info@almusafir.es +34 612 258 388

viajes a croacia ofertas Croacia es un país en teoría joven, pero, en realidad, con una larguísima historia de la que son testimonios monumentos, ciudades y parajes que resultan lo bastantes atractivos como para que, año tras año, viajar a Croacia sea una de las opciones más tenidas en cuenta por turistas de todo el mundo; sobre todo por aquellos viajeros que desean hallar en el corazón de Europa un lugar lo suficientemente exótico, difícil de olvidar y tan versátil en cuanto a acceso: por mar, tierra, aire…

Un crucero por el Mediterráneo y el Adriático puede encontrar en Croacia paréntesis temporales imposibles de olvidar. Dubrovnik, uno de los destinos más célebres y espectaculares, acoge al turista con un panorama urbano personalizado por el particular tono naranja de los tejados, además de monumentos de importantísima raigambre histórica.

Las islas Elafitas se hallan frente a Dubrovnik. Kolocep, Lopud, son algunos de los nombres de estas pintorescas islas cuya comunicación con tierra es diaria mediante ferry. Las islas Elafitas son en ocasiones el primordial destino del turista que elige Croacia entre sus planes.

Split es otra de las ciudades imprescindibles de Croacia. Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por evidentes razones; una de ellas es el Templo de Diocleciano. Fue este monumento pieza clave en lo que hoy se conoce como Split, pues fue a su alrededor donde se erigieron las primeras construcciones de la ciudad que devendría.

El Anfiteatro Romano de Pula es otro más de los incontables destinos que el turistas puede hallar en Crocia. Está bien conservado y aloja nada menos que 2 decenas de miles de personas. A lo largo del verano, toma vida y se convierte en un hervidero de actividades teatrales, espectáculos y animación.

Por otro lado, viajar a Croacia supone encontrar un paisaje de una fertilidad como pocos en Europa. Testimonio de ello, entre otros muchos, es el espectacular Parque Natural de Plitvice, que ilustra este artículo.

Croacia es uno de los tan bellísimos países que conforman Europa Central. Junto a Francia, Italia y Ucrania, Croacia es otro de los países con más historia y uno de los mejores destinos en esta región del continente. Es un país pequeño pero con una enorme diversidad, con gente muy hospitalaria y con muchos lugares turísticos que vale más que la pena conocer.

Anteriormente aquí en NuestroRumbo ya hemos tenido la oportunidad de mostrarte algunos de los lugares más atractivos de Croacia, como por ejemplo cuando te presentamos el espectacular Parque de Lagos Plitvice que repletos de belleza natural conforman uno de los sitios más visitados de Croacia, o bien cuando nos detuvimos en la antigua y tranquila ciudad de Dubrovnik.

A pesar de lo exuberante y sensacional de estos lugares, el territorio croata tiene muchas otras joyas que ofrecer a todo turista. Por esta razón, hoy te invitamos a conocer algunos otros de los lugares que tienes que ver en Croacia.

¿Qué lugares visitar en Croacia?

Hvar es una de las ciudades croatas más bellas y reúne todos los elementos de las típicas ciudades de Croacia. Estas armonizan perfectamente sus paisajes hermosos y naturales de costas en el Mar Adriático con las antiguas construcciones de un estilo arquitectónico típico.

Con el mismo nombre, la tan pintoresca isla de Hvar es el hogar de una ciudad que ofrece todo tipo de actividades. Una estadía en Hvar incluye entre sus actividades paseos en bote, cenas románticas en los tan finos restaurantes sobre la costa y recorridos por la ciudad vieja de estilo Barroco, entre otras.

Split

La ciudad de Split es muy similar a la de Hvar. Es también una ciudad costera, que ofrece muchas actividades relacionadas también con el mar y que tiene un estilo antiguo que le da un toque romántico y mágico a cualquier estadía en Croacia.

Pero esta ciudad tiene algo más que ofrecer: playas y vida nocturna, razones por las cuales es una de las ciudades más visitadas del país, siendo la segunda más grande. De todas formas, no hay un solo lugar en Croacia que no tenga valor histórico y cultural; en Split, el Palacio de Diocleciano fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es un importante punto de encuentro para la cultura y la historia de Croacia.

Pula

Este es el sitio perfecto para todo amante de la historia. Entre las tantas atracciones de la ciudad de Pula, se destacan un Anfiteatro Romano construido en el siglo I, la Catedral de Pula que data del siglo V y el Museo Arqueológico de Croacia que presenta toda una amplia variedad de objetos muy antiguos encontrados en toda la región de Istria.

Parques Nacionales

Al comienzo nos referíamos a la gran belleza natural con la que uno puede encontrarse en Croacia y precisamente sobre el Parque Nacional de Lagos Plitvice, que ofrece todo tipo de ofertas para quienes gustan de las actividades al aire libre y el turismo aventura. Pero en la misma línea, hay que destacar el Parque Natural de Kopacki Rit.

Kopacki Rit es una enorme región de bañados con mucha biodiversidad. Es ideal para aquellos a quienes les gusta el contacto directo con la naturaleza y las actividades como el avistamiento de aves. También es un sitio recomendado para aquellos que buscan desconectarse de todas las preocupaciones mundanas, descansar y disfrutar de la naturaleza.

Otro Parque Nacional que querrás conocer si te gustan este tipo de actividades es el Kornati. Consiste en un numeroso grupo de 89 islas también repletas de una diversa variedad de flora y fauna. Las actividades más populares son la pesca, los paseos en bote y las caminatas guiadas.

El Teatro Nacional de Croacia

Uno de los principales sitios turísticos que podemos encontrarnos en Croacia, y más específicamente en su capital, Zagreb, es el Teatro Nacional del país, un interesantísimo centro cultural, de los más importantes de Europa del este, que suele ser visitado por cientos de turistas venidos de todas partes del mundo, desde su inauguración en 1840.

De hecho, si bien el Teatro Nacional original era un sitio realmente impresionante, no llegaba al nivel de los otros grandes teatros europeos, de modo que el Gobierno local impulsó una gran cantidad de mejoras en sus infraestructuras, que le permitieron posicionarse en ese mismo tope, sobre todo cuando tres décadas más tarde, se estableció allí una de las primeras compañías nacionales de ópera.

Avanzado el tiempo, el edificio quedó chico para la enorme cantidad de actividades que se llevaban a cabo en sus instalaciones, y por eso se decidió trasladarlo a un nuevo recinto. De hecho, no se trataba de un sitio cualquiera, sino de un diseño desarrollado por los dos arquitectos más famosos de la época en Europa, los vieneses Ferdinand Fellner y Herman Helmer, quienes terminaron las obras para 1895.

