto con el asfalto y el rozamiento, y se ahorrarán así hasta 0,2 litros cada 100 kilómetros. Puede ponerse, por ejemplo, la presión que recomienda el fabricante para máxima carga. No conviene sobrepasarla. Si las ruedas están ya al final de su vida útil y toca cambiarlas, puede ser una buena ocasión para instalar unas de baja resistencia a la rodadura, que reducen el gasto en unos 0,2 litros cada 100 kilómetros.

» CLIMATIZACIÓN. El aire acondicionado roba unos 8 CV de potencia al motor y aumenta el gasto de combustible alrededor de 0,5 litros. Siempre que el calor lo permita, desconectarlo ayuda a mejorar la eficiencia. No compensa abrir las ventanillas para no encender el climatizador, porque el aire que entra en el habitáculo frena el avance del vehículo y provoca un incremento del consumo mucho mayor que el de utilizar el aire acondicionado. Y es que al rodar en autopista a 120 km/h, ir con las ventanillas abiertas eleva el gasto más de un litro cada 100 kilómetros. La resistencia térmica trasera, que sirve para desempañar la luneta posterior, es otro accesorio que precisa energía del propulsor y puede incrementar el gasto, de media, en medio litro. Como alternativa, en la mayoría de ocasiones basta con abrir las ventanillas momentáneamente para desempañar el cristal. Conviene hacerlo en los tramos de baja velocidad. Si no queda otra que hacerlo en autopista, abrir las ventanas solo un dedo.

» EQUIPAJES EN EL TECHO. La aerodinámica es otro de los factores que más influyen en el consumo de un automóvil. Por ello, hay que evitar llevar equipajes y bultos en el techo, porque frenan el avance del vehículo. Un objeto grande y cuadrado, como una caja, puede incrementar el gasto más de un litro cada 100 kilómetros. Si el maletero no da más de sí y resulta imprescindible colocar equipajes arriba, conviene ponerlos de la forma más aerodinámica posible. En el caso de las bicicletas, lo mejor es fijarlas en la parte trasera exterior del coche y utilizar un sistema de anclaje específico.

———————————

 

Con Bebes

Dicen que cuando comienzas a formar una familia se acaban los viajes y la vida que llevabas. Que sepas que eso no tiene por qué ser así. Si siempre te ha gustado viajar no te preocupes porque podrás seguir haciéndolo y tu bebé no tiene por qué ser un inconveniente. Lo único que tienes que hacer es tomar algunas precauciones para enfrentar cualquier posible imprevisto.

Los destinos más recomendables para viajar con niños menores de un año son Sudáfrica o Sudamérica. La razón es muy sencilla: el clima. Mientras que tu bebé se mantenga en una temperatura óptima y esté bien hidratado no habrá problema. Por eso lo mejor son estas zonas del mundo donde el clima es más cálido y no hace tanto frío.

Además a día de hoy hay un montón de facilidades para viajar con bebés. Por ejemplo, para los viajes en avión su billete sale gratis. Mientras que elijas un destino con garantías de salubridad e higiene, y en el que haya centros médicos por si sucediera algo no tiene por qué haber ningún problema.

Antes de partir prepara bien todo lo que vayas a necesitar para un cuidado apropiado de tu bebé. Lleva todo lo que puedas por cualquier cosa que pudiera pasar. No te olvides de llevar un botiquín, pañales de sobra, su comida, agua mineral y que no falten sus juguetes. Teniendo en cuenta todas estas cuestiones que te hemos planteado en el artículo, no tiene por qué suponer un problema el hecho de tener un bebé. Si quieres puedes viajar incluso saliendo de tu ciudad o país.

 

************ Consejos para esquiadores *************

Es ahora cuando debes empezar a planear tus vacaciones de invierno. Si quieres unirte a la moda de ir a esquiar a Marruecos pero nunca lo has hecho, te daré unos cuantos consejos para esquiadores principiantes para que no te surja ningún problema y puedas tenerlo todo previsto.

Toma nota:

– Preparación: Antes del viaje necesitas ponerte en forma para poder estar a tono y no cansarte demasiado cuando comiences a esquiar, algo que además te dejará sin fuerzas a mitad del día. Si no sueles hacer mucho ejercicio, unas semanas antes del viaje comienza a practicar deportes que te ayuden a trabajar el equilibrio, la fuerza y la coordinación.

– Hidratación: Bebe mucha agua ya que al estar a una altitud muy importante la deshidratación es mucho más rápida. Procura no tomar bebidas alcóholicas ya que te deshidratas antes, especialmente durante el día ya que por la noche sí podrás tomarte un par de copitas, pero evita la cervecita de la comida.

– Normativa: Debes hacer caso absolutamente a todas las normas que te encuentres en el complejo en donde te alojes, y muy especialmente a todas aquellas que están sobre las pistas y que muestras los lugares idóneos para cada nivel de esquiador. No te metas por lugares no recomendados por mucho que quieras descubrir paisajes nuevos, piensa que si están cerrados al paso es por algo.

– Aprendizaje: No tengas prisa por aprender y ve paso a paso. Está claro que tirarse por las pistas más grandes en plan profesional es algo que quieren hacer todos los esquiadores, pero has de tener el nivel adecuado ya que no solo podrías hacerte daño tú sino que al entorpecer a los que sí saben ir por ahí puedes provocar otros accidentes. No vayas a esquiar por zonas con árboles, ésto déjalo para cuando hagas una excursión con algún guía.

– Indumentaria: Tienes que hacerte con toda la indumentaria reglamentaria para esquiar y que pasa por los esquíes, el casco y la ropa adecuada, además de guantes y otros accesorios que sí son opcionales.

– Usuarios: Ten mucho cuidado con los demás esquiadores y ten en cuenta que los que van delante de tí siempre tienen prioridad. Si ves que tienes mucha gente detrás no te entretengas mucho con zigzags ya que podría influir en lo que ellos quieren hacer al no poder saber hacia dónde vas tú. Cuando vayas a lanzarte a la pista mira bien en todos los sentidos para saber que no te vas a chocar con nadie y que no vas a entorpecer el paso a los que ya están en ella.

************ Consejos para viajar en familia *************

Irse de viaje en familia es una de las mejores opciones que existen. De hecho, es lo que la mayoría de la gente hace para disfrutar de tiempo de calidad con todos los cercanos y los que quieren. Pero para que las vacaciones sean lo suficientemente amenas es importante seguir estos consejos y todo irá perfectamente bien.

1. Ten una buena actitud respecto al viaje. Esto es importante en esto en y toda la vida porque si crees que saldrá mal, así será entonces. Trata todo como una aventura, de esta forma si algo va un poco mal, según tu punto de vista, solo será una historia más que contar y no un recuerdo malo.

2. Solo empaca las cosas adecuadas. No es necesario llevar demasiadas maletas con cosas que nunca usarás en el viaje, pero sí lo necesario como por ejemplo un paquete de primeros auxilios, ropa, un poco de comida que no se dañe y agua, lo que es muy importante.

3. Ahorra un poco de dinero en viajar. Esto parece difícil de hacer pero no es así. Trata de conseguir ofertas en hoteles y en los pasajes de viaje yendo durante épocas donde la cantidad de gente que viaja es menor. Es un buen consejo especialmente si viajes varias veces al año.

Tarjetas SIM internacionales, para recibir llamadas en nuestro móvil gratis cuando viajamos

Como algunos sabéis, estoy esta semana en el World Travel Market en Londres, la feria de turismo más grande de Europa.

Y una de las cosas que más me ha llamado la atención es la presencia de varias empresas dedicadas a la venta de tarjetas SIM internacionales, tarjetas para nuestros teléfonos que nos permiten viajar por el mundo recibiendo llamadas a coste cero.

No solo eso, sino que las tarifas de llamadas son más razonables en casi todos los casos que las de nuestras operadoras nacionales.

Y lo más importante en mi caso: con tarifas de datos en roaming razonables, de alrededor de 1,5 euros al día por bloques de 10 Mbs.

Las compañías que he visto que proveen estos servicios son:

TravelSIM

Compañía que vende tarjetas SIM con un número de Estonia. Ese creo que es su inconveniente principal, que todavía no tienen números de otros países. Así que la gente te tiene que llamar a ese número Estonio estés donde estés.

Toggle Mobile

Otra empresa que promete llamadas entrantes gratuitas en 120 países. En el caso de Toggle tienen un sistema muy interesante por el que te dan hasta 9 números de teléfonos locales para que la gente te llame a tu número Español o Francés sin incurrir en costos extras. Y las tarifas parecen más competitivas que TravelSIM al menos en voz.

Tengo un par de SIMs de cada una de estas empresas, que empezaré a probar ahora mismo y os prometo un análisis detallado de resultados en los próximos días. Me parece que estas tarjetas SIM internacionales tienen un futuro prometedor, sobre todo para los viajeros, mientras nuestras operadoras nacionales estén empeñadas en cobrarnos una fortuna por nuestras llamadas y nuestros datos cuando estamos en itinerancia.

Después de toda la planificación RTW que haces por qué llevar y dónde ir, están los gastos innecesarios que quedan que mucha gente se olvide de incluir en su presupuesto de viaje : seguro de viaje es uno de ellos.

También es una de las cosas que pueden ser tanto caro super, o apenas perceptible en el presupuesto general – pero no dejes que el precio completamente decidir qué compañía que usted elija – se trata de la cobertura que usted consigue para su dinero.

Así que la hora de buscar un seguro de viaje , también mirar a los datos para averiguar lo que realmente cubra. Si algo le sucede a usted mientras usted está viajando alrededor del mundo, tiene que ser cubierto!

Antes de buscar a otras empresas para proporcionar un seguro de viaje internacional, consulte a su hogar y seguro de contenido para ver si le pueden ofrecer una oferta barata como un bono adicional a su seguro de hogar existente.

Aquí está una lista de comprobación de viajes para las cosas básicas que usted debe asegurarse de que comprende:

Los países que está visitando: Esto es muy importante. Usted no quiere que haber comprado un seguro de viaje para Europa, romperse una pierna en Suiza y darse cuenta de que no cubría ese país.

Perdidos, robados o dañados, incluyendo la electrónica: Pero asegúrese de guardar los recepits para ellos, de lo contrario no recibirá el dinero de vuelta!

Gastos médicos en el extranjero / hospital: Lea la letra pequeña aquí, porque a menudo es limitado y hay muchas excepciones

Los gastos de transporte a casa en caso de emergencia personal

Los reembolsos por cambio de reserva vuelos cancelados y alojamientos

24-horas de asistencia de emergencia del teléfono (que desea ser capaz de contactar con ellos en todo momento)

Cobertura de responsabilidad civil en caso de daños a la propiedad o lesiones de 3 ª parte

La duración total del viaje

Si la compañía de seguros cubre todo esto por un monto razonable, usted debería ser capaz de ahorrar algo de dinero mientras que al mismo tiempo mantener la seguridad en su viaje si algo sucede.

Cuando viajamos queremos pasar por las Máquinas etiquetadoras rápidamente y acomodarnos en nuestro asiento, sin preocuparnos de nada. Eso es lo que queremos pero no sucede tan a menudo, siempre estamos pendientes de saber si hemos asegurado lo suficiente nuestro equipaje y pensando en que no ocurra nada que nos haga perderlo. Aunque ya sabemos que eso no es algo que suceda ya tanto hoy en día.

Hay que tomarse tiempo para los previos de viaje como es, facturar el equipaje. Identificar claramente nuestro equipaje colocándole una etiqueta con código, nombre, dirección, destino, etc. Hay que cuidar que la etiqueta se adhiera bien e incluir dos, para evitar que se caigan con el manipuleo del equipaje durante el traslado.

Ya sabemos que el equipaje en la banda transportadora, puede ser realmente difícil de encontrar, por ello es importante, colocar en su parte visible algo que lo identifique de lejos, así no pasarás largo rato tratando de encontrarlo entre otros que pueden ser similares. Un pañuelo o un adhesivo funcionarán bien.

El plástico adhesivo de los aeropuertos, es perfecto para proteger nuestro equipaje, protege de posible de accidentes como que se moje cuando es trasladada fuera del aeropuerto hacia el avión y llueve, además de esto hay que tener presente que el candado es lo máximo en seguridad, así que no debemos olvidarnos de ello y claro eso no implica llevar en el equipaje cosas de mucho valor o que nos son imprescindibles como las medicinas, debemos incluirlas en nuestro equipaje de mano, así las tenemos al alcance si se pierde nuestro equipaje, o si debemos esperar muchas horas para volar porque se retrasa el vuelo.

Y como siempre, una persona previsora suscribirá un seguro de viaje para su equipaje, no tenemos control sobre él y en ocasiones pueden surgir muchas cosas que nos hagan lamentar su pérdida, pero aunque nadie quiere perder su equipaje, prevenirlo es una buena idea con el seguro que cubrirá la misma y sin duda nos sacará de una mala situación.

