info@almusafir.es +34 612 258 388

viajar a malasia Al sur de Asia se pueden ver verdaderos paraísos naturales, uno de ellos es el del territorio de Malasia. Es un destino fascinante que mezcla perfectamente el lujo y la comodidad del mundo moderno con un rico patrimonio histórico y cultural.

Aunque pocas veces escuchamos noticias sobre este país, se trata de uno de los destinos más populares del sur asiático. Es que además de la riqueza y variedad cultural, los precios tan bajos y la bondad de los lugareños, ofrece todo tipo de opciones para el turismo.

Así es que hoy en NuestroRumbo queremos presentarte algunas de éstas. Veamos a continuación 3 de los mejores lugares para visitar en Malasia.

Qué visitar en Malasia

Langkawi

Pulau Langkawi, comúnmente conocida como Langkawi, está ubicada al norte del llamado estrecho de Malaca, en la frontera entre Malasia y Tailandia y al sur del mar de Andamá. Es la isla más importante del país y consta de un hermoso archipiélago que da nombre a más de 100 islas de piedra caliza, vegetación e impresionantes playas paradisíacas.

Es el destino perfecto para aquellos a quienes les gusta disfrutar del verano, ir a la playa y practicar actividades al aire libre. El clima cálido y húmedo se mantiene durante todo el año entre los 20°C y los 30°C. Las principales atracciones allí son las playas, la pesca y la aventura de las visitas a las espesas zonas forestadas, donde hay todo tipo de especies de flora y fauna.

Penang

Penang es el nombre con el que se conoce la franja costera de la península del estrecho de Malaca, una gran isla de 285 km2 y el estado en su totalidad. En contraposición a la recién vista Langkawi, salvaje y natural, la ciudad de Penang es moderna, está mucho más poblada y ofrece actividades más adecuadas al perfil de aquellos que prefieren la vida nocturna, la moda y las discotecas.

Siendo una de las ciudades más pobladas de Malasia, Penang está en constante movimiento y todo tipo de actividades se ofrecen tanto durante el día como la noche. Una de las principales atracciones es la costa, con sus enormes edificios y construcciones muy particulares incluso sobre el propio mar.

Pangkor

Quienes buscan visitar una playa paradisíaca y no tener que gastar una fortuna, Pangkor puede ser una opción perfecta. Con sus abundantes playas de arena blanca y agua transparente, es otro de los destinos más populares de Malasia. Pero además los precios son sumamente bajos y se puede disfrutar de sus excelentes platos tradicionales a base de productos del mar por muy poco dinero.

En esta zona de Malasia viven tan solo unos 20.000 habitantes, por ello es que también es ideal no solo para disfrutar de las actividades relacionadas con la playa sino también para el descanso y la relajación.

Cualquiera de estos destinos en Malasia son realmente fascinantes y muy accesibles. ¿Ya conoces Malasia? ¿Te gustaría hacerlo?

Hasta hace 200 años, Kalapai era unan isla y paraíso por encima del agua, uno mas entre tantos en Malasia. Pero desde hace tiempo se puede decir que aquella isla fue un lindo recuerdo. Hoy Kapalai es un banco de arena que apenas asoma por momentos por sobre el nivel del agua. En la practica, una isla que se quedó sin ser isla debido a la erosión. Y sin embargo sigue estando explotada por el hombre, de la mano del turismo. En Kapalai funciona un resort bastante idílico, hay que decirlo, como levitando sobre el agua apoyado sobre pilotes por completo. Pero sobre todo, Kapalai es una oportunidad de conocer el ambiente submarino, un auténtico paraíso de buceo.

Lo que hoy es un banco de arena se encuentra al borde de arrecifes extensos, llenos de vida. Y desde algunos de los bungalows del complejo, acceder a éste paraíso de buceo no implica más que un paso y salto al agua…

Kalapai está situado a un par de horas de la costa de Borneo. La forma más directa de llegar es con vuelos a Tawau, desde donde se pone rumbo a Semporna, una ciudad puerto desde donde tomar un barco y seguir hasta el destino navegando por unos 40 minutos. El resto de las instrucciones serían: desconectarse del mundo, y paso siguiente, conectar con el mar.

Viajes a Malasia

Ofertas a malasia

Los Parques Nacionales son lugares que tienen muchísimo éxito a nivel turístico gracias a que son siempre lugares con una belleza natural realmente espectacular y llamativa. En todos los países hay algún Parque Nacional, y yo siempre recomiendo visitar cualquiera que te quede cerca en un viaje ya que sin duda es algo que siempre merece la pena. Un entorno mágico y único en el que poder pasar un día disfrutando de la Naturaleza.

Hoy me gustaría hablarte de los Parques Nacionales de Malasia, un país en el que encontrarás unos cuantos, todos ellos espectaculares y con muchas particularidades que los hacen especialmente llamativos. Toma nota de los más interesantes que te puedes encontrar allí:

Parque Nacional Taman Negara

Está en Pahang y es el Parque Nacional más grande del país con más de 4.000 kilómetros cuadrados, siendo además uno de los parques más antiguos. Su flora y fauna es muy diversa y en ella puedes encontrar una gran variedad de especies de cualquier rincón del planeta, como por ejemplo el oso malayo o el elefante asiático. Además, hay más de 300 especies de aves, muchas de las cuales se pasan el día cantando así que podrás escucharlas además de verlas.