Posteriormente a ello, los principales artistas croatas y muchos del resto del mundo se han visto representando distintas obras en este establecimiento, como por ejemplo Franz Liszt, Sarah Bernhardt, Franz Lehár, Richard Strauss,Gerard Philipe, Vivian Leigh, Laurence Olivier, Jean Louis Berrault, Peter Brook y Mario Del Monaco, entre otros.

Además, la historia de los directores del recinto también es muy llamativa, considerando que muchos de ellos culminaron, o comenzar, extraordinarias carreras internacionales al frente de este Teatro Nacional de Croacia. Entre ellos podemos mencionar a Ivan Zajc, Jakov Gotovac y Branko Gavella, entre otros; situación que ha colaborado enormemente para que personas llegadas desde distintas partes del mundo se interesen en visitarlo.

Viajes de Novios a Croacia

Ofertas a Croacia

El Carnaval de Rijeka es el más famoso de Croacia. Se viene celebrando oficialmente desde 1983, aunque ya a principios del siglo XX se tenía constancia de los bailes de carnaval que se protagonizaban en los salones de las principales residencias de los nobles de la ciudad. En la actualidad son numerosos los eventos que se desarrollan por toda la ciudad desde finales de enero hasta principios de marzo.

Todo comenzó hace algo más de un siglo, cuando algunos habitantes de la ciudad tomaron como tradición local crear unas máscaras con el fin de ahuyentar al diablo y celebrar así la llegada de la primavera. Precisamente las máscaras, como en otros carnavales, juegan un papel fundamental dentro del Carnaval de Rijeka. Todos los que participan en los desfiles llevan máscaras o la cara pintada, en señal de alegría.

La elección de la Reina del Carnaval y la entrega de las llaves de la ciudad al Mestar Toni o maestro del carnaval suponen el pistoletazo de salida a las fiestas. Durante unos días las calles y plazas de Rijeka verán pasar numerosos desfiles con los personajes más grotescos y humorísticos. Hasta que no llegue la quema del Pust junto al puerto, personaje símbolo de los males de la ciudad, no concluirán los festejos.

El último año fueron más de 200.000 personas las que llegaron hasta Rijeka para disfrutar de su carnaval. Los desfiles cuentan con más de cien carrozas, mientras que durante los días de fiesta hay otras actividades por toda la ciudad, como espectáculos, bailes por las noches, exposiciones, reuniones de todo tipo, etc…

Tal vez no sea tan conocido como el de Río de Janeiro, Venecia o Tenerife, pero el Carnaval de Rijeka no tiene tanto que envidiarle a ninguno de estos.

En la costa sur de Croacia, el aumento del Adriático es la Isla de Korcula. La isla cuenta con hermosas montañas bajas, bosques de pinos, olivares y el aroma de las hierbas silvestres.

Situado a 47 km de largo y 6 a 7 km de ancho, es uno de los más grandes de la isla croata. El principal encanto se está encantadora isla es la ciudad de Korcula, una ciudad medieval amurallada que sobresale hacia el canal Paljesac.

La Torre Revelín, construida en el siglo XV, es hoy en día la tierra que marca la puerta de entrada de la Ciudad Vieja.

Había una vez un puente levadizo que fue reemplazado por escaleras cuando la amenaza de invasión se redujo. El símbolo de Venecia, que es el león alado de San Marcos, se puede ver por encima del arco. Las vistas desde la parte superior de la torre son hermosas y ofrecen un panorama de 360 grados sobre la ciudad, así como de sus atractivos tejados.

Es probable que el edificio más importante del casco antiguo de la ciudad sea la Catedral de Sveti Marko, la cual fue construida en el siglo XV al más puro estilo gótico renacentista. El principal portal fue construido por Bonino de Milán, en 1412, forjando las características de Adán y Eva a los lados, y por encima el de San Marcos.

En la fachada hay un hermoso rosetón de pliegues. La arquitectura veneciana es más evidente en las calles alrededor de la Catedral San Marcos, donde hay varios edificios góticos renacentistas y lugares barrocos construidos para la aristocracia de Korcula.

Frente a la catedral se encuentra el Palacio Arneri, con su encantadora fachada barroca y el claustro renacentista. La ciudad de Korcula también es popular por la Moreska, que es un tradicional baile de espadas común de todo el Mediterráneo y que data de los siglos XII y XIII, los cuales se volvieron populares en Korcula a partir del siglo XVI. Esta danza probablemente se originó en España, inspirada en el gran conflicto que existió entre moros y cristianos.

El mejor momento para ir es entre los meses de abril a julio, sino entre septiembre y octubre. En esta isla hay tan solo unos pocos hoteles, por lo tanto, asegúrate de reservar uno antes de viajar.

DUBROVNIK, Esta ciudad, cuyo casco antiguo ha sido declarado por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad, deja sin palabras a quien se acerca a visitarla. Deslumbran por ejemplo sus 1940 metros de intacta muralla, con torreones, alcázares y bastiones, aunque también hay otros barrios igual de bellos que debemos visitar sin duda, como el barrio de Stari Grad, con sus pavimentos de mármol, sus empinadas calles adoquinadas, iglesias, monasterios, palacios, fuentes y museos, todos tallados en la misma piedra. O también la Placa, que es un hermoso paseo que se extiende desde el exterior de la Puerta del Pilar hasta la Torre del Reloj.

El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice es otra de las maravillas que nos tiene reservada este país, incluido en el Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1979, está formado por 16 grandes lagos, que se conectan entre sí a través de cerca de un centenar de cataratas y cascadas, uno de los monumentos naturales más bellos de Europa.

Otros de los enclaves croatas incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad son Split y su Palacio de Diocleciano, uno de los restos de arquitectura romana más impresionantes del mundo.

Y también hablar de sus islas, que cuenta con 1185, de las que 47 están habitadas. Una de las más hermosas es Hvar, actual paraíso de la jet set europea, que constan de playas de arena blanca y aguas cristalina, bosques vírgenes y una gran riqueza arquitectónica, que son algunos de sus muchos encantos.

Si viajas a la costa dálmata en Croacia además de hermosas playas y encantadores pueblos costeros encontrarás también algunas sorpresas geológicas de extraordinaria belleza. Una de ellas es la cueva azul de Bisevo. Acceder a ella no es tarea fácil pero vale la pena contratar la excursión desde Split a la isla de Vis y lanzarse a descubrir esta maravilla.