Derechos de los viajeros ante los retrasos de las compañías aéreas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha confirmado que todos los pasajeros de vuelos que hayan sufrido un retraso de tres o más horas, tienen derecho a recibir compensación a tanto alzado de la compañía aérea siempre que este retraso no se deba a circunstancias extraordinarias.

Este fallo se refiere a dos casos, el primero es el de un litigio entre unos pasajeros y la compañía aérea Lufthansa sobre un retraso de más de 24 horas y el segundo a la demanda de TUI Travel, easyJet, British Airways y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, quienes pedían a la autoridad británica de aviación civil que no les obligase a la compensación por estos retrasos.

Asimismo la sentencia rechaza los recursos presentados por las compañías, confirmando la jurisprudencia anterior según la cual, el principio de igualdad y de trato exige que se considere que todos aquellos pasajeros de vuelos que hayan sufrido retrasos se encuentran en la misma situación que los pasajeros de vuelos cancelados en el último minuto.

Según la normativa europea, los pasajeros de vuelos cancelados tienen derecho a una compensación cuando sufran una pérdida de tiempo igual o superior a tres horas, el Tribunal de Justicia afirma que todos los pasajeros de vuelos retrasados pueden aprovecharse de ese derecho cuando llegan a su destino final tres o más horas de la hora de llegada prevista por la compañía aérea.

Viajar en avión, es para los viajeros una de las más gratificantes experiencias, aunque en algunas oportunidades, no todo sale como uno espera y la experiencia puede tornarse una pesadilla.

Al respecto, hay una serie de consejos útiles a seguir, para que tu viaje en avión, sea lo más placentero posible, además de por supuesto, tener en cuenta ciertos aspectos para evitar la ansiedad al volar.

Toma nota a las siguientes recomendaciones.

Recuerda llevar toda tu documentación: esto incluye billete de vuelo, pasaporte en regla, documento o cédula de identidad, etc.

Retraso o cancelación en la salida de los vuelos: siempre antes de dirigirte al aeropuerto, haz una llamada a la compañía aérea para confirmar de que no haya ningún retraso o cancelación en tu vuelo.

Artículos y alimentos a trasladar: tener en cuenta los artículos y alimentos permitidos y los prohibidos, para no tener inconvenientes ni demoras innecesarias.

Traslado de animales de compañía: si viajas con perros o con gatos, debes llevar certificado del veterinario, microchip de identificación y tener el carnet sanitario con la vacuna antirrábica al día.

Además de éstas, existen algunas recomendaciones con respecto a tu bienestar físico cuando viajas en avión, ellas son:

Caminar de tanto en tanto durante el vuelo: estirar sobre todo los músculos de tus piernas, para evitar la formación de coágulos de sangre y la hinchazón en piernas, pies y tobillos.

Ropa y calzado: viaja con ropa y calzado cómodo, en lo posible con ropa de algodón y prendas sueltas que no ajusten.

Embarazadas: generalmente hasta las 28 semanas de gestación, las distintas líneas aéreas, no ponen restricciones para viajar en avión y siempre que el embarazo se desarrollo con normalidad y que tu médico lo autorice, no existe inconvenientes en que puedas volar y las recomendaciones a tener en cuenta, son muy similares a las del resto de los pasajeros.

Zumbidode oídos: para evitar que los oídos se te tapen durante el vuelo, es útil que lleves goma de mascar durante el viaje, o por lo menos que tragues saliva seguido para evitar estas molestias. En el caso de los bebés, es útil darles de mamar seguido, darles el biberón o que tengan siempre su chupete a mano.

Sequedad del ambiente: para prevenir las molestias que provoca el aire seco de la cabina, colócate lágrimas artificiales en los ojos y toma por lo menos un vaso de agua por cada hora de vuelo.

Espero que estos simples consejos, te resulten de utilidad ¡para disfrutar de tu próximo vuelo!

 

El Parlamento Europeo se ha puesto a pensar en los viajeros. Más precisamente en los viajeros que escogen el avión como medio de locomoción.

Claro, es que acaban de adoptar una resolución para mejorar los derechos de los pasajeros que vuelen en los países de la Unión Europea.

Se trata de cinco medidas que buscan mejorar y ampliar los derechos de los viajeros, para que estos se sientan más protegidos, para que cuenten con más garantías e información.

Veamos, entonces, cuáles son esas cinco buenas noticias para los pasajeros:

Puntos de información y servicios de asistencia en todos los aeropuertos. O en su defecto asistencia telefónica sin coste alguno.

Más transparencia en los precios: que en el precio anunciado del billete se incluya el “núcleo duro” de lo que se cobra, es decir, también el coste de pagar con tarjeta de crédito o débito, la emisión de la tarjeta de embarque…

Normas comunes para el equipaje de mano y prohibición de la cláusula no-show (si no coges el vuelo de ida, no puedes coger el de vuelta).

Garantía obligatoria que proteja a los pasajeros en caso de que su aerolínea entre en quiebra.

Menos barreras y más información y asistencia para personas con movilidad reducida.

 

 

CONSEJOS PARA ELEGIR ASIENTO EN UN AVIÓN

Hoy en día existen aplicaciones en internet que nos ayudan a saber cuáles son los mejores y peores asientos de un avión para un vuelo largo, los que están más próximos a la salida de emergencia o el baño, y hasta la distancia que existe entre las plazas para saber si lo mejor será un asiento en el pasillo para así poder estirar las piernas con más facilidad.

Tengo un amigo que trabaja como azafato de vuelo y siempre me da los mismos consejos a la hora de escoger asiento. Yo pensaba lo contrario, pero es mucho mejor reservar sitio en los lugares más alejados de la salida de emergencia o el baño. Si os fijáis, el espacio que hay entre los asientos que están junto a la puerta de emergencia es mucho más estrecho que el resto, ya que no se puede obstruir la puerta. En muchos casos tampoco se pueden reclinar, lo que supone un pequeño inconveniente para los vuelos largos.

Otro detalle a tener en cuenta especialmente en los viajes largos es el hecho de no estar en los asientos situados al lado de las turbinas. El ruido de los motores puede ser muy molesto durante varias horas, sobre todo si queremos echar alguna cabezadita. Si sois sensibles a los ruidos, hay que evitar este tipo de asientos.

Lógicamente, cuanto antes reservemos nuestro vuelo más posibilidades tendremos de escoger el mejor asiento. Y, por último, un detalle estadístico: según diferentes estudios, los asientos más seguros suelen estar en la parte trasera. También es verdad que, en algunos aviones, cuanto más atrás menos espacio. Cuestión de gustos.

 

¿Alguna vez has hecho un viaje largo y se te ha hecho interminable?, ¿Sabes qué entretenimientos puedes tener para que se te haga más corto el trayecto? Hoy te damos nuestras propuestas en base a nuestras experiencias de viaje.

No importa si tienes que hacer un viaje larguísimo en coche, en avión o en autobús, te presentamos nuestras propuestas para disfrutar no sólo del destino si no también del trayecto.

Una de las mejores opciones que hay cuando tienes que hacer un viaje largo es leer un buen libro. Para esto hay que tener varias recomendaciones, no te lleves cualquier libro porque como no te guste ya has hecho el viaje, pregunta a las personas de tu alrededor que tengan gustos similares para que puedan recomendarte alguno, estate atento de las novedades literarias si eres seguidor de algún autor.

Con las tecnologías actuales es mucho más sencillo pues puedes llevarte un libro electrónico con multitud de libros por si alguno no te gusta. La única contraindicación que tiene esta opción son las personas que se marean al leer mientras se mueven.

Aprovecha para descargarte las mejores películas, las series que has estado esperando para ver y todo este tiempo de viaje puedes pasarlo disfrutando de unas buenas risas o del género que más te guste. Sólo una desventaja, dependiendo de las horas de viaje la batería puede no durar todo el trayecto por lo que planea tu tiempo para que puedas disfrutar de todo.

Otra de las opciones que puedes tener a tu disposición si te gustan los videojuegos es llevarte la consola durante el viaje. Si juntas esta opción con las películas del portátil, puedes disfrutar de un viaje de lo más ameno.

En los viajes siempre puedes encontrar a personas muy peculiares, puede ser un buen momento para establecer relaciones con otras personas que pueden ser duraderas o no, pero lo interesante es que con una conversación amena puede convertirse un viaje largo en un viaje divertido y lleno de anécdotas.

Como no podía ser de otra manera, no olvides llevarte tu música favorita para ponerle la banda sonora a tu viaje. Si necesitas más ideas no dejes de leer nuestros consejos para sobrevivir a un viaje largo.

 

 

Los botiquines de los aviones

Ya sea en vuelos largos o en vuelos cortos, las compañías aéreas deben llevar un equipamiento de emergencia para atender a los pasajeros o a la tripulación en caso de ser necesario.

De este modo, el contenido del botiquín de los aviones se encuentra legislado y las especificaciones figuran en el Anexo 6, parte 1 de la Convención de Chicago de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). La misma hace referencia a los Instrumentos, Equipo y Documentos de Vuelo.

Así, se explica que el avión deberá esta equipado con “suministros médicos accesibles y adecuados” y, por lo tanto, incluir “uno o más botiquines de primeros auxilios para uso de la tripulación de cabina en el manejo de incidentes asociados a estados de mala salud”.

En tanto, el número de botiquines de primeros auxilios debería ser adecuado al número de pasajeros que el avión está autorizado a transportar: de 0 a 100, un botiquín; de 101 a 200, dos; de 201 a 300, tres; de 301 a 400, cuatro, de 401 a 500, cinco y para aeronaves con más de 500 pasajeros, seis.

En cuanto a la ubicación de los kits de primeros auxilios, la OACI explica que deberán distribuirse de la manera más uniforme posible en las cabinas de pasajeros. De forma que los miembros de tripulación de cabina puedan tener fácil acceso a los mismos.

Contenido de los botiquines

El Botiquín de Primeros Auxilios obligatorio, y que puede llegar a ser utilizado por los miembros de la tripulación o algún pasajero, se encuentra equipado con elementos dispuestos a calmar cualquier malestar o dolor leve, o ante algún accidente menor. Este deberá contener lo siguiente:

Botiquín de primeros auxilios:

Algodones antisépticos (paquete de 10)

Vendaje: cintas adhesivas

Vendaje: gasa de 7,5 cm x 4,5 m

Vendaje: triangular e imperdibles

Vendaje de 10 cm x 10 cm para quemaduras

Vendaje con compresa estéril de 7,5 cm x 12 cm

Vendaje de gasa estéril de 10,4 cm x 10,4 cm

Cinta adhesiva de 2,5 cm (en rollo)

Tiras adhesivas para el cierre de heridas

Steri-strip (o equivalentes)

Producto o toallitas para limpiar las manos

Parche con protección, o cinta, para los ojos

Tijeras de 10 cm (si lo permiten los reglamentos nacionales)

Cinta adhesiva quirúrgica de 1,2 cm x 4,6 m

Pinzas médicas

Guantes desechables (varios pares)

Termómetros (sin mercurio)

Mascarilla de resucitación de boca a boca con válvula unidireccional

Manual de primeros auxilios en edición actualizada

Formulario de registro de incidentes

Además, existen una serie de medicamentos sugeridos que pueden incluirse en el botiquín de primeros auxilios, siempre que lo permitan los reglamentos nacionales:

Analgésico entre suave y moderado

Antiemético

Descongestionante nasal

Antiácido

Antihistamínico

Por su parte, el Neceser de precaución universal deberá contar con los siguientes elementos:

Polvo seco que transforme pequeños derramamientos de líquidos en gel

granulado estéril

Desinfectante germicida para limpieza de superficies

Toallitas para la piel

Mascarilla facial/ocular (por separado o en combinación)

Guantes (desechables)

Por último, existe un Botiquín médico o Emergency Medical Kit (EMK) que es obligatorio en todos los aviones que transportan a más de 100 pasajeros. El mismo sólo puede ser utilizado por un médico o personal cualificado y cuando lo autorice el Comandante. Claro, es que éste sólo se usa en situaciones graves. ¿Qué contiene? Pues lo siguiente:

Estetoscopio

Esfigmomanómetro(de preferencia electrónico)

Sondas orofaríngeas (en tres tamaños)

Jeringas (en una gama apropiada de tamaños)

Agujas (en una gama apropiada de tamaños)

Catéteres intravenosos (en una gama apropiada de tamaños)

Toallitas antisépticas

Guantes (desechables)

Caja para desecho de agujas

Catéter urinario

Sistema para la infusión de fluidos intravenosos

Torniquete venoso

Gasa de esponja

Cinta adhesiva

Mascarilla quirúrgica

Catéter traqueal de emergencia (o cánula intravenosa de grueso calibre)

Pinzas para cordón umbilical

Termómetros (sin mercurio)

Tarjetas con instrucciones básicas para salvar la vida

Mascarilla con bolsa y válvula integradas

Linterna y pilas

Medicamentos:

Epinefrina al 1:1000

Antihistamina inyectable

Dextrosa inyectable al 50% (o equivalente):50 ml

Nitroglicerina en tabletas o aerosol

Analgésico mayor

Anticonvulsivo sedativo inyectable

Antiemético inyectable

Dilatador bronquial (inhalador)

Atropina inyectable

Esteroide adreno-cortical inyectable

Diurético inyectable

Medicamento para sangrado posparto

Cloruro de sodio al 0,9% (250 ml como mínimo)

Ácido acetil salicílico(aspirina) para uso oral

Bloqueador beta oral

Y si bien no es obligatorio, en algunos casos se lleva un monitor del ritmo cardíaco, (con o sin desfibrilador externo automático[AED]). Sí, lamentablemente este elementos NO es obligatorio en todos los vuelos comerciales aunque cada vez son más las compañías que equipan a sus aeronaves con ellos.

