info@almusafir.es +34 612 258 388

#Almeria | المرية

El nombre de Almería se origina en la palabra árabe que significa espejo, y esto se dio gracias a que el paisaje del lugar refleja la calma del mar Mediterráneo en la zona.

Continue Reading

Un viaje diferente a #Marruecos

baisar Viajes Almusafir


Realizar un viaje en pareja por Marruecos suele ser un plan realmente apetecible para muchos turistas, una alternativa sugerente para poder conocer algunas de las playas zonas naturales del país, conocer su buena gastronomía y disfrutar de primera mano con propuestas culturales realmente sugerentes, que es algo que los turistas suelen apreciar a la hora de viajar. Continue Reading

VIAJE A GEORGIA. ESPECIAL SEMANA SANTA 2014

Desde los primeros restos paleolíticos, la cultura de Kura-Araxes, la cultura de Trialeti, comunidades y tribus georgianas que arriban a la génesis del reino de Cólquida, Georgia, el país central, a caballo entre las fronteras asiáticas y europeas, convive entre políticas orientales y occidentales, resumen del paso por sus territorios de infinidad de concepciones humanas, entre nómadas y sedentarios, conculcando religiones con ascetismo de imposición.

Viajar por Georgia es trasladarse por distintos conceptos del mundo transfronterizo humano, con todo lo bueno en resultados y los aprendizajes de las peores lecciones.

RideThePlanet: Georgia from Konstantin Galat on Vimeo.

15 ABR. Madrid o Barcelona – Tiblisi.
Vuelo a Tiblisi. Llegada de madrugada del día siguiente y traslado al Hotel Villa Mtiebi o Sharden 3*. Alojamiento.

16 ABR. Tiblisi.
Desayuno. Día dedicado a la visita de Tiblisi: Meteji, Iglesia que se erige en un acantilado con vistas al río Mtkvari. La Fortaleza defensiva Narikala (s.IV). Visitaremos los Baños de Azufre del antiguo Tiflis, iglesias georgianas ortodoxas y armenias gregorianas, una sinagoga judía y una mezquita turca al lado, lo que indica la aceptación y la tolerancia de las diferentes religiones. En el lado opuesto de la calle está la Iglesia Sioni a la orilla del río Mtkvari. Aquí se descubre la avenida Shardeni, con sus acogedores cafés y galerías de arte. Caminando nos encontramos con la Iglesia Anchisjati, la iglesia más antigua en Tiblisi. Finalmente pasearemos por la Av. De Rustaveli hasta el Teatro de Rustaveli (mínimo de participantes 5 personas). Alojamiento en el hotel

17 ABR. Tiblisi – Mtsjeta – Ananuri – Tiblisi.
Desayuno y salida para visitar Mtsjeta (Patrimonio Mundial de la Unesco), antigua capital del Reino de Georgia desde el s. III a.C. hasta el s. V d.C.; el Monasterio Jvari (s.VI); y Svetitsjoveli, catedral construida en el s. XI. Visita de la parte alta de la ciudad que una vez representó el corazón de la capital con las ruinas de los palacios reales, los baños y el templo pagano Bagineti. Por el camino pasaremos por el Castillo Ananuri y el depósito de agua de Jinvaly. Regreso a Tiblisi y visita del estudio de arte. Alojamiento en el hotel.

18 ABR. Tiblisi – Uplistsije – Gori – Kutaisi.
Desayuno. Nos dirigiremos hacia Gori. Visita de Uplistsikhe, “fortaleza del señor”, ciudad antigua de Georgia oriental tallada en roca. Está construida sobre una alta roca en el banco izquierdo del río Mtkvari con estructuras que se caracterizan por la combinación única de estilos diversos de las culturas excavadas en la roca. Visita del Museo de Stalin. Por la tarde llegada a Kutaisi, la capital de Colchide, tierra del Vellocino de Oro. Alojamiento en el Hotel Rcheuli Palace 3* o similar.

19 ABR. Kutaisi – Tiblisi.
Desayuno. Visitaremos el Monasterio de Gelati (s. XII), Patrimonio de la Unesco. A continuación visita de la gruta con impresionantes formaciones. Llegada a Tiblisi y alojamiento en el hotel Villa Mtiebi o Sharden 3* o similar. Por la noche nos reuniremos para celebrar la Misa de Pascua en una iglesia católica. Noche

20 ABR. Tiblisi – Región de Kajetia – Tiblisi.
Desayuno. Salimos hacia Kajetia, la cuna del vino, para visitar las familias locales y degustar el vino típico georgiano. Visitaremos una granja para aprender el proceso de producción de vinos y degustar alguno de ellos con almuerzo en una casa local. Por la tarde llegamos a la ciudad de Sighnaghi, “Ciudad del Amor”, una de las ciudades más pequeñas de Georgia que conserva la arquitectura tradicional de la edad media. Regreso a Tiblisi. Alojamiento.

21 ABR. Tiblisi – Madrid o Barcelona.
Traslado al aeropuerto para tomar el vuelo re regreso. Llegada Y FIN DE LOS SERVICIOS.

INCLUYE:
* Alojamiento en hoteles de 3 estrellas con desayuno
* 1 almuerzo
* Recorrido en vehículo con chófer
* Guía de habla castellana
* Entradas en las visitas
* Traslados * Seguro de asistencia en viaje y cancelación hasta 2.500€ (gratuito)

NO INCLUYE: Tasas de salida en el aeropuerto, propinas y extras personales ni cualquier otro servicio no especificado.

Tarifa especial para 2 viajeros 805,33 €

info@almusafir.es | www.almusafir.es

VISADOS:
No es necesario visado para los españoles que viajen a Georgia por un máximo de 90 días. Tan sólo se necesita el pasaporte en
vigor con una vigencia mínima de 3 meses.

Ibn Arabi

Naturaleza y función del Mundo Imaginal

En la tarde del 8 de marzo (2013) y dentro del II Simposio Internacional Ibn Arabí de Murcia, la linvestigadora libanesa Suad Hakim leyó su ponencia “Encuentros reales en el Mundo Imaginal” en el salón de actos del Museo Arqueológico de Murcia, ponencia dividida en dos secciones de la que transcribimos la parte primera (de la segunda sección haremos referencia en Soriaymas.com, donde estamos publicando una reseña de cada una de las ponencias).