Parque Nacional de Penang

Está en Penang y es el Parque Nacional más pequeño de Malasia, aunque eso no significa que no sea espectacular ya que igualmente puedes ver muchas maravillas y hasta alguna playa. Su tamaño es de unos 2.000 kilómetros cuadrados entre los que se reparten numerosas especies vegetales y animales que merece la pena ver. Aquí hay varios humedales con una gran variedad de especies vegetales, y entre sus animales hay monos, ardillas y cientos de aves de diferentes especies. Además, también hay unas cuantas especies de fauna marina, así que sin duda es un parque muy completo a pesar de ser pequeño.

Parque Nacional Niah

Está en Sarawak y es uno de los más antiguos. De hecho, se dice que los restos de los primeros humanos conocidos en este lugar tienen más de 40.000 años y que muchas de las comunidades primitivas vivían en las cuevas de Sarawak. Esas cuevas son el mayor interés del parque ya que podrás ver toda la historia que albergan. Destaca la Gran Cueva, que tiene una abertura de unos 60 metros de altura que te conduce a la cámara de la cueva y que es gigantesca. Las selvas de alrededor de las cuevas albergan a animales como macacos, perdices, ciervos, tarsiers o cálaos.

Parque Nacional Endau-Rompin

Lo más llamativo de este parque son sus espectaculares cascadas, de las más bonitas que puedes encontrar en Malasia. Eso se une a un paisaje natural impresionante que hace que sean unos bosques perfectos para el senderismo. Su flora y fauna es también muy variada, con especies poco habituales como el palmito o la palma bastón en la flora y una abundante vida animal como osos, jabalíes o gatos.

Comenzar la vida de casados en un paraíso puede ser un buen augurio al que muchas parejas han decidido apostar, por tal motivo, Malasia es un destino ideal que ofrece un escenario exótico, una geografía variada, paisajes soñados y playas idílicas. Playas tropicales y el magnífico color turquesa de las aguas del mar, son los principales atractivos de la oferta de Malasia para la celebración de bodas y viajes de luna de miel.

Los novios podrán vivir una experiencia de intimidad en una isla privada o experimentar el lujo en plena selva. Tales son las propuestas sobre las que Malasia pondrá mayor énfasis, así como también novedades para los viajeros en tránsito que deban pasar por Kuala Lumpur, la capital del país.

Para los amantes de la naturaleza, una atractiva propuesta consiste en celebrar su boda en el Pangkor Laut Resort, tras lo cual las parejas pueden internarse en la selva para explorarla junto a un guía botánico que los conducirá a la Bahía Esmeralda donde disfrutarán de la considerada por muchos, una de las playas más bellas del mundo.

Pero las alternativas para celebrar de manera única y original, la ceremonia de bodas son varias: en el Rhu Tanjung, un paraje clasificado por la Unesco como geoparque, o el archipiélago de Langkawi, compuesto por 99 islas repletas de cuevas, manglares y selva tropical, así como playas de arena blanca y aguas cristalinas.

Por otro lado, las parejas que prefieren la opción del ecoturismo, pueden optar por las diferentes opciones que ofrecen las selvas de Borneo para descubrir y convivir con algunas tribus locales.

El año 2013 será para Malasia importante para desarrollar una iniciativa que contempla a los viajeros que dispongan de una escala en Kuala Lumpur. Para ello, el producto KL Showcase permite aprovechar el breve tiempo de manera tal que en pocas horas, el pasajero pueda descubrir los lugares más bellos de la capital de Malasia, gracias a una conexión directa en el propio aeropuerto.

Este servicio ya ha sido practicado con éxito por cientos de pasajeros en tránsito, gracias a la facilidad que permite planificar y reservar desde una nueva página web.

El día de hoy te vamos a presentar a los top 5 destinos de Malasia. Empecemos mencionando a Langkawi, también conocida como la Joya de Kedah, un archipiélago de 104 islas, en el Mar de Andaman, la cual cuenta con magníficas playas. Aquí tenemos la posibilidad de visitar islas como Pulau Dayang Bunting, Pulau Tuba, Pulau Songsong, Pulau Bidan y Pulau Telor.

Ahora vayamos a visitar Kuala Lumpur, la capital de la nación, a donde se posa la residencia oficial del Rey de Malasia, el Istana Negara, y los edificios gemelos más altos del mundo, las Torres Petronas.

Es hora de conocer Kota Kinabalu, una ciudad moderna y hospitalaria que cuenta con playas de arenas blancas. Vale la pena señalar que la ciudad se posa en la zona septentrional de Malasia Oriental, en la isla de Borneo. Aquí puedes animarte a visitar el Monte Kinabalu, el Parque Nacional de Kinabalu, entre otros destinos.

Sandakan también conocida como Elopura o la Ciudad de la Naturaleza y Pequeña Hong, es una ciudad ubicada en el estado de Sabah, a donde podemos visitar la Isla de Berhala y el Parque nacional de las Islas Tortuga.

Kota Bharu es una ciudad ubicada en el estado de Kelantan, a donde podemos visitar lugares como el Lago Temenggor.