 

Las aerolíneas solo tendrán que compensar por retrasos de más de cinco horas

Bruselas propone limitar las indemnizaciones a pasajeros aéreos al considerar la actual normativa desproporcionada

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este miércoles limitar las indemnizaciones que deben pagar las aerolíneas a los pasajeros en caso de retrasos y cancelaciones por considerar que el coste que impone la normativa actual puede resultar desproporcionado, tal y como han denunciado compañías de bajo coste como Ryanair.

Según las nuevas reglas, que deben ser aprobadas por la Eurocámara y los Gobiernos, las compañías aéreas sólo tendrán que compensar por retrasos de más de 5 horas (en lugar de tres horas en la actualidad) y pagarán como máximo tres noches de hotel.

Las normas vigentes obligan a las aerolíneas a proporcionar comida y alojamiento a los pasajeros afectados por retrasos y cancelaciones. No existen límites de ningún tipo a esta asistencia, lo que según Bruselas puede “hacer peligrar su supervivencia financiera”, en casos como la crisis de las cenizas volcánicas.

Por ello, el Ejecutivo comunitario propone que el alojamiento se limite a 3 noches en caso de circunstancias excepcionales. Además, la compañía no estará obligada a pagar el hotel a los pasajeros de vuelos de menos de 250 kilómetros con aeronaves de menos de 80 plazas. De lo contrario, alega Bruselas, los costes “podrían ser desproporcionados en comparación con los ingresos del transportista”.

Este límite no se aplicará a los pasajeros con movilidad reducida, las personas que los acompañen, los menores no acompañados, las mujeres embarazadas, ni las personas con necesidades médicas específicas.

Bruselas fija además en 5 horas (en lugar de las 3 horas establecidas en la jurisprudencia del Tribunal de Luxemburgo) el plazo a partir del cual los pasajeros podrán pedir una compensación por retraso en vuelos dentro de la UE e internacionales de menos de 3.500 kilómetros.

En el caso de los demás vuelos internacionales, el límite es de 9 horas para los vuelos de menos de 6.000 kilómetros y 12 horas para los vuelos de más de 6.000 kilómetros. El objetivo es dar a los transportistas aéreos un plazo razonable para resolver el problema y animarlos a efectuar el vuelo, en vez de cancelarlo.

Huelgas de controladores y catástrofes naturales

La propuesta de Bruselas precisa además algunos derechos de los pasajeros aéreos y crea otros nuevos. En primer lugar, define las circunstancias extraordinarias en las que las compañías no están obligadas a indemnizar. Se trata de catástrofes naturales o huelgas de controladores del tráfico aéreo, aunque no deben considerarse extraordinarios los problemas técnicos detectados durante las operaciones habituales de mantenimiento de las aeronaves.

Las aerolíneas estarán obligadas a proporcionar información a los pasajeros sobre los retrasos, como muy tarde 30 minutos después de la hora prevista de salida. En caso de que el transportista aéreo no pueda ofrecer una ruta alternativa al pasajero en sus propios servicios en un plazo de 12 horas, deberá hacerlo con otro transportista aéreo u otro modo de transporte disponible.

Entre los nuevos derechos de los pasajeros destaca el de poder utilizar el billete de vuelta aunque no se haya usado el de ida; poder rectificar errores en el nombre o apellidos en el billete hasta 48 horas antes de la salida; transportar en cabina instrumentos musicales pequeños y poder presentar reclamaciones en el propio aeropuerto. Las compañías tendrán un plazo máximo de dos meses para responder.

 

 

Tan importante es organizar un viaje cómo saber escoger que llevarte en la maleta. Personalmente he ido aprendiendo que cuanto menos ropa lleve, mejor.

Siempre viajo con la ropa más vieja y desgastada, si la pierdo no pasa nada y si me molesta la tiro a la basura sin remordimientos a medida que voy viajando. Si me hace falta algo me lo compro (en lugar de un souvenir absurdo que ocupa sitio en un estante). Si me llevo un par de pantalones y necesito lavarlos, pues tiro de lavandería… pero lo prefiero antes de ir cargada como una mula de ropa que luego no voy a ponerme.

Para mí es primordial un buen botiquín de viaje, la cámara de fotos y desde hace un tiempo los juquetes o el Ipad para distraer a mi hija en casos de emergencia. Dicho esto con una maleta mediana para nosotros y una pequeña de cabina para la peque, suficiente. Porque no hay que olvidar que falta una mochila de mano y la de la cámara. Total no más de 2 maletas y dos bultos de mano fáciles de llevar.

Descubrí unos organizadores estupendos que venden en algunas tiendas tipo Muji o en la Tienda sin Maletas, que ayudan primero a localizar la ropa antes de tener que revolver toda la maleta y en segundo lugar a aprovechar más el espacio.

Este tipo de tiendas tienen además un sinfín de accesorios que facilitan y hacen mucho más cómodo el viaje: toallas de microfibra que no ocupan espacio, kit para llevar líquidos en cabina, la cinta manos libres que permite colgar las bolsas de mano a la maleta,….. Incluso en la Tienda sin Maletas venden hasta unas fundas higiénicas para el váter.

 

CÓMO AHORRAR DINERO EN NUESTRO VIAJE

Si tenemos previsto viajar en avión para desplazarnos al lugar donde vamos de vacaciones, tenemos que tener mucho cuidado en el control de equipaje, su peso y volumen. Si nos excedemos en el peso de las maletas podemos romper por completo nuestro plan presupuestario para el viaje. Por eso es aconsejable que leamos muy bien los límites de peso que marca la compañía que elijamos y sus precios antes de tomar el avión, ya que podemos encontrarnos con desagradables sorpresas.

En última instancia, si no pudimos desprendernos de nuestro armario y vamos muy cargados, se recomienda pagar por el exceso de equipaje al mismo momento en el que compramos el billete, porque si esperamos a último momento éste, saldrá más caro, siempre es mejor tener los costes previstos.

Es una excelente opción y una buena forma de ahorrar dinero en nuestro viaje, porque nada sería peor que no poder disfrutar de nuestras vacaciones por cuestiones económicas.

 

 

La primera vez que iba a travesar el océano estuve durante varios días dándole vueltas a la cabeza con el tema del jet-lag. Más que el miedo a volar lo que me preocupaba realmente en esta ocasión es ese desequilibrio que se produce en el cuerpo por cuestiones horarias del que tanto había oído hablar. De ahí que llevé a cabo con meticulosidad todos y cada uno de los consejos que me iban dando o leía.

¿La experiencia? No me pudo ir mejor, apenas sentí esos vaivenes de los que hay algunos que se quejan tanto. La principal recomendación es descansar bien y estar relajados antes del viaje. En la mayoría de los casos ante un viaje tan largo esto es difícil, pero os recomiendo que en la medida de lo posible durmáis perfectamente los días previos a la salida del avión, e incluso dentro del mismo si llegamos a nuestro destino por la mañana temprano. Os aseguro que esto hará que el jet-lag se suavice bastante.

En este último caso el consejo mucho más concreto es el siguiente: si vais a volar hacia el este hay que acostarse los días previos más temprano de lo habitual. Si por el contrario nuestro vuelo es hacia el oeste hay que intentar dormir un poco más tarde de lo habitual. Aunque no lo creamos así ya estamos habituando poco a poco nuestro cuerpo a los nuevos horarios que nos esperan.

En todos los folletos informativos que leí se recomienda beber mucha agua durante el viaje para estar bien hidratados. No tomar bebidas alcohólicas, ni café, ni té ni bebidas gaseosas. En algunos consejos también hacían esto extensivo al menos dos días previos al viaje. El cuerpo debe estar lo suficientemente hidratado para el cambio horario. A la hora de comer hay que tomar antes, durante y justo después del vuelo poca cantidad, alimentos muy ricos en proteínas y bajos en grasas.

Durante el vuelo hay que dar unos pequeños paseos por los pasillos del avión para estirar las piernas y hacer algo de ejercicio (no solo dormir). En este caso podéis seguir los consejos para elegir asiento en un avión, y reservad el vuestro junto al pasillo.

Una vez llegados a nuestro destino, aunque nos cueste (porque las primeras horas/primer día nos costará) debemos ya adaptarnos a los husos horarios locales. Aunque no tengamos hambre hay que comer un poco, o aunque no tengamos sueño si llegamos de noche hay que intentar descansar. Tal vez en ese momento el cuerpo no nos lo pida, pero a la larga será mucho mejor ya que lo estaremos empezando a acostumbrar.

Y por último, un detalle curioso: el jet-lag suele ser más intenso en vuelos hacia el este que en vuelos hacia el oeste. Si se viaja del este al oeste el día se alarga y no supone ningún trastorno biológico, todo lo contrario que si perdemos horas. Así que ya lo sabéis…

 

Suele pasar con los viajes largos, que parece que se nos hacen eternos. Tras un gran viaje de una decena de horas, nos encontramos que no, que no hemos llegado a nuestro destino. Es aún peor: todavía estamos por la mitad, y encima nos espera una escala de muchas horas en un aeropuerto de un país intermedio, ya sea en el continente, o en otro. Entonces, ¿qué podemos hacer para pasar el rato? En este artículo te damos algunas pautas para que la espera en este aeropuerto intermedio no se haga tan largo. Ponte el cinturón, y sigue leyendo, que es de lo más interesante.

Es una práctica cada vez más habitual: nos encontramos con un billete bastante barato o de bajo precio al destino que siempre habíamos soñado. Y cuando lo hemos comprado (o incluso antes de comprarlo), nos damos cuenta de que todo tiene una letra pequeña, y que hay que leer todo con detalle, pues nos espera una escala de unas ocho, diez, o incluso veinte horas. Casi un día entero en un aeropuerto, queriendo llegar, ya sea a tu destino de vacaciones, o a la vuelta a tu añorado hogar. Es entonces cuando pensamos: ¿y ahora qué hacemos?

Pasar el tiempo en el aeropuerto

Al igual que un viaje largo, debemos tener en cuenta una serie de cosas antes de ponernos en marcha. Aún así, esto tiene sus ventajas respecto a estar en el avión encerrado: puedes estar de pie, o incluso puedes acoplarte en una esquina y dormir algo. De todas formas, es probable que se te haga cansado, e incluso extenuante. Pero suele ser una de las condiciones de los vuelos largos. Cada vez es más habitual. Es una estrategia para ganar dinero, piénsalo. Y es que los billetes más baratos son los que tienen grandes escalas.

Hacer una escala de unas doce horas, puede suponerte una diferencia de unos 100 o 150 euros más que si coges un billete con una escala de unas 5 horas, que también se te harán pesadas, pero menos. Aquí ya depende de la gente: hay quienes prefieren pagar esa cantidad de dinero para no perder un día de esas maravillosas vacaciones, y otras personas que no están dispuestas a pagar ese precio.

Hay que tener en cuenta que los aeropuertos que sirven como hub, o puertos, es decir, aquellos especializados en recibir gran cantidad de vuelos porque sirven como enlace a otros países de la región, cada vez están mejor equipados, y tienen unas instalaciones de lo más cómodas, al menos lo suficientemente cómodas como para pasar un día de nuestras vidas ahí.

De esta forma, podemos encontrarnos con unos baños con duchas, en los que habrá poca intimidad, pero si llevamos encima un vuelo de unas diez horas, y nos espera otro vuelo de las mismas características, necesitaremos ese agua como si fuera algo vital. No hay nada peor que entrar en un avión con la intuición de que vas apestando o sintiéndote sucio.