La Doctora Suad Hakim , es hoy día Directora de Tesis en la Escuela Doctoral de la Universidad Libanesa de Beirut y Profesora de Pensamiento Islámico y Sufismo en la Universidad de Saint Joseph. Decana de la Escuela Doctoral desde 2007 hasta 2010 en la Universidad Libanesa, ha participado en numerosos coloquios y talleres por todo el mundo. Entre otras muchas publicaciones cabe destacar sus libros al-Mu‘yam al-sufi (El léxico sufí), Ibn ‘Arabî wa-mawlid lûga yadîda, (Ibn Arabi y el nacimiento de un nuevo lenguaje), ‘Awdat al-wâsil – dirâsat hawl al-insân al-sûfî (El retorno del caminante – Estudios sobre el hombre en el sufismo),Tâj al-‘ârifîn –al-Junayd al-Bagdâdî- al-A‘mâl al-kâmila (La corona de los gnósticos: al-Junayd al-Bagdadi, obras completas), Ihyâ’ ‘ulûm al-dîn fî l-qarn al-wâhid wa-l-‘ishrîn (La vivificación de las ciencias religiosas de Gazali en el siglo XXI), Ibdâ’ al-kitâba wa-kitâbat al-ibdâ’: sharh mu‘âsir li-qasîdat ‘Abd al-Karîm al-Jîlî al-‘Ayniyya (El genio de la escritura y la escritura del genio – Comentario contemporáneo de la casida ‘Ayniyya de Abd al-Karim al-Jili) y, en español, la edición y traducción, en colaboración con P. Beneito, de Las contemplaciones de los misterios de Ibn Arabi.

La naturaleza y la función
del Mundo Imaginal

Suad Hakim

Para hablar de las ideas de Ibn Arabi (560 H. – 638 H. / 1165-1240) acerca de la divinidad, los mundos y el hombre, hay que recorrer su vida interior y su trayecto espiritual, ya que todas las ideas dentro de su obra marcan un momento existencial en su vida. Son fruto de una inspiración divina, de un discurso sacro, de la ascensión de su espíritu, o bien, de una manifestación divina que ha dado lugar a una escena visible, pero no tangible, en la que los espíritus de los profetas y de los santos anteriores a él toman formas corpóreas.
El descubrimiento del “mundo imaginal”
Ibn Arabi terminó sus estudios islámicos (1) cuando aún era un joven de entre 15 y 16 años. Quiso enseguida continuar sus estudios adquiriendo las enseñanzas de los sufís, en ese momento, entró en su “primer retiro”. Resulta sorprendente que desde su primer retiro ya tuviera una apertura espiritual (iluminación divina) (2). Por eso solía repetir: “mi iluminación ha sido anterior a mi disciplina iniciática (3)”. Esta anterioridad de la iluminación con respecto a los ejercicios espirituales no es algo común entre los sufís, entre los que la develación a menudo es “fruto” de un largo camino de disciplina iniciática y de esfuerzos espirituales.
Ibn Arabi no se conformó con esta develación, no se contentó con ella, no se consideró un “aventajado” en comparación con los caminantes a los que todavía nada ha sido revelado. Era consciente de que esta revelación no era más que el principio del recorrido, la linde del valle que recorre el monte de la sabiduría, que se debe escalar a base de ejercicios, combate y esfuerzos espirituales para alcanzar la cima de la perfección humana infinita. Ibn Arabi ha cambiado el pensamiento común sufí, al considerar el “fruto” de los precedentes [=iluminación] como una “semilla” que necesita la atención y el cuidado de ejercicios y de esfuerzo para poder echar raíces, para que su tronco se enderece y sus ramas se extiendan.
Para hacer crecer la “semilla” de la gracia divina [=iluminación], Ibn Arabi quiso conocer y frecuentar a los grandes maestros sufís de Al-Andalus y del Magreb en general, para aprender y crecer en su sabiduría.
Habiendo experimentado la iluminación, el gran sheij no quiso conocer a los maestros sufís para alcanzar estas iluminaciones, sino para saber cuál era la actitud que debía tomar frente a los mensajes del mundo invisible y cómo hacer que las iluminaciones fueran una facultad permanente en vez de un suceso accidental que le sorprendiera de vez en cuando.
Quince años después del primer retiro, tuvo lugar un acontecimiento mayor. Por primera vez, vemos como Ibn Arabi vive estando despierto “la separación del espíritu del cuerpo”, como ocurre con una persona que está dormida. Nos cuenta que en el año 590 H., mientras estaba en Túnez haciendo la oración junto al imam, entro en la Morada de la Enorme Tierra (el Mundo Imaginal), inconscientemente lanzó un grito, todo el que lo oyó también se quedó inconsciente. Las mujeres que se encontraban en las terrazas cercanas se desmayaron, algunas cayeron al patio, pero no se hicieron daño alguno.
Ibn Arabi fue el primero en recuperar la consciencia y encontrar a todo el mundo inconsciente, tras un rato fueron recuperando sus espíritus y él les preguntó: “¿Qué os ha ocurrido?”. Y ellos le respondieron: “¡Eres tú el que nos tienes que contar qué te ha pasado! Has lanzado un gritó que ha provocado lo que está ante tus ojos”. Él les dijo: “Por Dios, no me he dado cuenta de que he lanzado un grito (3)”.
De esta forma, tras su primer retiro, Ibn Arabi siguió contemplando manifestaciones del mundo imaginal con el ojo del corazón mientras que él se encontraba en este mundo material. Cuando alcanzó la edad de treinta años, su espíritu se desprendió de su cuerpo, guardando un lazo etéreo, y entró en el mundo imaginal. Este mundo se convirtió en parte de su vida y los tres mundos (4) se abrieron uno sobre otro a través del mundo imaginal.
La naturaleza del mundo imaginal
El “mundo imaginal” está presente en casi toda la obra de Ibn Arabi, sobre todo, tras el año 590 H. Para ilustrar esto, debemos decir que su enciclopedia sufí “Al Futûhât al makkiyya” comienza con un sermón (6) que relata los detalles de un sueño sublime que tuvo lugar en el mundo imaginal manifestado en el mundo invisible. Dedica decenas de páginas en sus escritos, además de su obra “Al Isra Ila Maqam al Asra” (escrita en el 594 H., a sus 34 años), a hablar de sus viajes terrestres y de sus ascensiones celestes que tuvieron lugar en el mundo imaginal. Además de todo esto, dedica el capítulo octavo de las Futûhât (7) para presentar el mundo imaginal, su naturaleza, su localización, su entrada y sus formas de entrar, sus habitantes, sus ciudades, etc.
Explicaremos de forma breve lo expuesto anteriormente:
· ¿Qué es el mundo imaginal?