Aunque Malasia cuenta con una enorme cantidad de sitios urbanizados que podemos llegar a recorrer, como por ejemplo la ciudad de Kuala Lumpur, al país tampoco le faltan espacios naturales de primer nivel mundial que podamos utilizar para relajarnos y acercarnos más a la naturaleza, como por ejemplo el espectacular Parque Natural Taman Negara.

Entre los primeros elementos y características de este sitio que siempre debemos tener en cuenta, en tanto, se hallan algunas como que tiene por ejemplo, un área tres veces más grande que todo el territorio de Singapur, siendo la misma de más de 4.300 kilómetros cuadrados. Además, el espacio fue instaurado en 1925 ocupando un espacio menor, pero con el correr del tiempo fue ganando terrenos aledaños.

Por otro lado, no podemos dejar de señalar que este sitio se ha convertido en uno de los más interesados en la preservación de especies locales de flora y fauna, en los estados nacionales de Kelantan, Terengganu y Pahang. Del mismo modo, se trabaja también actualmente en la propagación de estas especies de animales y plantas, muchas de las cuales son incluso endémicas de este bosque tropical.

Además, hay que considerar que el territorio del parque ha sido habitado por el hombre desde al menos hace 2.000 años, aunque con la enorme ventaja de que sus residentes siempre se han preocupado por la conservación de la zona, utilizando los beneficios de la naturaleza únicamente para subsistir, por lo que se hallan prácticamente vírgenes al contacto con el ser humano.

Por lo demás, si queremos ingresar al parque, es importante saber que la administración del mismo se encuentra en Kuala Tahan, mientras que existe un servicio diario de transporte desde Kuala Lumpur, aunque los autobuses públicos también pasan por sus puertas de ingreso, llevando a los viajeros que quieren nadar, pasear en bote o explorar las cavernas locales.

Si tu interés de viaje se centra en descubrir destinos del Sureste Asiático, entonces en tu lista debes incluir a Malasia, un país con ciudades modernas, así como también lugares salvajes como la Isla de Borneo.

Varias décadas de desarrollo económico sostenido y de estabilidad política han hecho de este país asiático una de las naciones más prósperas y ricas de la región.

A lo largo de su historia, Malasia ha defendido una cultura pluralista basada en una vibrante fusión de culturas y costumbres malayas, chinas, indias e indígenas.

Su capital Kuala Lumpur es mundialmente conocida por ser el lugar donde se encuentran las torres Petronas, actualmente los edificios gemelos más altos del mundo, y hasta hace algunos años atrás, los edificios más altos del mundo.

Geográficamente Malasia se divide en dos partes, una peninsular y la otra en las que se encuentran las provincias de Malasia Oriental, Sabah y Sarawak que se sitúan en la parte del norte, estando además ambas regiones separadas por el mar de China Meridional.

Posee una variada oferta de vida nocturna en sus grandes ciudades y de compras en sus exclusivos centros cComerciales, también se puede disfrutar visitando sus mercados locales donde nos sorprenderá el colorido y aroma de los exóticos productos que podemos encontrar. La gastronomía típica regional es rica en sabores y texturas primando sus frutas tropicales que nadie debe dejar de probar.

La visita a la selva es un gran atractivo en regiones como Sabah y Sarawak donde podremos disfrutar de sus Parques Nacionales, sus paisajes, vida silvestre y playas paradisíacas. El turismo de aventura nos permitirá conocer la selva de Borneo desde una perspectiva única.

Para los turistas que son amantes de submarinismo y el buceo, este es sin duda uno de lo países más demandados ya que en las variadas islas de su costa oriental se puede practicar este deporte con total tranquilidad, además de ver uno de los fondos submarinos más interesantes del mundo.

Pero además, al hacer turismo en Malasia, hay otros muchos lugares de interés que se recomiendan como es el caso del Parque Nacional Taman Negara que se encuentra en Pahang y donde se puede practicar senderismo, pesca y para los expertos incluso la observación de aves.

Lugares turísticos en Malasia

Malasia no es un país que destaque por su historia ni sus monumentos pero si que nos brinda la posibilidad de combinar el disfrute de la naturaleza junto con la buena gastronomía, el deporte de aventura y unas ciudades modernas y su gente maravillosa. Al hacer turismo en Malasia hay varios lugares que debemos conocer

Kuala Lumpur: es la capital del país y núcleo urbano donde encontraremos unos selectos centros comerciales Pavilion, KLCC, Star Hill, las famosas torres Petronas o Twin Towers, espectaculares de noche y unos restaurantes muy interesantes, entre otros lugares más.

Malacca: Antigua Capital de Malasia con un aire de historia y colonización que nos dejará un buen sabor de boca. Visita obligada de un día.

Isla de Langkawi: Sitio ideal para relajarse y descansar, resorts de lujo, sol, playa y arena. También podemos optar por Islas como Tioman o Sipadan si queremos un poco más de aventura.

Kuching y Parque Nacional Bako: En la Isla de Borneo en el estado de Sarawak encontramos esta ciudad y una maravillosa reserva ecológica enclavada en medio de la Selva.

Kota Kinabalu: Destacan sus mercados y la variedad de frutas y verduras que podemos descubrir. El parque nacional de Kinabalu es otra visita obligada en esta región de la Isla de Borneo con el Monte Kinabalu como guía.

En Borneo también se puede visitar ciudades mas pequeñas perdidas en la inmensidad de la selva y hospedarse junto a la población local que nos acogerá muy amablemente. Existen numerosos LongHouse para ello. Dormir en la Selva es algo que se recordará para siempre.