También puedes pasear por el aeropuerto. Algunos son lo suficientemente amplios, y disponen de tal variedad de tiendas, que es probable que te de tiempo a darte una par de vueltas, y a gastarte el dinero que te queda. Es importante que antes que nada, compruebes en qué puerta va a salir tu próximo vuelo, ya que no está bien ir con prisas en el último minuto. Además, hay aeropuertos tan grandes, que ese desplazamiento puede llevarnos hasta media hora, o incluso una hora, así que lo mejor es prevenir.

Por último, intenta andar todo lo que puedas, para recuperarte de todo el tiempo que has estado sentado, y reactivar tu circulación. Lo mejor de todo es que hagas algo de ejercicio, para así después, entrar limpio y cansado al próximo vuelo, y así dormir de un tirón en lo que queda de viaje.

 

 

En alguna otra ocasión hemos repasado aquellos objetos imprescindibles que no pueden faltar en nuestro equipaje cuando se va a realizar un viaje. Los billetes, ropa cómoda, toallas, cámaras de fotos, gafas de sol, botiquín o la documentación son cosas que no suelen faltar nunca en nuestros equipajes. Sin embargo, hoy vamos a proponeros otros objetos menos habituales, objetos prácticos para nuestro equipaje, objetos sorprendentes que nos permitirán disfrutar aún más de nuestras próximas escapadas:

Entre los objetos prácticos para nuestro equipaje no pueden faltar:

– Una cámara para los más aventureros

En todo equipaje no puede faltar una cámara y la Panasonic HX A100 es un nuevo modelo que está enfocado aquellos que disfrutar con los deportes de aventura y las actividades al aire libre. Su principal peculiaridad es que el objetivo se encuentra separado del cuerpo de la cámara, lo que permite que se pueda colocar en cualquier lugar y facilitar el encuadre. Parece sorprendente que con tan sólo 230 gramos, permita grabar vídeo en alta resolución (1080p). Además, la presencia de dos micrófonos permite reducir el ruido ambiental en nuestras grabaciones. Su precio es de 299,90 euros. Es un objeto imprescindible en nuestro equipaje

– Auriculares plegables

Cuando viajamos cada espacio en el equipaje cuenta, de ahí que los auriculares Copenhagen de Urbanista son una gran alternativa para disfrutar de nuestra música favorita durante nuestras vacaciones. Además de un diseño de lo más atractivo, estos auriculares son plegables y ligeros al estar fabricados en aluminio. Para facilitar su transporte dentro del equipaje, vienen en un estuche muy cómodo. Cuentan con una clavija de 3.5 mm que nos permitirá utilizarlos con nuestros reproductores de música portátiles, tablets y smartphones. Su precio es de 76 euros. Con ese tamaño y esas prestaciones este objeto no puede faltar a la hora de hacer el equipaje.

– Botellas irrompibles

Las botellas de aluminio de la marca Sigg son perfectas para escapadas de fin de semana o realizar rutas en bici o senderismo, no pueden falatar en el equipaje. Además de estar disponibles en una gran variedad de diseños, colores y tamaños distintos, estas botellas son muy ligeras y es casi imposible que se rompan. Por si fuera poco, mantienen el agua fresca y libre de sabores. Están disponibles desde 18 euros. Con ese precio y esas características las convierten en otro objeto práctico para nuestro equipaje.

– Cómo preparar un viaje

Un libro de lo más recomendable realizado por viajeros para viajeros. Realizado por Pablo Strubell e Itziar Marcotegui es un manual de gran utilidad que nos da docenas de consejos prácticos que nos permitirán ahorrar mucho tiempo y preocupaciones. Nos ayudará a planificar nuestro gran viaje y a resolver nuestras inquietudes sobre salud, seguridad o el equipaje ideal, entre otras. El precio es de tan sólo 15 euros o 7,5o euros si optamos por un ebook.

– Mi primera Lonely Planet

Los niños disfrutan a su manera tanto o más que nosotros viajando y por supuesto preparando su propio equipaje. Una de las más importantes editoras de guías de viajes del mundo, Lonely Planet, tiene su propia colección dirigida a los niños y niñas a partir de 8 años. Los jóvenes viajeros descubrirán de una manera divertida y amena los aspectos más atractivos de las ciudades más fascinantes del mundo, rincones secretos e historias sorprendentes. Por ahora, hay disponibles guías de Londres, París, Roma, Nueva York, Estados Unidos y China. El precio de las guías es de 9,95 euros.

– Bolsas de viajes convertibles

Para escapadas de fin de semana nos vendrán genial las bolsas de viaje de Topo Designs. Son ideales para preparar de forma práctica el equipaje. Cuentan con una gran variedad de modelos de mochilas convertibles en bandoleras gracias a las asas personalizables. Además de su versatibilidad, ofrecen distintos compartimientos para nuestros dispositivos electrónicos y un gran espacio interior. Están disponibles desde 115 euros.

 

Viajar en avión, es para los viajeros una de las más gratificantes experiencias, aunque en algunas oportunidades, no todo sale como uno espera y la experiencia puede tornarse una pesadilla.

Al respecto, hay una serie de consejos útiles a seguir, para que tu viaje en avión, sea lo más placentero posible, además de por supuesto, tener en cuenta ciertos aspectos para evitar la ansiedad al volar.

Recomendaciones al organizar tu viaje en avión

Toma nota a las siguientes recomendaciones.

Recuerda llevar toda tu documentación: esto incluye billete de vuelo, pasaporte en regla, documento o cédula de identidad, etc.

Retraso o cancelación en la salida de los vuelos: siempre antes de dirigirte al aeropuerto, haz una llamada a la compañía aérea para confirmar de que no haya ningún retraso o cancelación en tu vuelo.

Artículos y alimentos a trasladar: tener en cuenta los artículos y alimentos permitidos y los prohibidos, para no tener inconvenientes ni demoras innecesarias.

Traslado de animales de compañía: si viajas con perros o con gatos, debes llevar certificado del veterinario, microchip de identificación y tener el carnet sanitario con la vacuna antirrábica al día.

Consejos para un Viaje más saludable

Además de éstas, existen algunas recomendaciones con respecto a tu bienestar físico cuando viajas en avión, ellas son:

Caminar de tanto en tanto durante el vuelo: estirar sobre todo los músculos de tus piernas, para evitar la formación de coágulos de sangre y la hinchazón en piernas, pies y tobillos.

Ropa y calzado: viaja con ropa y calzado cómodo, en lo posible con ropa de algodón y prendas sueltas que no ajusten.

Embarazadas: generalmente hasta las 28 semanas de gestación, las distintas líneas aéreas, no ponen restricciones para viajar en avión y siempre que el embarazo se desarrollo con normalidad y que tu médico lo autorice, no existe inconvenientes en que puedas volar y las recomendaciones a tener en cuenta, son muy similares a las del resto de los pasajeros.

Zumbidode oídos: para evitar que los oídos se te tapen durante el vuelo, es útil que lleves goma de mascar durante el viaje, o por lo menos que tragues saliva seguido para evitar estas molestias. En el caso de los bebés, es útil darles de mamar seguido, darles el biberón o que tengan siempre su chupete a mano.

Sequedad del ambiente: para prevenir las molestias que provoca el aire seco de la cabina, colócate lágrimas artificiales en los ojos y toma por lo menos un vaso de agua por cada hora de vuelo.

Espero que estos simples consejos, te resulten de utilidad ¡para disfrutar de tu próximo vuelo!

 

 

Para los españoles, el turismo internacional es cada vez más moneda corriente, motivo por el cual no podemos dejar de tener en cuenta la enorme cantidad de compatriotas que deciden para sus vacaciones fuera, y es en este sentido que traemos algunos consejos importantes que se deben considerar si tu idea es salir del país para disfrutar de un merecido descanso, e incluso también por trabajo.

Lo primero que debes tener en cuenta siempre que vayas a realizar un viaje de este tipo, entonces, es el llevar contigo todos tus documentos personales como el pasaporte o el documento, y que éstos estén en regla, dado que de lo contrario es como no llevarlo. Incluso, piensa que los países suelen pedirlo más a menudo el pasaporte que el propio documento como certificado de nacionalidad española, así que si te vas a olvidar uno, que sea el documento.

De la misma forma, conviene que siempre te hayas tomado la molestia de leer los folletos informativos de las agencias, dado que desde que la globalización es tal, y como estas firmas trabajan en todo el planeta, puede saber incluso las novedades de último momento de cosas que conviene llevar, y hasta por cuestiones de calendario.

Leer sobre la cultura y las leyes del país o los países que vamos a visitar tampoco está de más, sobre todo si de verdad queremos hacernos respetar, y es por esto que hacemos especial hincapié en esas normativas que no están escritas, y que si bien no te llevarán a la cárcel por no cumplirlas, sí te pueden hacer pasar un mal momento.

En todo momento debemos estar atentos al equipaje, al menos en la llegada al aeropuerto de destino, ya que es común que los maleantes ataquen a los extranjeros antes que nada. Obviamente, conviene que no lleves encima grandes cantidades de dinero, ya que es mejor una tarjeta de crédito, y que no expongas joyas ni materiales valiosos, además de preguntar siempre dos veces antes de hacer algo.

Abrir los ojos y encontrarte en cualquier lugar del mundo, dejar que pasen las horas al volante hasta encontrar la mejor puesta de sol y decidir que en ese lugar pasarás la noche, sin necesidad de buscar más alojamiento que el que tu propio vehículo te ofrece. Cada mañana un nuevo amanecer y cada noche un nuevo lugar por descubrir ¿Te suena de algo?

Una de las formas de viajar que no han dejado de pasar inadvertidas para nadie, una forma de viajar que ni si quiera podemos llamar tendencia sino que se mantiene presente desde hace muchísimos años es con la autocaravana o furgonetas. Cada día una ciudad, sin límites temporales ni económicos, la libertad de la carretera y del destino, el decidir en cada momento si continuar o parar, sin prisas, sin tiempos.

Algunos definen este tipo de viajes como un contacto más directo con la naturaleza puesto que se suele dormir en zonas de camping, ya sea en tiendas de campaña como dentro de la furgoneta o autocaravana.

Personalmente, creo que la diferencia es notoria puesto que puedes despertar con el sonido de las olas del mar, la brisa acariciando tu cara a primera hora de la mañana o madrugar para ver en directo el más bello amanecer… Puede que un hotel cerca del mar pueda brindarte estas cosas pero sin duda alguna pierde magia ¿No creéis?

Novedades en transportes

Las últimas novedades nos presentan la que denominan la “furgoneta de los surferos” por la capacidad que tiene de llevar las tablas de surf con seguridad y la capacidad de viajar varias personas con comodidad. Es la California Beach 4MOTION que parece más un todoterreno que la furgoneta tal cual la entendemos en la actualidad.

Ésta cuenta con un techo elevable, dos plantas, cuatro camas, cuatro a siete asientos, persianas arrollables, ventana corredera, un banco y una mesa desplegables, sillas plegables.

También encontramos California Comfortline 4MOTION con un techo de aluminio desplegable con cinco asientos máximos, cocina, fregadero, nevera portatil, cocina de gas y un largo etcétera.

Si eres de los que disfruta viajando por su cuenta, sin miramientos de horarios ni rutas programadas, viajar en una autocaravana o furgoneta puede ser tu mejor opción para un viaje de ensueño.

Siempre que tocamos el tema del dinero en el viaje tenemos muchos comentarios de todas las clases. Están los que dicen que los presupuestos que proponemos son muy caros (“yo lo hice con menos”), están los que opinan que está muy bien lo que decimos pero sin una ducha antes de dormir no son capaces de descansar y luego están los que se preguntan si estamos de coña o qué. Aún así, con más moral que el Alcoyano, os contamos las cosas que hemos descubierto con los años sobre viajar y que nos ayudan a ahorrar dinero cuando estamos por el mundo encima de la bici.

#1 O tienes tiempo, o tienes dinero

Esto es cierto en muchas situaciones: o tienes tiempo para hacer autostop y llegar caminando a Macchu Picchu, o tienes que pagar el tren que te deja en Aguas Calientes. O tienes tiempo para esperar a que el guardia de la frontera se canse y te deje pasar sin pagar el soborno, o, como dicen muchos viajeros que han estado en África, te toca desembolsar la mordida correspondiente. O tienes tiempo para tomar el tren que te lleva en seis días del punto A al B, o tienes dinero para pagar el avión. En resumen: si quieres ahorrar mientras estés de viaje, ten en cuenta que lo que más falta te va a hacer es tiempo.

#2 Para realmente ahorrar dinero hay que estar embrutecido

Aunque no sólo se trata de tener paciencia. También hay que estar un poco curtido. O como dice nuestro amigo Ángel, “embrutecido”. Cuando pasas mucho tiempo al aire libre naturalmente te ocurre esto: ya no tienes tanto frío aunque haga frío, ni tampoco tanto calor. No necesitas comer o beber tan a menudo, la suciedad y los olores no te molestan y puedes dormir en cualquier sitio. Cuando alcanzas ese punto del embrutecimiento te cuesta mucho menos acampar aunque llueva o comer por enésima vez exactamente lo mismo y por tanto puedes pasar sin acordarte de que en otra vida cenar dos días seguidos huevos revueltos te parecía un sacrilegio.