La cueva se esconde en los alrededores de la aldea pesquera de Komiza. Para llegar a ella se puede alquilar un barco o un tour que le llevará al pequeño islote de Bisevo, a aproximadamente una hora de distancia en barco. La aventura continua ahora a bordo de una balsa hinchable de goma lo suficientemente pequeña como para pasar por la estrecha abertura que da acceso a la gruta.

Los habitantes de Bisevo conocen la existencia de la Cueva Azul (Modra špilja) desde la antigüedad, pero no fue hasta el año 1884 cuando alguien se lanzó a explorarla en serio. Se utilizó dinamita para convertir lo que era una estrecha grieta en algo parecido a una entrada desde el mar. Hasta entonces solo se podía acceder a este tesoro azul buceando.

El color azul intenso y brillante que hace de esta cueva un lugar mágico alcanza su cénit hacia el mediodía. Todo gracias a la incidencia de los rayos del sol sobre la piedra caliza del fondo. Es en ese momento cuando se entiende que vale la pena toda la molestia que nso hemos tomado para llegar hasta allí.

Playas de Croacia

La costa croata se define por el intenso azul de su mar y sus aguas cristalinas. Desde Istria hasta Dubrovnik, pasando por sus más de 1.000 islas, cuenta con más de 6.000 kilómetros donde la diversidad de sus playas es absolutamente increíble. Las hay familiares, para practicar deportes acuáticos, nudistas, de arena…

Nos zambullimos en el Adriático más deseado, el que baña la costa croata, con playas para todos los gustos y todo tipo de viajeros. Muchas son accesibles y otras más aisladas, incluso algunas a las que sólo se puede llegar alquilando un barco, pero todas brindan la sensación de estar disfrutando de un rincón del Paraíso.

1. Playa de Banje (Dubrovnik)

Es la playa más popular de Dubrovnik y una de las más bonitas del mundo, con sus vistas a las murallas de la ciudad y a la cercana isla de Lokrum. Es muy animada, acude bastante gente y cuenta con todos los servicios: hamacas, sombrillas, cabinas para cambiarse, actividades deportivas, botes de pedales, bares… Y al atardecer, no hay que perderse su vida nocturna.

2. Zlatni rat (Isla de Brac)

Es probablemente la imagen de playa más famosa de Croacia, con su forma de cuerno dorado que cambia su forma en la punta dependiendo del viento y las mareas. Su forma de lengua se adentra medio kilómetro en el mar y es un paraíso para los surfistas ya que el viento siempre está presente. De hecho se pueden encontrar en ella escuelas de windsurf y submarinismo. Se encuentra en Bol, una tranquila localidad al sur de la isla de Brac.

3. Playas de Proizd (Korcula)

Proizd es una pequeña isla situada junto a la isla de Korcula. Se llega desde Vela Luka, al oeste de Korcula, donde hay que coger un bote y en tan solo media hora se llega a este paraíso. Con playas blancas, calas escondidas, agua turquesa tan transparente como se pueda imaginar y olor de los pinos y la sal. Resaltan especialmente tres playas, conocidas como Bili Boci y la parte norte de la isla, desde donde se ofrece una vista a la isla vecina de Hvar y al mar abierto. Cuenta con un pequeño restaurante junto al muelle.

4. Playa Punta Rata (Brela)

Una playa ideal para familias, incluida por la revista Forbes en el top ten de las mejores playas del mundo. Es de guijarros, como la mayoría de las playas croatas, pero la entrada al mar es arenosa, lo que la hace ideal para los niños. Está rodeada de pinos que aportan una agradable sombra. Cuenta con bares y restaurantes cercanos y se puede alquilar equipamiento para practicar deportes acuáticos.

5. Islas PakleniPkleni Otoci es un grupo de 20 pequeñas islas e islotes frente a la isla de Hvar, a sólo 20 minutos en barco, una excursión imprescindible si se visita esta famosa isla conocida como la Ibiza croata. Hay opciones para todos los gustos: visitar la marina Palmizana en la isla de St.Klement, la playa nudista de Jerolim, sus maravillosos fondos para el buceo, el famoso club Carpe Diem para disfrutar de la noche… Puro ambiente mediterráneo. | Más información aquí

6. Playa Stiniva (Isla de Vis)

Una bella y escondida cala de tan solo 30 metros de largo, oculta entre rocas. Está en el sur de la isla, cerca de la pequeña localidad Marina Zemlja. Se puede llegar a través de un estrecho (y no muy fácil) camino o en barco. Un paisaje natural, salvaje y perfecto. | Más información aquí

7. Playa Podvrske (Isla de Murter)

Pequeña playa nudista en la que se pueden encontrar zonas de arena, gravilla o piedras. Se puede pescar y disfrutar de deportes acuáticos, como el snorkel, el voley playa o el waterpolo. Cuenta con un muelle para embarcaciones pequeñas, con un lugar para saltar al agua y un bar.

8. Playa Sakarun (Isla de Dugi otok)

Una playa famosa por su arena blanca y su mar impoluto, está rodeada de pinares que proporcionan una agradable sombra en verano. Tiene 800 metros de longitud y no es muy profunda, lo que la hace perfecta para disfrutar con niños. Cuenta con dos bares y desde Božava sale un tren turístico a esta playa cada dos horas. | Más información aquí

9. Playa Zrce (Isla de Pag)

Al noreste de la isla de Pag se encuentra esta playa, muy popular entre la gente joven por sus clubes de moda en los que se puede bailar desde primera hora de la tarde hasta el amanecer. Destacan el Aquarius, el Papaya o NOA, que evocan el más puro espíritu festivo ibicenco. Además de la fiesta, esta playa cuenta con servicios como alquiler de sombrillas, hamacas o motos acuáticas, socorristas y pistas de voley playa. | Más información aquí

10. Playa de Rajska (Isla de Rab)

A tan sólo 12 kilómetros de la ciudad antigua de Rab, en una bahía abierta, se encuentra la pintoresca localidad de Lopar, conocida por sus preciosas playas de arena. La más famosa es la playa de Rajska, de 1,5 kilómetros y con muchas facilidades para los visitantes y una amplia oferta gastronómica. Es una playa poco profunda, perfecta para ir con niños, y cuenta con servicio de socorristas para poder disfrutar del mar con total tranquilidad. | Más información aquí

11. Playa de San Iván (Isla de Cres)

Uno de los secretos mejor guardados de la isla de Cres es la playa de San Iván, ubicada en una bahía bajo la localidad de Lubenice. Sólo puede llegarse a pie desde esta localidad o en una excursión organizada en barco, por lo que es una playa muy poco visitada que permite disfrutar del mar en total tranquilidad. Quedó en el puesto número 15 de las mejores 40 playas del mundo en un raking hecho por la revista alemana Bild.