Al viajar a Kuala Lumpur nos vamos a encontrar con una ciudad que ha logrado un gran desarrollo urbanístico, con gigantescos rascacielos donde varios de ellos gozan de una arquitectura de diseño futurista, constituyendo un atractivo turístico por si mismos.

La capital de Malasia está entre las nuevas metrópolis asiáticas que mas se destaca por sus flamantes rascacielos que conviven junto a numerosos edificios coloniales y su ambiente peculiar y el colorido autóctono que aun conserva, un vibrante barrio chino con vendedores ambulantes y mercados nocturnos, así como un distrito indio repleto de vida.

Lugares turísticos en Kuala Lumpur

Entre esa moderna arquitectura que posee, se han hecho famosas a nivel mundial las Torres Petronas que alcanzan una altura de 452 metros y es un símbolo de Kuala Lumpur. Otras atracciones de la capital malaca son sus jardines botánicos, los mercados, en los cuales podemos encontrar artesanías de la región, y sus imperdibles shoppings los cuales hacen de la ciudad asiática un destino imperdible a la hora de viajar por estos rumbos del planeta.

Estación de trenes de Kuala Lumpur

Al hacer turismo en Kuala Lumpur, no debemos pasar por alto sus espacios públicos de gran interés, como la Plaza Datran Merdeka, el corazón de la capital que constituye un buen punto de partida para visitar la ciudad. La plaza está dominada por un alto mástil, que conmemora la independencia del país del Reino Unido el 31 de agosto de 1957, el día en que la nueva bandera malaya sustituyó a la del Reino Unido.

En la plaza también se encuentra el Royal Selangor Club, un excelente ejemplo de arquitectura colonial, mientras que el Edificio Sultan Abdul Samad que es sede de la corte alta y suprema, es una mezcla interesante de arquitectura victoriana y árabe. En contraste con la arquitectura británica están las magníficas mezquitas Masjid Negara y Masjid Jamek. La Estación de Tren de Kuala Lumpur es un híbrido de las dos, parece más un palacio árabe que una estación de tren.

El Triángulo Dorado es el núcleo comercial de la ciudad y donde están las principales atracciones, como las Torres Petronas, el Parque KLCC, y los lugares de moda de Jalan Bukit Bintang y Jalan Sultan Ismael, donde se desarrolla una activa movida nocturna, lleno de bares, clubes nocturnos, salones de moda salones como el Hard Rock Cafe, Zouk, Thai Club, Beach Club, Luna Bar, Rum Jungle, Nuovo, Espanda y muchos otros.

La Isla Tioman es una reserva protegida localizada en el estado de Pahang, a unos 30 kilómetros de la costa de la península de Malaca. Tiene unos 40 kilómetros de largo y 12 de ancho, en su interior, un mar verde salpicado por apenas ocho aldeas costeras y algunos complejos turísticos.

Es un paraíso para el buceo, y aún, con desarrollos turísticos incipientes, continúa siendo un sitio casi sin alterar.

Catalogada como una de las diez islas más bellas del mundo, en Tioman podremos disfrutar de sus playas paradisíacas rodeadas de auténticos pueblos de pescadores, un majestuoso paisaje constituido por un bosque húmedo de vegetación exuberante con impresionantes picos de granito, crean un ambiente exótico para explorar en vacaciones por Malasia.

Gracias a su categoría de parque marino, sus fondos acuáticos están protegidos. Pueden observarse corales y peces loro en aguas totalmente cristalinas. El interior de la isla, igualmente protegido, posee la categoría de reserva natural y ofrece espléndidas oportunidades de rutas para senderismo o escapadas a bellas playas desiertas y exóticas.

Localizada en el estado malayo de Perak, la Isla Pangkor es un destino con mucho encanto, una mezcla de pueblos pesqueros y resorts, resultando un destino turístico conveniente y fascinante a la vez, para descubrir al hacer turismo en Malasia.

Ofrece al visitante la exótica oportunidad de vivir cerca de los pescadores y de observar su estilo de vida y también de simplemente disfrutar las espléndidas playas y las instalaciones de los resorts.

Históricamente, Pangkor era un refugio para los pescadores locales, comerciantes y piratas. En el siglo XVII, los holandeses construyeron un fuerte en un esfuerzo por controlar el comercio de estaño de Perak. En 1874, la isla fue el lugar donde se suscribió un tratado histórico entre el gobierno británico y un aspirante al trono de Perak (El Tratado de Pangkor), que dio inicio a la dominación colonial británica en la Península Malaya.

Los pescadores viven en asentamientos diseminados en el lado este, frente a las ciudades de Lumut y Teluk Batik. Allí, los turistas tienen la oportunidad de ver a algunos de los pescadores durante su viaje de 40 minutos en ferry desde Lumut, ya que el ferry tiene paradas en los principales poblados de Sungai Pinang Kecil y Sungai Pinang Besar antes de llegar a la Ciudad de Pangkor.