Embrutecerse es un proceso y como todos los procesos, si intentas acelerarlo y desde el primer día te empeñas en ser demasiado duro contigo mismo es posible que las circunstancias te superen y acabes dándote la vuelta antes de tiempo. Viene naturalmente: hay que ir incluyendo novedades según uno se sienta preparado para aceptarlas.

PD. Que alguien muy acostumbrado a pasar horas fuera juzgue a otro menos acostumbrado como un pijo que no sabe viajar es de ser un necio.

#3 No pagues por dormir

Posiblemente los hostales y los campings se convierten a la larga en los gastos más importantes del viaje. Para ahorrar, por tanto, la idea es evitarlos. ¿Cómo?

Lleva tu propia tienda de campaña y equipo para dormir y acampa en un sitio discreto. Lo que viene siendo, hacer acampada libre

Si hace frío, llueve, hace mucho viento o estás en un sitio donde te sientas inseguro, lo mejor es armarse de valor y pedir asilo en un pueblo. El truco es buscar un pueblo muy pequeño y pedir poco: un sitio para colocar la tienda donde no moleste, a ser posible techado. Puedes buscar al alcade/esa, al párroco o si hay, en la asociación ciclista. Casi siempre funciona mejor si le preguntas a una mujer. Nosotros también hemos tenido suerte acampando detrás de restaurantes (que por la mañana nos invitaron a desayunar); en las escuelas y casas de bomberos en América Latina, y en jardines de gente a lo largo y ancho del mundo. Cada país tiene unos códigos pero en general los ciclistas son bien recibidos siempre que sean discretos y agradecidos. Eso sí, muchas veces toca esperar un rato en lo que llega la persona que te puede autorizar para quedarte en el sitio que has elegido.

Haz uso de las maravillosas redes de hospitalidad tipo Warmshowers, Couchsurfing y/o Hospitality Club. Sobre todo son útiles en ciudades y en esas ocasiones en las que necesitas descansar varios días seguidos. Otras redes que funcionan bien son la de Servas y CycloCamping International, que, a pesar de su nombre, es únicamente francesa. En estas últimas hay que pagar una cuota anual de socio para poder ser miembro.

Echa una mano a cambio de una cama y una comida caliente. En La Paz, por ejemplo, Dylan el ciclista de la bici sin marchas estuvo trabajando en un albergue durante unas horas al día a cambio de una cama para dormir y el derecho a usar la cocina. Un trato similar consiguió una chica con la que coincidimos en Vancouver. Cuando escribimos por primera vez sobre esto de los dineros allá por 2008, Nicolás nos dejó un comentario en aquel post con este mensaje: “Cuando me divorcié, recorrí toda Latinoamérica desde Puerto Williams, la ciudad mas austral del mundo hasta la frontera México/EE.UU saliendo de mi casa en Santiago de Chile con solo 15.000 pesos (unos 20 euros). Hay que saber arreglárselas no más. Por ejemplo si te detienes a ayudar digamos unas 3 o 4 horas a un campesino con las labores que está haciendo (carga/descarga,desmalezar, etc) lo más probable es que el hombre agradecido te invite a cenar a su casa, y te deje montar tu tienda de forma segura. Si además eres amable, y ayudas al niño con las tareas del cole en la noche, y ayudas a la señora a preparar la cena, entonces es probable a la mañana siguiente, tengas que rechazar la mitad de las frutas, verduras, cereales, etc. que te ofrezcan “para el camino” por cuestión de peso y espacio. Si además tienes una profesión conveniente como médico (siempre hasta en los poblados más chicos hay alguien enfermo), o abogado (siempre alguien tiene líos con la posesión de las tierras) o veterinario (una revisión general al estado del ganado siempre es agradecida, junto con algún consejo sobre salubridad o alimentación que venga al caso) o cualquier giro que sepan darle a lo que sepan hacer, entonces no tendrán problemas en conseguir comida y techo en los poblados y provisiones para cuando salgan de algún pueblucho hacia la ruta abierta.”

#4 Cocina

No siempre cocinar tu propia comida es más barato que comer en los restaurantes locales (especialmente cierto si estás en el Sureste Asiático o en África), pero –sobre todo en países ricos– en general se puede decir que un plato de espaguettis cocinado en tu hornillo saldrá más económico que una cena en un garito, sobre todo si estás es un sitio donde hay muchos turistas. Además, cocinando tu propia comida evitarás en cierta medida el cansancio del viajero, que se produce cuando absolutamente todo lo que haces es nuevo o local.

Otra de las formas prácticas de ahorrar dinero (y basura al medio en el que estás) es no comprar agua embotellada. Puedes purificar la que tomes de grifos o pozos si es que el sitio es poco seguro, o puedes arriesgarte y tomarla sin purificar. A gusto (y buen sentido) del consumidor. Como bola extra, debes saber que beber agua es suficiente para mantenerse bien hidratado. No hace falta recurrir a ningún brebaje industrial a no ser que estés en desiertos o climas tropicales donde sudes mucho más de lo que puedas beber

#5 Compra donde compran los locales y aprende a regatear

En cada sitio hay un lugar donde comprar. En el norte son los supermercados, en el sur son los mercados de calle. Observa lo que hacen los locales e imítalos. En particular a las personas mayores, que son perros viejos y se saben ya todos los trucos para hacer un consumo racional.

Sobre el arte de regatear, echa un ojo a este artículo.

#6 A la larga un buen equipo te ahorra dinero (pero las pijadas solo pesan en el bolsillo)

No necesitas tener lo mejor de lo mejor para viajar, lo hemos dicho en muchas ocasiones, pero que tu equipo responda es fundamental para estar cómodo, mantener la moral y la salud alta y no tener que andar constantemente buscando cómo repararlo o sustituirlo. Si tu tienda se cala; tu saco no abriga lo suficiente; tu hornillo no te sirve para cocinar, o no te fías de tu sistema de filtrado de agua, tendrás que buscar donde dormir, dónde comer y comprar botellas de agua. Asegúrate, teniendo en cuenta por dónde vas a viajar, de que tienes lo imprescindible cubierto. Como nos decía Johnny cuando empezamos en esto “si no estás cómodo en tu tienda de campaña, acabarás pagando en hoteles lo que te ahorraste en material”.

De la misma manera, las dos características más importantes de una bici para cicloturismo es que sea robusta y que sea de tu talla. Lo primero sirve para evitar que se te rompan piezas cada dos por tres; lo segundo para evitarte lesiones que te obliguen a parar y reconsiderar tus planes. En alguna ocasión hemos hablado de qué bici necesitas tener para viajar. El resumen es el siguiente: una MTB de aluminio con o sin suspensión delantera, de calidad media, que cambie y frene, es más que suficiente para casi cualquier viaje de 3 meses. No inviertas un pastón en la bici y te quedes después sin dinero para el propósito para el que la compraste, pero no escatimes tanto y utilices una bici con componentes tan delicados que te deje tirado/a cuando las cosas se pongan un poco difíciles. Hay quien ha dado la vuelta al mundo (varias veces) con mucho menos.

A partir de ahí cada uno elige qué lujos se quiere llevar en su viaje. Nosotros llevábamos dos portátiles porque no queríamos luchar entre nosotros por tener acceso a la tecla, y también un panel solar que mandamos de vuelta a casa a las primeras de cambio, tanto porque no nos hizo sol en tres meses, como porque descubrimos que nos las apañábamos muy bien para cargar nuestros instrumentos con batería en cualquier lado. A lo largo de nuestra vida ciclista hemos gastado dinero en cosas que nos parecían imprescindibles y después nos hemos dado cuenta de que no nos hacían falta, pero también nos ha pasado al contrario: hemos creído que podríamos pasar si tanto abrigo o sin esto o lo otro y lo hemos terminado comprando por el camino. La moraleja que hemos sacado es que hasta que no estás en ruta no sabes lo que te hará falta, por tanto, no tiene sentido planificar hasta el último detalle. Lo importante es empezar a pedalear.

#7 El transporte es lo más caro del viaje en bici

Paradójico, pero cierto. Al final el dinero que te gastas en aviones, barcos, trenes, autobuses y similares suele constituir una de las partidas más importantes del gasto total. Si quieres ahorrar, busca con mucho cuidado las alternativas más baratas o recurre a autostop, coches compartidos o barco-stop. Volviendo al punto 1, si tienes prisa es difícil que encuentres buenos precios pero merece la pena intentarlo. Hace poco hablamos por aquí de cómo hacemos nosotros para comprar billetes de avión baratos.

#8 Hay tarjetas que te ahorran dinero

Como la de estudiante o la de jubilado. Muchos monumentos internacionales hacen descuentos para estudiantes o mayores, así que no te las dejes en casa.

#9 Si puedes permitirte un lujo, no lo dudes.

Una cosa es viajar una semana, diez días o un mes en los que puedes pasar sin apenas nada; y otra muy diferente es estar de viaje meses o incluso años. Vale que no duermas en hotelazos todas las noches, pero si estás enfermo; hace una semana que no para de llover, o simplemente necesitas estar solo/a y sin que nadie te pregunte ni la hora, ¿por qué no regalarte una estancia en un hostal; una comida especial o la entrada a un sitio que te apetezca conocer? Evidentemente si no hay plata, no se puede gastar por mucho que te apetezca, pero si tienes la posibilidad, no te quedes sin visitar un sitio magnífico que estaba en tu lista de lugares por conocer desde que eras pequeño porque te parezca muy caro cuando estés en el terreno. Piensa en cuántas tardes de cañas se traduce el coste de la entrada y date el lujo.

Como dice Álvaro: come alubias pero cumple tus sueños.

Continuando con el listado de los artículos que jamás deben faltar en sus viajes, tenemos:

Tendedero con ganchos: Una cuerda elástica será lo mejor para colgar y secar ropa en cualquier lugar. También es útil para amarrar objetos entre sí. Algunas líneas cuentan con ventosas que no funcionan tan bien así que es mejor las que tienen ganchos.

1 Linterna pequeña: Nunca se sabe cuando la luz se apaga o cuando uno se verá en medio de una calle oscura y llena de baches.

2 Paquete con bolsillos: Un paquete plegable que puedas meter fácilmente en la mochila es lo ideal, ya que ocupa poco espacio.

3 Tampones: Las mujeres deben llevar sus pastillas y tampones de todos modos, porque nunca se sabe si en otro país estarán disponibles en libre venta o si los encontraran cerca cuando los necesiten.

4 Herramienta: Una herramienta tipo espartana que incluya un par de cuchillos, tijeras, abridor de latas, punzón y sacacorcho es suficiente para viajar.

5 Banano: Un monedero que se pueda ajustar a la cintura es lo mejor para llevar el dinero en efectivo, las tarjetas y pasaportes a la mano.

6 Ropa interior térmica: especial para cuando se viaja a lugares donde el clima es frio, la ropa térmica es un elemento muy importante.

7 Hilos y agujas: Un pequeño costurero no estará demás por si se les cae un botón o se les raja el pantalón. Las agujas sirven para remover astillas también.

8 Pareo: Un pareo es más liviano que una toalla normal, ya que se seca rápido y ocupa menos espacio.

Elije productos de calidad que te duraran durante todo el viaje y subestimes la importancia del peso lo que lleves.

Consejos para dar la Vuelta al Mundo

La manera más barata de darle la vuelta al mundo es comprar un boleto de avión round-the-world que dependa de alianzas entre varias aerolíneas. En teoría cualquier ruta es posible pero conocer cómo funcionan los itinerarios hará el viaje más barato.

La vigencia mínima de un boleto round-the-world es de 10 días y la máxima es de un año.

Considera que el clima no puede ser ideal en todas las paradas que hagas, por lo que debes concentrarte en lo quieres hacer para decidir en qué temporada del año viajar.

Las rutas de avión más baratas son las que pasan por ciudades grandes, si deseas hacer paradas en lugares remotos, siempre será más caro. No es necesario tomar vuelos en cada punto, también te puedes transportar en tren o en buses.

Resalta los lugares a los que más te gustaría ir y planea tu viaje alrededor de éstos. Si no cuentas con un presupuesto holgado pasa más tiempo en las ciudades baratas.

Habla con un experto antes de comprar tu vuelo. Quienes hacen las reservaciones de los round-the-world sabrá qué rutas funcionan mejor y son más baratas.

Considera que si no tomas uno de los vuelos de tu itinerario es fácil que la aerolínea pueda cancelar los viajes subsecuentes.