Palmera en San Baudelio de Berlanga (Soria)
El mundo imaginal es un mundo distinto, un mundo de imágenes visibles, pero no tangibles, que se encuentra entre los dos mundos que constituyen la existencia universal y a los que se parece: el mundo visible y el mundo invisible.
Según los textos de Ibn Arabi, ese mundo intangible fue formado a partir de la arcilla del tamaño de un grano de sésamo que sobró de la arcilla de la palmera que fue creada a su vez de los restos de la arcilla de Adán (paz sobre él). A partir de ese grano, Dios, a Él la gloria, extendió una Enorme Tierra, donde metió toda la creación: el Trono y lo que contiene, el Kursi (pedestal), los cielos y la tierra y lo que hay bajo la tierra, los paraísos y los infiernos, y todo es como un anillo en el desierto (8).
· ¿Dónde se encuentra el mundo imaginal?
El mundo imaginal es un mundo ístmico (barzaji), existente e inexistente al mismo tiempo. Esto quiere decir que es un mundo que no tiene localización exacta en el mapa del universo. Como contrapartida, puede manifestarse en lugares de los otros dos mundos, es decir, en el mundo invisible y en el mundo visible.
· ¿Cómo entra el hombre en este mundo sin espacio, ni lugar?
El hombre entra en él con su espíritu o con su cuerpo etéreo, no con su cuerpo natural, ya sea despierto o dormido. El sueño es una experiencia común a todos los hombres, durante el sueño el espíritu se separa del cuerpo natural manteniéndose unido a él por un lazo etéreo flexible. Entonces, comienza sus viajes a través del mundo imaginal que se asimila a todas las imágenes de cosas abstractas y tangibles, móviles e inmóviles. En ese momento ve todo lo que se le permite ver, después vuelve a través de ese lazo a su cuerpo, despertándolo.
Sin embargo, la entrada en el mundo imaginal estando despierto es una experiencia excepcional. Cedemos la palabra a Ibn Arabi para que nos cuente qué ocurre: “Esta tierra [=el mundo imaginal] no acepta ningún cuerpo humano natural hecho de arcilla. Cuando los conocedores entran en ella, lo hacen con sus espíritus y no con sus cuerpos. Abandonan sus cuerpos en el mundo de abajo. En esta tierra, formas extraordinarias de belleza inaudita vigilan las vías de entrada a nuestro mundo de tierra y de cielo, de paraíso y de infierno. Cuando alguno de los conocedores, sea humano, genio, ángel o habitante del paraíso, quiere entrar para adquirir conocimiento despojándose de su cuerpo, se encuentra con estas formas encargadas de la vigilancia en la entrada de las vías. Ellas se le acercan y le ofrecen un hábito conveniente a su estación, lo toman y le pasean por esta tierra para que tome asiento donde le plazca… (9)”. Este extracto nos muestra que este mundo imaginal tiene cuatro puertas, cada una de ellas abierta a un lado del universo. Los humanos, los genios, los ángeles y los habitantes del paraíso entran por esas puertas: una se abre a la tierra, otra al cielo, otra al paraíso y otra al infierno. Los guardianes del mundo imaginal son los responsables de cada puerta y de cada persona que entra.
En cuanto a la razón que llevaría a un humano a entrar en el mundo imaginal, se estudiará en la siguiente sección del texto.

La función del mundo imaginal

La creación divina es una operación determinada, no absurda. En efecto, cada criatura tiene un papel y una función en este universo. Además, el mundo imaginal no es un lujo existencial, cumple un papel en la vida de las personas y varias funciones, cuatro de ellas nos interesan de forma especial en el contexto de nuestro estudio.
a. El mundo imaginal ofrece una sabiduría inspirada a través de un sistema de símbolos.
El mundo imaginal es un campo visible para cualquier persona que entra en él, despierta o en sueños, también se le llama “Tierra de la Verdad” (10). Este campo no es un espacio pasivo, sino un colaborador activo en la operación reveladora, ofrece a quien contempla imágenes que representan las nociones abstractas.
Por ejemplo, la «ciencia», noción abstracta y sin forma, en el contexto de una visión profética se revestirá de diferentes formas simbólicas que necesitarán la interpretación de un experto. Por esta razón, cuando el Profeta (paz sobre él) bebió de la leche en un sueño y le dio el resto a Omar (que Dios se complazca en él), el Profeta (paz sobre él) interpretó la leche como el símbolo de la ciencia. José (paz sobre él) también interpretó el sueño del rey egipcio, que había visto siete vacas flacas que devoraban a siete vacas gordas, como siete años de abundancia seguidos de siete años de hambruna (11).
Este rey supo que aquel sueño no era una imaginación psíquica, sino que se trataba de una visión real que llevaba un mensaje profético referido al futuro. Por este motivo, buscó a alguien que descifrase los símbolos del sueño para poder actuar de la forma más conveniente. He ahí una clara prueba de que la buena recepción del saber que procede del mundo invisible a través de un sueño cambia la vida de una persona, o incluso la de una sociedad o de toda una región.
Ibn Arabi cuenta centenares de visiones y de sueños, la más conocida tuvo lugar en el 597 H., en Bugía durante el mes de Ramadán (antes de su partida definitiva a Oriente). En efecto, se vio unido en matrimonio con todas las estrellas del cielo y con todas las letras del alfabeto. Un experto en interpretación de sueños declaró que el sueño de Ibn Arabi anunciaba que la persona que lo ha tenido recibiría una parte de las ciencias celestes, de las ciencias ocultas y de los misterios de los astros y de las letras como persona alguna recibiría en su época.
Otro ejemplo es su entrada en el mundo imaginal, durante su estancia en la Meca, o su encuentro con un grupo de personas, momento en el que la tierra y los edificios temblaron fuertemente, al parar de temblar, le dieron sus condolencias por la muerte de su hija Fátima. Le informaron de que un temblor en presencia de un visitante indica su muerte o la muerte de algún familiar, y que ese temblor era por la muerte de su hija (12).
b. El mundo imaginal facilita un espacio virtual para los encuentros espirituales a través del tiempo.
Cuando el espíritu humano se desprende del cuerpo natural a causa de la muerte, pasa al mundo ístmico (barzaj) a la espera de la resurrección. Los conocedores aseguran que los espíritus de los hombres en el mundo ístmico no tienen la misma libertad de movimiento. Unos pocos de entre ellos que podrían dejar el barzaj para viajar a través de los mundos y del tiempo, pueden entrar en contacto con el mundo de los vivos a través del mundo imaginal, ese otro mundo que los une, ya sea en sueños o despiertos. Ibn Arabi relató varios encuentros reales, que tuvo mientras se encontraba dentro del mundo imaginal, con profetas y grandes maestros sufís que habían muerto siglos antes.
c. El mundo imaginal ayuda a la ascensión del hombre que pasa de un conocimiento teórico al conocimiento experimentado.
Los grandes maestros sufís afirman la existencia de varios niveles de certitud: el nivel más bajo es la certeza teórica (Ilm Al Yaqin), que es la aceptación intelectual de un sujeto por medio de pruebas. Por ejemplo, cuando una persona tiene la certeza, en base a sus lecturas, de la posibilidad teórica de ir a la luna y del hecho de que una persona haya aterrizado en la luna con un cohete espacial. El segundo nivel sería la “visión” de la certeza (Ayn Al Yaqin), que es cuando una persona ve con sus propios ojos el objeto de conocimiento. Si seguimos con el mismo ejemplo, diríamos que equivale a ver con tus propios ojos las fotos de la luna, del cohete espacial, de la persona que anda por la luna y de todo lo que sea visible de este acontecimiento mundial. El tercer nivel es la certeza vivida (Haqq Al Yaqin), cuando la persona experimenta el objeto de conocimiento y lo vive, no se contenta con verlo. Es decir, cuando toma el cohete espacial, va a la luna y camina sobre ella, atravesando así distancias en el espacio, experimentando la diferencia de presión atmosférica, etc.
Por lo tanto, este mundo imaginal, existente e inexistente, visible e intangible, facilita un espacio “virtual” que permite que el caminante viva y experimente el objeto de su certeza teórica (la presencia de ángeles, la resurrección, el juicio, el paraíso y el infierno).
d. La entrada en la “Tierra de la Verdad” abre la puerta a la aceptación intelectual de una posibilidad que superaría toda lógica formal
La entrada en el mundo imaginal constituye un momento crucial en la vida de un maestro sufí, pues esta experiencia le hace ver que la lógica formal sólo es eficaz para la comprensión del mundo físico y material, y que resulta deficiente para conocer los mundos etéreos y para conocer a Dios, a Él la gloria. La persona que entre en el mundo imaginal (Tierra de la Verdad) comprobará que todo lo que el intelecto consideró imposible en ese mundo terreno es posible en esta tierra. Que Dios, a Él la gloria, puede reunir a los contrarios, puede hacer que dos cuerpos estén presentes en dos lugares, que el accidente exista por sí mismo sin necesidad de esencia (13) y que el pequeño contenga al grande sin que el grande mengüe, ni el pequeño crezca.