12. Cabo Kamenjak (Istria)

El cabo Kamenjak, en el extremo sur de la península de Istria, es un espacio protegido de naturaleza virgen y mar transparente que se extiende en unos 30 kilómetros. Aunque cuenta con alguna playa, es sobre todo una zona rocosa que ofrece lugares perfectos para el submarinismo por su increíble fondo marino. En la parte más al sur dominan las fuertes corrientes marinas, ideales para practicar el windsurf.

La costa de Croacia, con su mar limpio y claro, ofrecer una enorme variedad de playas, que la han convertido en destino perfecto para los amantes del turismo de sol y playa. El Adriático cuenta con una enorme variedad de islas, bahías, arrecifes y playas, a menudo de piedra o grava, siendo muy pequeño el porcentaje de playas de arena. Parte del encanto de estas playas es que se encuentran en entornos con una exuberante naturaleza, por lo que no es raro la presencia de multitud de árboles cerca del mar.

El gran crecimiento que ha experimentado como destino de moda ha permitido que se desarrolle bastante el sector turístico en los últimos años, por lo que las playas más conocidas cuentan ya con chiringuitos, cafés, pistas de voleibol-playa, parques para niños y todo tipo de comodidades.

Croacia destaca como un destino que combina playa, lugares excepcionales y fiesta. A lo largo de la Costa Adriática encontraremos playas de aguas limpias, increíbles lagos y parques nacionales. Además, podemos aprovechar para visitar ciudades con una gran belleza y con cascos históricos muy bonitos, como es el caso de Dubrovnik, Zada o Split. Tampoco faltan pueblos costeros llenos de encanto.

Pero, sobre todo, Croacia es un lugar para disfrutar de sus más de 1.000 islas y cientos de playas (más de 1.500 kilómetros de costa). Además, el carácter croata, amigable y alegre supone un aliciente extra para visitar Croacia.

Si lo que buscamos es tranquilidad y desconectar del mundo, en Croacia no tendremos problemas para lograrlo, ya que hay numerosas islas y calas escondidas que esconden todavía playas desconocidas, lejos de las multitudes, de la civilización y de la explotación turística.

Playas de Croacia:

Cualquier persona puede encontrar la playa con la que sueña en Croacia, pero hemos querido introducir a algunas de las mejores playas de Croacia. La Costa Adriática de Croacia es perfecta porque combina el turismo de playa, un tiempo muy agradable, paisajes fascinantes, visitas culturales, historia y una intensa vida diurna y nocturna.

– Playa de Banje (Dubrovnik)

Playas de Croacia

Esta playa de Dubrovnik es una de las mas famosas y de las mejores playas de Croacia y también una de las más bellas de todo el mundo. Desde la orilla del mar podemos disfrutar también de una vista espectacular de las murallas de la ciudad y la isla de Lokrum. Esta playa atrae cada año a mucha gente famosa y a un gran número de personas de todo el mundo.

Además de disfrutar de su hermosa playa y un mar limpio, se ofrecen una gran variedad de actividades deportivas y de ocio, así como una gran vida nocturna en los bares en la playa. Cuenta con todo tipo de comodidades, como duchas, cabinas para cambiarse de ropa, bares y restaurantes. Asimismo, se pueden alquilar hamacas, sombrillas, motos de agua, lanchas de pedales, así como una gran selección de actividades en el agua, como paseos en banana, parapente y otros.

– Playa de Srebrena (Rukavac)

Playas de Croacia

En la parte sureste de la isla de Vis se encuentra un pequeño y tranquilo lugar turístico. Rukavac cuenta con las más bellas playas de toda la isla y unas de las mejores playas de Croacia. Es un lugar ideal para todos aquellos que buscan unas vacaciones en un ambiente típicamente mediterráneo, con un mar limpio y agradable y playas no muy concurridas.

Por la bahía Rukavac se encuentra una de las playas más hermosas de Dalmacia, la playa Srebrena. Es una playa de arena en la que también encontraremos partes rocosas para que podamos tomar el sol. Está rodeada de una vegetación densa que resulta perfecta para esconderse a la sombra del sol.

Cerca podemos encontrar algunas otras playas pequeñas e idílicas como Teplusa y Stari Rukavac, así como otras más escondidas donde se puede tener una total privacidad.

– Playa de Zlatni RT (Brac)

Mejores playas de Croacia

Bol es un atractivo lugar turístico de descanso situado en el lado sur de la isla de Brac. Se encuentra rodeado de hermosas playas, siendo la más famosa Zlatni RT, que atrae a multitud de gente con su inusual forma. Se trata de una playa de arena que se extiende hacia el interior del mar casi 500 metros, y va cambiando su forma por la influencia del viento y las olas.

Las condiciones climáticas de esta playa son las idóneas para practicar deportes acuáticos, como el buceo o el surf. No faltan tampoco la presencia de un restaurante, un bar e instalaciones de ocio. Además de disfrutar de un agradable descanso en la playa, ofrece una rica vida nocturna.

– Playa de Crljina (Rogoznica)

Playas de Croacia

Rogoznica es un hermoso resort en la península. Antiguamente era un pueblo de pescadores, pero en la actualizada se ha convertido en un destino turístico muy popular. Los puertos costeros cuentan con una serie de calas y playas de arena, roca y hormigón. La playa Crljina está parte pavimentada y en parte cubierta de piedras. Es una playa para todo tipo de turistas. A los más jóvenes les encanta saltar al mar desde lo más alto de las cumbres, mientras que los mayores pueden disfrutar del sol en una tumbona.

– Playa de Punta Rata (Brela)

Mejores playas de Croacia

La playa de Punta Rata se encuentra situada en Brela, que es uno de los destinos de playa más conocidos del país, con hermosas playas y un largo sendero por la costa. Casi todas las playas de la Riviera de Makarska están premiados con una bandera azul como símbolo de pureza y calidad, siendo la playa de Punta Rata una de las 10 más hermosas del mundo, y elegida también como la más bella de Europa.

