info@almusafir.es +34 612 258 388

#Madrid | مدريد

Madrid


ATRACTIVOS TURÍSTICOS RECOMENDADOS

Madrid es una ciudad llena de vida, cultura, historia y tradición. Un lugar donde vale pena tomarnos un buen tiempo para recorrer si venimos desde lejos. O para los que estén cerca, una ciudad que invita a regresar una y otra vez, siempre con nuevos atractivos para descubrir.

La Plaza Mayor está ubicada en la zona de Madrid Viejo. Por allí pasó gran parte de la historia de España: elecciones de reyes, juicios de la inquisición, corridas de toros. En la plaza encontramos también una estatua de Felipe III y su alrededor de la Plaza Mayor pueden disfrutarse de bares y tabernas muy pintorescas bajo los pórticos, podrás disfrutar platos típicos como los famosos bocadillos de calamares o, si vas en la época navideña encontrarás una plaza llena de luces y un mercadillo entrañable con todo lo que necesitas para decorar tu casa.

Arco de los Cuchilleros se ubica en uno de los ángulos de la Plaza Mayor y es la más famoso de la nueve puertas que conducen a la Plaza. A través de un importante desnivel lleva a la Cava de San Miguel, un callejón con mesones típicos españoles ideales para ir de tapas.

PLAZA DE LA VILLA

Plaza de la Villa es una pequeña plaza ubicada sobre la calle Mayor rodeada por edificios de variados estilos arquitectónicos, entre los que predomina el barroco. Se destacan la Torre de los Lujanes, el Ayuntamiento, la Casa del Cardenal Cisneros entre otras importantes construcciones.

EL RASTRO

El Mercado del Rastro es un enorme mercado callejero, plagado de puestos en los que se ofrecen las más variadas antigüedades, ropa usada, libros de colección, ropa underground e infinidad de cosas más. Funciona los domingos y días festivos y se encuentra en la zona del centro histórico de Madrid.

IGLESIA DE SAN ISIDRO LABRADOR

Iglesia de San Isidro Labrador se encuentra muy cerca de la Plaza Mayor. Es una iglesia de origen Jesuita, con arquitectura de estilo Barroco. Allí descansan los restos del santo patrono de Madrid.

PLAZA DE ORIENTE

La Plaza de Oriente fue proyectada por José Bonaparte, pero finalizada recién en 1844. Esta plaza sobresale por sus jardines histórico-artísticos y por una riquísima colección de esculturas, en la que destaca la estatua ecuestre de Felipe IV, obra del siglo XVII de Pietro Tacca. Se ubica frente al Palacio Real.

TEATRO REAL DE LA ÓPERA

Teatro Real de la Ópera: este lujoso teatro es uno de las más valiosas casas de ópera de toda Europa. Su construcción de estilo clásico fue impulsada por la reina Isabel II.

PLAZA DE ESPAÑA

En ella se encuentra el monumento erigido a la Gloria de Cervantes. La plaza está rodeada importantes construcciones como el edificio España, la Torre de Madrid y el Templo de Debod. Este es un templo egipcio trasladado a España piedra por piedra como ofrenda por la colaboración en la construcción de la Presa de Asuán. Aquí nace la famosa Gran Vía de Madrid.

PUERTA DEL SOL

La Puerta del Sol es la plaza en la que se encuentra actualmente el Kilómetro Cero de las rutas españolas. Antiguamente se emplazaba aquí una de las puertas de acceso a la ciudad de Madrid, de allí su nombre. Aquí podemos apreciar el Reloj de la Casa de Correos, famoso por marcar las doce horas cada Nochebuena, un verdadero símbolo para todos los madrileños.

MONASTERIO DE LAS DESCALZAS REALES

Monasterio de las Descalzas Reales: Originalmente fue un palacio, convertido en el siglo XVI en convento. Son muy interesantes las visitas guiadas que recorren el interior del edificio, suntuosamente adornado con obras de arte donadas por la nobleza. Se destacan las obras de los grandes pintores Tiziano y Rubens.

NUESTRA SEÑORA DE LA ALMUDENA

Esta catedral se erige en honor a la patrona de la ciudad la Vírgen de la Almudena. Es curioso el dato de que fue inaugurada completamente recién en 1993, luego de que por un largo tiempo sólo existiera su fachada. En ella se combinan distintos estilos arquitectónicos: neogótico en el interior, neoclásico en el exterior,y neorrománico en la cripta.

MUSEO DE ARMAS

El Museo de Armas se encuentra frente a la Plaza de la Armería. Cuenta con una importantísima colección de armas: más de mil armaduras y un conjunto de exquisitas armas blancas. Es el museo de su tipo más importante de Europa.

PALACIO REAL DE MADRID O PALACIO DE ORIENTE

Palacio Real de Madrid o Palacio de Oriente: Es probablemente el mayor atractivo del patrimonio de Madrid. Es la residencia oficial de los Reyes de España y está considerado el mayor palacio real de toda Europa Occidental por su extensión.

Alberga un importante patrimonio artístico e histórico: pinturas de El Greco, Velázquez, Goya, Rubens o Caravaggio; e importantes colecciones de tapices, porcelanas, mobiliario, etc. Es muy recomendable realizar la visita guiada por el interior del palacio, en la que se recorren –por ejemplo- la Escalera Real, el salón de la Guardia y los apartamentos de Carlos III.

TEMPLO DE DEBOD

Un lugar sumamente curioso para una capital europea. Este edificio es nada menos que un templo egipcio del siglo IV a.C.. Fue un obsequio diplomático, trasladado a España piedra por piedra, para evitar que quedara sepultado luego de la construcción de la Presa de Asuán.

Una recomendación muy personal, si tenéis una cita romántica o queréis disfrutar de todo el esplendor de este lugar, no os perdáis la oportunidad de ver un atardecer desde los jardines del Templo de Debod, es simplemente sublime.

CASA DE CAMPO:

Se ubica en la margen derecha del río Manzanares y es uno de los espacios verdes más importantes de Madrid. Fue originalmente coto de caza de Felipe II. Hoy en día alberga un importante zoológico, un área para realizar deportes y –también- es el lugar donde pueden verse los toros que lidian en la Plaza de las Ventas.

SAN ANTONIO DE LA FLORIDA

Esta es un bella y pequeña capilla, cuyo principal atractivo turístico es el de ser el lugar donde descansan los restos del gran artista Goya. Su magnífico talento en la pintura puede apreciarse allí mismo, en los frescos de la cúpula de la capilla.

LA GRAN VÍA

Es una famosa calle madrileña que comienza en la calle de Alcalá y termina en la Plaza de España. La Gran Vía concentra cines y teatros musicales (por lo que se la conoce como la Broadway de Madrid) e importantísimas tiendas. Sus edificios fueron construidos como parte de un plan unitario, lo que da un aspecto muy especial. Hay muy interesantes obras arquitectónicas como por ejemplo el Edificio Unión Fénix, el edificio Metrópolis, el Gran Vía 1, o el edificio Madrid-París.

PALACIO DE LAS CORTES

Es el edificio donde sesiona el Congreso de los Diputados, en Zorrilla y la Carrera de San Jerónimo. Es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Madrid. Su construcción es del siglo XIX, realizada en estilo neoclásico. Se destacan en su facha el pórtico de estilo corintio con enormes columnas y las esculturas de bronce de dos leones.

FUENTE DEL NEPTUNO

La Fuente del Neptuno se ubica sobre la plaza circular de las Cánovas del Castillo. Es una singular escultura que data del siglo XVIII. En ella se ve al dios del mar sobre un carro llevado por extraños corceles mitad pez y mitad caballo.

PALACIO DE VILLAHERMOSA

El Palacio de Villahermosa, también cercano a la Plaza de las Cánovas del Castillo, este magnífico edificio neorrenacentista alberga actualmente un museo. La collección Thyssen-Bornemisza que allí se expone cuenta con invaluables pinturas que abarcan del Renacimiento Italiano a la actualidad.

He aquí nuestra segunda etapa esta guía turística. Aún queda más por ver en Madrid… les invito a que lo descubran en la última parte de nuestro city tour.

FUENTE DE CIBELES

Es la fuente más famosa de Madrid, y una de los símbolos indiscutibles de la ciudad. Está ubicada en la Plaza Cibeles, sobre la calle Alcalá. Representa a Cibeles, diosa de la fecundidad, sobre un carro tirado por leones.

Éste es uno de los lugares llenos de turistas ataviados con sus cámaras ¡y es lógico! Pierde la vergüenza y hazte una foto con uno de los monumentos más típicos de Madrid.

PALACIO DE CIBELES

El Palacio de Cibeles, el antiguo Palacio de las Comunicaciones, se halla frente a la Plaza Cibeles, y se destaca por su arquitectura decimonónica, que se combina a la perfección con rasgos de los tradicionales estilos españoles.

Tiene una terraza en la parte superior a la que puedes acceder, tomarte algo y disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad. Sé que os estoy diciendo de ir a muchos sitios al atardecer, para mí Madrid tiene un encanto único por la tarde y por la noche, llena de luces, escoge uno de estos momentos para redescubrir esta impresionante ciudad desde las alturas.

REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Real Academia de la Lengua Española: Esta emblemática Institución tiene su sede en el barrio madrileño de Los Jerónimos. Su edificio, inaugurado en 1894, es un interesante ejemplo de arquitectura de estilo neoclásico.

MUSEO DEL PRADO

Es probablemente la mayor atracción turística de Madrid y una de los museos de pintura más importantes del mundo. Se destaca el Prado por las obras de los grandes maestros europeos (siglos XVI al XIX), como: Velázquez, Tiziano, Goya, y Rubens. Otras importantes colecciones son las de El Greco, Rafael, Tintoretto, Murillo, Van Dyck o El Bosco.

Podéis encontrar ofertas y promociones para ver varios museos importantes de la capital a precios más económicos ¡muy recomendable!

PUERTA DE ALCALÁ

Definitivamente otro de los símbolos de Madrid. Fue construida en 1778 en honor a Carlos III de Borbón, y es –en realidad- un arco del triunfo. Está compuesta por tres arcos, y en cada extremo una abertura cuadrangular. La ornamentan bellas estatuas de ángeles y trofeos romanos.

CASÓN DEL BUEN RETIRO

Es uno de los pocos edificios pertenecientes al Palacio Real de Verano del Buen Retiro que aún sigue en pie. Originalmente fue el Salón de Baile del Palacio, de hermosa construcción, en la que se destaca el fresco de su bóveda realizado por Luca Giordano.

IGLESIA DE SAN JERÓNIMO

La Iglesia de San Jerónimo es otro de los edificios que perduran del Palacio de Verano. Fue la Iglesia en que se realizaron la Coronaciones de los Reyes españoles durante el siglo XVI, y también del Rey Don Juan Carlos I de Borbón. Su arquitectura es austera y cuenta con rasgos del período gótico.

MONUMENTO A ALFONSO XII

Se encuentra junto al estanque del Parque del Buen Retiro. Consiste en una estatua pedestre del Rey, acompañada de largas galerias de columnas jónicos. Una imponente escalera desciende hasta las aguas del lago, que reflejan esta bellísima construcción.

PARQUE DEL BUEN RETIRO

Es el mayor espacio verde de la zona, resabio del Palacio del Retiro, destruido por el ejército francés durante la invasión napoleónica. Algunas de sus partes más bellas para no dejar de ver son: el Paseo de las Estatuas, la Rosaleda, la Puerta de España y el Palacio de Cristal.

El mejor lugar para hacer una buena fotografía del Palacio es enfrente tirando un poco hacia la derecha, donde nosotros nos hemos situado. Ver un atardecer a través de sus cristales también es una imagen extraordinaria, aunque compite con la zona del embarcadero del Retiro ¡difícil decisión!

MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es el complemento perfecto al Museo del Prado, ya que aquí se exponen pinturas modernas y contemporáneas: como las de los geniales Salvador Dalí y Joan Miró. La obra más destacada es el impactante Guernica de Pablo Picasso.

TIPS PARA ORGANIZAR UNAS GRANDES VACACIONES EN MADRID

Si has decidido que quieres pasar tus vacaciones en Madrid, vamos a darte algunos consejos para que te puedas organizar mucho mejor y disfrutar más de la estancia en esta gran ciudad. Veamos:

1-. Planea tus vacaciones con tiempo: lo primero que debes tener en cuenta es que debes planear tus vacaciones con tiempo de sobras para poder encontrar los mejores precios y los mejores alojamientos. Ten en cuenta que si buscas las cosas con tiempo de sobras siempre estarás más preparado para encontrar mejores sitios a los que ir y pagar menos por estar en ellos.

2-. Haz tus rutas: es importante que busques información sobre todos los sitios turísticos que hay en la ciudad, como los que te hemos listado en este blog. De este modo, podrás hacerte una idea de los sitios a los que quieres ir y el tiempo que necesitas para estar en cada uno de ellos. Del mismo modo, debes informarte sobre si hay unos horarios de apertura para que no te quedes sin poder ver la mayoría de las cosas. En este sentido, podemos decirte que el departamento de turismo de Madrid puede ayudarte mucho en ello y, también puedes encontrar los contactos de los sitios en Internet para preguntarles directamente sobre los horarios y los precios de las entradas.

3-. Crea un presupuesto que sea realista: debes crear un presupuesto para gastar en tus vacaciones y este debe ser de lo más realista posible para que luego no te encuentres con sorpresas desagradables. Es importante que tengas en cuenta el precio del transporte, del alojamiento, de las entradas a los diferentes sitios, del transporte por la ciudad, de tu comida y de todos los regalos y recuerdos que quieras comprar para los tuyos.

4-. Las mejores fechas: si te gusta viajar para conocer las costumbres y ver las fiestas populares de los diferentes destinos, debes buscar bien las fechas en las que vas a ir de vacaciones. De este modo, podrás hacer coincidir tus vacaciones en tu destino con las fiestas de Semana Santa, por ejemplo, o cualquier otra fiesta a la que te interese ir.

5-. Solo o con la familia: a la hora de buscar las diferentes actividades que vas a hacer en tus vacaciones en la ciudad es importante que tengas en cuenta con quién vas a ir. No es lo mismo buscar actividades para hacer o sitios a los que ir si vas con niños que si solo vas con tu pareja. Además, este es un punto que también debes tener muy en cuenta en cuanto vayas a realizar el presupuesto del que hemos hablado en el apartado 3.

Con todo, debemos decirte que organizar unas buenas vacaciones es algo que puede llevarte muchos meses, por lo que te aconsejamos que empieces cuanto antes y así vas a evitar las prisas y el estrés que genera el tener que hacerlo todo a última hora.

Y, por si quieres más información sobre otros sitios interesantes de Madrid, te dejamos con otros artículos de nuestro blog que pueden serte de lo más interesantes.


Noviembre 2015

Madrid da mucho de sí, y el mes de noviembre nos deja cuatro citas únicas que no deberías perderte, con el sonido, el jazz, la cerveza y la obra de Theo Jansen.

Mercado del Sonido, Music and Dealers (MAD)

Primera cita con Mercado del Sonido, o lo que es lo mismo, Music and Dealers (MAD), nos traerá tres días para disfrutar con los más de 100 puestos relacionados con el sonido que se instalarán en La Latina.
Además de buena música, la cita nos acercará otras disciplinas cómo la ilustración, la fotografía o el arte urbano, y citas para los más pequeños en forma de talleres. Un nuevo evento para intercambiar, comprar, vender y experimentar.

Music and Dealers Madrid
Cuándo: 13, 14 y 15 de noviembre
Dónde: Mercado de La Cebada (actividades diurnas), El Sótano (actividades nocturnas) y cierre D15 en Shoko

El Festival Internacional de Jazz de Madrid tiene sede estable en Conde Duque, y un año más vuelve a su cita para ofrecer un programa marcado por la diversidad estética.
Entre los conciertos destacados de esta nueva edición, tenemos el que se tendrá cómo protagonista a la contrabajista Esperanza Spalding, el próximo L16 en La Riviera (entrada, a partir de 35 euros), o el que realizarán el saltosaxofonista Ernesto Aurignac, el pianista Marco Mezquida y el baterista Ramón Prats, MAP, el M17 en el Auditorio Conde Duque (entrada general 10 euros, reducida, 8 euros).

Tampoco faltará la cita con el cine, con la proyección entre otras de la cinta de Piano Blues, el S21 en el Salón de Actos de Conde Duque.

Festival Internacional de Jazz de Madrid
Cuándo: del 5 al 27 de noviembre
Dónde: Auditorio Conde Duque, La Riviera y Teatro Instituto Francés

Experiencias Casimiro

Mahou fue fundada hace 125 años en la calle Amaniel, por eso, como adelantamos en su día, a escasos metros de dónde nació -en la Sala de Bóvedas del Centro Cultural Conde Duque- se recuerda y celebra el aniversario con numerosos contenidos interactivos, en Espacio M125 hasta el 15 de diciembre.
Para una experiencia más profunda la marca te invita a participar de sus catas maridaje Casimiro Mahou. Podras disfrutar de su colección de cervezas especiales que homenajean al fundador (Amaniel, Marcenado, Maravillas y Jacometrezo), con una exquisita y cuidada selección de quesos. Las catas -que hemos tenido el placer de disfrutar-, están disponibles con cuatro tipos de quesos (a un precio de 15 euros) u ocho variedades de quesos (20 euros).

Cuándo: jueves y viernes, 19:30
Dónde: Espacio Casimiro

Theo Jansen. Asombrosas criaturas

En Madrid no hay playa, pero las Bestias de la Playa (Strandbeest) salidas de la imaginación desbordante del holandés Theo Jansen han llegado a Madrid, y esperemos que siembren su semilla de concienciarnos de frenar los efectos del cambio climático.
Capaces de moverse y sobrevivir en las playas de los Países Bajos, nos sorprenderán con exhibiciones en movimiento por la planta tercera del edificio de Gran Vía en el que se encuentran, de miércoles a viernes a las 18:30 y, los sábados y domingos, a las 12:00, 13:00 y 17:30 y 18:30.

Actividades en Madrid para el fin de semana del 9 al 11 de noviembre, Festividad de la Almudena en Madrid. Varias, gratis.

madrid

1. Sábado 10. Concierto dentro del ciclo de jazz dedicado a Louis Armstrong y el ambiente musical del Nueva Orleans de los años 20.

Dónde: Fundación Juan March, Salón de Actos. Castelló, 77. Horario: 12 de la mañana. Entrada libre hasta completar aforo. Cómo llegar: Metro Nuñez de Balboa (L5 y L9)

2. Sábado 10. Date una vuelta por uno de los restaurantes más de moda en Malasaña, para ver el nuevo mercadillo organizado por el colectivo Fashion y Feliz en Tiempos de Crisis.