NOTAS

(1) La enseñanza islámica de aquella época incluía la memorización del Corán, el Hadiz, las ciencias del Corán, las recitaciones del Corán, El Fiqh y sus reglas y la lengua árabe, entre otras cosas.
2) El develamiento o levantamiento del velo es la capacidad de ver los significados invisibles y la verdad de las cosas por su existencia o su ausencia tras el velo.
Al Jurjani, At Ta’rifat, Dar Al Kitab Al Arabi, Beyrouth, p. 277.
Suad Al Hakim, Al Mo’jam As Sufi, Dar Dandara, Beyrouth, 1981, p. 662 y siguientes.
3) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 616.
4) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 173, traducción de Claude Addas in Claude Addas, Ibn ‘Arabi, ou la quête du soufre rouge, Paris, Gallimard 1989, p. 149.
5) Los tres mundos son el mundo material, el mundo invisible y el mundo imaginal.
6) F, 1/2, p. 6.
7) F, 1/126-131.
8) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 126.
9) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 127.
10) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 126.
11) Alusión al versículo 43 de la sura de José: «El rey dijo: “He visto [en sueños] siete vacas gordas siendo devoradas por siete vacas flacas, y siete espigas verdes y otras tantas secas. ¡Dignatarios! ¡Aclaradme mi sueño, si es que sois capaces de interpretar sueños!”».
12) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 129
13) Al Futûhât al makkiyya, Tomo 1, p. 130

Fuente

Museo Alpujarreño

viajar a alpujarra, sendeismo, Capileira reabre el museo alpujarreño de artes y costumbres populares

El Museo Alpujarreño de Artes y Costumbres Populares “Pedro Antonio de Alarcón”, abierto en 1972 en Capileira (Granada) con motivo de la conmemoración del primer viaje que realizó el escritor a la Alpujarra, ha reabierto al público tras haber sido sometido a un proceso de mejora y ampliación.

Tras esa experiencia, Alarcón plasmó la singularidad de esta comarca en un libro de viaje en el que hizo una descripción del territorio alpujarreño y sus gentes en la etapa final del siglo XIX.

Capileira es el primer municipio de la Alpujarra que comenzó a apostar hace casi medio siglo por el turismo rural, cultural y gastronómico, ha informado hoy la Diputación de Granada, que ha impulsado las labores de mejora del museo.

Tras su reapertura, las instalaciones exponen una gran muestra de enseres domésticos, un telar, cuadros, colecciones de cerámica y herramientas de labranza.

También exhibe, entre otros objetos, dos escudos heráldicos labrados en piedra que pertenecieron a familias castellanas que llegaron a esta zona del barranco de Poqueira con la repoblación cristiana.

Capileira, desde donde se divisa el mar Mediterráneo, Sierra Nevada, la Sierra de Lújar y el Barranco de Poqueira, es uno de los más turísticos y mejor conservados municipios de la Alpujarra por su arquitectura tradicional, su artesanía, gastronomía, enclave, senderos y festejos.

El alcalde de Capileira, Francisco López, ha explicado que están trabajando para aumentar los fondos expositivos del museo,

Según el investigador Henríquez de Jorquera, la fundación de Capileira es de los tiempos de godos, lo que refuerza el hecho de que los topónimos de la zona tienen un origen latino.

Mezquita de Antequera

j022mu01 Una fundación comienza el proyecto de recuperación de la mayor mezquita rural de España y única en Andalucía, reconocida como BIC por la Junta en el año 2009

El inmueble se encuentra justo en el centro geográfico de Andalucía, a unos 24 kilómetros de Antequera

Una fundación recuperará la conocida como mezquita de Antequera, única rural de Andalucía y declara Bien de Interés Cultural en el año 2009 por la Junta de Andalucía. Este espacio, cuyas dimensiones sorprendieron desde el principio a los investigadores hace años, está en unos terrenos privados situados a unos 24 kilómetros de Antequera, estratégicamente cerca de Campillos, Sierra de Yeguas y Fuente de Piedra, en pleno centro de Andalucía.