Es de guijarros, como la mayoría de playas de Croacia, aunque la entrada al agua es de arena, por lo que es ideal también para los niños. Está rodeada de pinos que dan sombra. En la playa se encuentra también una gran roca que emerge desde el mar y es genial para disfrutar de unas vistas de gran belleza.

Cerca de esta playa se pueden encontrar numerosos bares y restaurantes, donde se puede disfrutar de exquisitos platos típicos. También se ofrecen servicios de alquiler de equipación y accesorios deportivos.

– Islas Pakleni Otoci (Hvar)

las mejores playas de Croacia

También conocidas como las Islas del Infierno, son la parte más bonita de la bella Hvar, y seguramente también de toda la riviera croata. Se trata de una cadena lúdica de islas boscosas, sumergidas en un mar azul claro, con unos pocos centros turísticos y zonas de baño, así como una serie de pequeñas playas escondidas, terrazas de piedra frente al sol y hermosas lagunas abandonadas.

Contamos con multitud de opciones para disfrutar en estas playas de Croacia: practicar el nudismo en Jerolim, el buceo en sus increíbles fondos marinos, visitar el conocido club Carpe Diem para disfrutar por todo lo alto de la noche o visitar la marina Palmizana.

Una última recomendación: Vlaka. Se trata de una antigua villa romana, que luego paso a ser un pueblo dedicado a San Clemente y que actualmente es un destino de lo más recomendable para los que quieran pasar unas vacaciones de ensueño en Hvar, en contacto directo con la naturaleza y sus gentes.

La pequeña ciudad de Makarska es una de las zonas más turísticas de Croacia y de la Costa Dálmata, después de Dubrovnik, claro está. En esta ciudad encontrarás todo lo que puedes buscar en esta costa: playas, terrazas, tiendas, restaurantes tradicionales y naturaleza salvaje. Un lugar un poco más bullicioso que otras playas de Croacia, pero más interesante para aquellos que buscan un ambiente veraniego, especialmente para los jóvenes.

En la Playa de Makarska tienes un arenal típico de estas costas, con playas de arena gruesa y guijarros, agua cristalina y tranquila, y pinares para poder disfrutar de una agradable sombra en plena naturaleza. Esta playa cuenta con Bandera Azul, ya que es un lugar bastante turístico, en el que ofrecen todos los servicios que puedas necesitar. Y también puedes perderte por su zona llena de vegetación, disfrutando de los paisajes naturales de la zona.

En la ciudad puedes encontrar toda clase de diversiones, con restaurantes de comida mediterránea, bares, terrazas y hoteles con toda clase de entretenimientos. Uno de los más recomendables es el Hotel Osejava, con cuatro estrellas y unos servicios muy buenos. En este hotel puedes disfrutar de Wifi gratis de alta velocidad, piscinas y restaurante de calidad.

Puedes alojarte en la ciudad, disfrutando de la Playa de Makarska por el día y de los ambientes del paseo marítimo por la noche. Es un lugar en el que tanto pueden disfrutar familias como parejas, pero que sin duda es la mejor elección para los jóvenes con ganas de disfrutar del Mediterráneo más vivo y divertido, con unas impresionantes vistas al monte Biokovo y a la ciudad.

Sí, Croacia y la Costa Dálmata tienen mucho que ofrecer, tanto en la superficie del Adriático como bajo él. Esta semana acaba de ser inaugurado un peculiar museo: el Museo Submarino de Losinj, que ofrece a los visitantes, pertrechados con careta y bombonas de oxígeno, una experiencia única: viajar a los inicios de la historia del Mediterráneo.

A una profundidad media de 10 metros y siempre con el asesoramiento y la vigilancia de submarinistas profesionales, los visitantes descubrirán tesoros como réplicas de cañones venecianos, ánforas griegas y fenicias, anclas romanas y medievales o ametralladoras de la II Guerra Mundial. La estrella sin embargo es la escultura en bronce de “Apoximeno de Croacia” que fue localizada en 1999 bajo estas aguas, y que representa a un atleta secándose el sudor después de una prueba.

No hace falta ser un avezado buceador para disfrutar de esta aventura. En Losinj el museo ofrece un programa llamado ”Discovery dive” para todas las personas mayores a los 12 años, siempre que no tengan problemas de salud. Incluye una clase sobre el uso del equipo de buceo, el recorrido junto al instructor y un diploma-recuerdo del primer buceo, todo por 55 euros.

Losinj es una alargada isla que se encuentra al norte del mar Adriático y a la que se puede acceder por mar desde Rijeka o Pula. El museo sumergido se sitúa en la bahía de Cikat, a un kilómetro del centro de la capital de la isla Mali Losinj.

A pocos metros de la superficie del Adriático, quienes visiten Croacia, podrán ver réplicas de cañones venecianos, ánforas de la antigüedad, anclas de los siglos IV y V, ametralladoras de la II Guerra Mundial; así como otros objetos hallados en las aguas de la isla.

Los buzos que se sumerjan en las aguas del Mar Adriático no solo podrán ver coloridos peces, sino que también tendrán la oportunidad de visitar el primer parque histórico submarino de Croacia, en la isla de Losinj (norte).

A pocos metros de la superficie marina, los visitantes pueden ver réplicas de cañones venecianos, ánforas de la antigüedad, anclas de los siglos IV y V, ametralladoras de la II Guerra Mundial; así como otros objetos hallados en las aguas de la isla.

Las piezas, once por ahora, están colocadas en el suelo marino a una profundidad de entre cinco y 15 metros, distribuidas en un trayecto de 300 metros de longitud que puede recorrerse en alrededor de 35 minutos.

“El parque puede ser visitado por todo buceador con licencia. Como los elementos se encuentran a poca profundidad, puede ser recorrido también por personas sin ninguna experiencia de buceo, pero acompañadas de nuestro instructor”, explicó Sanja Knezevic, representante turística local.

La mayor atracción es una réplica de la escultura del “Apoxiomeno de Croacia”, un bronce griego del siglo IV antes de Cristo, hallado en 1999, y que representa a un atleta limpiándose de aceite y sudor.

Se trata de una las estatuas griegas mejor conservada de este tipo, encontrada por casualidad por un turista y luego restaurada, que será expuesta de forma permanente en el palacio-museo “Kvarner” de Losinj, en el norte del Adriático, aunque de momento se halla en Zagreb.

La réplica destinada a los buceadores, en su tamaño natural de 192 centímetros de altura, está colocada de pie en la parte más profunda del parque subacuático.