Dónde: La Gustava. Noviciado, 2. Horario: de 12:30 a 20. Entrada libre. Cómo llegar: Metro Noviciado (L2)

3. De viernes a domingo. Disfruta de las visitas guiadas, talleres, exposiciones y rutas de la Semana de la Ciencia en Madrid, hasta un total de más de 700 actividades gratis. Recordar que hay que hacer reserva previa. Consultar todas

4. De viernes a domingo. Tomar un café a La Paca, el bohemio café-bar de Malasaña de estilo vintage, que acoge este mes una exposición de la ilustradora Paula Domínguez, y quizás, comprar alguna de las obras expuestas. Además, hasta el sábado 10, ofrece un showroom a precios muy asequibles, en su planta baja.

Dónde: Valverde, 36. Cómo llegar: Metro Chueca (L5)

5. De viernes a domingo. Nuevo outlet de Dogs&Flowers, con vestidos de novia y novio de las mejores marcas, vestidos de fiesta de Dolores Promesas, y descuentos de hasta un 70%.

Dónde: Hotel Catalonia Las Cortes. Prado, 6. Horario: de 10 a 20. Acceso libre. Cómo llegar: Metro Sol (L1, L2 y L3) y Antón Martín (L1)

6. Hasta el domingo. Festival internacional de cine lésbico, gay y transexual de Madrid, LesGaiCineMad.

Dónde: Sala Berlanga, Ateneo, Casa de América y más sedes. Consulta el Programa completo

Buen fin de semana y Feliz Puente!

Casa del Lector en Matadero Madrid

Casa del Lector, es un nuevo espacio de reciente inauguración situado en el completo de Matadero Madrid.

Un proyecto nacido del mecenazgo del creador de Anaya, Germán Sánchez Ruipérez, con los lectores y la lectura cómo protagonistas fundamentales. Acoge exposiciones, cómo la que puede verse hasta marzo, Germán, dedicada a su creador, además de conferencias, cursos formativos o talleres de creación.

También ofrece ciclos de música, cine y artes escénicas, además de los interesantes clubes de lectura para jovenes, mayores, niños y todos los públicos, y las actividades infantiles, en las que no faltan cuentacuentos, talleres y teatro.

Ocupa las naves 13, 14, el edificio de conexión entre estas dos naves, la nave 17B y parte de la nave 17C de Matadero Madrid, y suma una superficie superior a los 8.000 metros cuadrados. Está dirigida por el escritor César Antonio Molina.

Dónde: Matadero Madrid. Paseo de la Chopera, 14 – 91 700 06 76. Horario invierno: de martes a viernes, de 16 a 21. Sábado, de 11 a 15 y de 16 a 21. Domingo y festivos, de 11 a 15. Acceso libre

Viaje a Madrid

Madrid Travel Muslmim

Madrid en navidades

HAY CIUDADES QUE MERECE LA PENA VISITAR MÁS DE UNA VEZ EN LA VIDA, PORQUE, CIERTAMENTE, LAS POSIBILIDADES QUE NOS OFRECEN COMO TURISTAS, NO CONOCEN LÍMITES. ESTO ES ESPECIALMENTE CIERTO EN EL CASO DE LAS CIUDADES MÁS IMPORTANTES DE CADA PAÍS, QUE SUELEN SER LAS QUE MÁS OPCIONES NOS APORTAN. ADEMÁS, SUELE OCURRIR QUE, EN CIERTAS ÉPOCAS DEL AÑO, LA VISITA TIENE UN TOQUE ESPECIAL QUE HACE QUE LA EXPERIENCIA SEA DISTINTA Y QUE, A PESAR DE QUE YA HAYAMOS ESTADO, NOS ENCANTE REPETIR DE NUEVO. ESTE ES PRECISAMENTE EL CASO DE MADRID, CAPITAL DE ESPAÑA, DE LA QUE YA HEMOS HABLADO EN ALGUNA OCASIÓN, PERO CON LAS NAVIDADES A LA VUELTA DE LA ESQUINA, ADQUIERE UNA NUEVA DIMENSIÓN QUE HACE QUE QUERAMOS CONVERTIRLA EN PROTAGONISTA DE ESTAS LÍNEAS EN NUESTRO BLOG.

CUALIDADES INHERENTES DE MADRID

Por si no habéis estado en la capital de España y tampoco habéis leído nada al respecto de lo que hemos escrito sobre ella en alguna ocasión, aquí os resumiremos de forma breve algunas de las bondades de Madrid. Una de ellas, que guarda relación con su extensión, es que con semejante tamaño, siempre tendremos algo que ver, y no sólo eso, si no que tendremos opciones que van desde lo más urbano en la zona céntrica, hasta lo más “de barrio”, con pequeños comercios, bloques de viviendas, parques, etc, en las poblaciones de las afueras. Por si eso no os basta, además, siempre nos gusta recalcar que la oferta de ocio cultural en Madrid se lleva la palma, porque la cantidad de obras de teatro, musicales, museos y espectáculos de diverso tipo, es algo que no conoce límites por su infinita variedad. Desde luego, en Madrid, el aburrimiento es un concepto que da la sensación de no figurar en los diccionarios.

LA NAVIDAD HACE ACTO DE PRESENCIA EN MADRID

Como ya dejábamos entrever al comienzo de este post, creemos que la ciudad que visitamos como turistas puede cambiar radicalmente según en qué época vayamos. Sin duda alguna, un buen ejemplo es el Madrid que podemos encontrarnos en la época de navidades, con un ambiente inmejorable y con más vida en sus calles que nunca. Os recomendamos esta experiencia, porque creemos que merece la pena pasar allí unas navidades. De verdad, no tiene nada que ver con la ciudad en otras épocas del año, y no os arrepentiréis de ello si vais a comprobarlo de primera mano.

Ahora bien, no tiene ningún sentido hacer las afirmaciones que hemos hecho arriba si no van acompañadas de algún ejemplo más concreto que den sentido a lo que decimos. Así pues, vamos a hablar de alguno de esos aspectos. Para empezar, en las navidades en general, con motivo de los festivos, en las distintas zonas de Madrid, suelen abrirse mercadillos de barrio con todo tipo de puestos. Para continuar, comienzan a darse exposiciones temáticas, como puede ser por ejemplo la tradicional y típica exposición de belenes. Por supuesto, la cosa no queda ahí, ya que para los más pequeños, tenemos los inmensos centros comerciales con una potente sección de juguetería, y el espectáculo de Cortilandia.

Comienza la temporada alta en Madrid. Una ciudad llena de cultura, de ocio y de actividades para todos los gustos. La capital de España, una capital repleta de oportunidades que los turistas aprovechan en la temporada de otoño-invierno, cuando la ciudad está más bonita, cuando se respira más magia en sus calles.

Si viajamos hasta aquí tenemos que tener en cuenta la amplia oferta de hoteles en Madrid. No es fácil elegir teniendo una variedad tan grande. Así pues, quizá lo mejor sea tener claro cuales son nuestras expectativas sobre nuestros días en la ciudad.

No es lo mismo alojarse en una parte que en otra. Unas tienen unas ventajas y otras otras, dependiendo siempre de las actividades que realicemos.

Si deseamos conocer Madrid en pleno apogeo, sus concurridas calles, su vida, sus grandes teatros y su ocio nocturno, quizá la mejor opción sea alojarnos en la Gran Vía. Esta zona de la ciudad es la mejor y más cercana a los principales lugares de ocio.

Por el contrario, si tenemos ganas de mezclarnos con la parte más cultural de la ciudad, con sus amplias pinacotecas y museos de interés, quizá sea mejor alojarnos en Paseo de la Castellana (incluso en Paseo del Prado).

Todos los que disfruten de la parte más alternativa de Madrid, tendrán que alojarse necesariamente en el barrio castizo de Lavapiés, una oportunidad única de mezclarse con las tradiciones más arraigadas, disfrutar de buenas tapas y unos chatitos de vino.

Por último, si estamos interesados en visitar alrededores de Madrid (por ejemplo el parque Warner), quizá sea mejor optar por alojarnos fuera de la gran ciudad. Menos aglomeración de coches y mucha más tranquilidad. Recordemos que las vías de Madrid se congestionan con bastante facilidad, así pues, si nuestro viaje se centra en los alrededores, alojarnos en el mismo Aeropuerto de Barajas, hay cientos de hoteles por esa zona, puede ser la mejor de las opciones.

Sierra de Madrid

En la provincia española de Madrid, la Sierra de Guadarrama es un territorio montañoso agreste que se extiende a lo largo de unos 80 km de longitud, entre las sierras de Gredos y de Ayllón, en el sistema cordillerano central, donde su pico más alto es el monte Peñalara que se eleva a unos 2.428 m.s.n.m. Hace de división entre las cuencas del Duero, al noroeste, y del Tajo, al sureste.

Allí, un magnífico sitio para explorar haciendo turismo es el Parque Natural de La Pedriza, ideal para disfrutar del ocio y recreación al aire libre, hacer picnic en familia o con grupos de amigos, zambullirse en el río o realizar paseos por su naturaleza. El senderismo es otro deporte muy practicado en La Pedriza, señal de ello es la afluencia masiva de visitantes que hay durante muchos fines de semana.

Cabe recordar que existe un cupo de entrada de 375 vehículos al día, por lo que durante un fin de semana, sólo los más madrugadores podrán zambullirse en las pozas del río Manzanares o contemplar la Esfinge, el Platillo Volante o el Cocodrilo, que son peculiares formaciones rocosas que se suman a su paisaje.

Geológicamente, esta zona de la Sierra de Guadarrama esta formada por rocas graníticas de unos 300 millones de años de antigüedad, donde podremos observar su característico color rosado, y curiosas formaciones rocosas producto de la erosión a través del tiempo. Muchas de ellas con sus nombres creados por la imaginación popular: como el Pájaro, el Cocodrilo, la Esfinge, el Camello, la Maza, el Tolmo, el Cancho de los Muertos y el Yelmo, entre otros muchos. Los Valles de la Fuenfria, valle de Valsain, valle del Lozoya, el valle del Río Moros, son otros de los lugares imperdibles para el turismo.

Al explorar esta zona de la meseta castellana se pueden observar variedad de animales; como cabras monteses, ciervos, jabalíes, corzos, gamos, tejones, gatos monteses, zorros, liebres, etc. Además de aves migratorias.

La Sierra de Guadarrama está rodeada de poblaciones que constituyen punto de partida de excursiones por la sierra. Las ciudades más importantes son San Lorenzo de El Escorial, Guadarrama, Cercedilla, Navacerrada, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Bustarviejo, Rascafría y Buitrago del Lozoya en la Comunidad de Madrid. San Rafael, Los Ángeles de San Rafael, El Espinar y La Granja de San Ildefonso en la provincia de Segovia. Peguerinos y Las Navas del Marqués en la provincia de Ávila.

Mercados de Madrid

Cuando los centros comerciales y los grandes supermercados empezaron a acaparar el monopolio de ventas, muchos de los antiguos mercados de Madrid se vieron afectados y prácticamente tuvieron que cerrar. Si bien de esto hace ya tiempo, ahora que la ciudad se ha insensibilizado con respecto a las compras y ya no hace falta más que un par de clicks en una web y fijar una fecha de entrega para poder comer, los mercados se centran más en su estética para atraer clientes de una manera más turística que comercial.

Y es que ahora se apunta a edificios con una estética moderna y novedosa, un sitio al que entrar aunque sea porque te llama la atención. Además, gracias a las múltiples actividades que ahora se llevan a cabo en los nuevos mercados, que van desde talleres a degustaciones de tapas exquisitas, animan a la gente a visitarlos ahora que el cinturón aprieta y hay que buscar precios más accesibles o una mejor calidad en productos.

El mercado más conocido de estos mercados es el Mercado de San Miguel, que se sitúa en la plaza de San Miguel, al lado de la Calle Mayor. Es uno de los mercados más antiguos de Madrid, a principios del siglo XX ya contaba con su rinconcito propio en la plaza. Desde entonces se ha ido ampliando hasta que se hizo con su propio edificio. Está considerado Bien de Interés Cultural precisamente por su antigüedad e historia. Suele estar hasta arriba al ser uno de los grandes referentes de la cocina madrileña. Los turistas van y vienen probando sus tapas gourmet y platos típicos con apariencia renovada.

Mercado Isabela

Otro mercado cosmopolita de Madrid se sitúa en pleno barrio de Chueca. El Mercado de San Antón tiene más de setenta años y recientemente se hizo un lavado de cara para remodelarse por completo. Ahora consta de varias plantas en las que se pueden encontrar tanto alimentos frescos como precocinados (estos últimos pudiendo tomarse en el sitio, al tener terraza y unas vistas espléndidas). En la planta baja, además, hay un supermercado donde se pueden encontrar todo tipo de alimentos.

El último mercado que presento hoy se llama Mercado de Isabela. Está enfrente del Corte Inglés de Castellana (entre Nuevos Ministerios y Santiago Bernabéu) y se centra en la calidad de sus productos. Realmente su categoría de mercado es más simbólica que otra cosa, pues el público al que está orientado no tiene nada que recortar de su economía para poder ir. En las instalaciones hay, entre muchos puestos de alimentación gourmet, una coctelería, un cine y un salón de eventos. Si os podéis permitir un capricho, no lo dudéis.

Balneario en Madrid

En la Comunidad de Madrid tienes una amplia lista entre los que elegir, pero para ponértelo más fácil te proponemos pocos minutos de la capital que seguro que te gusta. ¿Quieres saber cuál es? Sigue leyendo este artículo y lo descubrirás.

Un viaje de relax no tiene por qué suponer una gran inversión, ni es necesario desplazarte lejos de donde vives para poder disfrutar de un día sin estrés. Una forma de conseguirlo es haciendo una visita a algún balneario que haya cerca de tu ciudad. Si vives en Madrid lo tienes fácil, porque hay una gran variedad entre los que elegir, como por ejemplo el Hotel Rural Balneario de Aguas de Carabaña.

Como su nombre indica, se encuentra en la localidad de Carabaña, a escasos 40 minutos de Madrid. Se trata del único balneario de toda la comunidad en el que se utilizan aguas minero-medicinales, y por ello te lo recomendamos para tu viaje de bienestar y relajación.

Entorno privilegiado

Además de estar cerca, se encuentra en un entorno privilegiado, pues está ubicado a orillas del río Tajuña en un edificio histórico que fue construido en el siglo XIX.

Pero no es esto lo único que hace que este balneario sea especial. Una de las particularidades de este sitio, es que hay también dos cuevas excavadas en la montaña. Y es precisamente en ellas donde se encuentran las Termas de Agua de Carabaña.

Aguas de calidad

Por estas termas fluyen las aguas que le dan nombre, las Aguas de Carabaña. Estas han sido catalogadas como aguas con un gran poder descongestionante y purgante, debido a ser aguas sulfuradas y salinas.

Las aguas de este balneario natural proceden del manantial La Favorita, situado en el pie del Cerro de la Cabeza Gorda. Y poseen unas propiedades minero-medicinales con efecto rejuvenecedor de la piel, que ha hecho famoso al balneario.

Tratamientos del balneario

Uno de los tratamientos más solicitados es el tratamiento de la Cueva la Mirilla. Esta cueva era una antigua mina de sal, y hoy en día hay varias bañeras de hidromasaje individuales que se utilizan para tratamientos dermatológicos con distintas sales (sales de frutas exóticas, sales de vid, etc.) y aceites esenciales.

Además de este, hay otros muchos tratamientos termales. La mayoría de ellos están destinados o bien a solucionar problemas cutáneos y digestivos, o bien a otras cuestiones relacionadas con el bienestar y la belleza. Lo mejor es ponerte en contacto directo con ellos, para que te expliquen detalladamente cada uno de los tratamientos y elegir aquel que más te interese.

Podrás utilizar cabinas de tratamientos especializados, circuitos termales (chorros, cascadas, burbujas, etc.), áreas de descanso y diversos tipos de duchas y baño.

El Hotel y los alrededores

Puedes pasar un día estupendo en este balneario. Pero si te gusta y quieres repetir, lo que puedes hacer es alojarte en el hotel durante el fin de semana o los días que quieras ir de vacaciones. Se trata de un hotel con todo tipo de detalle que hará tu estancia más agradable.

Y para que no estés todo el día en remojo bajo las aguas termales, también puedes disfrutar del entorno realizando alguna de las muchas actividades al aire libre que se organizan por los alrededores. Desde rutas a caballo, paseos en bicicleta o senderismo.

Como ves se trata de un destino perfecto para una escapada de fin de semana o para pasar unas vacaciones en pleno contacto con la naturaleza.
Madrid es una ciudad que cuenta con variedad de lugares al aire libre, a donde pasar entretenidos momentos en familia. Podemos iniciar nuestro recorrido en el Parque Juan Carlos I, un parque que cubre 544 hectáreas y que cuenta con más de ocho kilómetros de senderos, esculturas al aire libre, juegos infantiles como toboganes y columpios, entre otros. Te interesará saber que podrás pasear en bicicletas de manera gratuita, solamente debes acudir al puesto de información, y dejar tu DNI a cambio de una bicicleta.

Ahora vayamos al Parque de El Retiro, un masivo y visitado parque que cuenta con monumentos extravagantes, fuentes y árboles de 400 años de antigüedad. Además dispone de un lago a donde se puede realizar un entretenido y tranquilo paseo en bote.

Otro parque recomendable es el Parque de El Capricho, un parque y zona verde situado en el barrio de la Alameda de Osuna, en el distrito de Barajas. Es considerado como uno de los parques más bellos de la ciudad y, paradójicamente, es todavía un gran desconocido para los madrileños. Te interesará saber que fue construido entre los años 1787 y 1839. En el interior de este parque de 14 hectáreas, encontraremos la plaza de El Capricho, el Palacio, el estanque, la plaza de los Emperadores, la fuente de los Delfines y de las Ranas.

Si estás en Madrid un domingo por la mañana, no te puedes perder El Rastro, considerado como uno de los más grandes mercadillos al aire libre de Europa.

Chinchón

La ciudad de Chinchón se encuentra a pocos kilómetros de Madrid y es una alternativa imperdible para que los turistas que estén en la capital española realicen una excursión por un día.

Esta pintoresca ciudad tiene una emblemática Plaza Mayor, muy buscada para realizar tomas para la pantalla del cine y de la televisión. Esta plaza medieval, asimétrica y de arena, es la cuarta maravilla natural de la Comunidad de Madrid y atracción indiscutida del lugar.

Para facilitar la visita a la ciudad de los turistas, el Ayuntamiento de Chinchón anunció su la incorporación de herramientas digitales que brindarán a los turistas información de forma más práctica y cómoda.

Se trata puntualmente de un sitio web y una aplicación movil para viajeros. Entrando a la página web de la ciudad, se podrán conocer sus puntos turísticos destacados, su historia y sus monumentos, además de tener acceso a la agenda de actividades culturales, deportivas y gastronómicas que se realizarán en cada época del año y conocer los servicios municipales y teléfonos de interés.

En cuanto a la app para smartphones y tabletas, se establecieron seis secciones que engloban toda la información esencial de Chinchón. Cuenta por ejemplo con un apartado de “Oficina de Turismo” donde es posible encontrar toda la información sobre las visitas guiadas. Los usuarios también puede compartir la aplicación y tener acceso directo al informe meteorológico de la región.