Las dos zonas de playas populares de Pangkor son Pasir Bogak y Teluk Nipah, que ofrecen a los entusiastas del sol y el mar actividades como buceo, snorquel, windsurf y pesca. Pasir Bogak está bastante desarrollada, pero Teluk Nipah todavía conserva su atmósfera de villa o kampung. A Teluk Ketapang o Bahía de la Tortuga todavía llegan tortugas en su peregrinaje de desove. Algunos de los resorts de la isla también tienen excelentes canchas de golf dentro de su propiedad.

Kelantan es uno de los estados que conforman el territorio de Malasia. Al ser una zona agraria, allí podremos ver extensos paisajes de cultivos, con exuberantes arrozales, pueblos de pescadores rústicos, bosques de casuarinas, además de exóticas playas que atraen al turismo en Malasia y nos invitan a relajarnos y a disfrutar de este paraíso turístico.

Kelantan es el hogar de algunos de los más antiguos descubrimientos arqueológicos en Malasia, entre ellos varios asentamientos aborígenes prehistóricos. Su capital es Kota Bharu que sirve como la capital del estado y Ciudad Real de Kelantan.

Lugares a conocer en Kelantan

Una buena manera de conocer una ciudad malaya es visitando sus mercados, que son los centros económicos de la comunidad. El Mercado de Siti Khadijah debe su nombre a la esposa empresaria del profeta Mahoma, un nombre adecuado para un mercado dirigido principalmente por mujeres. Allí, podremos encontrar desde productos frescos a artesanía tradicional y tartas. También forma parte de la vida de Kelantan, bulliciosa con colores, aromas y sonidos de la comunidad local.

En cuanto a turismo de playa se trata, Pantai Bisikan Bayu, también conocida como Pantai Dalam Rhu, es un trayecto panorámico de 50 km al sur de Kota Bahru, capital de Kelantan. En torno a la aldea de Semerak, podremos descubrir hermosas playas escoltadas por casuarinas, creando un maravilloso ambiente natural para relajarse. Es un buen lugar para hacer surf en determinadas épocas del año, y los aficionados al windsurf encontrarán unas fantásticas condiciones aquí durante el monzón de norte a este entre noviembre y abril.

Para conocer la hermosa artesanía malaya, nada mejor que visitar Handicraft Village, la aldea de la artesania también conocida como “Balai Getam Guri”. La aldea y el museo de la artesanía están situados en el corazón de la zona cultural de Kota Bahru, a donde se puede ir caminando desde el Istana Balai Besar y el Buluh Kubu Bazaar. Allí, los turistas tienen la oportunidad de ver cómo se fabrican estos productos artesanales. Los hábiles artesanos llevan a cabo demostraciones de bordado tradicional, tejen songket, estampan batik, trabajan plata y tallan madera.

Para los amantes del ecoturismo, un sitio ideal para conocer en Kelantan es el Parque Estatal de Gunung Stong, un área boscosa que deslumbra por su belleza y aloja una de las cataratas más altas de Malasia, las cataratas de siete niveles de Jelawang. Con varios picos prominentes, el escarpado paisaje del parque ofrece muchas aventuras emocionantes para cualquier amante de la naturaleza y actividades ecoturísticas. El parque no solo tiene un importante valor para el turismo rural, sino que también es un área de conservación importante con una gran diversidad de fauna y flora, donde se puede ver al elefante asiático, el gaur, el argo real, el tigre malayo, el serau, tapir.

Malasia no podemos dejar pasar la oportunidad de visitar la capital de Kuala Lumpur, un destino ideal para los interesados en el diseño arquitectónico pues encontraremos variedad de rascacielos, pero hay un par en especial que llama la atención. Nos referimos a las Torres Petronas, consideradas como los edificios más altos del mundo entre los años 1998 y 2003, y es que tiene una altura de 452 metros. Se trata de unas torres gemelas que simbolizan el futuro de la ciudad.

Otro punto de atracción en Malasia es Ipoh, una ciudad ubicada en el estado de Perak. Aquí tenemos la posibilidad de visitar el Castillo de Kellie, un castillo lujoso, el cual fue construido en el siglo XX como segundo hogar del hacendado escocés William Kellie Smith.

Ahora vayamos a visitar el Gua Tempurung, una caverna ubicada en Gopeng, Perak, la cual data desde hace 8 mil años antes de Cristo. Dentro de la cueva se pueden apreciar estalactitas y estalagmitas que le dan una hermosura especial a este lugar.

Es hora de dirigirnos hacia Langkawi, un hermoso archipiélago conformado por 104 islas bañadas por las turquesas aguas del Mar de Andamán, lugar a donde podemos encontrar paradisíacas playas para tomar sol y practicar deportes acuáticos. Asimismo te interesará saber que podrás apreciar infinidad de especies marinas.

Finalmente terminemos nuestro recorrido en el Monte Kinabalu, una montaña ubicada en el Parque Nacional Kinabalu. Se trata de una montaña que tiene 4,095 metros de altura, por lo cual es considerada como la montaña más alta del sureste asiático.

Putrajaya en Malasia

La ciudad de Putrajaya es la capital administrativa de Malasia, ubicada a unos 36 kilómetros al sur de Kuala Lumpur. Constituida en su origen por plantaciones de te y caucho, en la actualidad es la ciudad futurista de Malasia, debido a un gran proyecto de desarrollo del gobierno desde el año 1993 en que fue creada.