“Para quienes carecen de experiencia con el buceo se ofrece el programa Discovery dive, con instructor, y al que pueden acceder todas las personas mayores a los 12 años, siempre que no tengan problemas de salud”, señaló Sanja.

Añadió que ese programa, que hay que reservar con un día de antelación, incluye una clase sobre el uso del equipo de buceo, el recorrido junto al instructor y un diploma-recuerdo del primer buceo.

El nuevo parque ha sido organizado por los clubes de buceo “Diver Losinj” y “Diver Sport Rijeka” en unos fondos que pertenecen a la primera de las dos instituciones.

Se sitúa en la bahía de Cikat, a un kilómetro del centro de Mali Losinj, que con sus ocho mil habitantes es la mayor población de Losinj, así como de las más de mil islas croatas.

Los creadores aseguran que el próximo año ampliarán el parque histórico submarino con nuevos objetos de extracción local que, seguramente, no faltarán, puesto que Losinj estuvo habitada desde tiempos prehistóricos.

Además, la isla se hallaba desde la antigüedad en las rutas náuticas de las flotas de Venecia, de modo que en los alrededores se conservan pecios que los buceadores también pueden visitar en rutas organizadas por algunas agencias.

En Croacia se encuentra una de las ciudades costeras más atractivas de Europa. Su encanto reside en una combinación de tradición y modernidad. Históricamente, ha sido un puerto comercial estratégico, la ciudad de Ragusa, como se conocía antiguamente, conoció épocas de gloria de la que perviven muchos vestigios. De hecho, la ciudad antigua rodeada de murallas, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por su carácter auténticamente medieval. Su antigüedad se remonta a los mismos inicios de la civilización occidental. Y a pesar de ser una ciudad muy pequeña, tiene mucho que contar.

Dubrovnik, la reina del Adriático.

Entre los edificios históricos más importantes están, La Catedral de Dubrovnick, cuya primera construcción de estilo bizantino, se presume fue realizada entre los s. VI y VII. El Palacio de Sponza, construido alrededor del s. XIV, edificio que tuvo especial protagonismo como autoridad aduanera. O el Palacio del Rector, residencia del consejo mayor durante el s. XV y más tarde, residencia del principado de Dubrovnik.

Pero además de todos los atractivos de la ciudad, Dubrovnik se destaca por su belleza marítima, compartiendo terreno entre el mar Mediterráneo y el mar Adriático, a sus alrededores pueden encontrarse muchas otras islas que visitar, una de ellas la Isla de Mijet, la más bella de las Islas Dálmatas.

En Croacia hay lugares muy interesantes para conocer durante una escapada de fin de semana. Pueblos costeros como Bakar que nos permiten conocer su cultura, gastronomía y que son muy lindos para disfrutar de paseos gratificantes.

Esta población esta situada en Primorje-gorski Kotar, muy cerca de Rijeka, Opatija o la Isla de Krk, y es un rincón poco conocido por los turistas que visitan Croacia.

Al caminar tranquilamente por sus calles empedradas podremos apreciar su carácter medieval, donde hay que destacar como atractivo turístico su Castillo construido en el siglo XVI por el emperador Fernando I de Habsburgo para servir de protección contra los turcos. Tiene tres cocinas, dos mazmorras, la pequeña capilla de San Miguel y muchas otras dependencias.

Otros lugares a visitar son la Casa Turca del período otomano, la Iglesia de Sveti Andreji del siglo XII, la Iglesia de Sveta Margarete del siglo XVII, la Casa Romana del siglo XVIII, o el Palacio Marochini-Battagliarini, son solo algunos de los monumentos arquitectónicos que podremos descubrir paseando por su Casco Histórico.

En Bakar también podremos visitar el museo de la ciudad que data de 1690 y guarda toda la historia de este pequeño puerto de mar.

El Órgano Marino (morske orgulje) es un instrumento musical natural de setenta metros de largo y formado por treinta y cinco tubos de órgano construidos bajo el hormigón del paseo marítimo de Zadar, en Croacia. Todo está concebido aquí para que sean el viento y las aguas del Adriático los músicos que hagan sonar este instrumento.

Quienes pasean junto al mar escuchan los acordes de una melodía interminable e impredecible que baila al ritmo de las mareas y de la brisa. El sonido sale al exterior a través de unas aberturas situadas en los planos verticales de las escaleras superiores, para asombro y deleite de turistas y paseantes.

croatia dalmacija zadar 0030 El Órgano Marino de Zadar, en Croacia

Esta obra maestra de la acústica y la arquitectura fue diseñada por el arquitecto Nikola Basic en 2005. Para convertirla en realidad recurrió a los servicios de expertos talladores de piedra de la región de Dalmacia, que aplicaron sus técnicas de trabajo tradicionales a este fin.

Pasear por este puerto al atardecer (donde según el director Alfred Hitchcock se contemplaba la más bella puesta de sol del mundo), o sentarse en los escalones de mármol blanco con la mirada fija en el horizonte mientras se escuchan los sonidos de este peculiar instrumento, es una experiencia única e inolvidable. Un lugar muy recomendable y que merece la pena visitar en tu viaje a Croacia.

Revivir la Edad media se ha convertido uno de los principales atractivos turísticos de la región de Croacia. La parte norte del país aprovecha del rico acervo histórico y cultural que pervive en la arquitectura de sus ciudades, para organizar festivales y ferias en las que se reviven las batallas asi como los modos de vida de la época. Estos eventos proponen a la manera de un parque temático sumergir a los visitantes en situaciones normales de campesinos, soldados, reinas y princesas.

Edad Media en Croacia

Por lo general estos eventos se realizan durante los meses del verano, precisamente en la isla adriática de Krk durante el mes de agosto se ha popularizado la feria medieval en la que se recrean los pormenores de batallas navales. Igualmente la gente puede degustar los platos y bebidas típicas de la época. Y lo mejor, alquilar vestuario, armas y accesorios para transformarse en otro personaje de la historia y participar en otras diversiones como concursos de disfraces, competencias de caballeros, tiro con arco, entre otras.

Este resulta un plan excelente para toda la familia, pudiendo niños y grandes disfrutar por igual de las actividades, los bufones y juglares proporcionan diversión a los niños mientras que los adultos pueden beber unas buenas cervezas.