Viajar en avión es motivo de pánico para muchas personas alrededor del mundo. Ansiedad, ataques de pánico, fatalismo y excitación son algunas de las consecuencias de pasajeros temerarios o con fobia a volar. Toma nota de algunas técnicas de relajación para viajar en avión, pues este es un medio de transporte al que tarde o temprano tendrás que enfrentarte, y una vez que lo hagas, te sentirás más libre a la hora de viajar.

Días antes, Técnicas de relajación para viajar en avión

Días antes de viajar en avión solemos tener pensamientos negativos acerca del despegue y el vuelo, un grave error porque cuando estemos acomodados y listos para despegar, la memoria traerá a la mente los pensamientos temerarios sumando aún más tensión al momento. Sé optimista antes de tomar un vuelo, piensa que todo irá bien y que incluso lo disfrutarás, de esta manera te ahorraras trampas de la mente en el momento más inoportuno.

El alcohol, tabaco, café o comidas saladas no sólo provocan un peor jet lag (desajuste al volar especialmente a zonas de gran cambio horario o a mucha distancia) sino que excitan los nervios. Disminuir o quitar del todo alguno de estos productos uno o dos días antes del viaje, dejará tu cuerpo más preparado para la relajación y concentración mental.

Practica yoga o relajación unos días antes con tal de preparar la mente para el momento adecuado. La solución fácil sería la ingesta de somníferos para el vuelo, pero en mi opinión sería una solución cobarde que te impediría afrontar realmente este particular miedo, es algo más personal.

Despegue, el momento más temido

5-4-3-2-1. Contemos regresivamente, con tranquilidad, enfocando la mente hacia esta combinación que no es más que una distracción para entretener la mente. Sé constante, haz de estos números tu vida y no te dejes engatusar por pensamientos negativos, estos no tienen entrada en ese círculo de ningún modo.

A pesar de ser la combinación más recomendada puede complementarse con ejercicios triviales hasta completar un círculo, por ejemplo: mi brazo está sobre mi pierna, mi pierna está sobre el asiento. . . hasta alcanzar un conjunto de cinco confirmaciones. Una imagen idílica (por ejemplo alguna del destino al que te diriges) puede también relajarte e incluso motivarte a vencer el miedo. Ante todo necesitarás concentración.

Lleva contigo todas las revistas o películas posibles. Si estás son coloridas y de enfoque positivo mucho mejor, pues el apartado visual es el primero de la mente, de manera que llenándolo de color, fotografías agradables y artículos o tramas interesantes nuestra mente estará centrada en lugar de ser un filtro de pensamientos negativos basados en el ruido de los motores, por ejemplo.

Feliz viaje

Una vez que hemos superado el apartado anterior, el viaje en avión debería llevarse con más tranquilidad. No obstante, procura sentarte en cualquier asiento desde las alas hacia delante con tal de oír menos ruídos del motor, los cuales predominan en la parte trasera y coloca una almohadilla de viaje, ya sea en el lumbar o el cuello si viajas de noche, pues comodidad y tranquilidad suelen ir unidas.

Lleva contigo un antifaz de los que puedes usar para dormir en casa y evitar al sol, de esta manera frenaras la sensación visual de encontrarte en las alturas y podrás concentrarte en tus propios pensamientos sin verte influenciado por lo que te rodea.

Procura llevar también un reproductor de música para omitir los ruidos de motor o cuchicheos de los pasajeros que pueden influir en tu estado de inseguridad. La música te dará otra percepción del momento. Procura aplicar los ejercicios vistos en el segundo apartado esporádicamente, además de contar tus respiraciones y centrar la atención en la confirmación de que todo va bien y no va a pasar nada.

Conocer algún compañero de vuelo también puede ser una agradable casualidad para conocer gente y tener un entretenimiento mucho más motivador, visual e intelectualmente, aunque a veces no dependa de nosotros mismos.

Viajar en avión va convirtiéndose cada vez más en un modo de viaje primordial pero que también puede provocar inseguridades, especialmente a los pasajeros que toman un vuelo por primera vez. Ante todo la concentración es lo más importante, positivismo y una preparación mental previa al vuelo que nos asegura tranquilidad a lo largo del mismo.

¿Tú también tienes fobia a volar? ¿Qué consejos personales utilizaste para superar el miedo?

No salgas del aeropuerto sin haber dejado una reclamación de equipaje por escrito. Esto es esencial porque este documento registrará cuándo y dónde ocurrió la pérdida.

Debe existir una oficina de reclamo en el área de entrega de equipaje en la que se pueda solicitar una hoja de reclamo, si no hay, pídela en el escritorio de documentación. No esperes hasta llegar a casa, reporta la pérdida de inmediato.

El proceso de reclamo varía entre aerolíneas pero en todos los casos debes proporcionar tu nombre, fecha y hora del vuelo y número del mismo.

No dudes recurrir a instancias mayores si crees que el reclamo de equipaje no está funcionando con la aerolínea. Puedes llenar una queja con el Departamento de Transporte.

Todas las quejas son registradas en el sistema de monitoreo computarizado de aviación de DOT (Department of Transportation) y son mostradas a cada aerolínea en el Air Travel Consumer Report. Este reporte es distribuido a cada aerolínea y está disponible para los medios de comunicación y el público en general, así los clientes pueden comparar los registros de quejas de cada aerolínea.

Otra opción es quejarse en las redes sociales de las aerolíneas. Generalmente las compañías de aviación prestan mucha atención a este medio y responden rápidamente.

Maletas Perdidas

Hay varios productos en el mercado que rastrean equipaje, como el Trakdot que utiliza las redes de celulares para determinar en qué ciudad está tu maleta y envía la información a tu smartphone. Lo mismo con iTrak, que también hace llamadas o envía un mail con el paradero del equipaje. Trace Me es un método más sencillo, se trata de una etiqueta con un código de barras único, cuando éste es escaneado por alguna aerolínea, se envía un mensaje a tu celular con la ubicación de la maleta.

La última recomendación es no ser grosero con quienes se encuentran en los servicios de recuperación de equipaje, es mucho más probable solucionar el problema rápidamente cuando se conserva la cordialidad.

Te vas de vacaciones. Viajas en avión y, cuando llegas a tu destino, compruebas con horror que tu maleta no sale por la cinta transportadora. Tu equipaje se ha perdido y te encuentras en el aeropuerto de una ciudad que no es la tuya y sin maletas. Esto que debería ser una excepción, un infortunio que se diese muy de vez en cuando, sucede con demasiada frecuencia. Comienza ahora un largo y aburrido procedimiento que tendrás que afrontar con calma, si no quieres echar a perder tus esperadas vacaciones.

Cuando a uno le pierden el equipaje en un aeropuerto, no sirve de nada enfadarse, aunque es una reacción normal y comprensible. Lo mejor es tomárselo con filosofía y dar cuanto antes los pasos necesarios para recuperar las maletas. Te contamos lo que tienes que hacer en estos casos.

Lo primero, comunicar la pérdida

Qué hacer si pierdes tus maletas en el aeropuerto

En primer lugar, tienes que dar parte a la aerolínea de la pérdida, para que el incidente quede registrado cuanto antes. En esta situación la celeridad con que actúes es clave para recuperar el equipaje cuanto antes y poder continuar con tus vacaciones.

Comprueba que conservas toda la documentación del vuelo (billete, etiqueta de facturación del equipaje y tarjeta de embarque) y no te vayas del aeropuerto sin que haya quedado constancia de la pérdida. Acude al mostrador de la compañía con la que hayas viajado y comunica la desaparición. Tendrás que rellenar un Parte de Irregularidad del Equipaje (P.I.R.) y presentarlo, además, en los mostradores de la Asociación de Aerolíneas Europeas. Y ese paso, por muy pesado que te parezca, has de hacerlo cuanto antes.

Después hazte con el teléfono de atención al cliente de la compañía aérea para poder hacer el seguimiento de la búsqueda. Algunas aerolíneas ofrecen la opción de poder mantenerse informado a través de Internet. Y, recuerda, aparezca o no tu maleta estás en tu derecho de solicitar una indemnización por los perjuicios causados.

Como consejo para evitar perder el equipaje en un viaje, procura no llevar cosas de valor en la maleta que factures, y no te olvides de poner tus datos personales dentro y fuera de ella.

Si estás embarazada y quieres viajar proximamente, debes quedarte y leer este post, en el cuál te enterarás de que cosas debes tener en cuenta a la hora de viajar embarazada.viajar-embarazada-243×300

Si estas pensando tomar un vuelo, entonces te decimos que NO debes tener ningún problema siempre y cuando no tengas un embarazo de riesgo, en este último caso no te recomendamos viajar por ningún medio. Si tu embarazo es normal, entonces puedes viajar tranquilamente hasta el último trimestre de embarazo, en el cual te recomendamos no viajar. Los aviones deben estar preparados para atender un parto en caso de que esto ocurra durante un vuelo, pero muchas compañías no están debidamente preparadas… así que no te arriesgues.

Mientras estás volando, si el vuelo dura más de tres horas debes avisar a los responsables de los pasajeros (azafatas) que estás embarazada y necesitas caminar por el pasillo un rato cada X horas.

Si vas a viajar en avión y tienes la opción de elegir si quieres ventana o pasillo, elije se siempre el pasillo, sobre todo si estás en el segundo mes de embarazo. Las embarazadas tienen que ir al baño mucho más a menudo que una persona normal, por lo tanto, debes tener en cuenta que no puedes estar saliendo y entrando, molestando a tu compañero de vuelo.

Di siempre que estás embarazada y quieres que las revisiones sean manuales, ya que no se sabe que daño pueden causar los detectores a tu bebé.

Y por supuesto, jamás te olvides de llevar toda la información pertinente, tanto tuya como de tu embarazo. Tipo de sangre, pruebas, ecografías… nunca se sabe lo que puede pasar y es mejor estar precavidas.

Por último, si tu médico te ha dicho en algún momento que tu bebé puede ser prematuro, es momento de olvidarte de viajar hasta que nazca.

¿Conoces a alguien que quiera viajar estando embarazada?, no olvides compartirle este post, ya que es muy importante que tenga en cuenta todos los consejos.

Hace un tiempo comencé una nueva sección en este blog, las puntas.

Los consejos pueden ser obvios, pero también pueden llegar a ser muy útil, especialmente para aquellos que viajan de forma esporádica o iniciar su lista de viaje.

Hoy he decidido escribir aquí acerca de los documentos y el dinero para llevar a cabo en el país

Los documentos toman dependerá del destino.

Si vamos a la Unión Europea que tomamos sólo el BI como prueba de identidad. Si el destino se encuentra fuera del pasaporte de la UE es esencial. Esto se toma de cualquier Gobierno Civil, si están más cerca de una tienda Ciudadana el tiempo de espera puede ser menor (no necesariamente). Aquí están las direcciones.

Para obtener el pasaporte sólo debe ser él mismo y estar acompañada de BI, las fotos ya no son necesarios, ya que son fotos digitales tomadas en el momento. La demora depende del tipo de aplicación que elija, ya sea rápido o normal, que variará el precio a pagar.

Nunca Si usted ya tiene un pasaporte se olvide de comprobar la fecha de caducidad. Puede haber problemas complicados si el pasaporte no es válido.

Se necesita un visado para entrar en los distintos países. Esta solicitud se hace al mismo país que emite (o no) la autorización. Normalmente es la agencia de viajes que se ocupa del proceso.

En cuanto al dinero, debe ir en forma de tarjeta de crédito y dinero en efectivo. VISA y MasterCard se aceptan en todo el mundo, lo que puede facilitar los pagos. Es necesario tener en cuenta que las bolsas son hechas por el Banco en el momento del pago y el tipo puede no ser la más favorable.

El efectivo es siempre exacta de pequeños pagos en la tarjeta no es aceptada. Anteriormente dólar era la moneda de hoy más aceptable puede conducir a euro ya comerciar en cualquier país. Es una cuestión de análisis de lo que será más viable en el momento del viaje.

Antes de cambiar, y si hay una oportunidad, es importante ver lo que es el lugar adecuado con una mejor tasa de cambio. Estos pueden variar en gran medida en la misma localidad.

En cuanto al dinero transportado hay una regla que aprendí a no ha sufrido ninguna situación indeseable, pero para evitar: No tengo el dinero todo junto. Tome varias becas diferentes, al salir del hotel para tomar sólo lo necesario y dejar el resto en la caja fuerte … cierta cautela nunca está de más, sobre todo en un país que no es el nuestro.

Me han cancelado el vuelo, ¿y ahora que hago?

El aeropuerto de Nairobi lleva un par de días cerrado por un incendio. Esto me ha hecho pensar en todos los pasajeros que tenían que pisar ese aeropuerto bien para comenzar el viaje o bien para regresar a sus casas. En este caso, el origen de los vuelos cancelados es causa de fuerza mayor pero pueden ser muchos otros motivos los que conlleven un vuelo cancelado, tanto voluntarios (como una huelga, por ejemplo) como involuntarios (climatologia, problemas tecnicos del avion…etc).