El monumento ha estado durante años camuflado como un antiguo cortijo y fue descubierto de manera casual en 1982. Prácticamente desde entonces se ha ido deteriorando hasta encontrarse en un estado de abandono que preocupa a sus propietarios, que ahora afrontan con ilusión el proyecto de recuperar la que, por los siglos X y XI, fue una de las mezquitas de mayores dimensiones de Al Andalus. «La fundación llamada Facna está ya lista y hemos pedido presupuesto para la limpieza del lugar, quitar la broza y permitir después que se pueda investigar porque hay muchas cosas que explicar y descubrir de este lugar único», explica Trinidad Torreblanca, una de las propietarias del monumental inmueble y fundadora de Facna.

Las incógnitas sobre este espacio han despertado ya el interés de arqueólogos del lugar y también de expertos del ente autonómico, que ya en 2006 realizaron varios estudios y una publicación sobre los orígenes de esta mezquita rural, que formaría parte de una ciudad que nunca llegó a materializarse. «Todo apunta a que se trata de una mezquita fundacional, es decir, en torno a ella se quería construir una ciudad, especialmente porque está en un cruce de caminos», explica una de las arquitectas del equipo de Granada que redactará el proyecto, Elena Rivas, y que además han realizado un vídeo de presentación donde se hace una reconstrucción virtual de cómo sería la mezquita en su origen.

El asentamiento en su totalidad lo forman una mezquita, su patio y un potente muro rodeando todo el perímetro. Así, la mezquita ocuparía unos 840 metros cuadrados y está datada entre los siglos X y XI, aunque posteriormente fue transformada en vivienda de uso agrario. La mezquita mide en su conjunto 841 metros cuadrados y está formada por una sala de oración de 29 por 16 metros y de un patio de 29 por 13 metros, que tendría una capacidad de hasta 700 personas.

A pesar de su estado de deterioro, aún se mantienen muros de sillares de piedra de más de cuatro metros de altura y varios arcos de herradura totalmente íntegros y especialmente en lo que podría considerarse el acceso al haram. Este último espacio destaca por tener grandes naves separadas por pilares cuyos muros aún conservan los contrafuertes, de 40 ó 50 centímetros de ancho.

Proyecto de conservación

Los trabajos de limpieza comenzarán en los primeros meses del próximo año 2014, al igual que el proyecto de conservación que requerirá de varias fases importantes y muy costosas pero que esperan poder ir ejecutando. «Hay que limpiar y después fijar lo que hay para evitar que siga deteriorándose y desprendiéndose y después dejar que se intervenga en la zona para investigar y conocer más detalles del inmueble», asegura Rivas.

El sueño de los familiares propietarios de la mezquita es poner en valor este espacio y para ello se han puesto en contacto con la Universidad de Málaga, a la espera de una posible colaboración para desarrollar las investigaciones. Del mismo modo, desde la Delegación de Cultura de Málaga han mostrado su apoyo a que se comiencen a despejar los secretos hasta ahora escondidos de la que sería la única mezquita rural de Andalucía.

Preocupación por su estado de deterioro

El monumento ha estado durante años camuflado como un antiguo cortijo y fue descubierto de manera casual en 1982. Prácticamente desde entonces se ha ido deteriorando hasta encontrarse en un estado de abandono que preocupa a sus propietarios que afrontan con ilusión el proyecto de recuperarlo.

Descubrimiento casual de un edificio único en Andalucía

Fue en 1982 cuando Carlos Gozalbes Cravioto buscaba un yacimiento romano en Antequera para la publicación de un libro y encontró la conocida como Mezquita de Antequera. entonces el hallazgo fue calificado como «el descubrimiento más importante de la arqueología medieval en los últimos 50 años». Así, en plena Vega de Antequera, había un antiguo cortijo deshabitado que escondía una joya de los siglos X y XI, la que es hasta el momento la mezquita rural más importante y grande de España. El asentamiento está constituido por una mezquita, su patio y un muro rodeando todo el perímetro. Contaría, según los estudios realizados en 2008, con una capacidad para unas 700 personas. Destacan las tres naves, separadas por pilares, cuyos muros aún conservan los contrafuertes y los arcos de herradura.

Fuente

A veces pensamos que las formaciones naturales más impactantes están muy lejos de nuestro territorio. Así, por ejemplo, pensamos que paisajes cársticos como el Bosque de Piedra de China son cosa solo de la otra punta de mundo, pero resulta que son muy frecuentes en nuestro país. El más destacado de todos ellos es el Torcal de Antequera, una extensión de 20 km2 de curiosas formaciones rocosas que tienen su origen en el Jurásico.

“Antes todo esto de aquí era mar”, diría alguno de los extintos dinosaurios si hubiera llegado hasta nuestros días. Y es que este espacio natural malagueño se encontraba bajo las aguas del mar de Titon hace millones de años. Era, por tanto, parte de un fondo marino en el que se acumulaba una gran cantidad de sedimientos. No obstante, los movimientos tectónicos empujaron esta superficie rocosa hacia la superficie, en un proceso que aún dura a día de hoy. Las sucesivas lluvias, heladas y vientos erosionaron estas formaciones recién emergidas, y así se ha conformado el paisaje actual.

Quienes duden del origen de estas rocas encontrarán una prueba de su veracidad en el inmenso fósil del caparazón de un molusco, similar a un caracol marino, que aún pervive sobre una de las rocas. Este es sin duda uno de los atractivos del Torcal de Antequera, un espacio que hoy en día se considera Paraje Natural y que tiente todas las comodidades de acceso y vistas necesarias para una escapada perfecta.

De este modo, la accesibilidad al Torcal de Antequera está adaptada al gran público, e incluso pueden recorrerlo personas en silla de ruedas o con un carrito de bebé mediante dos senderos: el del Mirador de las Ventanillas y el del Monumento Natural del Tornillo. Además de los adaptados, existen otras dos rutas, la amarilla y la verde. Es bueno saber, además, que se ofrecen visitas guiadas para un mínimo de dos y un máximo de veinte personas, siempre con reserva previa en el apartado de Actividades de la web o por correo electrónico: grupos@torcaldeantequera.com.

Una buena visita al Torcal puede finalizar con un desayuno o merienda en la Cafetería Torcal Alto, un lugar perfecto para degustar la mejor gastronomía de la zona. También es posible dejarse caer por el observatorio astronómico, con actividades abiertas al público para grupos durante todo el año. Deben reservarse con antelación, puesto que es un centro dedicado a la investigación, y el precio de la entrada general es de 8 euros por persona.

Como ves, actividades no faltan en uno de los parajes naturales más impresionantes de nuestra geografía. Si te gusta el senderismo y te apetece una escapada al sur de España, no descartes esta oportunidad.

NATURALEZA ACTIVA POR ANDALUCIA

Esta propuesta de viaje pretende mostrar los enormes atractivos que nos ofrece la El Litoral Atlántico de Andalucía. En unos pocos días, podremos realizar diferentes actividades al aire libre, y a ritmo suave, en impresionantes espacios naturales.