Conocido como el país de las mil islas, Croacia es un país pequeño situado en la hermosa costa del Adriático. Con 1.778 kilómetros de costa, más de 1.185 islas, islotes y arrecifes (la mayor parte deshabitadas y conservadas) y un suave clima mediterráneo, Croacia es uno de los destinos de playa más populares de Europa. Pero es algo más que mar y sol, y eso lo vamos a ver en el transcurso de todas las entradas de este blog, cuando mencionemos las principales y desconocidas atracciones que tiene para ofrecernos Croacia.

Cerca del 10 por ciento del país está protegido como parte de un parque nacional o reserva. El parque nacional más conocido de Croacia, los Lagos de Plitvice, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus numerosos lagos y cascadas son ideales para practicar senderismo o el trekking en sus alrededores. Por otra parte, la región de Dalmacia está llena de naturaleza virgen y miles de islas. Si alguna vez soñaste con estar a solas con tu pareja en una isla paradisíaca, este es el lugar para ti.

Además de su belleza natural también ofrece una historia única, una mezcla de cocinas, muchos hoteles reconocidos internacionalmente y sobretodo personas amables que están dispuestas a hacernos pasar las mejores vacaciones de nuestras vidas. Todo esto se puede ver y sentir en las principales ciudades:

· Zagreb: la capital y ciudad más grande de Croacia. Es una vibrante ciudad de alrededor de un millón de personas que cuenta con un encantador casco antiguo. La ciudad es el centro del turismo de congresos, eventos empresariales y ferias.

· Split: una antigua ciudad portuaria con ruinas romanas.

· Rijeka: puerto más grande y principal de Croacia.

· Zadar: ciudad y puerto en el norte de Dalmacia. Debido a sus tres mil años de historia, la ciudad puede presumir de un patrimonio histórico y cultural muy rico.

· Dubrovnik: histórica ciudad costera y Patrimonio de la Humanidad. Antes de emprender el viaje es necesario conocer algunos aspectos básicos de Croacia:

· Clima: Croacia tiene un clima variado, con condiciones de clima continental en el norte y mediterráneo en la costa del Adriático.

· Moneda: la moneda oficial de Croacia es la kuna, aunque en muchos lugares turísticos los precios se dan también en euros.

· Visa: los ciudadanos de Australia, la Unión Europea, América del Norte y América del Sur se les permite entrar a Croacia sin un visado. Para más información visita www.mvp.hr.

La calle Opaticka (Opaticka ulica) en la ciudad de Zagreb (Croacia) se distingue por encontrarse poblada de históricas construcciones de estilo barroco y neoclásico, en una de las zonas más interesantes del distrito de Gradec (ciudad alta). Sobre el lado norte de la calle, en el numero 20, se encuentra el edificio de la antigua Abadía de las monjas Clarisas (1605), rodeado en parte por las antiguas murallas, y que actualmente alberga al fascinante Museo de la Ciudad de Zagreb (Muzej grada Zagreba).

Siguiendo hacia el sentido sur, en el numero de 18 de esta calle, se encuentra el edificio de la Casa del Pueblo, construido originalmente en 1838. Continuando más hacia el lado sur, en el numero 10 de la calle, se encuentra el Instituto de Historia Croata (Hrvatski Institut Za Povijest), construido originalmente a mediados del siglo XIX por el arquitecto checo Bartol Felbinger y posteriormente refaccionado a fines del mismo siglo por el arquitecto austriaco Herman Bollé.

Bolle diseñó en la entrada su impresionante verja de hierro forjado y también retocó su impresionante ‘Salón Dorado’ (Zlatna dvorana), ricamente decorado con frescos y esculturas de algunos de los más renombrados artistas croatas. Otros importantes edificios de esta calle son los Archivos históricos de Zagreb, en el numero 29, la embajada de Grecia en el numero 12, y también un anexo del Sabor (Parlamento) en el número 8, ubicado en un bonito palacete barroco de color rosado que data de mediados del siglo XVIII.

Un lugar muy lindo para conocer en Istria, Croacia, es la pequeña población de Bale, que posee un interesante legado patrimonial. Al visitarla podremos ver que es una típica villa istriana, situada a unos 5 km del mar.

Palacio Bembo Bale

En esta pequeña localidad costera reina el silencio, donde podremos disfrutar de placenteros paseos caminando por sus callejuelas medievales, y es sólo una de muchas razones por las que merece la pena visitar Bale, una perla rodeada de verde.

El palacio Bembo del siglo X representa el mayor atractivo de la localidad y es el centro de la vida social.

Bale tiene sus orígenes en la época romana y es uno de los destinos más visitados en Istria. Es una zona muy cuidada, que nunca sufrió ningún tipo de devastación lo que la convierte en un pequeño paraíso de belleza virginal de la naturaleza con un rico patrimonio cultural y arquitectónico.

La fortaleza de Bale antiguamente servía como la defensa en el camino comercial entre Pula y el interior de Istria. El castro romano se convirtió en la Edad media en una ciudad rodeada de muralla y se menciona por primera vez como Castrum Vallis en el año 965. El Castrum Vallis es hoy día una ciudad cuyo núcleo histórico se encuentra a 145 metros por encima del nivel del mar y está rodeada de colinas.

Se puede disfrutar también de una visita al castillo gótico renacentista de Soardo-Bembo, pasear hasta la torre del siglo XIX en el centro de la ciudad, visitar la iglesia parroquial o asomarse al ayuntamiento con una logia del siglo XIV.

Es una típica ciudad de Istria levantada en la montaña, con estrechas calles y casas de piedra de los siglos XIV y XV.

Además, en época de verano aquí se celebran prestigiosas manifestaciones culturales como la exposición Castrum Vallis y las Noches de Bale.

En el centro histórico de la ciudad croata de Split, podremos conocer un fabuloso patrimonio histórico. Se trata del Palacio de Diocleciano mandado a construir por el Emperador Diocleciano entre los siglos III y IV d. C, para que fuera su residencia una vez retirado de los asuntos políticos.

Palacio Diocleciano

Este monumento que se suma a los atractivos turísticos de Split, tiene una estructura con planta cuadrada, típica de la época romana, que junto con sus murallas, que en origen median 215 metros de largo por 180 metros de ancho, hacía del monumento un lugar impenetrable.

El palacio combina características de una lujosa villa con aquellas de un campamento militar. Es un sitio amurallado que le otorga aspecto de fortaleza, y en sus tiempos logró albergar hasta 9000 personas. Solamente la fachada sur del palacio, la cual se encuentra mirando hacia el mar, no se encuentra fortificada.