Por desgracia sucede a menudo. Cuando te toca a ti la sensación de impotencia y desorientacion es total. ¿Y ahora que hago?

Para los usuarios del aeropuerto de Nairobi no les queda otra que esperar a la reabertura de las instalaciones o que los lleven a un aeropuerto cercano si han podido desviar los aviones de su ruta original.

Cuando la causa esta relacionada con la propia compañía aérea (como problemas tecnicos o una huelga…..) lo normal es que la solución debiera venir de manos de la aerolínea con la que volabas. Lo apropiado sería que ante la cancelación de un vuelo concreto te recolocaran en otro de sus vuelos o bien de otra compañía de la misma alianza. La realidad es bien distinta sobretodo cuando el “caos” ante el desconcierto y las rabietas de todos los pasajeros van creciendo y las protestas contra los trabajadores de la compañia suben de tono. Es importante ser de los primeros en reaccionar tras la noticia de la cancelación para encontrar una solución.

Con esto no quiero decir que nos volvamos paranoicos pero no esta de más tener controlados nuestros vuelos. Por si te sirve de ayuda, hay una aplicación, Flightstats, que te permite seguir el estado de los vuelos e incluso generar alertas en tu movil de seguimiento para un vuelo.

¿Nunca te has planteado los desequilibrios que puedes causar a tus familiares cuando tu no estés? ¿Qué pasaría si te ocurre algo estando de viaje en alguna parte del mundo? Divina Pastora te puede ayudar en esto. Divina Pastora te ofrece una cobertura en todos tus viajes para que no tengas que preocuparte, desde el primer dia. En el seguro están incluidos todos los trámites y gastos necesarios para el envío del asegurado a cualquier provincia española. Además existe una cobertura especial que cubre el traslado del asegurado desde cualquier parte del mundo hacia su localidad.

No dejes todo para última hora. Piensas en tus familiares y no hagas que corran con los tramites cuando no están en disposición de ello. Como reza la promo, si eres un tipo organizado y miras siempre de frente, el seguro de decesos es de los más importantes.

Una de las principales premisas que tienen las personas que deben realizar viajes por trabajo, o sobre todo cuando los planean para divertirse y tener unas merecidas vacaciones, es gastar lo menos posible. En el caso de los jóvenes, una gran alternativa en este sentido son los viajes económicos que todas las empresas aéreas poseen, y a continuación vamos a enseñarte algunos consejos al respecto para conseguirlos.

Por ejemplo, lo primero que podemos recomendarte, es que elijas viajar los martes o miércoles, dado que se trata de jornadas en las cuales es más barato que volar en fin de semana o en lunes, que cuentan con más demanda. De hecho, el miércoles es estadísticamente el día más barato para volar. Comprar con mucha antelación o con muy poca es otra alternativa, y nunca cuando compran las personas normalmente.

Otra posibilidad que no podemos dejar de tener en cuenta tiene que ver con viajar por la mañana o a medianoche. En general los dos extremos del día cuentan con descuentos sumamente interesantes para los jóvenes que quieran ahorrar. Incluso, puedes buscar en Internet aquellas compañías que específicamente se postulen como “low cost” por distintos motivos, y aprovechar sus ofertas.

También puede serte de mucha utilidad buscar vuelos con destino a distintos aeropuertos no tan famosos que así y todo no estén lejos de las ciudades que queremos visitar. Obviamente, debes dejar de lado las compañías de viajes o touroperadoras, ya que son las más costosas, y siempre debes suscribirte a los correos electrónicos con las ofertas de las compañías aéreas.

Además, una importante cuestión a considerar que puede sonar estúpida pero que pocas personas llevan a cabo tiene que ver con consultar siempre con los agentes de viajes sobre descuentos para estudiantes, jubilados y militares. También existen ofertas para pasajeros frecuentes que no podemos perder de vista en estos casos.

Como todos sabemos hay diversas formas de emprender un viaje hacia algún destino desconocido, y no siempre el mismo se realiza de la manera más tradicional, yendo de visitas junto con el grupo familiar, amigos, pareja, etc. Hace algunos años ya se viene viendo un nuevo estilo de vacacionar o afrontar un viaje, y es hacerlo solitariamente, es decir sin ninguna compañía y sin nadie que nos espere en el próximo lugar de destino. Es por eso que hay un par de detalles a tener en cuenta antes de empezar el viaje.

En primer lugar se recomienda aferrarse a la posibilidad de establecer contacto con los habitantes locales, y sin dudas si se trata de un caso donde no hay un fluido uso del idioma ni un amplio conocimiento de las costumbres. Lo ideal para llevar a cabo esto podría ser apostar por alojamientos del tipo de pensiones, albergues, u otros establecimientos con un régimen de alojamiento y desayuno, ya que esto aumentará las posibilidades de establecer contacto con personas de diversos sitios del mundo que atraviesan la misma situación.

Una buena medida adoptada podría ser el dedicar los primeros días del viaje a intentar conocer las costumbres y las formas que se utilizan en el lugar de destino, lo cual ayudará a aclimatarse rápidamente.

Tal vez otra buena opción sea elegir algún restaurante ubicado en una zona de buen movimiento de la ciudad, con lo cual será más fácil hacerse de nuevos amigos, incluso pudiendo conocer al personal del lugar, para lograr tener a alguien de confianza cerca. Si bien los nuevos vínculos serán importantes durante la estadía, aún más fundamentales resultarán los anteriores, es decir que será interesante mantenerse en constante contacto con nuestros familiares, amigos, etc.

Algunos otros hábitos buenos para este tipo de viaje puede ser el planear siempre el efectivo con el que uno cuenta, llevarse algo de lectura para ratos libres y también intentar guardar siempre los objetos de valor en los mismos lugares.

Organizar un viaje con niños siempre requiere de una preparación especial, pero en el caso de tener que coger un avión las dudas aumentan, especialmente en lo que se refiere a la documentación necesaria.

Aunque la normativa española fija unas pautas claras, no todas las compañías aéreas aplican los mismos criterios. Por eso, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con la aerolínea y asegurarse de tener todos los papeles del menor en regla. Como regla general, AENA señala que los mayores de 14 años deben llevar la misma documentación que un pasajero adulto pero, ¿qué pasa con los menores de 14 años?

Menores de 14 años

A los niños menores de 14 años les basta con el Libro de Familia para los vuelos nacionales, aunque deben llevar el Documento Nacional de Identidad (DNI), pasaporte o visado en el resto de casos. Además, si los adultos que acompañan al niño no son sus padres, necesitarán una autorización expedida por la Guardia Civil para poder volar.

Menores no acompañados

Los menores de entre 5 y 14 años que no viajen acompañados, además de la documentación mencionada anteriormente, necesitan una autorización de los padres, que también tendrán que cumplimentar la documentación necesaria que la compañía aérea requiera para aceptar al menor. Los niños que no hayan cumplido los cinco años no podrán coger el avión si no van acompañados por una persona mayor de 18 años.

Niños de entre cero y dos años

En cuanto a los niños menores de dos años, tendrán un tratamiento especial para el precio de su billete y para los requisitos de viaje. Así, la mayoría de las compañías no cobra el billete de los menores que no ocupan asiento, pero otras facturan un 10 por ciento adicional al precio del billete de uno de los progenitores. En viajes intercontinentales algunos aviones disponen de cunas para los bebés que deberán ser solicitadas con antelación a la hora de adquirir el billete.

Muchos españoles aprovechan las vacaciones de Navidad para viajar o viajan para poder celebrar estos días junto a sus familias. La actividad en los aeropuertos se incrementa y también las posibilidades de incidentes. Reclamador.es, empresa especializada en gestionar las reclamaciones de los pasajeros frente a las aerolíneas, ha elaborado un decálogo de dudas razonables que se les plantean a los viajeros.

1.- ¿Las compras en el aeropuerto se consideran también equipaje de mano?

Aena señala que “está permitido embarcar con una bolsa de sus tiendas, además del equipaje de mano y debe realizarse de manera gratuita”. Esta disposición, eso sí, es aplicable sólo a vuelos con salida desde España. Ryanair -la aerolínea con la que se producían más incidentes por este motivo- ha tenido que acatar la disposición y desde el 1 de diciembre “permite” el segundo bulto en cabina.

2.- ¿Pueden cobrarme por cambiar el nombre del titular de un billete?

Los billetes aéreos son siempre nominativos, emitidos a nombre de una persona en concreto. Si se desea cambiar la titularidad habrá que atenerse a las condiciones establecidas por cada aerolínea en la compra del billete. Normalmente, hay tarifas que, pagando un plus, dan la opción del cambio.

3. ¿Los mejores de edad necesitan DNI o pasaporte para volar?

De acuerdo con el Plan Nacional de Seguridad, aprobado en 2012, los menores de 14 años pueden volar a destinos nacionales (no de la Unión Europea) sin DNI, siempre que viajen con sus padres y éstos lleven el Libro de Familia.

4.- ¿Puedo volar con el DNI o el pasaporte caducado?

En este caso, el Plan Nacional de Seguridad establece que en vuelos nacionales o comunitarios se puede volar con el DNI o pasaporte aunque esté caducado. También es válido el permiso de conducir si está emitido en España.

5.- ¿Es posible volar con el billete de vuelta si no se utiliza la ida?

Ésta es la llamada cláusula NO show, por la que si alguno de los trayectos comprados no se usa, automáticamente se cancelan los trayectos restantes comprendidos en el mismo billete. Tras numerosas denuncias de los consumidores, el Tribunal Supremo ha declarado ilegal esta cláusula. Su aplicación está prohibida en España, estando previsto incluir esta modificación en la reforma del Reglamento 261/2004. Aunque es totalmente ilegal, Iberia sigue denegando el embarque en el viaje de vuelta a los pasajeros que no han empleado el billete de ida.

6.- ¿Y si no me han notificado el cambio de vuelo?

La aerolínea está obligada a notificar cualquier alteración en las condiciones de transporte. Si no informa fehacientemente al cliente, se producirá un incumplimiento contractual. Si el cliente ha comprado el billete a través de una agencia de viajes, es ésta la que deberá informarle sobre los cambios, previa notificación de la aerolínea a la agencia.

7.- ¿Se puede sobrevender un vuelo?

Sí. La normativa establece compensaciones económicas en favor de los pasajeros a los que se deniegue el embarque por overbooking, pero la práctica en sí es legal. Para las aerolíneas es rentable sobrevender plazas por precios muy superiores a las compensaciones que tendrán que pagar a los pasajeros que en su caso sean removidos del vuelo.

8.- ¿Cuánto tiempo debe pasar para poder reclamar a la aerolínea por retraso?

Los pasajeros tienen derecho a reclamar si el vuelo se retrasa más de 3 horas. En este caso, le corresponderá una indemnización de entre 250 y 600 euros, en función de la distancia. Es importante diferenciar entre retraso y cancelación. Para ello hay que prestar atención al número de vuelo. Cuando cambia, se ha producido una cancelación. También cuando el usuario tiene una tarjeta de embarque y le dan otra.

9.- ¿Qué derechos tengo si hay huelga?

Ante cualquier tipo de huelga, los pasajeros siempre tienen una serie de derechos. En caso de cancelación o retraso superior a cinco horas, la aerolínea deberá ofrecer al pasajero la posibilidad de que opte entre el reembolso en siete días del cote íntegro de billete y un vuelo de vuelta al primer punto de partida lo más rápidamente posible, si fuera necesario, o la conducción hasta el destino final en condiciones de transporte comparables.

Lo fundamental es determinar si la huelga tiene las características que la constituirían legalmente en una circunstancia eximente de la responsabilidad de la aerolínea con el pasajero. El art. 1105 del Código Civil contempla las dos primeras características que debe poseer la huelga: imprevisibilidad e inevitabilidad. En este sentido, una huelga que está convocada legalmente nunca será imprevisible y, por lo tanto, la aerolínea deberá indemnizar.

10.- ¿Cuál es el tiempo límite para embarcar?

No está señalada en ninguna norma. Lo que sí está marcado es la hora límite para facturar equipaje y obtener la tarjeta de embarque: 45 minutos. Este tiempo límite puede extenderse si lo establece la compañía en sus condiciones de transporte, por ejemplo en vuelos a determinados destinos, como EE.UU. o Israel.

A la hora de escoger una maleta tenemos que tener en cuenta qué tipo de viaje es el que hemos organizado, cuál es nuestro destino, qué actividades hemos planeado y cuántos días vamos a estar fuera.

maletas

Son muchas las variables que tenemos que tener en cuenta a la hora de prepararnos para un viaje y la maleta es una de las cosas en las que tenemos que pensar, porque no es igual llevar una maleta de mano que una maleta de grandes dimensiones. Estaríamos hablando ya no sólo de comodidad, sino de cantidad de equipaje y el tiempo previo que necesitamos estar en el aeropuerto para poder facturar. En este sentido, os presentamos diferentes modelos de maleta, imágenes de la tienda TrianGo.