Una buena alternativa para quienes se hospedan en los hoteles en Madrid céntricos es organizar una visita de un día a esta interesante ciudad aprovechando las nuevas facilidades que ofrece la tecnología.

 

 

En esta ocasión vamos a viajar a Madrid, capital de España, un destino ideal para apreciar arte, pasear por sus espacios verdes, degustar delicias culinarias en sus restaurantes y gozar de una vida nocturna sin igual.

En Madrid no podemos dejar de visitar los museos más importantes de la ciudad, como el Museo del Prado, a donde podemos apreciar obras de Velázquez y Goya, el Museo Reina Sofía, a donde se puede ver en vivo y en director el Guernica de Picasso, y el Museo Thyssen- Bornemisza, a donde encontraremos obras de Fra Angelico y Marc Chagall. Las colecciones de estos museos son realmente inmensas así que podemos pasar todo un día apreciándolas.

Si se trata de ir a comer, recomendamos el restaurante Estado Puro, a donde el chef Paco Roncero nos deleitará con deliciosas tapas y platillos tradicionales. Otro restaurante recomendable es Punto MX, considerado como uno de los mejores restaurantes mexicanos en España. Vale la pena señalar que el restaurante está a cargo del chef Roberto Ruiz. Si quieres degustar pasteles y café, entonces puedes acudir a Café del Oriente, uno de los cafés más grandes de la ciudad. Si te animas a una experiencia distinta, entonces puedes acudir al Mercado de San Miguel, el paraíso de los bocadillos, a donde recomendamos degustar los calamares.

Para pasar una entretenida tarde no dudes en acudir al Parque Madrid Río, a donde se puede realizar un recorrido en bicicleta y hasta alquilar kayaks.

 

La capital de España es uno de los principales destinos turísticos de nuestro país. Su carácter histórico y monumental, amén de una rica y variada vida cultural lo hacen un lugar imprescindible para cualquier viajero que se precie.

Ya sea para pasar unos días o un fin de semana, Madrid supone una etapa fundamental. Hay rutas de todo tipo, como la que podemos hacer recorriendo el centro histórico, o la que nos lleva a los barrios orientales, el Madrid de los Austrias o la zona moderna con sus parques, avenidas y rascacielos. Una ciudad abierta para el turista de museos, con algunos de los mejores de Europa, o para aquel que se deleita paseando y descubriendo pequeñas joyas de la arquitectura.

La Puerta del Sol puede ser un lugar de inicio magnífico para nuestra visita a Madrid. Plaza más emblemática y conocida no puede haber en España, sobre todo si recordamos cada Fin de Año con las campanadas de su reloj. Cerca de esta plaza hay algunos monumentos de interés, comenzando por el Monasterio de las Descalzas Reales en la Plaza de San Martín, fundado a mediados del siglo XVI, y que cuenta con una pinacoteca excelente.

Otro monasterio cercano es el de la Encarnación, en la calle Arenal, fundado por la esposa de Felipe III, la reina Margarita, en 1611. Desde aquí pasamos hasta la famosa Plaza de Oriente, en la que veremos la famosa estatua ecuestre de Felipe IV, la fachada del Teatro Real y, cómo no, el Palacio Real. Su interior es de visita imprescindible, aunque también podemos dar una vuelta por el exterior hasta llegar a la Plaza de la Armería.

Frente a esta última se encuentra la Catedral de la Almudena, construida durante todo el siglo XX hasta su consagración en 1993. El interior es fastuoso, con la imagen de la patrona de Madrid en la cripta. Toda esta zona de la Plaza de Oriente es una de las más turísticas de la ciudad. Seguro que pasaréis buena parte de vuestro tiempo recorriendo las dependencias del Palacio Real y la Almudena, o simplemente haciendo fotos desde la propia plaza.

Salimos de la catedral y podemos dirigirnos hasta la Iglesia de San Francisco el Grande, muy cerca de otros dos templos como el de San Andrés y el de San Pedro. Y desde aquí se llega a la Plaza de la Villa, con la Casa de la Villa o antiguo Ayuntamiento, la Casa de Cisneros y la Casa Torre de los Lujanes. Junto a esta plaza se sitúa una de las más emblemáticas de la ciudad, la Plaza Mayor, con su estatua ecuestre de Felipe III y la Casa de la Panadería entre otros elementos.

Desde la Plaza Mayor volvemos a la Puerta del Sol para enfilar ahora por la célebre calle de Alcalá, un lugar en el que además de su fotografiada Puerta encontramos otros edificios de interés. Entre ellos la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que alberga una magnífica colección de pintura y escultura. Enfilando esta calle se llega hasta la Plaza del Rey y la archiconocida Plaza de Cibeles, con la fuente de la diosa en el centro.

Es otra de las plazas más emblemáticas de la ciudad, a pesar del intenso tráfico. Podéis ver en ella el edificio del Banco de España, y los palacios de Buenavista, Linares y Telecomunicaciones. Esta plaza la enlazamos con el Paseo del Prado, en el que, como su nombre indica, visitaremos el Museo del Prado. Pero además es la sede de otros grandes referentes culturales, como el Museo Thyssen, el Reina Sofía o el Jardín Botánico.

A partir de aquí el paseo nos llevaría sin lugar a dudas hasta el Parque del Retiro, en el que encontramos el célebre lago, el monumento a Alfonso XII y los palacios de Velázquez y Cristal. También desde la anterior Plaza de Cibeles se puede ir a la Plaza de Colón, cerca de la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico Nacional, plaza en la que vemos el monumento al Descubrimiento de América, la gran bandera de España y las Torres de Colón.

Gran Vía y Plaza de España, con la Torre de Madrid, son dos de los paseos imprescindibles en la ciudad. La gran arteria madrileña cuenta con una gran cantidad de edificios, cafés, iglesias y otros detalles para no perdernos. Sin olvidarnos de otra de las grandes avenidas madrileñas, el Paseo de la Castellana. Antes nos acercamos al Templo de Debod, el Museo Cerralbo, el Museo Sorolla, el Palacio de Liria, la Torre Picasso, las Torres Kío o el Estadio Santiago Bernabéu.

Hay muchos más lugares de Madrid que se nos quedarán en el tintero. Pequeñas iglesias, conventos y museos (como el curioso Museo Romántico) de interés. Os recomiendo ir hasta la Oficina de Turismo de la Plaza Mayor para que os den planos, rutas y todo tipo de alternativas turísticas para moveros por la ciudad.

EXCURSIONES DESDE MADRID

Madrid es una ciudad que apenas nos deja tiempo para más, pero sería interesante poder reservar al menos uno o dos días para conocer los alrededores. Hay pueblos y rincones a mencionar, comenzando por Alcalá de Henares, cuna de Cervantes y declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Podemos seguir por Chinchón, famosa por el anís pero que cuenta con una magnífica Plaza Mayor y una gastronomía única.

Lugar imprescindible dentro de la provincia sería El Escorial, hasta el que se puede llegar tanto en tren como en coche, así como la hermosa Sierra de Guadarrama (especialmente llamativa tanto en primavera como en otoño). En esta última nos quedamos con Cercedilla, donde podemos tomar el Tren de la Naturaleza que recorre Navacerrada, y La Pedriza.

 

 

El Rastro de Madrid

Vacaciones de verano en Madrid. Tu elección no podía ser más atractiva puesto que Madrid en verano suele ser una sucesión de divertidos e interesantes eventos, visitas de lugares históricos, compras en la capital española, rica cocina y todo lo que anhelas de una vacación. Y claro los mejores alojamientos que puedes ir reservando ya con Go with Oh, porque capital de turismo internacional tiene una amplia oferta que puede agotarse antes de la llegada de verano, así que a reservar se ha dicho.

Pero para que obtengas la mejor ventaja, precios accesibles a tu presupuesto, comodidad y alojamiento céntrico que te permita desplazarte cómodamente por Madrid, descuentos y toda una variedad de apartamentos, hostales y hoteles nada mejor que la plataforma de Go with Oh. Tan fácil que con un click podrás elegir la mejor de las opciones y reserva lo que quieres, cuanto tiempo quieras y al precio que realmente quieres. Alojarse en Madrid nunca fue tan fácil.

Y olvidados del alojamiento, ya reservado con la ventaja de Go with Oh, es hora de planear la vista para divertirte al máximo. Una de las visitas obligadas en una estancia en Madrid es ver el Rastro de Madrid, un mercado al aire libre, que se celebra todos las mañanas de domingos y festivos en centro histórico de Madrid.

Este es un mercado de antiguedades y otros, que data de 1470, en las aceras de la cuesta de Ribera de Curtidores del barrio de Lavapiés. Es uno de los más representativos de España y muy concurrido de la capital madrileña. El mismo puedes visitarlo a partir de las 9:00 y las 15:00 en el barrio de Embajadores, en el distrito Centro, en torno a la Plaza de Cascorro y su monumento dedicado a Eloy Gonzalo en el extremo norte, el eje de la calle de Ribera de Curtidores y calles aledañas, la calle Embajadores al este, y la Ronda de Toledo y la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo al sur y se encuentra abierto hasta las 16:00 horas en verano 16:00 horas en verano.

 

El Monasterio del Escorial, un lugar majestuoso

El Monasterio de El Escorial, situado en Madrid, comenzó a construirse allá por el año 1563 bajo las órdenes de Felipe II. Este monasterio se convirtió en el mausoleo real y a la vez en un lugar tranquilo para el estudio, el retiro y la meditación. Sin duda, en nuestros días sigue invitando a ello por sus instalaciones y su gran belleza. Cada año miles de turistas visitan este monasterio y se acercan a este encantador pueblo de la sierra madrileña.

La construcción del edificio duró muchos años y participaron en ella varios arquitectos, por lo que se pueden encontrar diferentes estilos decorativos en su interior. El palacio de los Austrias, por ejemplo, es mucho más austero que el de los Borbones. En el de los Austrias prima la sobriedad, característica de Felipe II, mientras que en el de los Borbones hay mucho más lujo, con decoración pompeyana, porcelanas, sedas y un mobiliario de categoría.

Una de las partes más bellas del Monasterio son los salones de Embajadores y del trono. También tiene especial relevancia la estancia donde se encuentra y se conserva la silla de mano que llevó el cuerpo agonizante del rey en su último viaje en 1598.

Después de los palacios, el recorrido nos lleva directamente hasta el panteón de los Reyes, con aires claramente fúnebres por el uso de mármol gris y ornamentos dorados en su decoración y estilo. Aquí se encuentran los restos de todos los reyes españoles desde Carlos I. también hay varios infantes e incluso el hijo bastardo del emperador.

Sin duda, el Monasterio de El Escorial es un lugar majestuoso, bello y tranquilo que merece la pena visitar. Un monumento a nuestra historia antigua, una época de esplendor, de reyes y coronas.

¿Has visitado el Monasterio de El Escorial? ¿Qué te parece?

Temáticas relacionadas: monasterio de el escorial, monasterio del escorial, monasterio felipe ii

 

 

Rascafría es uno de los pueblos de Madrid que son más visitados por los españoles, especialmente por los madrileños. Es un lugar con mucho encanto, con una oferta cultural y natural muy atractiva, que hace de este sitio, a pocos kilómetros del centro de España, un remanso de paz ideal para pasar nuestros días libres. Si quieres saber qué ver aquí, o qué visitar, sigue leyendo y conoce más a fondo Rascafría.

Los madrileños son personas muy estresadas. El hecho de vivir en la gran ciudad, en la capital del país, hace que lleven un ritmo de vida de lo más rápido, agobiante, y lleno de ruidos. Es por eso que, en cuanto tienen ocasión, intentan salir un poco de lo que es el centro de Madrid para descansar de todo ese tráfico, de la gente, y sobre todo de la contaminación. Pero no hace falta que vayan muy lejos porque, a diferencia de lo que todo el mundo cree, la capital española tiene pueblos y lugares muy bellos y que son de lo más especiales. Sigue leyendo para conocer uno de ellos.

Paisaje natural y cultura

Rascafría se encuentra a poco más de hora y algo en coche desde el centro de Madrid. Es un buen lugar para hacer una pequeña excursión cualquier domingo, o incluso si lo preferimos, pasar unos días ahí. El sitio es ideal, porque no tiene nada que ver con la gran ciudad: la tranquilidad y el sosiego se respira por cada rincón del pueblo. Las calles, a primera hora de la mañana, ya están vacías, y solo unas pocas personas salen temprano a comprar el pan. Es otro mundo, otro ritmo de vida, y sobre todo, otro lugar donde pasar unas vacaciones increíbles.

Y es que el interés turístico de Rascafría reside en su arquitectura, una arquitectura con construcciones antiguas que van desde edificaciones del siglo XVIII, hasta principios del siglo XX. De esta forma, algunos de los edificios más emblemáticos de este pueblo son la Antigua Casa de Postas, que data de 1726 y está situada en la Plaza de la Villa, y cuya arquitectura es impresionante, pero también hay que mencionar el Puente de la Reina, que forma parte del Monasterio, y que sirve como vía de comunicación con la Casa de la Madera, que en la antigüedad fue la serrería de La Cartuja.

Las Presillas, destino de verano

Sin embargo, uno de los destinos favoritos de los madrileños en verano son Las Presillas. Como su propio nombre indica, este lugar está formado por pequeñas presas, que fueron construidas, y que sirven a modo de piscinas naturales. Aunque no hay que pagar por entrar, sí que tiene un pequeño coste si vas con coche o con cualquier otro vehículo, pero no suele ser muy caro.

El agua de Las Presillas destaca por estar verdaderamente fría, por lo que es recomendable ir los días de verdadero calor. Todos los días de verano se pueden ver distintas familias que van ahí en coche desde Madrid a pasar el día, y se traen todo el tropel de comida y de juegos. Y no es malo, porque hasta los más pequeños pueden disfrutar de la naturaleza. La profundidad varía según la parte de la presa, pero se recomienda mantener siempre un ojo atento a nuestros hijos y/o sobrinos, porque no suele haber socorristas en esta zona.

Otro punto bueno de este lugar es que en las partes más altas del río, se permite que se bañen los perros. Es una zona mucho menos cuidada, pero mucho más frecuentada, ya que las mascotas también tienen derecho a pasárselo bien, y los dueños prefieren ver a sus perros felices corriendo, descubriendo el agua del río y jugando con otros perros.

 

Madrid es una ciudad española con una cultura y población muy versátiles, un escenario muy prolífico para el arte, hermosos espacios verdes y una oferta gastronómica muy amplia. Si visitas esta cosmopolita ciudad, te contamos cuáles son los mejores lugares para visitar en Madrid.

Lugares para visitar en Madrid

Museo del Prado

El Museo del Prado es una de las pinacotecas más importantes del mundo, con una gran colección en la que sobresalen obras de los siglos XVI al XIX. No te pierdas las piezas más relevantes y famosas como Las Meninas de Velázquez, y obras de Goya y El Greco.

Real Jardín Botánico de Madrid

Junto al Museo del Prado se encuentra el Real Jardín Botánico de Madrid, que fuera fundado por Carlos III en 1755. Cuenta con más de 650 especies de flores, plantas y árboles y es un oasis de calma en medio de la ciudad.

Puerta del Sol

La famosa plaza de concreto Puerta del Sol es un punto neurálgico de la ciudad que además clama ser el centro geográfico del país. Algunos de las características más reconocidas de la Puerta del Sol son: su gran reloj del siglo 18 que marcan el fin del año en las famosas celebraciones populares de año nuevo, la emblemática estatua El Oso y el Madroño, y el final de la calle Alcalá.

Plaza Mayor

La plaza más famosa de Madrid y de España ha sido escenario de muchos momentos históricos desde el siglo 15. Hoy en día el lugar es utilizado para conciertos, exhibiciones y eventos tradicionales. Los fines de semana el viajero podrá disfrutar una feria de estampillas, monedas y antigüedades.

Barrio Madrid de los Austrias

Una zona muy atractiva para conocer es el barrio Madrid de los Austrias, un área que aún conserva el antiguo trazado medieval. En esta zona se encuentra ubicada la Playa Mayor, y su estilo de calles angostas, pequeñas iglesias y placitas hacen a este barrio un paso obligado de la visita a Madrid.

Gastronomía local

La gastronomía española es uno de los puntos altos de cualquier visita a la ciudad de Madrid. Uno de los lugares más conocidos es la pastelería La Mallorquina, famosas por su bollería española clásica como las tradicionales ensaimadas. Otro imperdible es disfrutar de los locales para degustar tapas, y también puedes conocer los mejores restaurantes de Madrid.

 

 

Apartamentos con Arte en Madrid

Ya son muchos post los que llevo escritos acerca de la ciudad de Madrid, qué visitar con niños, oferta de ocio, con niños gratis… Y es que cuando se trata de contar lo que hay en tu propia ciudad es muy fácil llenar páginas y páginas (web, en este caso). Sin embargo, vivir aquí hace que carezca de un punto muy importante en cuanto a información porque obviamente no lo he necesitado, el alojamiento. Cuando amigos de otras zonas geográficas me pedían consejo para alojarse en Madrid me tenía que parar un rato a pensar qué hotel o apartamento recomendarles. Recientemente he conocido unos apartamentos, que por su belleza, su estupenda localización y su comodidad no tengo ninguna duda en recomendar, se trata de las Estancias con Arte.

La compañía Estancias con arte cuenta con 16 apartamentos de lujo distribuidos por las zonas más emblemáticas de Madrid para el alquiler por días y largas temporadas. El diseño de cada uno de los apartamentos es único y está cuidado al detalle, pues lo que esta compañía fomenta precisamente es el turismo artístico y pretenden que sus huéspedes vivan en ellos una experiencia especial, más allá de un mero alojamiento. Los hay desde 1 hasta 3 habitaciones y desde 35m2 hasta 160m2 y en cuanto a diseño, cada cuál es más atractivo. Es una muy buena opción para viajar con peques a Madrid, los apartamentos siempre te transmiten más sentimiento de hogar que un hotel, los niños pueden tener su propia habitación y algunas de las comidas las podéis hacer en casa. Tienen además cuna disponible si se avisa con antelación, sin coste añadido. La compañía también ofrece una serie de servicios algunos muy exclusivos como chófer, chef a domicilio, rutas por Madrid, vuelos en Globo, pasear a tu perro o servicio de canguro.

Para que las familias viajeras se animen a conocer sus apartamentos, Estancias con Arte ofrece a los seguidores de Mi Pequeño Gulliver un descuento del 20% en el apartamento ¡Va por Ustedes! para estancias mínimo de 3 días, entre el 15 y el 21 de Marzo, ambos incluidos. Se trata de un fantástico dúplex en el exquisito barrio de Salamanca, con dos dormitorios, dos baños, un precioso salón, cocina independiente y una fabulosa terraza. Para beneficiaros del descuento, debéis introducir este código promocional en la página de reserva (abajo después de los datos del cliente): D2X6P.

Si todavía no tenéis planes para el puente de San José, esta puede ser una buena ocasión para visitar Madrid y dormir en un lugar tan especial con este.

 

Alcalá de Henares, ciudad Patrimonio de la Humanidad que cuenta con la calle aportalada más grande de España y un nivel de tapeo que no deja de enamorar paladares.