El plan de urbanismo de Putrajaya se basa en el concepto de ciudad-jardín alrededor de un lago artificial de 600 hectáreas que además de servir como moderador climático, es un lugar recreativo de los habitantes, y en cuyas orillas albergan diferentes entidades administrativas del gobierno malayo. Esta moderna y tecnológica urbe incorpora elementos tradicionales de la arquitectura mogol, así como de la ornamentación islámica.

Entre las edificaciones más sofisticadas se encuentra la colosal mezquita de Masjid Putra, situada en el corazón de la nueva ciudad. Su construcción finalizó en 1999, tras 24 meses de trabajos en los que participaron más de 3.000 obreros y 200 artistas, incluido un equipo de expertos de Uzbekistán.

El mármol de Malasia y Turquía, la madera de Borneo y los mosaicos tailandeses son algunos de los materiales que ensalzan el suntuoso templo islámico, con una altura equivalente a un edificio de 21 plantas y cuyo interior puede albergar a 15.000 fieles.

Su estructura interior está dividida en cinco niveles a los que se puede acceder en ascensor y que incluyen un museo, un auditorio, una biblioteca e incluso una sala VIP, lo que hace de Masjid Putra una mezquita única en este país musulmán.

Muy cerca, presidiendo la plaza central de Putrajaya, se levanta la Oficina del Primer Ministro, cuya arquitectura combina influencias europeas e islámicas y que funciona ya como el centro de decisiones del Gobierno.

Islas Perhentian, paraíso malayo

El turismo en Malasia nos depara bellezas naturales imposibles de olvidar, tal es el caso de las islas Perhentian, localizadas cerca de la frontera tailandesa, resulta un auténtico paraíso para disfrutar en vacaciones.

Este apacible lugar turístico de playas desiertas y calas, peces multicolores que nadan bajo los pies en esas increíbles aguas cristalinas, esta constituido por dos islas, Besar y Kecil, siendo esta última isla algo más pequeña y menos desarrollada.

Las Perhentian forman parte del Parque Marino Nacional Pulau Redang, y por lo tanto es un lugar de conservación, donde se tiene muchos respeto por la fauna tanto marina como terrestre, por eso es normal ver lagartos deambulando libremente por los pueblos.

En estas maravillosas islas malayas, los turistas pueden disfrutar de sus espectaculares playas, hacer buceo, snorquel, excursiones, tomar contacto con la vida local, hacer safari fotográfico y mas, y así pasar unas vacaciones pacíficas y relajadas en Malasia.

Malasia y tenemos la oportunidad de movernos por el estado de Perak, hay un sinfín de visitas que no debemos perdernos. Una de ellas es la del hermoso Castillo de Kellie, que además de contar con una arquitectura inusual en el país, cuenta también con una historia sobrecogedora. La historia de un hombre que dejó a mitad un sueño, una locura para muchos.

El joven William Kellie Smith nació en una aldea de Escocia conocida como Kellas. Llegó a Malasia en 1890 cuando contaba tan sólo con 20 años de edad, con el único fin de crecer económicamente y enriquecerse con la producción de caucho en Malasia.

Tras aliarse con un hombre bien posicionado llamado Alma Baker, y conseguir ciertos beneficios económicos de su empresa conjunta. Smith amplió su negocio a la industria minera del estaño. Fue en ese momento cuando adquirió el lugar en el que construiría su precioso castillo.

Volvió a Escocia brevemente para casarse con su novia de toda la vida, Agnes, y juntos regresaron a Malasia, coincidiendo con los años más prósperos para el negocio del escocés.

Nació su primera hija Helen, y desde entonces, ambos se obsesionaron con la idea de tener un hijo. William quería un heredero para su fortuna, y su esposa parecía no tener más misión en esta vida que otorgárselo.

En 1915, el heredero de los Kellie llegó. Su nombre fue Anthony, y su nacimiento dio lugar a la construcción de este impresionante castillo.

William sentía una gran fascinación por la religión hindú así como por su cultura. Así pues, mandó traer ladrillos y azulejos importados de la India para construir su particular palacio. Todo ello hizo que el presupuesto de la mansión aumentara considerablemente, aunque no fueron los únicos costes elevados. William se había propuesto que su casa fuera la primera en Malasia en contar con ascensor, algo que aumentó aun más el precio del castillo.

Las excentricidades de Kellie Smith eran cada vez más latentes, planeaba construir una pista de tenis cubierta en la segunda planta, una azotea para fiestas y pasadizos secretos que conectaran la mansión con un templo hindú cercano. Al parecer, el dueño del terreno tenía claro que su castillo sería el centro de entretenimiento para los ricos coloniales que se asentaban en Malasia.

Los problemas llegaron pronto. Una cepa de gripe española llegó a Asia tras la I Guerra Mundial, terminando así con muchos de los trabajadores de la finca. Además, setenta de los trabajadores que construían el castillo también perecieron. Todo ello hizo que la riqueza de Kellie mermara, y que los trabajos de su sueño de ladrillo se hicieran cada vez más lentos.

Finalmente, Kellie no pudo ver su palacio terminado, pues murió de pulmonía durante un viaje Portugal en 1926. Su esposa decidió entonces regresar a Escocia y vender la finca así como el palacio, que quedó inacabado como hoy podemos apreciar, con un estilo morisco y victoriano, mezclado con esos gustos hindúes que tanto gustaban a su dueño.