Escapada en coche, autobús o tren

También podríamos pensar en qué tipo de medio de transporte vamos a utilizar para realizar ese viaje. Por ejemplo, si es un fin de semana y vas a trasladarte en coche, autobús o en tren, una bolsa de viaje puede ser el tipo de maleta más cómoda ya que puedes llevar cuanto necesites y guardarla con comodidad en el maletero.

bolsa de viaje

Si vas a ir en autobús o en tren, sería preferible que esta bolsa tuviera ruedas para no tener que cargar. Y, como ya os imaginaréis, también podéis encontrar bolsas de múltiples tamaños.

Escapada en avión

Si el medio de transporte escogido es el avión pero van a ser pocos días, vamos que sólo vas a hacer una escapada, la opción más interesante sería escoger una maleta de cabina o equipaje de mano. Eso sí, os recomendamos encarecidamente que antes de comprar una maleta de este tipo, si es para un viaje en concreto, investigues qué dimensiones son las recomendadas porque puede variar entre cada compañía aérea.

equipaje de mano

También tendríamos qué plantearnos qué tipo de equipaje voy a llevar para escoger una maleta rígida o una flexible. Como os imaginaréis, la rígida suele proteger más pero en la flexible entran más cosas.

equipaje niños

Viaje largo

Para aquellas personas que vayáis a hacer un viaje largo, de una semana o más días, normalmente se recomienda llevar una maleta de mayores dimensiones para poder guardar bastantes prendas que sirvan para estar preparado ante cualquier imprevisto.

maleta grande

Por lo tanto, lo más recomendable es facturar y escoger maletas medianas o grandes pero siempre, tener en cuenta que hay que pensar tanto en las medidas como en el peso de la maleta ya que puede suponer un gasto adicional.

Seguro de coche

Hoy en día todas las personas que tienen un coche, y quieran circular con él, saben que han de tener que contratar un seguro, este seguro es conocido como el de responsabilidad civil y cubre tanto al propietario del coche, como a aquella persona que lo conduce. Mucha gente utiliza el coche para trabajar, pero existe hoy en día mucha gente que utiliza el coche para viajar, y no para recorrer 700 u 800 kilómetros sino que son muchos los que cruzan el charco sin olvidarse de este medio de trasporte.

Este seguro de coche es obligatorio, ya que si no se lleva este seguro el conducto va a ser multado y en alguna ocasión se podrá inmovilizar el coche. Las multas que se provocan por este tipo de incidente puede a ser de hasta 3.000 euros, por lo que si se sufre un accidente sin seguro la responsabilidad será del conductor que no tiene seguro, y deberá de pagar los arreglos de la reparación del vehículo de la otra personas.

Aunque hablamos del seguro básico de coche, debemos de tener en cuenta que existen seguros de coches para aquellas personas que suelen viajar con el vehículo. Hay que tener en cuenta que si estás en tu propio país si tienes algún percance no va a pasar nada, el problema vendría cuando estás fuera de las tus fronteras. Son muchos los seguros que te ofrecen garantías y coberturas fuera de tu país, en las que se denominan la Carta Verde. Esta se necesitará llevar cuando viajes a algunos países para que no tengas ningún tipo de problema. Por lo que si vas a viajar fuera del país lo más aconsejable es que se lo pidas a tu aseguradora.

Cuando se contrata un seguro, se establece dependiendo de la compañía donde quieras contratarlo por parte del asegurado y la aseguradora, que se llevara a cabo con la firma de un contrato, por el que el asegurado recibirá una prima de cobertura de responsabilidad civil y la aseguradora recibirá una prima por asegurar al asegurado.

Cuando uno llega a un acuerdo de un seguro ha de pagar una prima. La cantidad de esta prima se estipula por varios puntos importantes. Siempre se tiene en cuenta, la edad, el sexo, las características del coche, el estado civil del asegurado, el lugar donde se guarda el vehículo, el sistema de seguridad que tiene este, la cobertura, el historial del coche, el modelo y el uso que se le da al automóvil. Todo ello se estudia para saber la prima que se ha de pagar cuando se contrata un seguro. Cuando se determina se agregaran los impuestos, y con el acuerdo, el asegurado deberá decidir si quiere pagar mensualmente, trimestralmente o anualmente.

En los contratos de coche siempre intervienen la compañía de seguros que te ofrece la póliza, el titular de esta póliza, que puede ser distinto al asegurado, también se encuentra la persona que figura como asegurado, es decir el propietario de la indemnización si sucede un siniestro, el titular o tomador del coche o el asegurado, en este caso, es decir la persona que tiene las responsabilidad civil del riesgo.

Medidas preventivas de seguridad al viajar – II

Seguridad en el hotel

No pierdas de vista tu equipaje en el momento de registrarte en el hotel.

Los objetos de valor y el dinero que no vayas a utilizar deposítalo en la caja de seguridad del establecimiento.

Solicita el nombre del empleado que llevará tu equipaje a la habitación. No permitas que personas extrañas lo hagan.

Si estás enfermo o requieres de tratamiento, avisa en la gerencia del hotel en el momento de ingresar.

Mientras estés en la habitación cierra la puerta con llave. Cada vez que salgas de tu habitación, verifica que esté bien cerrada. Nunca dejes la llave sobre el mostrador, cerciórate de que la recibe en mano el empleado del hotel.

No dejes un cigarrillo encendido en la habitación.

Nunca des el nombre y número de la habitación del hotel a desconocidos.

No invites a personas que recién conoces a tu habitación.

Si vas a ausentarte, no dejes sobre el mostrador ni a la vista en la habitación, cuándo regresarás.

Si personal de mantenimiento o limpieza solicita entrar en la habitación cuando tú estás y no haz solicitado ninguno de esos servicios, no dejes entrar a nadie. Lama a recepción o gerencia del hotel y consulta sobre esas personas.

No te lleves la llave del hotel.

Si tienes una queja sobre la atención del personal o algún servicio, realízala por escrito a la gerencia.

Las llamadas de teléfono desde la habitación suelen ser costosas. Pide información antes de realizarlas.

No te lleves de recuerdo objetos de propiedad del hotel (ceniceros, toallas, etc.).

Consejos de viaje para la mujer

Para viajar sin miedo, hay que ser inteligentes, y pensar en todas las jugadas que podría hacernos pasar un mal rato por parte de un delincuente. Los delincuentes normalmente facilitan mucha información que es útil para los cursos de autodefensa, como la siguiente:

Ellos prefieren a las mujeres con pelo largo, que llevan un peinado fácil de agarrar, como una cola de caballo o trenza.

Se abalanzan con preferencia sobre aquellas que andan buscando algo en su cartera, bolso o simplemente van hablando por celular, ya que es ahí cuando bajan la guardia.

A las primeras horas del día se es más vulnerable a un ataque delictivo, aunque también las horas punta se prestan para ellos, ya que los maleantes aprovechan los tacos y las filas.

Los lugares más peligrosos son, los estacionamientos de supermercados y centros comerciales, los de edificios de trabajo y los baños públicos. La idea es llevarlas a otro lugar donde no sean descubiertos.

Ellos evitan a aquellas que llevan un paraguas, por ejemplo, y la mayoría no lleva armas porque llevarlas implica una pena de cárcel mucho más larga.

Como mecanismo de defensa, es bueno mirar a la cara al potencial agresor, demostrando que no le temes, también gritarle que pare y llevar un spray de gas pimienta. En caso que te atrapen, intenta pellizcar fuerte al hombre, luego golpéale la ingle, o intenta agarrarle los dos primeros dedos si es que te toma con sus manos, y tuérceselos al punto que se le quiebren o suenen fuerte. Nada es demasiado, ¡recuerda que tu vida puede estar en peligro!.

Yo no sé si os ha pasado a vosotros, pero siempre que voy a preparar el equipaje acabo sentado sobre la maleta para poder cerrarla bien. Da igual que me vaya de escapada de dos o tres días, siempre me cuesta horrores encontrar la combinación perfecta de ropa y enseres de viaje. Por eso, voy a aprovechar una de las secciones más preguntonas de Diario del Viajero para satisfacer mis necesidades y que me descubras trucos para viajar más ligero.

Cada semana te planteamos una pregunta viajera con el objetivo de encontrar la respuesta más adecuada para todos. De esta forma, habilitamos un espacio de debate donde los viajeros de nuestra comunidad pueden ayudarse mutuamente, y pasarlo bien hablando de viajes.

La pregunta de esta semana está relacionada con el equipaje. ¿Doblas la ropa de una forma especial? ¿Preparas sólo un par de mudas y luego lavas tus prendas en destino? o acaso ¿necesitas el baúl de la Piquer de tantos trastos y gadgets que llevas?. Vamos con la pregunta de la semana:

¿Qué truco utilizas para ahorrar espacio en tu maleta?

Con tanto hacer y deshacer el equipaje el único truco que he encontrado es llevar un maletón lo más grande posible. No obstante, me interesa tu opinión, así que cuenta, cuenta que estoy desesperado.

La pregunta de la semana anterior

La semana pasada mi compañero Sergio os preguntó una cuestión que está muy de moda durante estas fechas. En este sentido, os animó a que le contarais ¿Cuál es vuestro mercado navideño favorito?. Gracias de su parte a las personas que se animaron a compartir su opinión.

Por ejemplo, fesclic aseguró que pese a no ser un fan recalcitrante de la Navidad, le encanta el mercado navideño de Estrasburgo o subirse a un tren y desplazarse hasta Colmar: el compendio de la Navidad en un pequeño casco antiguo de increíble talla medieval.

Además, vimi va en una línea similar y cuenta que de Estrasburgo a Colmar en todos los pueblos hay mercadillos. El que más le gustó fue el de Ribeauville. Al lado hay otro pueblo que no se puede dejar de visitar en estas fechas, Riquewihr.

Te recordamos que las aportaciones a la pregunta de esta semana debes dejarlas en Diario del Viajero Respuestas. De esta forma estarán agrupadas y todos podremos divertirnos con tus anécdotas. ¡Ah! Y si tienes alguna pregunta, no dudes en lanzarla: nuestra comunidad está ahí para responderte.

Como-llevar-medicamentos-al-viajar-en-avion-2

Viajar con medicamentos es un proceso bastante sencillo. Sin embargo, a veces puedes resultar algo dificultoso si olvidas las recetas, las pierden o no cumples con ciertos requisitos. Para evitar contratiempos, en este post, te dejo algunas recomendaciones sobre las cosas que debes tener en cuenta al viajar en avión con medicamentos.

Almacenamiento

Debes llevar los medicamentos recetados en su envases originales. La mejor opción es llevarlos todos dentro de una bolsa transparente con cierre zip-lock. En caso de ser geles, aerosoles o líquidos para llevar contigo en el equipaje de mano, también deben ser colocados en bolsas transparentes y cada recipiente no debe superar las 3.4 onzas. Si llevas contigo equipo médico como jeringas, no olvides avisarle a los responsables de la aerolínea al respecto.

Lleva las prescripciones

La mejor manera, por el momento, para demostrar que tus medicamentos recetados te pertenecen es llevando contigo las medicinas en sus envases originales y sus correspondientes recetas con el nombre genérico del medicamento.

No olvides consultar con la embajada del país que vas a visitar si te permiten tener posesión de ciertos medicamentos.

Guarda los medicamentos en el equipaje de mano

Si vas a viajar en avión, mantén todos los medicamentos en el equipaje de mano. Hay dos razones para llevarlos contigo. En primer lugar, si llegara a suceder un extravío o robo de maletas, no perderás tiempo en reemplazar tus medicamentos.

En segundo lugar, muchos de los medicamentos necesitan ser almacenados en ambientes de temperatura controlada y eso lo encontrarás sólo en la cabina y en algunas bodegas, ya que por lo general estas últimas no se encuentran climatizadas.

Horarios

Si para llegar a destino deberás atravesar una o más zonas horarias, seguramente tendrás que cambiar la hora de tomar tus medicamentos. Algunos viajeros deben tomar sus medicamentos independientemente de la zona horaria. Si estás dentro de esta categoría, cómprate un reloj multi-zona-tiempo o reloj de alarma para ayudarte a seguir tus horarios de dosis.

Cuando viajes, recuerda tener la suficiente dosis de cada uno de los medicamentos que necesites y no olvides llevar a mano el teléfono de tu médico o farmacéutico de confianza.

¿Qué te parecieron estas recomendaciones para llevar medicinas en el avión? ¿Tienes más consejos para sumar? ¡Cuidar de tu salud durante el viaje es fundamental!