Disfrutar de la brisa atlántica navegando en velero, avistar desde la costa sus extensas playas, dunas y pinares. Recorrer el Espacio Natural de Doñana, Patrimonio de la Humanidad y uno de los humedales más importantes del mundo. Saborear con toda intensidad la belleza de un pueblo marinero andaluz como Isla Cristina, o de los bellos pueblos del Parque Natural de la Sierra de Aracena; donde además podremos avistar especies interesantes de aves y realizar marchas senderistas por castañares y dehesas donde el cerdo ibérico es el auténtico protagonista. Pasear en bicicleta por la desembocadura del Guadiana o navegar en Kayak por las Marismas de Isla Cristina, harán de este viaje una experiencia sin igual.

andalus

Ruta:
DÍA 1. LLEGADA Y VISITA A SEVILLA.
Recogida en Aeropuerto de Sevilla o Estación de Santa Justa y llegada al hotel.
Haremos una visita guiada a Sevilla y a su centro histórico.
La tarde será de tiempo libre, con recomendación de bares de tapas.
El Alojamiento es en Hotel con todas las comodidades en Sevilla.
De manera opcional, ofertaremos la asistencia a un Espectáculo Flamenco.

DÍA 2. DE SEVILLA A ISLA CRISTINA.
Tras el desayuno, nos trasladaremos a Isla Cristina, y empezaremos una ruta senderista guiada por el Paraje Natural de las Marismas de Isla Cristina, dando un paseo por las dunas y los pinares de Isla Cristina.
Visitaremos también el puerto pesquero y la lonja de Isla Cristina (uno de la más importantes España en cuanto a volumen de pesca desembarcada).
Después iremos a ver las salinas (flor de sal), en Isla Cristina.
El Alojamiento es en Hotel con todas las comodidades en Isla Cristina.

DÍA 3. KAYAK POR LAS MARISMAS.
Tras el desayuno en el hotel de Isla Cristina, nos pondremos en marcha para la actividad.
En pleamar y tras un breve cursillo de iniciación al kayak, recorreremos las marismas en Kayak, donde podremos disfrutar de un ecosistema único con numerosos caños y esteros, salinas, etc. y en presencia de una gran variedad de aves. Viejos molinos mareales, el puerto pesquero, rederos y carpinteros de ribera, la lonja… Una travesía muy tranquila con tiempo para relajarnos y disfrutar de este increíble paraje natural.

DÍA 4. ESPACIO NATURAL DE DOÑANA.
Tras el desayuno, y a primera hora de la mañana, saldremos con nuestro guía naturalista a recorrer el Espacio Natural de Doñana (Patrimonio de la Humanidad), uno de los más importantes del mundo en cuanto a su diversidad y último reducto de vida salvaje en la península.
La actividad será de observación de fauna y de los diferentes ecosistemas que lo integran: la marisma, los cotos, las playas dunares…
También haremos una ruta senderista desde la Aldea del Rocío, con su blanca Ermita y sus calles de arena, a las Dunas y Acantilados milenarios del Asperillo, atravesando verdes extensiones de pinares y montañas dunares con más de 100m de altura hasta llega a una playa salvaje donde comeremos.
Se ofrece como actividad opcional un paseo a caballo por la orilla del mar.

DÍA 5. EN BICICLETA HASTA PORTUGAL.
Después del desayuno, nos dirigimos hasta la frontera portuguesa en bici, atravesando las marismas por una vía verde, entre blancas salinas y antiguos molinos mareales.
Al llegar a Ayamonte, pueblo de tradición pesquera y señorial situado a orillas del río Guadiana, embarcarnos con las bicis en el ferry que nos cruzará a la localidad portuguesa de Vila Real de Santo Antonio.
Daremos un paseo por su animada plaza y seguiremos ruta por la ribera del río hasta su misma desembocadura en el Atlántico. Haremos un almuerzo del exquisito arroz de marisco portugués y vuelta a Isla Cristina por la tarde. La vuelta, puede hacerse en vehículo si se prefiere.

DÍA 6. SENDERISMO EN EL PARQUE NATURAL SIERRA DE ARACENA.
Desayunaremos y empezaremos un recorrido a pie por antiguos caminos reales rodeados de bosques de castaños y dehesas de encinas y alcornoques, en el Parque Natural Sierra de Aracena.
En el recorrido conoceremos pequeños pueblos blancos cargados de historia que todavía conservan sus raíces, el contacto con la gente de la sierra y sus sistemas tradicionales de vida: la cría del cerdo ibérico en libertad, los caballos, las huertas en los pequeños valles…
Naturaleza, historia y cultura en una caminata para disfrutar del tiempo y relajarnos en cada rincón de este espacio Reserva de la Biosfera.

DÍA 7. NAVEGACIÓN EN VELERO.
Tras el desayuno, haremos una salida a navegar durante unas horas en velero (si las condiciones meteorológicas y el estado de la mar lo permiten).
Durante la travesía os enseñaremos todos los secretos sobre este antiguo arte y podréis llevar el barco con la ayuda de nuestro patrón. Sentir el viento sobre las velas mientras observamos, con suerte, el baile de los delfines y aves marinas surcando las olas, disfrutar de un baño y un buen aperitivo en medio del océano… Descubrir un mundo de viento y mar, cielo y mareas!

DÍA 8. TIEMPO LIBRE Y REGRESO.
Haremos el desayuno en Isla Cristina.
Hoy toca recorrer a vuestro aire las playas, dunas y pinares donde habita una de las últimas reservas de camaleones de Europa.
Después, se hará el transfer a aeropuerto de Sevilla

ERVICIOS INCLUIDOS
Transfer, Alojamiento, Comidas, Traslados, Guías especializados, Bibliografía

PRECIO, 777.51 €

LUGARES A VISITAR
PN Sierra de Aracena, PN de las Marismas de Isla Cristina, Ayamonte, Isla Cristina, Vila Real de Santo Antonio, PN de Doñana, Aldea del Rocío, Sevilla

info@almusafir.es | www.almusafir.es

“Al-Ándalus… soy yo”

El maliense, exiliado de su país, custodia un archivo disperso que supone una relevante referencia historiográfica sobre la época andalusí Su familia tiene raíces cordobesas.