Desde Toronto volvemos a embarcarnos en otro viaje, aunque en esta ocasión seguro que será más corto. Nos vemos a Malasia a hacer un pequeño recorrido para conocer lo mejor de su gastronomía, con lo que podréis vivir una aventura gastronómica completamente diferente.

Malasia se encuentra en pleno corazón del Sudeste Asiático, se trata de una tierra donde viven en armonía una estupenda mezcla de culturas y religiones, haciendo de este lugar un verdadero meeting point que consigue sorprender a todo el mundo que visita este país, independientemente de si ya se conoce o no.

Éste es el clásico destino que puede dejar a más de uno con la boca abierta gracias a su increíble gastronomía, donde muchos de sus sabores resultarán cuanto menos curiosos para los occidentales, con productos que difícilmente podremos encontrar en nuestros supermercados, así que es muy recomendable que no tengáis remilgos y probad todos aquellos sabores diferentes que podáis.

Malasia destila sabores y olores increíbles y no solamente se pueden degustar los sabores malayos sino que también se dan cita otras cocinas que han influenciado a la de este país como la hindú o la china, haciendo que conocer la comida en Malasia sea toda una aventura en cada bocado, donde nuestro paladar será el protagonista principal de un delicioso festival de sabores.

Aquí tendremos infinidad de posibilidades para comer, pudiendo elegir entre lujosos restaurantes o los tradicionales y cada vez más demandados puestos callejeros, popularmente conocidos como hawkers. Y es en estos puestos donde se pueden degustar mejor las delicias gastronómicas de esta y otras cocinas por muy poco precio y una excelente calidad.

Un impresionante puente elevado sobre las copas de los árboles de la selva tropical malaya. Eso es justamente el Langkawi Sky Bridge: una curva peatonal de 125 metros de longitud que parte desde la cima de la montaña de Gunung Mat Chinchang como un espectacular mirador.

El archipiélago de Langkawi, también llamado “la joya de Kedah”, está formado por un centenar de islas en aguas cercanas a las costas de Tailandia. Se trata de un paraíso natural en el que encontramos tres parques protegidos que forman juntos e área natural del Geoparque de Langkawi, un verde reclamo que atrae cada año a miles de turistas.

langkawi sky bridge 105 Langkawi Sky Bridge, un puente sobre la selva de Malasia

El puente fue terminado de construir en el año 2004 y para llegar a él hay que realizar un viaje en teleférico, lo cual da una idea de la altura a la que se encuentra. Se halla suspendido sobre un único pilar de 82 metros de alto y cuelga a unos 100 metros por encima del suelo. Ademas, se balancea sobre el paisaje para dar a los visitantes una experiencia espacial única y unas vistas espectaculares. Su anchura es de 1,8 metros aunque dispone de dos plataformas triangulares que actúan como “paradas en el camino”, espectaculares miradores sobre la jungla.

Langkawi Sky Bridge es el puente de suspensión más grande del mundo por lo que la construcción no fue tarea fácil. Hicieron falta helicópteros y cientos de operarios para hacerlo realidad. Todos ellos inmunes al mal de altura.

Malasia es uno de esos destinos que pueden sorprender a cualquier clase de viajero y su capital, Kuala Lumpur, es todo un mundo de sorpresas tras sorpresas. Gracias a la gran oferta de vuelos a Kuala Lumpur online podréis visitar este destino en cualquier momento del año, porque siempre cuenta con un montón de excusas para visitar como por ejemplo las conocidas Torres Petronas.

Éstas son uno de los símbolos más destacados no solo de la ciudad sino del país y podremos visitarlas y subir casi a lo más alto para contar con unas de las mejores vistas de la ciudad, por lo que si tenéis la oportunidad de visitarlas no os olvidéis de vuestra cámara de fotos o de vídeo.

Tampoco podéis perderos una escapada de compras, donde encontraréis, además de las principales marcas internacionales, Kuala Lumpur ofrece formidables bazares y mercadillos repletos de todo lo que podamos imaginar y a precios verdaderamente tentadores, por lo que tendréis que dejar un hueco en vuestro equipaje para las tradicionales compras de viaje.

Dagas Kriss, telas Batik, objetos decorativos para el hogar, productos tecnológicos, maquillajes o ropa, son algunos de los productos que encontraremos más fácilmente en muchas de las tiendas de la ciudad. La comida es otro punto a tener en cuenta y además de poder poner a prueba nuestro estómago con muchos de los platos más extraños pero exóticos que podamos encontrar, también podremos conocer sabores y texturas como nunca habíamos probado como la que pueden proporcionarnos productos como sus platos de curry o el rambután, una fruta típica de estas latitudes.

En cuanto a la vida nocturna podéis tener seguro que siempre encontraréis aquello que deseáis dado que cuenta con una de las escenas nocturnas más variadas de todas cuantas puede haber en Asia, por lo que con este y muchos otros detalles, viajar a Kuala Lumpur puede convertirse en toda una experiencia vital.

Es de sobras conocido que Malasia es uno de los países más ricos y estables del Sudeste Asiático. Un país moderno, con buenísimas infraestructuras, las últimas tecnologías pero a la vez con un interés cultural fascinante. En definitiva, un país que se sitúa en una dicotomía perfectamente harmónica entre lo más moderno y los más tradicional.