En este artículo os vamos a proponer la ruta que hemos hecho por esta preciosa ciudad de calles de piedra y rincones llenos de historia, una ruta que podéis hacer en una mañana sosegadamente y después terminar en cualquier bar disfrutando de unas buenas cañas con sus respectivas tapas.

¡Comenzamos con la ruta!

Puedes llegar hasta Alcalá de Henares tanto por transporte público como en vehículo propio, por lo que hemos escogido comenzar la ruta desde la calle Libreros para que sea una ruta sencilla y por el casco histórico de la ciudad. Si venís en Cercanías sólo tenéis que caminar por el Paseo de la Estación (marcado en naranja en el plano) hasta llegar a la Fuente de los Cuatro Caños que está al lado de la Facultad de Derecho.

Si venís en coche, justo al lado de Los Cuatro Caños encontraréis el parking público San Lucas (una P en rojo en el mapa).

Casco Antiguo de Alcalá de Henares

Una vez que estamos en la calle Libreros nos dirigiremos hacia la Plaza de Cervantes pero, en un lugar de hacer el recorrido más corto, entraremos en la calle Bedel para ir a la Plaza de San Diego donde nos encontraremos frente a la fachada de la Universidad Cisneriana de Alcalá.

Para que os hagáis una idea de la importancia de este centro, supuso el comienzo de una nueva etapa en la historia de España, tanto a nivel cultural como a nivel social. La fachada fue construida entre 1537 y 1553.

A continuación, saldremos a la imponente Plaza de Cervantes, también conocida como la Plaza del Mercado, donde antiguamente se celebraban tanto las fiestas como las ferias de la ciudad. En este lugar puedes ver la estatua de Cervantes, el ayuntamiento de Alcalá de Henares, la capilla del oidor, el kiosko de la música, entre tantos y tantos detalles pero sin duda alguna, algo que os recomiendo a todos es acudir al Mercado Medieval que se celebra en el mes de octubre.

Continuaremos nuestro recorrido por la Calle Mayor trasladándonos a la antigua judería. Una de las cosas que probablemente llamen más vuestra atención es la longitud de esta calle y sus preciosos soportales de piedra, la que es considerada como la calle más larga de España soportalada.

Durante el recorrido de esta calle nos encontraremos con edificios construidos durante los siglos XV y XIX, de ahí que os haga tanto hincapié en esta ciudad llena de encanto y de historia. Por otra parte, también encontraréis el Museo Casa Natal de Cervantes, que como su nombre bien indica, es el lugar donde nació uno de los más célebres escritores españoles. Podréis detectarlo con facilidad pues sentados en un banco os encontraréis al inolvidable Don Quijote de la Mancha con su fiel escudero Sancho Panza, un lugar perfecto para haceros unas fotografías con estas dos figuras tan entrañables.

En la calle de al lado (no la hemos señalado en el mapa), Calle de la Imagen también encontrarás la Casa Natal de Manuel Azaña.

En esta calle también podréis ver el Hospital de Nuestra Señora de Antezana que es el más antiguo de Europa en cuanto a funcionamiento ininterrumpido desde 1483. Increíble ¿verdad?

Podéis continuar hasta el final de la Calle Mayor o continuar por la Calle Nueva con destino a Plaza Palacio, donde se encuentra el Palacio Arzobispal que refleja a la perfección el poder que tuvieron los arzobispos en la ciudad de Toledo en su exterior. En este mismo palacio tuvo lugar el primer encuentro entre Cristobal Colón e Isabel la Católica con motivo de sus viajes a América.

Después bajaremos por la calle de San Juan hacia la calle Escritorios, seguiremos por la calle Úrsula y calle Colegios hasta llegar al Parador de Alcalá de Henares, un edificio del siglo XVII que era uncolegio-convento de dominicos de Santo Tomás. En este recorrido podréis ver edificios antiguos, conventos y lugares llenos de encanto pero vamos a hacer mayor énfasis en el parador.

Finalizaremos nuestra ruta aquí mismo si queréis comer en un restaurante o volveremos a la Plaza Cervantes donde podréis encontrar fantásticos lugares donde disfrutar de unas buenas tapas. Si queréis recomendaciones personales os aconsejo entrar en De tapas por Alcalá para conocer todos los lugares de la zona, nosotros sólo tapeamos en Don Ulpiano.

 

 

Madrid es un laberinto, ya se sabe. Pero lo es, sobre todo, subterráneo. Bajo tierra, la urbe cosmopolita despliega un entramado de pasadizos y túneles, muchos desconocidos por el gran público, que nada tiene que ver con el ridículo aditamento de la M-30 o la M-40, a mayor gloria de Gallardón.

No, esos otros túneles: el mapa de las escapadas de Alfonso XIII, las estaciones cegadas del Metro, palacetes con dos puertas difíciles de guardar, conducciones de agua por las que cabe un noble, galerías que unen el Retiro con Atocha, las cuevas secretas de Luis Candelas, los atajos de la Inquisición, búnkeres abandonados y no tan abandonados, refugios de la Guerra Civil que parecen lo que no son, monasterios y teatros que desembocan en el Palacio Real.

Hay pasadizos que ya no existen, otros que ha inoculado la leyenda urbana, algunos tapiados por orden de la Casa de la Villa, pocos sobreviven secretos y, la gran mayoría, son territorio por explorar para aficionados a la espeleología, incluso, a la ufología, que a veces los fantasmas más tenebrosos están bien enterrados.

Chamberí: estación fantasma

Curiosamente, unos de los enigmas subterráneos que más ha dado que hablar y que soñar es relativamente moderno: 1966. Y tiene fantasma. No es un pasadizo, ni tan siquiera un túnel, sino una estación de tren fantasma. Chamberí. Baja la llamada Plaza Vieja de Chamberí, a pocos metros de la estación de Iglesia, en la Línea 1, que durante muchos años se cruzó espectral y abandonada, nunca paraba ningún tren.

Chamberí, diseñada como casi toda la red de metro por Antonio Palacios, fue inaugurada en 1919 y abandonada en mayo de 1966. La razón era simple, en apariencia: no permitía su ampliación a 30 metros para dar cabida a más vagones en cada tren. Y ahí comienza la leyenda. Simplemente fue cegada, con urgencia: y sin recogerse absolutamente nada, papeleras, asientos, carteles publicitarios, torniquetes, taquillas, cristaleras. Sucedió algo extraño. A pesar del abandono, nunca ha habido ni arañas ni ratas. Sí aparecidos.

Cuando a principios del siglo pasado se construyó la estación, se descubrió un enterramiento de monjes que había quedado oculto cuando se derrumbó el convento de la Merced (durante los altercados de la desamortización de Mendizábal). Los trabajadores, no supieron que hacer con las osamentas y decidieron enterrarlos en uno de los andenes de la estación y precisamente es lo que alimenta, junto con su abandono, la leyenda sobre extrañas apariciones en la estación abandonada.

La cuestión, por lo que nos interesa, es que por ella y sus túneles inmediatos corre un complejo de galerías abovedadas y una serie de estructuras a varios niveles que ocupan varios kilómetros de longitud. Salieron a la luz hace más de dos décadas con las obras de la plaza.

Los pasadizos que más han llamado la atención son, parece, de 1936. Aunque los hay anteriores: de la Guerra de la Independencia, ya que en lo que hoy es la plaza, los franceses construyeron una fortificación para impedir que entraran los defensores por la hoy Glorieta de Bilbao.

Aunque vaya usted a saber. Porque los pasadizos se dirigen hacia la Junta Municipal de Chamartín, antiguo palacete frecuentado por las amantes de Fernando VII como vía de escape y siguen por los bajos del convento de las Siervas de María, conocidas popularmente “como las búho” porque trabajaban de noche para cuidar a enfermos y ancianos, gratis por voto de obediencia. En su interior está enterrada Santa María de la Soledad Torres Acosta, su fundadora. Amantes y monjas, juntas pero no revueltas.

Cibeles: antiguo búnker

Pero de noche trabajaban también, como unas y otras, en la sede subterránea del Estado Mayor del Ejército republicano, bajo el parapeto del monasterio, en apariencia un simple cuartel republicano, entre 1936 y 1939. De ahí el túnel se bifurca hasta la sede del entonces Ministerio de la Guerra, hoy Cuartel General del Ejército, en el palacio de Buenavista, es decir, la Plaza de Cibeles. Metro directo.

Pasa por debajo de la calle Génova, por la misma sede del PP. Y discurre, por el Paseo de Recoletos, paralelo al túnel de la Risa entre Atocha y Chamartín, que ahora se ha duplicado con el AVE a Barcelona.

Tres corrientes subterráneas que confluyen en Cibeles, aunque el mito refiere otras tres corrientes, en este caso de caudales de agua sulfurosa, que hacen de la plaza de la Independencia un lugar mágico.

Y en cuyo centro, justo debajo de la famosa fuente que en tiempos, surtía a Madrid de remedios contra el reúma, se forma un lago, justo ahí esta la leyenda o realidad del Banco de España, una caja acorazada a 36 metros de profundidad sumergida en el agua, con un sistema de apertura estanca hacia su famoso búnker, construido en los años 30.

Ayuntamiento de Madrid: fenómenos paranormales

Una zona marcada por las leyendas de fenómenos paranormales y misterios sin resolver entre el Palacio de Linares, actual Casa de América, y el Palacio de Comunicaciones, hoy Ayuntamiento de Madrid. Pero a los túneles, que es a lo que vamos: aunque hay leyendas que remiten a aparecidos en estos pasillos subterráneos, eje del tráfico ferroviario en Madrid, y hasta del Metro a lo largo del eje Prado-Castellana. Pero eso es otro capítulo.

Volvamos a los años 30. Durante la Guerra Civil, gran parte de la vida en Madrid se desarrolló bajo tierra. Las estaciones de Metro se convirtieron en hospitales de campaña, refugios o polvorines. Los explosivos no solo se distribuían a través de los corredores de Metro, sino que también se excavaron túneles, por ejemplo, en la Ciudad Universitaria para traspasar las líneas y minar objetivos al otro lado del frente.

La proximidad de las líneas de ambos bandos, en algunos puntos a 150 metros, y lo apto del terreno propiciaron el que los dos contendientes utilizaran en esa zona la denominada guerra de minas. Esta técnica militar consistía en la excavación de túneles hasta llegar bajo tierra a puntos fortificados del enemigo, haciéndolos volar con una carga de abundantes explosivos, como ocurría también en el monte del Pardo.

Incluso en la Alameda de Osuna, en la llamada Posición Jaca, se construyeron búnkeres y pasadizos secretos por orden del General Miajas. Es quizá el enclave subterráneo más recorrido hoy en día. Discurre bajo el parque del Capricho, a unos diez metros de profundidad, donde estaba el último baluarte del mando republicano antes del fin de la contienda, el 1 de abril de 1939.

Estas galerías conectaban también las trincheras entre los distintos frentes, como el de Hortaleza, servían de vía de comunicación con el resto de la ciudad y, sobre todo, se ocupaban como refugios subterráneos que partían de los mismos sótanos de edificios. Según los propios archivos militares, se hablaba de centenares de kilómetros de pasajes enladrillados, con bóvedas y corredores, además de conducciones para el agua, la electricidad y las evacuaciones. Los techos podían alcanzar hasta dos metros y medio de altura.

Fincas urbanas de Madrid: refugios

En el Servicio Histórico Militar, hay documentos en donde se detalla, por ejemplo, una relación de refugios y minas existentes en diferentes fincas urbanas de Madrid, excavadas algunas de ellas por el mismo vecindario.

Incluso se detallan algunas de ellas, como la de la calle de Núñez de Balboa, 67: Han construido un muro que aísla un trozo de unos 40 metros cuadrados aproximadamente de alcantarilla, a cuyo trozo convergen tres minas: dos que parten del número 67 de dicha calle y una del número 28 de la calle de Juan Bravo. Estos edificios pertenecen a FAI (Federación Anarquista Ibérica) y CNT (Central Nacional de Trabajadores, sindicato anarcosindicalista).

Palacio Real: pasadizos secretos

En otros legajos se señala que tales refugios se hallan conectados, para su acceso, con conducciones del alcantarillado y con las múltiples galerías de agua, canalizaciones que, en algunos casos, perviven desde el siglo XI, cuando Madrid era aún Magerit, nombre mismo que remite al “fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”.

Son los famosos viajes de agua, construidos presumiblemente por expertos hidráulicos persas llegados con las tropas árabes con la conquista musulmana. Madrid era -es- rica en riachuelos subterráneos y la muralla entonces famosa aún pervive en los sótanos de las casas de la Cava Baja, Don Pedro y Plaza de la Paja.

Ese mismo itinerario es rico, aunque con más reciente construcción entre el siglo XV y XIX- en pasadizos secretos. Por ejemplo, el que une (o unía, porque ya es intransitable, cegado casi en su totalidad) el Palacio Real con el monasterio de la Encarnación. Al menos, se ha encontrado otros dos, con destino o origen en el palacio diseñado por Sabatini.

Uno, con múltiples bifurcaciones, lleva al Teatro Español, construido al ampliarse el antiguo corral del Príncipe sobre los terrenos que ocupó el Monasterio de Santa Ana (toda la plaza del mismo nombre, también), ordenado derruir por José Bonaparte. Hay quien afirma haber seguido el rastro a puertas que llevan siglos cerradas, a pasajes tapiados a finales de los años 70 y que conectan, además, con otros monasterios del Barrio de las Letras.

El otro conecta el Palacio Real con la Plaza de la Paja. En los sótanos de algún restaurante de la misma plaza, aún hoy, se abre el pasadizo, pocos metros adelante clausurado. Algunos tramos, como el que se presupone pasa bajo el Palacio de Anglona, en la calle Segovia y a un paso del antiguo escenario de autos de fe inquisitoriales, tienen las dimensiones necesarias para el tráfico de coches de caballos o eso dicen.

Todo el centro histórico de Madrid, con vértices en la Puerta del Sol, Puerta Cerrada, Palacio Real y las Descalzas Reales, está comunicado por el subsuelo. Todos los funcionarios municipales que han trabajado en la Plaza de la Villa saben , por ejemplo, que los edificios del Ayuntamiento entre Sacramento, Cañete y Mayor, sin ir más lejos, están conectados bajo tierra, y con ramales totalmente tapiados que no se saben muy bien, pero se presuponen, a dónde conducen.

En tiempos de Felipe V, además del Palacio Real, se construyó los cuarteles del Conde Duque, que alojó a la Guardia de Corps. Y, claro, no falta quien afirma que hay vía directa entre unos y otros aposentos, reales o no. Incluso, otra vez las dimensiones extraordinarias, con cabida para carruajes. Aunque de éste, a diferencia del túnel que parte de la plaza de la Paja, no hay rastros visibles. ¿Es pura especulación?

Un informe de la Comandancia General de Ingenieros, de 17 de diciembre de 1938, recoge un plan, incluso, para conectar el Palacio Real con la estación de Atocha. Dice así: “El Estado Mayor del II cuerpo de Ejército desea comunicar el edificio del palacio nacional, en el cual tiene instalado su Cuartel general, mediante galería subterránea, con la del ferrocarril metropolitano…” Y habla incluso de que en los reconocimientos realizados se ha encontrado una galería correspondiente a un viaje antiguo que partiendo del arco principal de entrada a la plaza de la hacen perfectamente utilizable para el fin propuesto”.

Plaza Mayor: cuevasHuir debió de ser también el fin de la conjunción de cuevas, pasadizos y falsas puertas que en plena Plaza Mayor usaba el legendario Luis Candelas para esfumarse, ayudado, por supuesto, por generosos anfitriones de los edificios de la calle San Miguel y Cuchilleros. No son los únicos, porque, como ellos, hay numerosos edificios que, sin saber muy bien por qué, comparte escapadas. O sí: historias de reyes, de nobles, de amantes pero también de guerra. Subterránea, por supuesto.

O simple alcantarillas. La Fábrica de Porcelanas del Retiro tenía una red de galerías subterráneas que llegaba, ahora sí, a Atocha. Al menos, se le ha seguido en pleno parque a 160 metros de túneles, que, en realidad, son el alcantarillado. El entramado subterráneo fue construido en torno a 1765, seis años después del inicio de las obras de construcción del edificio.

“Entrar en estas galerías de modo aventurero es un peligro absoluto. El mismo pozo de acceso carece de escaleras o elementos para el descenso y en toda la red de túneles falta oxígeno”, afirmó Tomás García, inspector jefe de la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional. Una advertencia válida, de cualquier forma, a los más osados exploradores del subsuelo laberíntico de Madrid.

 

Skytrax, la empresa británica de estudios de mercados, ha dado a conocer los premios World Travel Awards 2013, que son los galardones más prestigiosos en el sector aeronáutico. Para obtener los resultados se encuestó a más de 12 millones de pasajeros procedentes de 160 países en 395 aeropuertos de todo el mundo.

Estos premios son la referencia mundial a la hora de calificar la calidad y excelencia de los aeropuertos. Se tienen en cuenta para elaborar los distintos ránkings un total de 39 criterios relativos a los servicios y productos que ofrecen los aeropuertos, como la facturación, los tiempos de espera, las comodidades, las conexiones, el trato del personal o la propia experiencia de los clientes.

En la categoría de “Mejor Terminal”, el primer puesto lo ha ocupado la T5 de Heathrow, seguida de la T3 del Singapore Changi Airport. El podio lo completa la T4 del aeropuerto de Madrid Barajas, que es, por tanto, la tercera mejor terminal del mundo según estos premios. De este modo, la terminal del aeropuerto español mejora dos puestos respecto a los resultados de 2012. Esta mejora se explica por la puesta en marcha el año pasado del proyecto Ágora, una plan que tiene como objetivos mejorar la puntualidad, una mayor eficiencia y mejorar la experiencia del viajero mediante distintas políticas.

Entre las iniciativas que ha permitido que ha puesto en marcha Ágora hay que destacar los mostradores de facturación rápida, los agentes virtuales, puntos de atención rápida, el embarque por grupos o reducir el tiempo de espera en los controles de seguridad y documentación.

En cuanto al mejor aeropuerto del año, pocas sorpresas, ya que el Singapore Changi Airport se ha llevado el máximo galardón por cuarto año consecutivo. El segundo puesto lo ocupa el Incheon International Airport (Seúl), y el tercero, el Amsterdam Schiphol Airport. Completan la lista el Hong Kong International Airport, Beijing Capital International Airport, Munich Airport, Zurich Airport, Vancouver International Airport, Tokyo International Airport (Haneda) y London Heathrow Airport.

Otras ganadores en otras categorías son el de Tokyo Haneda, como el más limpio del mundo; Heathrow, que es el aeropuerto con mejores tiendas; el de aeropuerto de Copenhague, que tiene el mejor sistema de seguridad; mientras que el de Singapur es también el que mejor oferta de ocio tiene.

