info@almusafir.es +34 612 258 388

Granada muestra un cuadro atribuido a Murillo que estuvo oculto cuatro siglos

rutas catolicas por Granada El «Ecce Homo», que puede verse en la catedral de Guadix, estaba en poder de una familia sevillana que pensaba que era un lienzo del XIX

La Catedral de Guadix (Granada) expondrá durante un año una pintura atribuida al maestro del barroco Bartolomé Esteban Murillo y cuya autoría ha permanecido oculta durante cuatro siglos, en manos de una familia sevillana que, generación tras generación, consideraban que se trataba de una obra del siglo XIX.

Un joven párroco granadino compró el lienzo de la segunda mitad del siglo XVII, que representa un ‘Ecce Homo’, a esta familia, y sospechó que su antigüedad podría ser mayor a la que creían, e inició una investigación que le llevó a consultar a expertos en la materia, que han confirmado que podría tratarse de un Murillo. Joaquín Caler, párroco de tres pequeñas localidades granadinas de la zona conocida como el Marquesado del Cenete, pertenecientes a la Diócesis de Guadix-Baza, es además entusiasta del arte, y más concretamente del Renacimiento y del Barroco, y por ello no tuvo duda en desplazarse a Sevilla para contactar con esta familia sevillana interesada en vender un viejo cuadro del siglo XIX que había ido pasando de generación en generación.

Una vez que se hace con la obra, por su cabeza no para de rondarle de que se podría tratar de un Murillo, porque aún quedan muchas pinturas en colecciones privadas de Andalucía y de toda España, legadas de padres a hijos, y de las que se desconoce su autoría, informan en una nota. A partir de ahí, comienza una labor de investigación para saber quién pudo estar detrás de ese ‘Ecce Homo’, que le lleva hasta dos expertos: Enrique Pareja López, doctor en Historia, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla, Granada y Cádiz, insigne miembro del Cuerpo de Facultativos de Conservadores de Museos y Director durante muchos años del Museo de Bellas Artes de Sevilla; y el restaurador Manuel Chiappi, por cuyo taller han pasado trabajos y encargos de todas las épocas y de los museos más famosos del mundo.

Una vez que estos dos entendidos admiran la pintura que el párroco les lleva, no tienen la más mínima duda de que están ante algo de un calado extraordinario. Después de dos meses de minuciosos procesos de restauración utilizando las últimas técnicas de limpieza y tratamiento, aquel ‘Ecce Homo’ que podría ser del siglo XIX, resulta ser del siglo XVII. Y aquella obra desconocida resulta ser ahora una firme atribución al espléndido Bartolomé Esteban Murillo. Se trata así pues, de la única pintura atribuida al maestro sevillano que se halla en la provincia de Granada. Por tal motivo, y por deseo expreso de su propietario, esta pieza, con el craquelado propio de la época y que mide 72 centímetros de alto por 54,50 de ancho, debe ser contemplada por el público: “Aunque me pertenezca a mí, debe exponerse al público y que la cultura esté al alcance todos. Ese es el valor y la riqueza que hay que darle. El valor de lo colectivo y no el económico”, ha señalado Caler. De esta forma, la inédita obra de Murillo estará expuesta en una sala de la Catedral de Guadix desde este viernes 20 de diciembre y durante un año.

ABC

About the Author

Leave a Reply

*