2329_1timbuktu_045

Ismael Diadié, nacido en Tombuctú (Malí) en 1957, es el duodécimo patriarca de la familia Kati. Estudió Arte Dramático y Filosofía, ha publicado libros de poesía, historia y filosofía y desde los 25 años es propietario y responsable del Fondo Kati, que incluye casi 13.000 manuscritos fechados entre los siglos X y XIX y escritos en distintos idiomas. Su misión es gestionar y proteger esta codiciada biblioteca cuyos documentos, inéditos la mayoría de ellos, constituyen una fuente de información valiosísima sobre Al-Ándalus. Pero el Fondo Kati, dispersado entre la Biblioteca de Tombuctú y España, no alcanza la paz ni recibe el impulso institucional que le permita proyectarse en las mejores condiciones. En el exilio desde la caída de Tombuctú en manos yihadistas, Diadié ha pasado por Francia y Suiza y recientemente estuvo en Córdoba invitado por DKV Seguros. El maliense es descendiente de Mahmud Kati, que fue el creador de la biblioteca de los Fondos Kati a partir de la unión de los manuscritos de su tío y su padre. El sueño de Diadié es edificar sobre este archivo un proyecto de entendimiento cultural entre los dos continentes.

-¿Cuántos manuscritos permanecen en Malí?

-No entramos mucho en detalles sobre lo que hay porque Malí sigue siendo un país inestable. La biblioteca en total tiene 12.714 manuscritos, que están hoy por hoy dispersados. Los que hay en Andalucía están en vías de digitalización.

-¿Cuál es el futuro de estos manuscritos?

-Está en función de lo que la lucidez humana permita y lo que la ceguera quiera hacer de la biblioteca. Mi propósito ahora es seguir salvándola y contar con una sede en España para ir actuando entre dos aguas, con un pie en Europa y otro en África.

-En el sur de España, entendemos…

-Aquí ahora estamos trabajando con DKV Seguros de Jerez de la Frontera para ver qué futuro le podemos dar a la biblioteca.

-¿Hay posibilidad de que venga a Córdoba?

-Lo que mucha gente no sabe es que parte de nuestra familia estuvo aquí en el siglo X. Ali ben Ziyad al-Quti, que fue el gran historiador de la penetración del islam en la península ibérica, vivió entre Medina Azahara y Córdoba. También teníamos una parte de la familia en Sevilla y otra en Toledo. En el siglo XVII también hay un morisco cordobés que fue antepasado nuestro, y sus descendientes siguen ahí. Tenemos relaciones históricas muy fuertes con Córdoba.

-¿La Junta de Andalucía está implicada en su proyecto?

-Firmamos un convenio con la Junta, que ha construido el edificio actual de la biblioteca en Malí, pero la digitalización no se ha llevado a cabo. Es uno de los puntos flacos que hemos tenido en la gestión de este convenio. Si hubiéramos tenido digitalizado el archivo, hoy no estaríamos con esta angustia. El proyecto inmediato del Fondo Kati es la digitalización.

-¿Cómo es su relación actual con Malí?

-La relación intelectual de alguien con su país es siempre delicada. Yo soy apolítico; no pertenezco a ningún partido ni entro en guerra con nadie. Tengo relaciones buenas pero la realidad es que hoy por hoy es un país inseguro, y con esa inseguridad no podemos decir que el archivo esté en las mejores condiciones. De modo que el proyecto es tener una parte aquí, con la fundación, y otra allí, con la biblioteca. Y darle una mejor difusión en las dos áreas.

-¿Qué representa para usted Al-Ándalus?

-Al-Ándalus… soy yo. Es mi pasado, mi historia. La historia de Al-Ándalus nace con mi familia. Los godos ayudaron a los musulmanes a entrar y por eso acusaron a mi familia de traidores. Y desde entonces mi familia se pasó al islam, fue una de las primeras en convertirse. Y hasta el siglo XV estuvimos participando en términos intelectuales, sociales y políticos en la historia de este país.

-¿Qué supuso para usted el hallazgo de este legado documental?

-Por la tradición oral teníamos ya conocimiento de nuestra relación con la península ibérica, con Toledo, Sevilla, Córdoba y Granada, entre otras ciudades. Pero lo que supone la biblioteca es tanto la alegría de encontrarme a través de ella como el peso que representa para mis hombros.

-¿Cómo son actualmente desde su punto de vista las relaciones entre Europa y África?

-Yo creo que pueden vivir y convivir mejor, porque las relaciones entre ellas no han sido siempre de dominación y explotación. Europa puede aprender de África y viceversa: son continentes condenados a vivir juntos y a vivir mejor de lo que vemos en los inmigrantes que naufragan, en los países que están en guerra… Estamos condenados a pasar a otra etapa, a otro nivel de relación más humano, intelectual y cultural, porque África está a 14 kilómetros…

-Y en ese proceso de entendimiento mutuo, ¿qué puede aportar la biblioteca?

-El Fondo Kati es la única biblioteca euro-africana en África, la única biblioteca nacida en Europa y conservada en África. Una biblioteca en la que se puede encontrar la historia del sur de Francia, la de Portugal, España, Marruecos…, el mundo mediterráneo. Va a renovar todos los conocimientos que tenemos hoy en día sobre las relaciones entre Europa y África y va a conducir necesariamente a un conocerse mejor, porque sólo de esta manera se puede amar mejor y cambiar las relaciones. Los hombres de Europa y África han construido demasiados muros para separarse entre sí. Hace falta construir puentes, y el Fondo Kati es un puente.

Fuente

EL FINAL DE LOS REINOS DE AL-ANDALUS

LA CONQUISTA DE GRANADA. EL FINAL DE LOS REINOS DE AL-ANDALUS La rendición de Granada supuso el fin del dominio árabe en la Península Ibérica. Las fuerzas que se enfrentaron, en una guerra que duró más de diez años (1.482-1.492), parecían recorrer trayectorias históricas opuestas. Por una parte estaban los reinos católicos, que unían sus intereses en alianzas, consolidadas a través de vínculos matrimoniales. Tal es el caso de las coronas de Castilla y Aragón, firmada con el matrimonio de sus monarcas, Isabel I y Fernando V.

Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón, conocidos como los Reyes Católicos

Los reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón.

Por otra, encontramos la corrosiva división y constantes intrigas palaciegas de las monarquías árabes, entregadas a luchas fratricidas y conspiraciones sangrientas entre diferentes dinastías. Padres e hijos rivalizan por el trono. Así sucedió con sus últimos monarcas, Muley Hasan y su hijo Muhammad XII, Boabdil.

Cuando las primeras oleadas norteafricanas llegan al territorio de la actual ciudad de Granada, ya existían en él asentamientos cuyos orígenes se remontan a la Prehistoria. En el actual barrio del Albaycín existía un importante núcleo de población tardo-romana y judía. En el año 1013, el caudillo fundador de la dinastía zirí norteafricana, Zawi ben Ziri, conquista la ciudad y la declara independiente. Hacia el año 1090 pasa a ser controlada por los almorávides, a quienes sucederán los almohades (1146). Estos últimos acudieron como aliados de los diferentes bandos que en ese momento luchaban por alzarse con el control político y militar. Terminaran por quedarse y consolidarse como los nuevos señores de la provincia.