 

 

Madrid es una ciudad fascinante en la que puedes descubrir un montón de lugares maravillosos, tanto en lo que a monumentos o edificios se refiere como a espacios verdes y naturales. A pesar de ser una ciudad con mucho bullicio, mucho estrés y muchos edificios, también es una ciudad en la que hay muchísimos parques, todos ellos fantásticos para respirar aire puro y relajarte durante unas horas.

Hoy me gustaría hacer un pequeño resumen de los mejores parques de Madrid, o al menos algunos de los mejores, ya que son muchos y si los pusiera todos el artículo sería agotador. Yo he estado en algunos de ellos y la verdad es que merece la pena pasarse por allí.

Parque del Buen Retiro

Es el parque más famoso y espectacular de la capital, el verdadero pulmón de la ciudad gracias a sus más de 100 hectáreas. Allí hay más de 20.000 árboles centenarios, entre los que destaca el “árbol de la noche triste”, un ciprés que tiene 40 metros de altura. Un montón de caminos te llevarán a cada rincón del parque, y hay también varias fuentes que son espectaculares. En tu paseo podrás conocer también el Palacio de Cristal, el Paseo de las Estatuas o dar un paseo en barca en su estanque.

Real Jardín Botánico

Si te gusta la botánica, obligatorio que vayas a ver este lugar si vas a estar en Madrid. Con más de 250 años de historia, tiene más de 5.000 especies vegetales y un herbario con más de un millón de pliegos. Un jardín con muchísima magia y en el que podrás conocer un montón de curiosidades sobre diferentes especies vegetales.

Casa de Campo

Otro sitio perfecto para ir a pasear, especialmente si te gusta el deporte. Allí podrás dar un paseo en bicicleta, lanzarte en caída libre o pasear en piragua. También verás un oso panda y disfrutarás de una vista única de la ciudad desde las alturas. Su oferta cultural también es muy amplia, con exposiciones de diversas temáticas que son muy interesantes.

Parque del Capricho

Perfecto para románticos gracias a su estilo francés, además de que es uno de los parques menos conocidos así que no está tan transitado como los anteriores. En tu paseo podrás ver un palacio, un estanque o un laberinto, lo que hará que sea una experiencia muy interesante.

 

El Museo Cerralbo de Madrid, es un museo de titularidad estatal concebido desde su origen por sus propietarios, los marqueses de Cerralbo y sus hijos, como vivienda y como museo.

Y es que este hermoso palacio situado en Ventura Rodriguez, ha albergado la colección de obras de arte y antiguedades reunidas por la familia durante sus viajes por España y Europa.

Con fachada a las calles Ferraz, Ventura Rodríguez y Juan Álvarez de Mendizábal, además de las estancias, entre las que destacaría el Zaguán de entrada y la Escalera de Honor, el edificio cuenta con un agradable Jardín. Se trata de una reinterpretación reciente, basada en un boceto del propio Marqués, del jardín paisajista del siglo XIX, y está organizado en torno a un estanque central, con esculturas mitológicas y bustos de emperadores romanos, y en el que no falta un templete-mirador.

Un lugar en el que descansar tras nuestra visita a la colección situada en su interior, de la que podéis ver un buen resumen en su cuaderno de salas, con las piezas más importantes.

Además de la colección permanente, el Museo organiza actividades, cómo las infantiles que se celebran los jueves para niños entre 3 y 5 años o los talleres juveniles. Totalmente gratuitas, e inscripción previa imprescindible.

También acoge exposiciones temporales y eventos, cómo el actual ciclo Cerralbo se rueda, que proyectará la película El arca rusa, el próximo viernes 19 a las 19.30. El acceso es libre, hasta completar aforo.

Mención especial para el ciclo de conciertos A las Veinte Cero Cero que se realizan en el Salón de Baile, y de los que hemos ido dando cuenta aquí.

Museo Cerralbo. Dónde: Ventura Rodríguez, 17 – 915 47 36 46. Horario: De martes a sábado, de 9:30 a 15 horas. Jueves, de 17 a 20 horas. Domingos y festivos de 10 a 15 horas. Entrada general: 3 euros. Reducida, 1,5 euros. Gratuita: Sábados a partir de las 14 horas. Jueves de 17 a 20 horas (en apertura extraordinaria). Todos los domingos. Ver más

Ofrece visitas guiadas gratuitas para grupos, a cargo de voluntarios culturales de la Confederación de Aulas de la Tercera Edad

Cómo llegar: Metro Ventura Rodríguez (L3), Plaza de España (L3 y L10), Noviciado (L2) y Príncipe Pío (L6).

 

 

Para los que visitan Madrid por primera vez o los que simplemente no quieren perderse los mejores lugares para ver en Madrid, aquí va mi top 10.

1. Triángulo del arte

Madrid no tiene una Torre Eiffel o un Big Ben, pero tiene mucho arte, y en todos los sentidos.

El gran triángulo del arte de Madrid lo forman tres grandes pinacotecas de la capital, consideradas además como los museos más importantes de España.

El más grande es el Museo del Prado, con un gran colección de pintura y escultura, donde encontramos lo mejor de los clásicos, entre ellos los geniales Goya, Velázquez, Murillo, Rubens, Tiziano y el Greco, entre otros grandes expositores de la pintura universal.

Además encontramos el Museo Thyssen-Bornemisza, con su colección que abarca tanto arte clásico como contemporáneo. Aquí podemos encontrar tanto a Vermeer, como a Dalí, Bacon o Picasso. Son más que recomendables sus exposiciones temporales.

Por último tenemos el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), siempre a la vanguardia del arte, nos muestra lo último de lo último. Su gran estrella residente es el Guernica de Picasso, pero es destacable también su extensa colección de Dalí, Juan Gris, Miró, Tàpies, Chillida o Zuloaga.

2. Fuente de Cibeles y Puerta de Alcalá

La Cibeles no es tan espectacular como la Fontana de Trevi, esto es innegable, pero se ha convertido en el símbolo de la ciudad. La diosa griega, sentada en su carro, tirado por dos leones, preside la bella plaza con la actual sede del Ayuntamiento y antiguo Palacio de Telecomunicaciones, el Palacio de Linares y el Banco de España.

Y justo enfrente, la otra imagen más conocida y popular de Madrid, la Puerta de Alcalá, obra de Carlos III, y construida a modo de monumento para conmemorar su entrada triunfal en Madrid. Obra del arquitecto Francisco Sabatini, sin precedentes en la arquitectura europea del siglo XVIII.

3. Plaza Mayor y el Madrid de los Austrias

Partiendo de la Plaza Mayor y pasando por los alrededores del Palacio Real, cruzaremos el Viaducto para descubrir los orígenes de Madrid, nos tomaremos un café en uno de los miradores más castizos, las Vistillas y recorreremos los vestigios de la época medieval a través de la Plaza de la Paja, la Plaza de San Andrés, la Costanilla de San Pedro y la Calle del Cordón, para llegar al final de la visita junto a la Plaza de la Villa.

4. La Gran Vía

Recién cumplidos cien años de su creación, la Gran Vía es sin duda el testigo cultural del Madrid del siglo XX. Cines y teatros, muchos de ellos hoy convertidos en tiendas, intentaron a su modo ser el pequeño Broadway madrileño, y en pleno siglo XXI, la Plaza de Callao, justo en el centro de la vía, un Times Square. Edificios tan representativos como la Telefónica, el Capitol, o el Grassy, junto con tiendas, teatros, cines, musicales y bullicio son el motor que mueve la más peculiar calle de Madrid.

5. El Palacio Real

Enclavado en la Plaza de Oriente, frente al teatro Real, es digno sustituto del antiguo Alcázar, construido para esplendor de los Borbones. Residencia oficial de los reyes de España, aunque no habitada, posee innumerables tesoros, entre ellos el Salón del Trono, la Sala de Porcelana, el Salón de Espejos y su gran colección de relojes. No podemos olvidarnos de sus exteriores, con los fantásticos jardines del Campo del Moro y los de Sabatini.

6. Parque del Retiro

Montar en barca en su monumental estanque presidido por la estatua de Alfonso XII, pasear entre sus centenarios árboles, especialmente su famoso Ciprés Calvo de casi 350 años, entrar en su Palacio de Cristal, visitar la rosaleda, sorprenderse mirando una de las pocas estatuas dedicadas al mismísimo demonio (El Ángel Caído) o sencillamente tomarse un café en una de sus múltiples terrazas son más que un aliciente para no perderse el pulmón de la capital.

7. Real Monasterio de las Descalzas Reales

Antiguo convento aún en uso, fue edificado aprovechando el antiguo palacio de Carlos I. Su fachada es renacentista tomando como modelo El Escorial. Destaca una bella escalera pintada al fresco del siglo XVII y su gran colección de tapices. Un convento digno de los mismísimos reyes.

8. El Rastro

Mercadillo genuinamente castizo que tiene como eje la Ribera de Curtidores y que sólo encontramos en domingos y festivos, separado por zonas con ropa, mascotas, cuadros, antigüedades, libros, discos, etc. Es destacable también su gran cantidad de tiendas de mobiliario y decoración vintage. Y como no, el obligado tapeo para reponer fuerzas es también un fuerte punto de atracción.

9. Puerta del Sol

Extrañamente denominada puerta, debido a un antiguo castillo con un sol en su entrada, esta plaza es el epicentro de la capital y de la vida madrileña, hasta el punto de que media España empieza el año tomando las doce uvas al son de las campanadas del reloj de la Casa de Correos que la preside. De forma irregular, hasta diez calles llegan a ella y en ella se encuentra el Kilómetro Cero, origen de todas las carreteras españolas, además de la Estatua del Oso y el Madroño, todo un símbolo de Madrid.

10. Paseo del Prado

Modelo del Madrid ilustrado, el antiguo denominado Salón del Prado y acceso original al parque del Retiro, sirvió como lugar de edificación de los edificios más representativos de la Villa y la Corte. Fuentes como las de Cibeles, Apolo y Neptuno, el Museo del Prado, el Real Jardín Botánico o la estación de Atocha son dignos testigos de la historia de esta bella arteria.

 

Naturaleza

Cuando pienso en Madrid la primera imagen que acude a mi mente es la de edificios altos y un tráfico constante, pero después de ver El Retiro en primavera no hay nada que me haga pensar en Madrid como una ciudad con encanto en la que puedes disfrutar de múltiples posibilidades.

Por lo que os traigo tres propuestas que son absolutamente aconsejables, Los Jardines de El Retiro como os comentaba en el que también podréis disfrutar de diferentes actividades qeu se organizan allí mismo, el parque de El Capricho con una belleza espectacular o la sierra madrileña que nos ofrece múltiples rutas para descubrir naturaleza, fauna e historia.

Madrid cultural

En Madrid encontraréis un amplia oferta cultural desde visitas a museos, cines, musicales, recorridos por el Madrid de los Austrias… Podéis encontrar distintas visiones de una misma ciudad sin salir de la capital, recorriendo diferentes barrios de calles empedradas, calles estrechas y luego lo comparas con la amplia Gran Vía… Todo en perfecta armonía.

Además, os recomendaría ver un atardecer desde el Templo de Debod o descubrir el gran trabajo que se realiza en El Jardín Botánico. Hay mucho Madrid por descubrir y disfrutar.

Para los que aún estéis dudando podéis encontrar vuelos baratos a Madrid, autobuses, trenes y demás transporte que os puede facilitar un viaje sin aumentar mucho el coste. Para los que ya viváis en Madrid, no perdáis la oportunidad de conocer vuestra ciudad más afondo, no hace falta irse lejos para disfrutar de unas vacaciones ¿No creéis?

 

 

Los balnearios y spas son algo necesario en cualquier ciudad, ya que supone un oasis de paz y tranquilidad en medio de todo el ajetreo. Necesitamos, de vez en cuando, desconectar de todo eso, aunque sea únicamente por un par de horas. Hay quienes prefieren relajarse haciendo ejercicio, o alejándose de la urbe. Pero nosotros te mostramos aquí una alternativa mucho más relajante: estamos hablando de visitar los baños árabes.

Hammam Al Andalus Madrid

¿Quién iba a pensar que en pleno centro de Madrid encontraríamos un rinconcito del mundo árabe? Nadie. Este lugar está muy escondido, casi, que pasa desapercibido para la mayoría de las personas que hacen su rutina por la zona y ya ni se dan cuenta de lo que ven. Hammam Al Andalus Madrid tiene sede, además de en la capital, en Córdoba y en Granada, cómo no. Pero el de Madrid tiene un “algo” que no sabemos calificar. Un encanto que evoca a los tiempos antiguos. Situado en la calle Atocha, a pocos minutos del centro, podemos encontrarnos este lugar tan real como cómodo.

¿Qué podemos esperar de un nombre tan exótico? Pues una verdadera experiencia que nos pondrá en contacto con las raíces árabes que tiene España. Y es que el aroma, simplemente al entrar, nos encandilará y nublará nuestros sentidos. Las siguientes horas las recordaremos con gozo, pero como si estuviéramos flotando en una niebla llena de aromas especiados, exóticos, y aceites esenciales que dejarán nuestro cuerpo prácticamente como nuevo.

La carta que nos ofrece este lugar no es que sea muy amplia, pero suficiente para disfrutar un par de horas de esta experiencia tan única. De esta forma, podemos deleitarnos con lo más simple, que es un baño relajante, que consiste en la relajación de nuestra piel a través del agua, tratada especialmente para que salgamos más bellas de lo que ya somos. Si te sabe a poco, puedes combinarlo con el kessa tradicional, que lo que hacen es añadir un masaje durante el baño, con técnicas andalusíes, es decir, con un guante de kessa y utilizando nada más y nada menos que jabón de uva roja.

Además, también puedes pedir un masaje relajante, ideal si tienes alguna dolencia, o simplemente algún que otro nudo por los nervios o por el estrés que nos supone el trabajo, los estudios, y todas las tareas que hacen que seamos superhombres y supermujeres en esta gran ciudad. Por supuesto, puedes elegir el aceite esencial que tú quieras en tu masaje. Si no te gusta el sándalo, o prefieres algún aroma en concreto, no dudes en pedirlo, y consultar a los especialistas cuál sería el mejor para ti. Ellos estarán encantados de ayudarte, y te aconsejarán en todo lo que puedan.

Y si quieres la experiencia completa, puedes pedir un baño y ritual al ándalus, que combina el baño, después el kessa, y por último un masaje relajante. Si quieres algo nuevo, te recomendamos que pidas el ritual almudaina, que se trata del kessa que hemos mencionado anteriormente, pero sobre piedra caliente. La sensación será plena, te lo aseguramos.

 

TREN DE LA FRESA

Este próximo fin de semana comienza la temporada 2013 del Tren de la Fresa, uno de los trenes turísticos con más encanto que hay en la provincia de Madrid.

Con la iniciativa conjunta del Museo del Ferrocarril de Madrid, el Ayuntamiento de Aranjuez, Patrimonio Nacional, y con la colaboración de Renfe, de nuevo podremos disfrutar un año más de un interesantísimo recorrido turístico y cultural por una de las ciudades madrileñas más bellas y elegantes, la señorial Aranjuez, al mismo tiempo que disfrutamos de un agradable viaje en tren y de las actuaciones y degustaciones que ofrecen durante el trayecto.

Esta línea turística Madrid-Aranjuez es la segunda más antigua de España. Data del año 1851 cuando reinaba en España Isabel II. Esta línea se creó con la intención de conectar la capital del reino con la villa donde se alojaba el Palacio Real. Eso hizo que en la inauguración se congregara en la estación de Atocha un gran número de personas expectantes por ver a quien presidía aquella ceremonia, la propia Reina.

El encanto de aquellos tiempos se conserva en forma de máquinas antiguas y vagones tradicionales. De hecho, la locomotora es de mediados del siglo XX, mientras los cuatro coches de los que tira fueron construidos entre los años 1914 y 1930.

Pero al agradable trayecto ferroviario de una hora se le añade la no menos encantadora visita a Aranjuez.

Incluido en el precio del billete una degustaciones de los clásicos fresones de la zona, el traslado desde la estación hasta el centro histórico de la ciudad, y las visitas tanto al Palacio Real como al Museo de Falúas.

Los billetes podéis adquirirlos tanto en agencias de viajes como en las estaciones de tren que cuenten con venta anticipada.

INFORMACIÓN DEL TREN DE LA FRESA 2013

Días de circulación:

Mayo: 11, 12, 18, 19, 25 y 26

Junio: 1, 2, 8, 9, 15, 16, 22, 23, 29 y 30

Septiembre: 7, 8, 14, 15, 21, 22, 28 y 29

Octubre: 5, 6, 12, 13, 19, 20 y 27

Horarios:

Ida

Salida del Museo del Ferrocarril 10.00 h.

Llegada a la Estación de Aranjuez 11.00 h.

Regreso

Salida de la Estación de Aranjuez 18.00 h.

Llegada al Museo del Ferrocarril 19.00 h.

Precios:

Adultos 29,00 €

Niños (de 4 a 12 años) 21,00 €

Los menores de 4 años viajan gratis si no ocupan asiento.

 

La Sierra de Guadarrama ha sido reconocida con el estatus de Parque Nacional que tanto tiempo, casi un siglo, ha estado esperando. Su nombramiento ha sido aprobado en el Congreso de los Diputados, no estando exento de polémica, pues diversos grupos políticos y asociaciones están en desacuerdo con esto, no porque Guadarrama no merezca el título sino por considerar que la ley fomenta la especulación y no deja bien cerrada la puerta a la caza. En definitiva, se critica que la ley deja muchos “flecos” sin resolver y zonas sin proteger.

Un ejemplo de esta disconformidad con la ley aprobada es el escrito que ha publicado la Federación Madrileña de Montañismo en su web en el que dicen que “la Ley existen deficiencias inaceptables, como son la ausencia del montañismo como actividad tradicional; y la carencia de medios en un parque que está previsto reúna al mayor número de visitantes de toda España (…) es urgente rediseñar los usos y la planificación del territorio, en la Ley ahora aprobada está todo muy difuso e incompleto”

El Parque Nacional de Guadarrama ocupa unas 34.000 hectáreas, repartidas entre las comunidades autónomas de Madrid y Castilla y León, siendo el quinto más grande en cuanto a extensión. El parque está habitado por casi el 50% de los mamíferos de nuestro país, el 39% de las aves y el 40% de los anfibios y reptiles, siendo algunas de sus especies más representativas el águila imperial y la cigüeña negra (las cuales se encuentran en peligro de extinción), el corzo, la cabra montés o la nutria.

En cuanto a su riqueza vegetal, destacan los humedales, láminas de agua y cursos acuáticos de este ecosistema cubierto por abedules, narcisos, robles, rosales silvestres, acebos, avellanos, sauces y pinos.

El Parque Nacional de Guadarrama forma parte, por tanto, desde ahora de la Red de Parques Nacionales a la que también pertenecen ya los siguientes espacios: Sierra Nevada, Garajonay, Ordesa y Monte Perdido, Teide, Caldera de Taburiente, Aigüestortes i Estany de San Maurici, Picos de Europa, Doñana, Timanfaya, Garajonay, Archipiélago de Cabrera, Cabañeros, Las Tablas de Daimiel, Islas Atlánticas de Galicia y Monfragüe.