Ejemplo de ello es la gran variedad de culturas y religiones que existen en el país y que son el motor de la convivencia y del día a día de la nación. No obstante, el islam es la religión oficial, y consecuentemente, las mezquitas están por todas partes.

La Mezquita Nacional de Malasia o Masjid Negara fue construida en Kuala Lumpur en el 1963, pocos años después de que Malasia lograra su plena independencia por parte del Reino Unido. Por ello y por sus enormes dimensiones –puede albergar hasta 15.000 fieles orando- fue considerada la mezquita nacional.

Pero si algo la hace aún más interesante, es su sofisticada arquitectura que mezcla el estilo tradicional árabe, con toques de arquitectura malaya y sobre todo una enorme influencia moderna. Con todo, la mezquita fue construida para simbolizar la nueva Malasia que nacía con su independencia, una Malasia moderna, preparada para el futuro pero con una identidad cultural tan singular que no debía perderse.

La Masjid Negara se puede visitar todos los días gratuitamente en las horas entre las oraciones respetando siempre el código de vestimenta islámica. No obstante, el viernes, las horas en las que la mezquita abre a los visitantes son mucho más reducidas.

Un viaje de novios también puede ser exótico, de hecho, muchos de ellos los son, y los novios prefieren viajar a sitios donde, seguramente, en otra ocasión no lo harán. Y así aparece entre nuestro destino Malasia.

Nexus Malasia ofrece unas playas paradisíacas, poblados indígenas o ciudades cosmopolitas como Kuala Lumpur. Podéis empezar por la isla de Borneo y el hotel Nexus Resort Karambunai, situado en una playa de arena blanca rodeada por un bosque tropical milenario. Os alojaréis durante 5 días en una de sus habitaciones ocean wing. Estas suites están decoradas con madera exótica y tienen vistas al océano azul. Será en este resort donde encontréis el relax que necesitáis tras el ajetreo de la boda, También podréis pasear por la selva tropical, jugar al golf, hacer equitación o practicar otros deportes.

Después pasaréis dos días en el Hotel Hilton de Kuching, frente al río Sarawak. Se trata de un entorno maravilloso en el parque nacional de Bako, un espacio protegido donde conviven todo tipo de simios y plantas carnívoras.

TorresPetronas En Singapur pasaréis cuatro días en el Hotel Mandarin Oriental Singapur y disfrutaréis de una habitación Premier harbour, con un estilo moderno y toques asiáticos, con vistas al mar, al puerto y a los rascacielos de la ciudad. Pasearéis por el parque Merlion, visitaréis el Museo de Historia y recorreréis las calles de esta ciudad.

En kuala Lumpur pasaréis cinco días maravillosos en el Hotel Mandarin Oriental Kuala Lumpur, frente a las Torres Petronas, los edificios más altos desde 1998 a 2003, cuando se construyó la torre Tapei 101 en Taiwan. Las puedes ver en la foto, son el símbolo de Kuala Lumpur y de toda Malasia.

Visita la página web de turismo de Malasia para ver más fotos y obtener más información sobre vuestro viaje. Y prepara el bolsillo si decides hacer este viaje de lujo: desde 5700€ por persona.

Kuala Lumpur es una de las ciudades más importantes de Malasia, siendo además la capital del país y una de las ciudades favoritas por los turistas a la hora de viajar hasta esta zona del mundo; y es que lo cierto es que Kuala Lumpur cuenta con un sinfín de razones para ser visitada.

Dispone de una arquitectura realmente llamativa, mezcla de la influencia colonial, las tradiciones asiáticas, inspiraciones islámico-malayas, edificios modernos y arquitectura postmoderna. Además, también posee mercados tradicionales, centros comerciales, parques naturales, exuberantes selvas tropicales en los alrededores y una gran colección de templos que nos dejarán completamente asombrados. Podemos considerar esta ciudad como la puerta de entrada al Extremo Oriente. Un rincón del mundo lleno de colores y fragancias nuevas que irán perfilando un viaje completamente inolvidable.

El encanto de su patrimonio se ve incrementado por el hecho de que Kuala Lumpur sea actualmente la anfitriona de eventos deportivos de gran fama, como el Open de Malasia de golf o el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Con todo ello, no es de extrañar que cada vez sean más los turistas que se animan a volar hasta esta ciudad.

Desde España, podemos encontrar vuelos a Kuala Lumpur en la prestigiosa compañía Emirates. Estos vuelos tienen salida desde Barajas, Madrid, y nos acercan hasta el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, a tan sólo 55 kilómetros de la ciudad.

Los diferentes vuelos parten de lunes a domingo desde Barajas. Podemos escoger los que salen a las 14:10 o los que parten a las 21:10. Asimismo, hay que añadir que todos realizan una escala en Dubái. Por tanto, tardaremos aproximadamente 7 horas en llegar a Dubái desde Madrid, y posteriormente otras 7 horas en llegar al Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.

Para regresar, también existen vuelos económicos de lunes a domingo (1:10 o 9:50) con las mismas características que en la ida.

Tras nuestra llegada a la ciudad, podemos optar por el KLA Ekspres, un servicio de ferrocarril directo entre el aeropuerto y la terminal KL City en la Estación Central de Kuala Lumpur. Además, también está el KLIA Transit, otro servicio de ferrocarril suburbano que conecta el aeropuerto con la Estación Central de la ciudad.