Cada una de las fachadas cuenta con un portón de acceso que guía hasta un patio privado. El portón de la fachada sur es un poco más pequeño, probablemente era utilizado para el acceso del emperador hacia los botes o quizás para el ingreso de mercaderías que llegaban desde los botes.

El palacio del emperador Diocleciano es una de las más importantes obras de la arquitectura clásica tardía, no solamente por el grado de conservación de algunas sus partes originales y por el complejo palaciego en sí, sino también por una serie de originales formas arquitectónicas que anuncian un nuevo arte paleocristiano, el arte bizantino y el arte medieval temprano. La catedral fue construida en la edad Media con materiales del antiguo mausoleo.

Las iglesias románicas de los siglos XII y XIII, las fortificaciones medievales, así como palacios góticos, renacentistas y barrocos se encuentran dentro de las murallas romanas, creando así una unidad armónica.

Para acceder al interior podemos optar por varias puertas, aunque normalmente el acceso está en la Puerta Aurea, para continuar por una calle que se denomina Cardo, mientras hacemos este camino observamos la residencia con mármoles italianos, granito rojo, incluso esfinges egipcias. Por su histórico valor fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Desde hace algunos días atrás, el Palacio de Diocleciano está siendo utilizado como escenario de filmación de uno de los episodios de la fabulosa serie Game of Thrones.

Hoy vamos a realizar una rápida visita turística a Croacia. Para ello hablaremos sobre tres imprescindibles puntos en un hipotético viaje hasta este bello estado.

Lo primero que queremos destacar por su belleza es el Centro Histórico de la ciudad de Dubrovnik, de sobra conocido y que forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde el año 1992.

Los daños que sufrió durante la guerra se han reparado para dar a este espacio cerrado al tráfico el cuidado que se merece.

Como curiosidad podemos apuntar además que es el mayor sistema defensivo de Europa con una muralla de 1940 metros de longitud.

Nos vamos ahora hasta Porec, en donde queremos visitar la Basílica eufrasiana.

Este bonito monumento de tres naves fue construido, como su propio nombre indica, por el obispo Eufrasio y data de los años 553-564.

También forma parte del Patrimonio de la Humanidad, en este caso desde 1997.

Su iglesia es una de las más representativas muestras de arquitectura bizantina en el adriático. Las incrustaciones de piedra y nácar y los mosaicos que posee son algunas de las partes más destacadas de la misma.

Finalizamos en Split, en donde podemos acercarnos hasta el Palacio de Diocleciano.

Palacio de Diocleciano Croacia opt De visita turística por Croacia

Esta construcción fue una orden de dicho emperador hacia 300.

Era el núcleo del centro urbano por entonces y hoy en día es parte del Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979, habiendo servido de refugio para los habitantes de la ciudad en el siglo VII ante los ataques externos.

Sin duda tres edificios de reconocida importancia cultural y mundial que no debería dejar pasar la ocasión de disfrutar en primera persona si tienes la suerte de poder desplazarte hasta Croacia.

La mayor parte de las famosas playas de Croacia suelen estar compuestas de rocas y guijarros, lo cual no significa que no existan playas de arena en la Costa Dálmata. Es más, las que hay son sencillamente preciosas, y el mejor ejemplo es la de Zlatni Rat, “el cuerno de oro”.

Se trata de una extensa playa de fina arena dorada y más de 500 metros de longitud que se adentra en las aguas del Adriático como una especie de gran lengua blanca. La punta de la playa cambia de forma y posición, dependiendo del viento y el oleaje. Esta imagen del paraíso queda completada con un anillo de bosques de pinos que abraza la playa y unas aguas siempre cristalinas.

Zlatni Rat se sitúa en el extremo sur oriental de la isla croata de Brač, cerca del puerto de Split. Es una de las numerosas joyas de este litoral y la playa preferida de muchos turistas croatas y extranjeros. Un lugar privilegiado donde disfrutar del sol, los deportes de mar y el agua.

Este “Cuerno de Oro” a la croata ofrece un especial atractivo para los amantes del surf, gracias al viento de mistral que genera hermosas olas. Aunque aparece en todos los catálogos y guías turísticos del país, la playa de Zlatni Rat siempre suele presentar un aspecto impecable y poco concurrido. Sigue siendo un rincón perfecto para pasar un día tranquilo de playa rodeados de belleza por todas partes.

Viajes a Croacia

En la costa sur de Croacia, el aumento del Adriático es la Isla de Korcula. La isla cuenta con hermosas montañas bajas, bosques de pinos, olivares y el aroma de las hierbas silvestres.

Situado a 47 km de largo y 6 a 7 km de ancho, es uno de los más grandes de la isla croata. El principal encanto se está encantadora isla es la ciudad de Korcula, una ciudad medieval amurallada que sobresale hacia el canal Paljesac.

La Torre Revelín, construida en el siglo XV, es hoy en día la tierra que marca la puerta de entrada de la Ciudad Vieja.

Había una vez un puente levadizo que fue reemplazado por escaleras cuando la amenaza de invasión se redujo. El símbolo de Venecia, que es el león alado de San Marcos, se puede ver por encima del arco. Las vistas desde la parte superior de la torre son hermosas y ofrecen un panorama de 360 grados sobre la ciudad, así como de sus atractivos tejados.

Es probable que el edificio más importante del casco antiguo de la ciudad sea la Catedral de Sveti Marko, la cual fue construida en el siglo XV al más puro estilo gótico renacentista. El principal portal fue construido por Bonino de Milán, en 1412, forjando las características de Adán y Eva a los lados, y por encima el de San Marcos.

En la fachada hay un hermoso rosetón de pliegues. La arquitectura veneciana es más evidente en las calles alrededor de la Catedral San Marcos, donde hay varios edificios góticos renacentistas y lugares barrocos construidos para la aristocracia de Korcula.

Frente a la catedral se encuentra el Palacio Arneri, con su encantadora fachada barroca y el claustro renacentista. La ciudad de Korcula también es popular por la Moreska, que es un tradicional baile de espadas común de todo el Mediterráneo y que data de los siglos XII y XIII, los cuales se volvieron populares en Korcula a partir del siglo XVI. Esta danza probablemente se originó en España, inspirada en el gran conflicto que existió entre moros y cristianos.

El mejor momento para ir es entre los meses de abril a julio, sino entre septiembre y octubre. En esta isla hay tan solo unos pocos hoteles, por lo tanto, asegúrate de reservar uno antes de viajar.