El aeropuerto de Madrid-Barajas es el aeropuerto con más tráfico de pasajeros de toda España, cuarto de toda Europa y entre los diez primeros de todo el mundo.

Está situado a las afueras de la ciudad de Madrid, aproximadamente a poco más de diez kilómetros de distancia de la capital, al nordeste de la ciudad.

Este aeropuerto lleva funcionando desde 1931 y desde entonces ha sido el que más tráfico aéreo tanto de operaciones como de pasajeros ha realizado por España. Aunque como comentábamos anteriormente es el cuarto aeropuerto con mayor tráfico aéreo de Europa es el primero que realiza más conexiones con Latinoamérica. Mientras que la conexión con Barcelona en el denominado puente aéreo es la ruta entre dos puertos que más número de vuelos se realizan en una semana.

Y es que esta ruta entre los dos principales puertos de España ha sido todo un éxito, los vuelos permiten tener cubierta esta ruta por precios muy cómodos. Hasta la llegada del AVE esta ruta era muy frecuentada entre los empresarios y ejecutivos.

Dada la gran afluencia de tráfico que soporta el aeropuerto de barajas cada año, en el siglo XXI se decidió realizar una ampliación que fue inaugurada en 2006 con gran éxito.

Además de la línea española Iberia, que mueve casi la mitad de todos los pasajeros que circulan por este aeropuerto, también existen otras aerolíneas que tienen su base de operaciones en el aeropuerto de Barajas: Air Europa, Air Nostrum, EasyJet, Air Pullmantur, Quantum Air, Spanair, Air Comet, Vueling, Ryanair, Swiftair, Iberworld e Ygnus Air.

Justo a la salida del aeropuerto de Barajas existe una parada de taxis, éstos son algo más caros que en la ciudad de Madrid puesto que se suma un suplemento de la tasa aeroportuaria. A la ciudad también se puede acceder mediante el autobús o el Metro ya que están conectados con las terminales del aeropuerto.

El aeropuerto de Madrid está considerado de los mejores aeropuertos de todo el mundo, y prueba de ello fue la encuesta realizada por la prestigiosa revista Conde Nest en la que los usuarios consideraron que el aeropuerto de Barajas era el mejor del año.

Los madrileños suelen escapar de Madrid en verano, buscando climas menos calurosos, algo que permite a los que visitan las ciudad en esta época, la posibilidad de disfrutarla sin agobios. Los museos, el transporte público, los restaurantes y bares, y el tráfico de Madrid, se relajan en verano.

Estas son algunas pistas para disfrutar del verano en Madrid, escapando del calor.

1. Visita las exposiciones de fotografía organizadas por la nueva edición de PHotoEspaña 2013. Este año te esperan más de 70 exposiciones bajo el lema Cuerpo. Eros y políticas. Además, son gratuitas.

2. No olvides las exhibiciones organizadas por los museos madrileños. Como la retrospectiva sobre Dalí en el Centro de Arte Reina Sofía o la que acoge el Thyssen-Bornemisza sobre Pisarro, ambas hasta septiembre.

En este mapa puedes consultar todas las exposiciones imprescindibles de Madrid.

3. Relájate y disfruta de tu visita cultural y gastronómica, en alguna de las terrazas de la ciudad. Situadas en las azoteas, jardines o plazas más interesantes de Madrid.

Una de las consecuencias de la Revolución Industrial fue el gran éxodo rural que impulsó a muchos personas a desplazarse a las ciudades industriales. Estas no estaban preparadas para albergar semejante número de habitantes, así que se realizaron planes de construcción de nuevas viviendas y medidas urbanísticas para ampliar las grandes urbes. Se aportó, pues, más espacio para las nuevas residencias y el floreciente sistema de transportes.

George Eugène Haussmann (1809-1891) supuso un modelo en Europa tras la remodelación modernización y ampliación que aplicó en la ciudad de París.

Por su parte, en Madrid destacaron varios proyectos urbanísticos. Por un lado, el ensanche de Madrid dirigido por Carlos María de Castro (1810-93), basado en cuadrículas con calles anchas y amplios jardines en cada manzana.

En concreto destaca el ensanche del barrio de Salamanca, promovido por José María de Salamanca y Mayol, conocido como el Marqués de Salamanca.

En este barrio podemos observar una combinación perfecta de residencias, y comercios, todo ello conectado con un buen sistema de transportes públicos como el metro y el autobús.

En este distrito sobresale el comercio, de hecho incluye la conocida “Milla de oro”, a saber las calles Velázquez, Ortega y Gasset, Juan Bravo y Serrano, en las que hay muchas tiendas de lujo y con artículos de marcas reconocidas internacionalmente.

Desde la remodelación de este barrio, la nobleza de Madrid ha poblado sus viviendas. Por eso podemos encontrar restaurantes y bares chic de muy buena calidad.

Aparte de monumentos emblemáticos como la Puerta de Alcalá en la Plaza de la Independencia, en este distrito también podemos encontrar arquitectura histórica interesante en forma de una gran variedad de palacetes. En primer lugar, en la plaza del Marqués de Salamanca, en los cruces de la Calle Ortega y Gasset y Príncipe de Vergara se encuentra el Palacio del Vizconde de Escoriaza, cuya fachada fue trasladad a la actual localización tras el ensanche de la Gran Vía en el siglo XIX. En esta plaza también está el palacete Villota.

Asimismo el Palacio Saldaña, del arquitecto Joaquín Saldaña, de mediados del Siglo XX. Tras la restauración a finales de los 90 y principios de este siglo, este edificio ha albergado exposiciones, reuniones, y todo tipo de actividades socioculturales.

Por último, es relevante el Edificio Girasol, de la calle Lagasta, del arquitecto José Antonio Goderch, del siglo XX.

Por otro lado, destacó el proyecto de ensanchamiento de la Ciudad Lineal de Arturo Soria y Mata (1843-1920), que presentó un gran eje de anchura recorrido por una calle principal de 40 metros de anchura. En el centro pasaba una línea férrea. Este proyecto urbano representaba una alternativa a la tradicional distribución concéntrica en torno a un núcleo, como el casco viejo. El principal objetivo es acercar el campo a la ciudad, aportando un toque más natural, al desarrollar zonas más amplias y verdes. La desventaja es la limitación espacial.

Este distrito va desde la plaza de Ciudad Lineal hasta Pinar de Chamartin, trazando una línea recta. En él predominan residencias tranquilas con pocas plantas, en la mayoría de los casos cercados con zonas verdes en su interior como jardines y piscinas privadas. Asimismo se pueden encontrar parques entre la acera y la carretera. En el centro de la calle se conserva un terreno verde que separa los dos sentidos de circulación del tráfico. Como vemos, el proyecto del arquitecto se ha conservado en la mayoría, a excepción del tranvía.

El barrio de Salamanca y el de Ciudad Lineal se conectan por la calle Alcalá en la plaza de Ciudad Lineal, también conocida como “La Cruz”, donde comienza la calle Hermanos García Noblejas. Esta ruta es una buena alternativa al centro, porque es una zona que muestra cultura e historia de forma diferente ya que las calles son más anchas y tal vez más relajantes y agradables que las del casco viejo, sobre todo el caso de Arturo Soria.

Como se puede observar, Madrid es una ciudad cultural de referencia que muestra una gran variedad de barrios históricos que no se encuentran necesariamente en el centro de la ciudad..

Vivir en la capital española tiene sus inconvenientes: el ruido, el tráfico, el ritmo acelerado de vida… todo esto hace que nos estresemos mucho. Pero por el lado contrario, también los madrileños (de nacimiento, pero también de adopción), tenemos ciertas ventajas respecto a los que viven en ciudades pequeñas. Y es que en Madrid podemos encontrar prácticamente de todo. En este caso, unos baños árabes. Así que podemos disfrutar de esta experiencia misteriosa y exótica, sin salir de nuestra propia ciudad. ¿Quieres saber qué es lo que te pueden ofrecer? Pues entonces sigue leyendo. Aunque, dicho sea de paso, también puedes optar por Menorca y sus playas, y hospedarte en los diferentes hoteles en Menorca.

Los balnearios y spas son algo necesario en cualquier ciudad, ya que supone un oasis de paz y tranquilidad en medio de todo el ajetreo. Necesitamos, de vez en cuando, desconectar de todo eso, aunque sea únicamente por un par de horas. Hay quienes prefieren relajarse haciendo ejercicio, o alejándose de la urbe. Pero nosotros te mostramos aquí una alternativa mucho más relajante: estamos hablando de visitar los baños árabes.

Hammam Al Andalus Madrid

¿Quién iba a pensar que en pleno centro de Madrid encontraríamos un rinconcito del mundo árabe? Nadie. Este lugar está muy escondido, casi, que pasa desapercibido para la mayoría de las personas que hacen su rutina por la zona y ya ni se dan cuenta de lo que ven. Hammam Al Andalus Madrid tiene sede, además de en la capital, en Córdoba y en Granada, cómo no. Pero el de Madrid tiene un “algo” que no sabemos calificar. Un encanto que evoca a los tiempos antiguos. Situado en la calle Atocha, a pocos minutos del centro, podemos encontrarnos este lugar tan real como cómodo.

¿Qué podemos esperar de un nombre tan exótico? Pues una verdadera experiencia que nos pondrá en contacto con las raíces árabes que tiene España. Y es que el aroma, simplemente al entrar, nos encandilará y nublará nuestros sentidos. Las siguientes horas las recordaremos con gozo, pero como si estuviéramos flotando en una niebla llena de aromas especiados, exóticos, y aceites esenciales que dejarán nuestro cuerpo prácticamente como nuevo.

La carta que nos ofrece este lugar no es que sea muy amplia, pero suficiente para disfrutar un par de horas de esta experiencia tan única. De esta forma, podemos deleitarnos con lo más simple, que es un baño relajante, que consiste en la relajación de nuestra piel a través del agua, tratada especialmente para que salgamos más bellas de lo que ya somos. Si te sabe a poco, puedes combinarlo con el kessa tradicional, que lo que hacen es añadir un masaje durante el baño, con técnicas andalusíes, es decir, con un guante de kessa y utilizando nada más y nada menos que jabón de uva roja.

Además, también puedes pedir un masaje relajante, ideal si tienes alguna dolencia, o simplemente algún que otro nudo por los nervios o por el estrés que nos supone el trabajo, los estudios, y todas las tareas que hacen que seamos superhombres y supermujeres en esta gran ciudad. Por supuesto, puedes elegir el aceite esencial que tú quieras en tu masaje. Si no te gusta el sándalo, o prefieres algún aroma en concreto, no dudes en pedirlo, y consultar a los especialistas cuál sería el mejor para ti. Ellos estarán encantados de ayudarte, y te aconsejarán en todo lo que puedan.

Y si quieres la experiencia completa, puedes pedir un baño y ritual al ándalus, que combina el baño, después el kessa, y por último un masaje relajante. Si quieres algo nuevo, te recomendamos que pidas el ritual almudaina, que se trata del kessa que hemos mencionado anteriormente, pero sobre piedra caliente. La sensación será plena, te lo aseguramos.

Aun queda verano. Poco, pero algo queda. Y antes de que se vaya del todo y tengamos que sacar los jerséis y las bufandas del altillo, todavía tenemos tiempo de disfrutar las actividades al aire libre que nuestras ciudades o las que visitamos nos ofrecen. Y quien esté por Madrid tendrá la casi obligación de pasear por el Parque del Buen Retiro si el buen tiempo acompaña, aunque también es muy bonito en otoño, he de decir.

Y una de las actividades favoritas de quienes visitan El Retiro es montar en las barcas de remos de su estanque, que es el punto más conocido del parque. Habrá quien piense que es una actividad muy romántica, pero a mí las barcas no me gustan especialmente, ni estas ni cualquier otra. Será que yo soy muy torpe remando y acabo siempre moviéndome en círculos sufriendo por no llegar a tiempo a entregar la barca a la hora.

El caso es que las barcas del Retiro son muy populares entre los visitantes y podemos pasar en ellas un buen rato bajo la atenta mirada de la estatua de Alfonso XII que domina la zona. En realidad se trata de un conjunto artístico compuesto por una gran columnata y un monumento central, que ocupan una superficie de 86 metros de largo y alcanza los 30 de alto, y que están realizados en mármol y bronce. El monumento ecuestre del rey, en el centro, reposa sobre un basamento en el que están representados El Progreso, La Paz y La Libertad. Además, unas escalinatas entran hasta el agua del estanque, custodiadas por cuatro leones de pierda bajo las cuales hay sendas sirenas de bronce.

barcasretiro

Los paseos en barca tienen una duración de 45 minutos y pueden subir hasta cuatro personas. El precio por persona es de 7,8€ los sábados, domingos y festivos, mientras que de lunes a viernes el precio abaja a 5,8€, y además los jubilados pueden montar por 1,75€ por las mañanas de entre semana. Existe también un barco solar cuyo precio es de 1,5€ y que da una vuelta de 15 minutos por el estanque. Todo esto funciona todo el día hasta la puesta de sol. Si te mueves en metro, puedes llegar al Retiro bajándote en las paradas Retiro o Ibiza, y Atocha tampoco queda lejos, aunque en realidad desde el centro se llega pronto andando.

Es recomendable no olvidar que cuando subimos a las barcas no hay sombra que valga, así que si lo hacemos en días calurosos es mejor evitar las horas de más calor, llevar agua y hasta protector solar si estamos muy blanquitos. Eso, e ir concienciados para ejercitar los brazos.

Todo viaje a Madrid que se precie debería ir acompañado de un paseo por sus mercados, una práctica muy arraigada que te permitirá conocer las costumbres locales y los secretos de su gastronomía, además de comprar regalos especiales y llevarte inolvidables recuerdos de tu paso por la ciudad. Aquí tienes una selección de imprescindibles a incluir en tu planificación de viaje por la capital española:

Mercado de San Miguel (Plaza de San Miguel)

Es uno de los más antiguos de Madrid, ya desde la Edad Media se celebraba con puestos al aire libre, y aún conserva su estructura original de 1916. En los últimos años, se ha visto renovado para convertirse en todo un centro culinario y, además de las tiendas, es un centro de peregrinaje a la hora de tapear en el centro de la ciudad. Podrás probar desde recetas tradicionales y castizas hasta propuestas internacionales como los pasteles austriacos o el sushi. Abre todos los días con un amplio horario, que te permitirá visitarlo a casi cualquier hora del día y de la noche.

Mercado de Antón Martín (Santa Isabel, 5)

Alimentos frescos de primerísima calidad y un homenaje a los sentidos es lo que te espera en este colorido mercado de Lavapiés. Hay puestos tanto en el interior como en el exterior y es el mejor lugar para comprar excelentes quesos, embutidos, carnes y pescados de la geografía nacional. Su horario es de 9 a 14h y de 17 a 20h, de lunes a viernes, y sábados solo durante la mañana.

Mercado de la Paz (Lagasca, 49)

En 1882, este mercado ya era un lugar de encuentro para los distinguidos vecinos del ilustre barrio de Salamanca. Hoy en día, sigue conservando sus aires elegantes y sus puestos están cuidados hasta el más mínimo detalle. Aquí encontrarás infinidad de productos gourmet, no aptos para todos los bolsillos: anguilas de mazapán, percebes, pularda rellena, pan de oliva…

El Rastro

No hay recorrido por los mercados de Madrid que se precie que no incluya a su emblemático Rastro. Más de 500 años llevan los madrileños vendiendo todo tipo de objetos de segunda mano en las calles del centro histórico. Cada calle se divide por tipos de productos y podrás encontrar ropa vintage, discos, libros, cuadros y todo tipo de joyas para coleccionistas y amantes de lo antiguo. Se celebra los domingos y días festivos de 9 a 15h.

Esperamos que estos consejos te ayuden a planear tu viaje a Madrid. En estos mercadillos podrás encontrar verdaderas gangas, te recomendamos que busques alojamiento low cost para ahorrar en el alojamiento y poder disfrutar más de tu estancia. Si viajas solo a Madrid podrás encontrar muchos hostales baratos en el centro, si estas planeando una escapada con los tuyos y prefieres optar por un hotel te recomendamos buscar hoteles baratos en Madrid de Travelodge, tienen 3 hoteles y si reservas con antelación puedes reservar habitación para toda la familia desde 20 euros la noche.

El Museo del Prado recibe a lo largo del año alrededor de más de tres millones de visitas. Todos quieren ver las grandes obras de Goya, Velázquez, Durero, El Bosco, Tiziano, Tintoretto… y extasiarse contemplando la excelente colección de esculturas, tapices y dibujos que atesora. Es difícil apreciarlo todo en un día no solo debido a la enormidad de las colecciones sino también porque la extensión del edificio hace imposible que puedan ser exhibidas todas a la vez. La razón de ello hay que buscarlo en el origen de este museo: en 1785 cuando Carlos III mandó la construcción de este edificio al arquitecto Juan de Villanueva, quiso que fuera un Gabinete de Ciencias Naturales. De ahí la razón de porque existe al lado suyo el Parque Botánico de Madrid. Fue la esposa de Fernando VII, María Isabel de Braganza, quien convenció a su esposo para que lo convirtiera en el Real Museo de Pinturas y Esculturas. Aunque en un principio la invasión napoleónica truncó sus planes ya que los franceses lo convirtieron en establo para caballos, nada más terminar la Guerra de Independencia Fernando VII quiso que el edificio volviera a recuperar su status como museo, como sigue siendo hoy en día.

Madrid cuenta con una magnífica oferta turística para viajar con los niños: desde museos a parques de atracciones, teatros donde se pueden asistir a obras como la de El Rey León, o ciudades de un gran interés cultural que además ayudarán a nuestros niños a conocer un poco mejor nuestra propia Historia.

La Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid cuenta con un folleto en el que presenta 99 propuestas que recogen la oferta del turismo familiar dentro de la región. Estos destinos se dividen en varias secciones para poder facilitar su búsqueda. Distintos destinos llenos de historia, diversión y actividades para todos los miembros de la familia.

En la primera sección se incluyen los destinos organizados por zonas, mientras que en la segunda sección se hace una recapitulación de las actividades agrupadas por materias.

En la primera parte se destacan lugares como Alcalá de Henares, Aranjuez, Buitrago de Lozoya, Chincón, Colmenar de Oreja, San Lorenzo de El Escorial o Patones entre otros. Así, en esta selección tendremos una completa disertación de los lugares más representativos, aquellos que no debemos perdernos.

En la segunda parte se destacan las visitas al gran número de teatros infantiles y museos con el que cuenta la región. Lugares en los que las familias encontraran multitud de talleres creativos y actividades, tanto para niños como para los más mayores.

Además, también se destacan diversos itinerarios en la colección de Rutas guiadas por la Comunidad de Madrid. Rutas en las que se nos recomendará, entre otros, la visita a ciertos puntos como Safari Madrid, Burrolandia o Faunia, en los que entraremos en completo contacto con los animales.

La guía también hará hincapié en aquellas visitas con un valor científico. Actividades que además de divertirnos lograrán incidir en la pasión por formarse y adquirir conocimientos nuevos por parte de los niños. Lugares como el Planetario o el Observatorio Astronómico de Madrid.

Por último, no debemos olvidarnos de aquellas localizaciones madrileñas en las que podremos realizar un sinfín de actividades deportivas o aquellas otras en las que la diversión se asegura 100% como el Parque Warner.

Esta guía se puede adquirir de forma completamente gratuita en las Oficinas de Turismo de la Comunidad de Madrid.

La puerta de entrada a la Comunidad es sin duda su aeropuerto, el de Barajas, aunque también sea accesible gracias a la alta velocidad ferroviaria. Si tenéis pensado viajar a la capital de España y necesitáis buscar vuestro vuelo, aquí os dejo un buscador que os ayudará

¿Con ganas de escapar de la oficina para recorrer el mundo y conocer bellos lugares? ¡Quién no! Pero como lamentablemente esto no podemos hacerlo, ya que tenemos ciertas responsabilidades, hay que buscar otras alternativas, como las típicas escapadas de fin de semana o las excursiones de domingo. ¡Algo es algo!

Además, en España tenemos bonitos rincones que conocer, algunos de los cuales se pueden vislumbrar desde miradores, que ayudan a ofrecer un punto de vista de los destinos en cuestión. Y es que la distancia contribuye a hacerlos más próximos y contextualizan lo que antes o después se visita al detalle. Si vives en Madrid o alrededores, puedes recorrer algunos de los miradores que te mostramos a continuación.

En la capital

Nos vamos a detener primero en la capital. Allí se encuentra el mirador de Cibeles, ubicado en la gran torre del Palacio de Correos, hoy el ayuntamiento, desde donde se puede disfrutar de unas visitas únicas de la capital. Lo mismo ocurre con el mirador de las Vistillas, un lugar ideal para relajarse, o el mirador de La casa de Campo, al que se puede llegar por teleférico.

Madrid Río

El parque Madrid Río es un bonito lugar para pasear y hacer deporte, pero lo mejor son sus miradores: el mirador de la Glorieta de San Vicente, el mirador de la Huerta de la Partida, el mirador del puente de Segovia, la terraza-mirador del puente monumental de Arganzuela y el mirador Sur.

Sierra de Guadarrama

Por supuesto, también tenemos que hablar de la Sierra madrileña, declarada Parque Nacional recientemente. En ella encontrarás miradores tan hermosos como el Mirador de la Ermita Virgen del Rosario, el Mirador del Chaparral, el mirador de Quebrantaherraduras, el embalse de Navacerrada, el mirador de la Ermita de San Antonio, el mirador de Guadarrama, el mirador de la Pelona y el mirador del Cerro del Hilo.

Otros

Además de todos los que hemos nombrado, en Madrid también podrás disfrutar del mirador de Abantos, en El Escorial, el mirador de El Viso, cercano a Alcalá de Henares, y el mirador de Paracuellos del Jarama.

UN CAMINO POR VÍAS SERRANAS: CALDERETA DE TORO

De La Cabrera al corazón del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, esta ruta por los parajes naturales menos conocidos de la sierra madrileña es una exaltación a la carne de res de lidia.

UN CAMINO POR VÍAS SERRANAS: Caldereta de toro

Al noroeste de la Comunidad de Madrid el recorrido arranca con uno de los platos más representativos de la región: la caldereta de toro. Un guiso clásico y sabroso, cuyo secreto está en la cocción y, por supuesto, en la materia prima: exquisita carne magra de res de lidia con unos ajos, aceite y -según versiones- una chispita de coñac. Un manjar elevado a la categoría de arte en la localidad de Hoyo de Manzanares (situada en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, declarado reserva de la biosfera), cuyo origen apunta al 1787, fecha de fundación del pueblo.

Sea como sea, el alma ganadera queda patente en esta ruta, donde los festejos taurinos locales están muy enraizados, con encierros, corridas y, por supuesto, las tradicionales degustaciones de caldereta. La ruta en torno a este plato se inicia en la salida 57 de la autovía de Burgos (A-1), en La Cabrera. A las afueras, en un altozano, se encuentra el convento de San Antonio, considerado uno de los más antiguos del país: fundado por monjes de Cluny en el siglo XI, llegó a alcanzar una gran fama durante la Edad Media por ser centro de enseñanzas teológicas. Tras ser saqueado por Napoleón, la desamortización de Mendizábal expulsó definitivamente a los monjes. Hace unos años en ruinas, fue rehabilitado y hoy lo habita una pequeña comunidad religiosa, los misioneros identes, que organizan diversas actividades culturales.

ARTE AL AIRE LIBREArte al aire libre

Desde La Cabrera y siguiendo la M-610 se llega a Valdemanco donde poco antes de entrar se puede visitar el Museo de Escultura al Aire Libre Luis Berrutti, con buena parte de la obra (pintura, grabados y cerámica) de este creador uruguayo afincado en la sierra madrileña.

La Cañada Real Segoviana desciende atravesando las tierras de Valdemanco junto a un extenso pinar que se extiende en la falda de las peñas de las Cabras. La centenaria cañada puede seguirse hasta Bustarviejo, siguiente pueblo de la ruta, al que también se llega por la M-610. Perteneciente a la jurisdiscción de Segovia hasta 1626, su conjunto urbano bien conservado queda marcado por casas de mampostería de granito, y cuadras o pajares en forma de edificios. Destaca su casa consistorial del s.XVIII, con su doble arcada con diez arcos, y la iglesia de la Purísima, con la torre medieval y el atrio donde se reunía el concejo bustareño “a campana tañida”, es decir, al sonido de la campana. Además, en otoño el pinar de Cabeza Arcón es un destino ideal para los aficionados a la micología.

La misma M-610 llega, hasta Miraflores de la Sierra, un pueblo residencial de la sierra madrileña. Entre sus encantos, además del bellísimo paisaje, destacan el viejo álamo, loado por el poeta Vicente Aleixandre,; las viejas escuelas; la Casa de Cultura; la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, y los palacetes de granito de finales del s.XIX a lo largo de la carretera que sube a La Morcuera hasta llegar hasta la Fuente del Cura, paraje natural al que acuden los vecinos en agosto durante las fiestas de la Asunción, una romería en la que degustar la carne de toro fileteada.

La M-626 conecta Miraflores con Guadalix de la Sierra. Allí se puede visitar la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XVI. Como curiosidad, este municipio acogió el rodaje de Bienvenido, Mr. Marshall, de Luis García Berlanga, y exhibe una escultura del “alcalde” Pepe Isbert en el balcón del ayuntamiento desde donde pronunció su famoso pregón en el filme.

Desde Guadalix se toma la vieja M-625 hacia Colmenar Viejo. La vía discurre por el típico paisaje serrano hasta la ermita de la Virgen de los Remedios, que conserva los restos de una necrópolis visigoda y un precioso mirador sobre el embalse de Santillana. La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, conocida como la catedral de Castilla, fue construida a finales del siglo XV y es un magnífico ejemplo del gótico en sillería de granito serrano. El Museo de la Villa conserva excelentes muestras del pasado agrícola y ganadero del municipio.

Desde Colmenar se continúa por la M-618, antigua carretera de Hoyo sobre el río Manzanares por un espectacular berrocal, paraíso de ciclistas y senderistas, para acabar en Hoyo de Manzanares. Allí está la plaza de la Caldereta, dedicada a este guiso, que da acceso al conjunto de edificios del ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor, destacado por su torre descentrada adornada con pináculos y bolas, el reloj y el escudo de la villa. Esta localidad serrana es además la puerta de entrada al Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, en el que habitan el halcón peregrino y el buitre leonado.

FIESTA DE LA CALDERETA DE HOYO DE MANZANARESFiesta de la caldereta

En torno al 9 de septiembre y desde el s.XVIII, en las fiestas de la Virgen de la Encina, tiene lugar la cena de La Caldereta, declarada de interés turístico regional y muy vinculada a la tradición ganadera de Hoyo de Manzanares. Se cocina carne de toro de lidia con una receta secreta, que se transmite solo entre los cocineros de la Asociación La Caldereta, organizadora del encuentro desde 1958. Después de cocinarse, el guiso se reparte sobre pan, de espaldas a la multitud que se agolpa en la Plaza Mayor, y el encuentro concluye con el tradicional riego del vino entre los comensales asistentes.

ASÍ SE ELABORA… CALDERETA DE TOROAsí se elabora… Caldereta de toro

La carne de toro de lidia al ser algo más dura que otras carnes de vacuno requiere una cocción más lenta. . En la caldereta, la carne se trocea y luego se pasa ligeramente por harina.

Se calienta una cazuela amplia al fuego con el aceite de oliva.

Se dora la carne y se retira de la cazuela preservándola caliente.

Se pelan y trocean las cebollas, las zanahorias y el pimiento.

Se rehogan en la cazuela donde se ha dorado el rabo de toro.

Se incorpora la carne y se añade el pimentón.

Se cubre con el vino y el caldo, y se salpimenta.

Seguir la cocción en hervor suave hasta que la carne esté tierna; salpimentar.

Se pasa la salsa por el chino.

En el momento de servir, se da un último hervor a la carne con su salsa y se presenta bien caliente. Una ración de este plato aporta aproximadamente unas 500 kcal. Es rico en proteínas, hierro, zinc, fósforo, niacina y vitamina B12. Se recomienda acompañarlo con hidratos de carbono, pan, patatas, pasta o arroz. El contenido en proteínas del rabo de toro es similar al de la carne de ternera, pero de calidad inferior ya que es especialmente rica en colágeno que al cocinarse pasa a ser gelatina.

Para los viajeros que planeen un paseo por la capital española, les hemos preparado esta breve pero completa guía de los principales atractivos turísticos de Madrid.

escudo madrid

Madrid es una ciudad llena de vida, cultura, historia y tradición. Un lugar donde vale pena tomarnos un buen tiempo para recorrer si venimos desde lejos. O para los que estén cerca, una ciudad que invita a regresar una y otra vez, siempre con nuevos atractivos para descubrir.

Plaza Mayor

plaza mayor

La Plaza Mayor está ubicada en la zona de Madrid Viejo. Por allí pasó gran parte de la historia de España: elecciones de reyes, juicios de la inquisición, corridas de toros.

En la plaza encontramos también una estatua de Felipe III y su alrededor de la Plaza Mayor pueden disfrutarse de bares y tabernas muy pintorescas bajo los pórticos, podrás disfrutar platos típicos como los famosos bocadillos de calamares o, si vas en la época navideña encontrarás una plaza llena de luces y un mercadillo entrañable con todo lo que necesitas para decorar tu casa.

Arco de los Cuchilleros

Arco de los Cuchilleros se ubica en uno de los ángulos de la Plaza Mayor y es la más famoso de la nueve puertas que conducen a la Plaza. A través de un importante desnivel lleva a la Cava de San Miguel, un callejón con mesones típicos españoles ideales para ir de tapas.

Plaza de la Villa

Plaza de la Villa es una pequeña plaza ubicada sobre la calle Mayor rodeada por edificios de variados estilos arquitectónicos, entre los que predomina el barroco. Se destacan la Torre de los Lujanes, el Ayuntamiento, la Casa del Cardenal Cisneros entre otras importantes construcciones.

El Rastro

madridrastro.jpg

El Mercado del Rastro es un enorme mercado callejero, plagado de puestos en los que se ofrecen las más variadas antigüedades, ropa usada, libros de colección, ropa underground e infinidad de cosas más. Funciona los domingos y días festivos y se encuentra en la zona del centro histórico de Madrid.

Iglesia de San Isidro Labrador

Iglesia de San Isidro Labrador se encuentra muy cerca de la Plaza Mayor. Es una iglesia de origen Jesuita, con arquitectura de estilo Barroco. Allí descansan los restos del santo patrono de Madrid.

Plaza de Oriente

teatro real

La Plaza de Oriente fue proyectada por José Bonaparte, pero finalizada recién en 1844. Esta plaza sobresale por sus jardines histórico-artísticos y por una riquísima colección de esculturas, en la que destaca la estatua ecuestre de Felipe IV, obra del siglo XVII de Pietro Tacca. Se ubica frente al Palacio Real.

Teatro Real de la Ópera

Teatro Real de la Ópera: este lujoso teatro es uno de las más valiosas casas de ópera de toda Europa. Su construcción de estilo clásico fue impulsada por la reina Isabel II.

Plaza de España

En ella se encuentra el monumento erigido a la Gloria de Cervantes. La plaza está rodeada importantes construcciones como el edificio España, la Torre de Madrid y el Templo de Debod. Este es un templo egipcio trasladado a España piedra por piedra como ofrenda por la colaboración en la construcción de la Presa de Asuán. Aquí nace la famosa Gran Vía de Madrid.

Puerta del Sol

sol

La Puerta del Sol es la plaza en la que se encuentra actualmente el Kilómetro Cero de las rutas españolas. Antiguamente se emplazaba aquí una de las puertas de acceso a la ciudad de Madrid, de allí su nombre. Aquí podemos apreciar el Reloj de la Casa de Correos, famoso por marcar las doce horas cada Nochebuena, un verdadero símbolo para todos los madrileños.

Monasterio de las Descalzas Reales

Monasterio de las Descalzas Reales: Originalmente fue un palacio, convertido en el siglo XVI en convento. Son muy interesantes las visitas guiadas que recorren el interior del edificio, suntuosamente adornado con obras de arte donadas por la nobleza. Se destacan las obras de los grandes pintores Tiziano y Rubens.

Nuestra Señora de la Almudena

la almudena

Esta catedral se erige en honor a la patrona de la ciudad la Vírgen de la Almudena. Es curioso el dato de que fue inaugurada completamente recién en 1993, luego de que por un largo tiempo sólo existiera su fachada. En ella se combinan distintos estilos arquitectónicos: neogótico en el interior, neoclásico en el exterior,y neorrománico en la cripta.

Museo de Armas

El Museo de Armas se encuentra frente a la Plaza de la Armería. Cuenta con una importantísima colección de armas: más de mil armaduras y un conjunto de exquisitas armas blancas. Es el museo de su tipo más importante de Europa.

Palacio Real de Madrid o Palacio de Oriente

palacio real

Palacio Real de Madrid o Palacio de Oriente: Es probablemente el mayor atractivo del patrimonio de Madrid. Es la residencia oficial de los Reyes de España y está considerado el mayor palacio real de toda Europa Occidental por su extensión.

Alberga un importante patrimonio artístico e histórico: pinturas de El Greco, Velázquez, Goya, Rubens o Caravaggio; e importantes colecciones de tapices, porcelanas, mobiliario, etc. Es muy recomendable realizar la visita guiada por el interior del palacio, en la que se recorren –por ejemplo- la Escalera Real, el salón de la Guardia y los apartamentos de Carlos III.

Templo de Debod

Un lugar sumamente curioso para una capital europea. Este edificio es nada menos que un templo egipcio del siglo IV a.C.. Fue un obsequio diplomático, trasladado a España piedra por piedra, para evitar que quedara sepultado luego de la construcción de la Presa de Asuán.

Casa de Campo:

Se ubica en la margen derecha del río Manzanares y es uno de los espacios verdes más importantes de Madrid. Fue originalmente coto de caza de Felipe II. Hoy en día alberga un importante zoológico, un área para realizar deportes y –también- es el lugar donde pueden verse los toros que lidian en la Plaza de las Ventas.

San Antonio de la Florida

Esta es un bella y pequeña capilla, cuyo principal atractivo turístico es el de ser el lugar donde descansan los restos del gran artista Goya. Su magnífico talento en la pintura puede apreciarse allí mismo, en los frescos de la cúpula de la capilla.

La Gran Vía

callao

Es una famosa calle madrileña que comienza en la calle de Alcalá y termina en la Plaza de España. La Gran Vía concentra cines y teatros musicales (por lo que se la conoce como la Broadway de Madrid) e importantísimas tiendas. Sus edificios fueron construidos como parte de un plan unitario, lo que da un aspecto muy especial. Hay muy interesantes obras arquitectónicas como por ejemplo el Edificio Unión Fénix, el edificio Metrópolis, el Gran Vía 1, o el edificio Madrid-París.

Palacio de las Cortes

Es el edificio donde sesiona el Congreso de los Diputados, en Zorrilla y la Carrera de San Jerónimo. Es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Madrid. Su construcción es del siglo XIX, realizada en estilo neoclásico. Se destacan en su facha el pórtico de estilo corintio con enormes columnas y las esculturas de bronce de dos leones.

Fuente del Neptuno

La Fuente del Neptuno se ubica sobre la plaza circular de las Cánovas del Castillo. Es una singular escultura que data del siglo XVIII. En ella se ve al dios del mar sobre un carro llevado por extraños corceles mitad pez y mitad caballo.

Palacio de Villahermosa

El Palacio de Villahermosa, también cercano a la Plaza de las Cánovas del Castillo, este magnífico edificio neorrenacentista alberga actualmente un museo. La collección Thyssen-Bornemisza que allí se expone cuenta con invaluables pinturas que abarcan del Renacimiento Italiano a la actualidad.

He aquí nuestra segunda etapa esta guía turística. Aún queda más por ver en Madrid… les invito a que lo descubran en la última parte de nuestro city tour.

Fuente de Cibeles

cibeles

Es la fuente más famosa de Madrid, y una de los símbolos indiscutibles de la ciudad. Está ubicada en la Plaza Cibeles, sobre la calle Alcalá. Representa a Cibeles, diosa de la fecundidad, sobre un carro tirado por leones.

Palacio de las Comunicaciones

El Palacio de las Comunicaciones se halla frente a la Plaza Cibeles, y se destaca por su arquitectura decimonónica, que se combina a la perfección con rasgos de los tradicionales estilos españoles.

Real Academia de la Lengua Española

Real Academia de la Lengua Española: Esta emblemática Institución tiene su sede en el barrio madrileño de Los Jerónimos. Su edificio, inaugurado en 1894, es un interesante ejemplo de arquitectura de estilo neoclásico.

Museo del Prado

Es probablemente la mayor atracción turística de Madrid y una de los museos de pintura más importantes del mundo. Se destaca el Prado por las obras de los grandes maestros europeos (siglos XVI al XIX), como: Velázquez, Tiziano, Goya, y Rubens. Otras importantes colecciones son las de El Greco, Rafael, Tintoretto, Murillo, Van Dyck o El Bosco.

Puerta de Alcalá

puerta de alcalá

Definitivamente otro de los símbolos de Madrid. Fue construida en 1778 en honor a Carlos III de Borbón, y es –en realidad- un arco del triunfo. Está compuesta por tres arcos, y en cada extremo una abertura cuadrangular. La ornamentan bellas estatuas de ángeles y trofeos romanos.

Casón del Buen Retiro

Es uno de los pocos edificios pertenecientes al Palacio Real de Verano del Buen Retiro que aún sigue en pie. Originalmente fue el Salón de Baile del Palacio, de hermosa construcción, en la que se destaca el fresco de su bóveda realizado por Luca Giordano.

Iglesia de San Jerónimo

La Iglesia de San Jerónimo es otro de los edificios que perduran del Palacio de Verano. Fue la Iglesia en que se realizaron la Coronaciones de los Reyes españoles durante el siglo XVI, y también del Rey Don Juan Carlos I de Borbón. Su arquitectura es austera y cuenta con rasgos del período gótico.

Monumento a Alfonso XII

Se encuentra junto al estanque del Parque del Buen Retiro. Consiste en una estatua pedestre del Rey, acompañada de largas galerias de columnas jónicos. Una imponente escalera desciende hasta las aguas del lago, que reflejan esta bellísima construcción.

Parque del Buen Retiro

el retiro

Es el mayor espacio verde de la zona, resabio del Palacio del Retiro, destruido por el ejército francés durante la invasión napoleónica. Algunas de sus partes más bellas para no dejar de ver son: el Paseo de las Estatuas, la Rosaleda, la Puerta de España y el Palacio de Cristal.

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es el complemento perfecto al Museo del Prado, ya que aquí se exponen pinturas modernas y contemporáneas: como las de los geniales Salvador Dalí y Joan Miró. La obra más destacada es el impactante Guernica de Pablo Picasso.

Cinco propuestas culturales que no puedes perderte en Madrid

Porque no todo se acaba con el Museo Nacional del Prado, aunque sea la mayor pinacoteca del Mundo, en Madrid hay mucha más oferta artística que disfrutar. Ya sea arte moderno, contemporáneo, postmoderno, circense, cinematográfico o teatral, y para todos los bolsillos, para que el precio no sea excusa.

¡Qué importa que Madrid no sea olímpica si tiene arte!

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

El Museo Reina Sofía es un destacado en el Triángulo del Arte de Madrid, que es como se conoce a la zona del Paseo del Prado por su oferta de museos.

Acceso al Reina Sofía

En su edificio neoclásico al que se le ha anexado fachadas de vidrio y ascensores, en la Calle Santa Isabel, número 52, cerca de la Estación de Atocha, podrás encontrar arte moderno y contemporáneo. Su rica colección permanente recorre ochenta años de arte, desde las Vanguardias a la Posmodernidad, y puntualmente inaugura exposiciones temporales de gran éxito.

Exposición temporal sobre Dalí

La entrada general cuesta ocho euros, tanto para la Colección como para las exposiciones temporales, y las puedes comprar anticipadamente por Internet para evitar colas. En la página del Museo puede ver otras tarifas.

Centro Social y Cultural de Fundación Especial Caja Madrid

La Casa Encendida es un edificio sorprendente por fuera y por dentro que hace de él todo un concepto artístico. Su fachada, de ladrillo con estilo mudéjar y grandes ventanales simétricos, nada dice del antiguo uso bancario y su interior, concentrado en un blanco patio, es un camino hasta la azotea de cultura, solidaridad, educación y medio ambiente.

Fachada de La Casa Encendida

Su programación cultural es gratuita y contempla todo tipo de exposiciones de arte joven, escénico y cine; pero también talleres de diversa índole y otros recursos públicos de hemeroteca o fotográfico y multimedia.

Visitando Casa Encendida

Si quieres tomarte un café o comer algo no dudes en acercarte a La cafetería de la Casa, donde te encontrarás un espacio donde sentirte cómodo como en tu salón.

Teatro Circo Price

Con el Price el circo llegó a a Madrid para quedarse. Después de una larga historia que tiene su origen en 1868, en el año 2007 se reabrió como el circo estable de la ciudad. El circo se hizo sedentario en La Ronda de Atocha con sus más de 17.000 m2 para el disfrute de todos.

El Price es el circo de Madrid

Toda experiencia teatral, musical, circense y escénica tiene espacio en el Price; su programación es ecléctica, rica y arranca un eco de aplausos entre el público que puede seguir hilvanándose en muchas conversaciones en su cafetería.

No puedes perderte la visita programada de los sábados “Síguele la pista al Price” que desnuda su interior y en la que podrás saber qué hay detrás de una pista de circo, cuál es el origen del nombre, cómo son los camerinos y qué historias se vivieron en el pasado.

Caixa Forum Madrid

Como contraste a la horizontalidad de los jardines que recorren el Paseo del Prado, encontramos el jardín vertical que decora floral la plaza que da acceso al edificio de la antigua Central eléctrica del Mediodía y que una vez rehabilitado alberga, desde el año 2008, la sede del Centro Cultural Caixa Forum de Madrid.

Entrada al Caixa Forum Madrid

Si el edificio, que parece flotar sobre una base de vidrio, es sorprendente, no lo son menos sus exposiciones temporales ni las conferencias que buscan aproximarse al arte desde diversas perspectivas. Los precios son populares, no más de cuatro euros; pero siempre puedes acceder a su vestíbulo, subiendo desde la calle a través de una escalera de zinc volátil y llena de reflejos, donde hay exposiciones gratuitas y la librería Laie, especializada en arte contemporáneo.

Acceso al Caixa Forum Madrid

Matadero Madrid

Un ambicioso proyecto de conversión y rehabilitación llevó al antiguo Matadero y Mercado Municipal de Ganados de Madrid a dejar atrás sus usos de matadero industrial y mercado de ganados, para convertirse, en su zona sur, en un centro de creación contemporánea.

La gratuidad y el apoyo a las nuevas tendencias y al arte más joven son el denominador común del proyecto. Como centro de creación alberga distintos espacios: La Casa del Lector, la Central de diseño, la Cineteca, Extensión AVAM (Artistas Visuales Asociados de Madrid), Intermediae (el espacio de experimentación, reflexión e intervención de la creación contemporánea), La Nave de Música y, por último, el espacio escénico, Naves del Español.

Como no, entre tantas hectáreas de cultura y arte contemporáneo, también podrás encontrar espacios de descanso para tomar un café, experimentar con peculiares proyectos culinarios, comida casera, alguna buena cerveza o, para, en los meses de verano, disfrutar de la Terraza Matadero.

Madrid, la capital española es considerada como una de las urbes con más vida a nivel mundial, un destino que ofrece cultura, diversión y gastronomía. Madrid posee variedad de museos de arte, intensa vida nocturna, e históricos barrios. La mejor manera de descubrir la ciudad es caminando por sus calles.

Empecemos la ruta en Madrid por el Casco Antiguo, y sus estrechas calles, a donde encontraremos monumentos, bares, terrazas y restaurantes. No cabe duda que uno de los sitios más concurridos del centro histórico de Madrid es la Puerta del Sol, que además es el kilómetros 0 de las carreteras de la nación. En la Puerta del Sol podemos apreciar las estatuas de Carlos III, y El Oso y El Madroño.

Además debemos recorrer la Calle Mayor y la Plaza Mayor. La plaza es un lugar a donde veremos harto movimiento de gente, además de una estatua de bronce de Felipe III.

También podemos visitar la Plaza de la Provincia, a donde se ubica el Palacio de Santa Cruz, un edificio que data del siglo XVII y que hoy en día es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Sigamos la ruta hacia la Calle Bailén, a donde se posa el Teatro Real.

Asimismo tenemos la oportunidad de conocer la Plaza de Oriente, el Palacio Real (residencia de los reyes de España), la Catedral de Almudena y los jardines de Sabatini.

Nuestra caminata por la ciudad debe incluir un paseo por la Plaza España, el Monumento a Miguel de Cervantes, la Torre de Madrid, el Edificio de España y la Casa Gallardo.

En nuestra ruta por Madrid tampoco puede faltar una visita al Paseo de Recoletos, la Calle de Alcalá, la Plaza de Cibeles, el Edificio de Correos, el Palacio Linares, el Parque del Retiro, y los museos Thyseen, del Prado y Reina Sofía.

Una de las mejores formas para no sentirnos tan perdidos cuando llegamos a una ciudad como Madrid, es informarnos antes un poco sobre las diferentes opciones que tenemos. Porque cosas tan cotidianas como el transporte, pueden tornarse de lo más complicadas en una ciudad tan grande y tan distinta a la nuestra. Y teniendo a nuestro alcance una herramienta como internet, donde lo tenemos todo a un click, ¿por qué hacer perder el tiempo a los demás? Pues hoy te vamos a explicar concretamente eso, las formas que tienes para moverte por Madrid. Así que si te interesa, no te olvides en seguir leyendo, porque seguro que te compensa.

Madrid es una ciudad grande, por lo que es normal que, si eres de otra provincia o de un pueblo pequeño, tanta información de repente se nos puede quedar un poco grande. En cualquier caso, no te preocupes, que aunque los madrileños tienen fama de ser antipáticos, seguro que alguno de ellos se dignará a ayudarte, y tendrás la ocasión de perderte por Madrid, una de las experiencias por las que todo el mundo ha pasado, así que, no te preocupes, y continúa leyendo este artículo, porque seguro que te resultará de interés.

Tipos de transporte en Madrid

A la hora de hablar de Madrid, tenemos que hacer diferencias en los tipos de transporte que hay, pero sobre todo en la intención de nuestro viaje. Porque aunque solo hablemos de turismo, tal vez también haya que dedicar parte de este post a aquellas personas que no han estado nunca, y que de repente se han visto con la idea de irse a Madrid, y se han plantado en esta gran ciudad sin saber apenas nada de ella. Por eso mismo, también dedicaremos un poco de tiempo a esas personas.

Para empezar, distinguiremos entre transporte público y transporte privado. Esto es como en todas las ciudades. En cuanto al público, tienes para elegir el metro, y el autobús. Lo mejor de todo es que los bonos para ambos, es el mismo, llamado metrobús. Cuesta diez viajes, y es posible adquirirlo en la misma entrada del metro, en los estancos y quioscos. Es bastante caro respecto a otras ciudades, pero te merece la pena si vas a viajar bastante por el centro, y los alrededores. Te valdrá para la Zona A, que es la más central y que ocupa lo que es Madrid capital.

También puedes coger el tren de cercanías, que también es público, pero como indica su nombre, llega hasta las cercanías de Madrid. Esto hace que es posible que, si vas al Escorial, tengas que pagar más porque ya no es la zona central, sino que se extiende un poco más allá. En cualquier caso, también tienes bonos de diez viajes, interzonales, si te alojas en las afueras de Madrid o algo similar. Pero si quieres viajar en cercanías, aunque sea dentro de la Zona A, necesitarás un billete completamente distinto, así que procura no equivocarte.

En cuanto al transporte privado, en Madrid tienes muchísimas alternativas: desde alquilar un coche, que puede ser de lo menos adecuado, porque el tráfico en el centro de la ciudad es bastante horrible, hasta alquilar alguna bicicleta, o tomar el taxi. Viajar en bicicleta por Madrid no suele ser muy peligroso, siempre que respetes el terreno de los coches. Lo cierto es que todavía no está muy bien diseñado el circuito para ciclistas, pero con el tiempo, probablemente se vaya perfeccionando. Tomar un taxi, puede suponer una solución rápida, sobre todo si tienes prisa o llegas tarde a algún compromiso que sea fuera de la capital, o en las cercanías. Como ves, tienes un amplio abanico de opciones.

Lejos de Puerta del Sol y del Palacio Real se esconde la Madrid oculta, aquélla que emerge de la mano de rincones urbanos desconocidos para el turista promedio. Son estos lugares los que hacen de Madrid un lugar especial, una ciudad que invita a conocer esta otra cara, más desconocida pero igual de bonita.

El recorrido te llevará a la Plazuela de San Javier, que está situada en el centro de la ciudad y es conocida por ser la plaza más pequeña de Madrid. Está atravesada por la calle del Conde y por la calle Segovia y junto a ella descansa un palacete rojo de estilo. Esta plazuela forma parte de los planos del siglo XVIII y es el lugar donde tiene lugar la famosa zarzuela Luisa Fernanda.

plazuela de san javier 2

Al ver hoteles en Madrid puedes elegir uno que esté cerca del restaurante más antiguo de la ciudad: Botín. Este reducto gastronómico data de 1725 y ocupa un lugar en el Libro Guiness de récords. Es un clásico de la ciudad y se encuentra en los aledaños de la Plaza Mayor. No muy lejos está la Antigua Bodega San Blas, un lugar que también vale la pena conocer debido a su arquitectura. Este enclave de 360 metros cuadrados está conformado por numerosas arcadas de piedra del siglo XVIII y está muy cerca de la estación Atocha.

Otro de los lugares curiosos de Madrid es el Cementerio de los Ingleses, en el barrio de Carabanchel. Allí descansaban los cuerpos de los extranjeros que, por no ser católicos, no podían ser enterrados en otros campos santos. Si bien no todos los que allí descansan son ingleses, el nombre responde a Arthur Thorold quien fue el primer hombre en ser enterrado allí en 1854.

Ubicado en la mismísima Plaza de la Paja, se encuentra el Jardín del Príncipe de Anglona, un pequeño parque del siglo XVIII que se encuentra escondido y es un lugar paradisíaco, rodeado de árboles, con fuentes, pérgolas y rosaledas.

Los puentes y las fiestas españolas son fechas en las que nos planteamos salir un poco de nuestra ciudad. Ver un poco más de mundo, aunque sea en el territorio nacional. Son muchos los que se van fuera en un avión, pero no todo el mundo puede hacer eso, así que hoy vamos a proponer un plan de escapada, que puede llegar a ser ideal. Se trata de ir, por las fechas que más nos convengan, a Madrid. Es un lugar muy completo, mágico, incluso, en el que podemos descubrir todo un mundo. Y no solo español. ¿Quieres saber cómo? Pues entonces, sigue leyendo, nosotros te lo mostramos.

Madrid es una ciudad muy curiosa. Si no vives en ella, probablemente tendrás una opinión muy controvertida, y no sabrás si la odias o la amas. Pero bueno, a los de Madrid también les pasa eso. Y es que vivir en la capital puede llegar a suponer mucha presión, porque es un lugar caro donde hospedarse y pasar la noche, pero por el contrario, es un lugar fantástico para precisamente eso, vivir la noche, sin más complicaciones que la de pasarlo bien. Y no solo eso: da igual que gustos tengas, allí encontrarás tu lugar.

Una ciudad que no duerme

Mucho se habla de Nueva York, pero Madrid es también una ciudad que no duerme, al menos por completo. Hay períodos en los que puedes llegar a pensar que está descansando, pero la apertura de locales, de todo tipo, ya sean bares, teterías, o restaurantes, hacen que esta ciudad se vuelva monótona y aburrida. ¿Te interesa la vida nocturna? entonces este es tu sitio. O a lo mejor es que te interesa más la parte cultural. No te preocupes, aquí también podrás realizar todo tipo de itinerarios y recorridos para conocer más la parte intelectual de Madrid.

Porque no solo tienes museos, que los tiene, y muy importantes, sino que la vida diaria puede llegar a ser grandes componentes de la vida. La clave está en socializar, y por eso, siempre encontraremos gente muy distinta que estarán deseando conocernos a nosotros. La novedad, ser algo fresco, es algo inusual de Madrid, que sufre grandes estereotipos, como el de que la gente, que se supone que es antipática. En cualquier caso, puedes optar por planes mucho más alternativos, como ir a cafeterías o restaurantes, incluso a terrazas. Si vas solo, te aseguramos que con un poco de empeño, puedes conocer a gente maravillosa.

Claro está, también puedes optar por lo más típico: ver los monumentos que tiene para ofrecer, así como planes más tranquilos, aunque sean más típicos. Aquí incluimos, por ejemplo, un paseo por el Retiro de Madrid. Si vas con tu pareja, puedes llevarla por el estanque de dicho parque, alquilar un barca, y dejarse llevar por la corriente. Es algo sencillo. Pero también puedes optar, si vas sobre todo en septiembre sopesar la posibilidad de ir a un lugar tranquilo, con un buen libro, y sentarse para disfrutar del paisaje y de la lectura.

Por último, también puedes optar por visitar las fiestas de alguno de los barrios de Madrid, porque son celebraciones únicas, que pueden parecer únicas, pero cada uno tiene su encanto. O si no, moverte por la rama más castiza de la zona, e ir un domingo cualquiera al rastro, a disfrutar del paisaje, de la gente, y ver qué es lo que venden ahí, si tienen una ganga o si merece la pena rescatar algún objeto que cayó en el olvido por ahí. En cualquier caso, Madrid es un sitio en el que disfrutar. Solo o acompañado, pero en cualquiera de las situaciones, disfrutar.

La Villa de Aranjuez está situada dentro de la Comarca de Las Vegas, a 42 kilómetros de Madrid, en España. Dos ríos le brindan su singular belleza, el Tajo y el Jarama, que corren entre suaves cerros y colinas. Pero la ciudad es bella no sólo en lo que a su geografía se refiere sino que desde el año 2001 pasó a ser Patrimonio de la Humanidad su Paisaje Cultural. Conozcamos un poco más sobre Real Sitio y Villa de Aranjuez.

La naturaleza a pleno

En los valles de los ríos Tajo y Jarama se encontraron vestigios de asentamientos humanos que datan del Paleolítico; también se hallaron implementos de la Edad de Hierro y restos más modernos del paso de los romanos por la región y posteriores, de la época paleocristiana. Los cerros de mayor altura situados en su término son el Cerro de Caridad de casi 650 metros de altura, el Cerro de Valdelascasas con apenas diez metros menos y el Cerro de la Cavina con poco más de 600.

Aranjuez cuenta con tres áreas naturales protegidas, son ellas la Reserva Natural del Carrizal de Villamejor, la Reserva del Regajal-Mar de Ontígola y el Parque del Sureste; siendo además Zona de Protección de las Aves. Incluso casi el diez por ciento del casco urbano lo conforman espacios verdes dado que Aranjuez ha sido una ciudad planificada.

La zona del centro propiamente dicha es la que tiene como límites a la Avenida de Infantas hacia el norte, la Avenida de la Plaza de Toros por el sur, la Calle del Foso en el este y la Calle Valeras al oeste, allí hay profusión de comercios de todo tipo que abren sus puertas todos los días del año.

El Palacio Real y jardines de Aranjuez

La principal atracción turística de Aranjuez es de todos modos el Palacio Real; le siguen los cuatro jardines de Aranjuez, el del Parterre, el de la Isla, el del Príncipe y el de Isabel II. Durante los meses de verano funciona el Tren de la Fresa (bautizado así porque se lo planeó para llevar la cosecha de las huertas hasta Madrid), con viejos vagones de época y tirado por una locomotora de vapor, que hace el recorrido entre Aranjuez y Madrid, tal como lo hacía a mediados del siglo XIX cuando fue inaugurada esa línea férrea. Desde el año 2005 la ciudad cuenta también con Casino.

A lo largo del Río Tajo hay numerosos merenderos en los que se puede disfrutar de una exquisita comida local, destacándose el faisán (ave abundante en la región), las codornices y las perdices preparadas de distintas maneras y los productos de las huertas, tales como espárragos y fresas, acompañados por los excelentes vinos locales y de los alrededores, Colmenar, Villaconejos, Noblejas y Yepes.

Si buscas lugares para visitar en Madrid o en sus afueras, Aranjuez es mucho más que una simple parada en tu viaje, es un lujo que uno debe darse al menos una vez en la vida.

 

About the Author

Leave a Reply

*