Será en 1238 cuando llega a Granada Mohámed ben Yúsuf ben Nasri, llamado Alhamar El Rojo por el color de su barba. Crea la dinastía nazarí y reorganiza la taifa, de tal suerte, que es para algunos historiadores el verdadero artífice de lo que llegará a ser el Reino de Granada. De origen árabe, se someten a su sultanato (1232) las villas de Baza, Guadix, Jaén, Almería y Málaga, rindiendo él vasallaje a la ciudad de Córdoba. Durante el reinado de Muhammad V (1354) se produce un prolongado periodo de paz en el que las relaciones con Pedro I de Castilla eran fluidas y cordiales y así se mantendrán cuando sube al trono su hijo Yusuf II (1391).

A Pedro I le sucede su hijo Enrique III el Doliente, y a éste su primogénito Juan II. Hasta la mayoría de edad de Juan II asumió la regencia el hermano de Enrique III, el infante Fernando de Trastamara, también conocido como Fernando I el Humano. Durante su gobierno, las cortes plantearon la necesidad de reanudar las guerras con el reino de Granada, contando con el apoyo y la ayuda económica de los nobles. Fernando I tomará las plazas de Zahara de la Sirra y Pruna, siendo derrotado en Setenil quedando obligado a firmar una tregua con Yusuf III, heredero de Muhammad VII.

La conquista de la ciudad de Antequera dejó al descubierto la vulnerabilidad de la monarquía musulmana. Con Muhammad VII y su sucesor, Muhammad VIII se agudizan y perpetúan las luchas intestinas entre las dinastías hegemónicas de la aristocracia árabe en al-Andalus. En estas guerras civiles islámicas tendrán mucho que ver la familia de los abencerrajes. Sobre la forma en la que se acabó esta influencia devastadora ha quedado la leyenda de su masacre en las estancias próximas al patio de los leones de la Alhambra de Granada.

Matanza de nobles granadinos.

Durante el periodo del sultán Muley Hassan ( Abu-I-Hasan Ali ), se viven graves problemas de desequilibrio en el poder entre los grupos que gobiernan el territorio nazarí. Ascendió al trono en el año 1464 y fue determinante su férrea manera de ostentar el poder para conseguir estabilizar los pilares de su reino. Los abencerrajes sublevados en Málaga fueron derrotados y duramente reprimidos. Mantuvo los límites de sus fronteras y llegó a desafiar a los ejércitos cristianos llegando a adentrarse en sus tierras. En el año 1481 se conquista el castillo de Zahara, año en el que tenía que renegociar el tributo a pagar a los cristianos. Por su parte, los reinos de Aragón y Castilla preparaban con determinación el final de las guerras contra los moros. Ese proyecto ya estaba en la mente Isabel y Fernando desde el mismo momento en el que consolidaron la alianza de sus reinos a través del matrimonio. El enlace tiene lugar en el año 1469, tras vencer los impedimentos eclesiásticos falsificando la necesaria bula papal, ya que eran primos carnales.

A pasar de las luchas dinásticas en las que se verá envuelta la corona de Castilla, la tendencia de los reinos cristianos será unificadora, todo lo contrario de lo que sucede entre a nobleza árabe, que aparece enfrentada entre sí en su empeño por conseguir su ascenso al poder. Cuando por el tratado de Alcobendas (1479) se afianza Isabel I en el trono el principal objetivo de los Reyes Católicos será la conquista de Granada y el absoluto sometimiento de los musulmanes en la península. Un año después de haber perdido la plaza de Zahara toman Alhama iniciando así una serie de campañas militares que culminarían con la toma de la capital nazarí en 1492. Las cabalgadas desde los campamentos cristianos en la vega granadina devastaban los recursos psicológicos y económicos de los musulmanes, con el consiguiente empobrecimiento de la población.

Boadbil declara la guerra a los Reyes Católicos. José Segrelles

Ante esta situación el rey nazarita se vio obligado a subir los impuestos, lo que suscitó el descontento de sus súbditos. La ocasión la aprovecharon sus enemigos. Mientras combatía para recuperar Alhama, su esposa principal, Aïsha bin Muhammad ibn al-Ahmar, conocida como Aïsha al-Hurra (Aixa, la Honrada), también llamada Fátima por los musulmanes, encabeza una conspiración para destronarlo en favor de su hijo Boabdil. Desplazada en la corte por su rival Isabel de Solís (Zoraida), también desposada con Hassan, empleará todas su fuerza e influencia para que su hijo Boabdil ocupe el trono que su padre compartía con la cristiana. Será ayudada en su empeño por las poderosas familias abencerrajes. Abu ‘Abd Allāh Muhammad o Muhammad XII, nombrado Boabdil El Chico y también conocido como El Desdichado (Al – Zugabi), llega al poder tras la rebelión de los habitantes del Albaycín, bajo la hegemonía y la influencia de las familias abencerrajes, que le eran fieles. Se enfrentarán a los clanes zegríes, seguidores de
su padre, Abu Hassan. La causa se justificó por lo que entendieron como una subida desmesurada de los impuestos.

Las intrigas palaciegas y las luchas intestinas en los reinos árabes, cotribuyeron a su destrucción.

La reina Aixa, esposa de Muley Hassan, es informada del cautiverio de su hijo Boabdil.

Derrotado, Hassan tiene que huir al castillo de Mondújar, seguido de su hermano Abu Abd Allah Mamad (apodado El Zagal, que según algunas traducciones árabes significa El Valiente) , pero consigue derrotar a los usurpadores en la batalla de la Axarquía (1483). Sin embargo, el triunfo final será para Fátima y Boabdil, gracias a la ayuda que le prestan los Reyes Católicos. A cambio, el Rey Chico jurará vasallaje a los monarcas cristianos. Juramento que, por supuesto, incumpliría posteriormente.

Cuando Muley Hassan murió, el Reino se divide entre su hermano El Zagal (Región oriental) y su hijo Boabdil (Región occidental). Por su parte, los Reyes Católicos avanzan sus ejércitos por Málaga y Ronda. Abu Abd Allah Mamad, El Zagal, se rinde a ellos, prometiendo vasallaje y apoyo para la toma de Granada, a cambio de conservar sus tierras.

En la defensa de Loja, Boabdil será apresado y liberado posteriormente a cambio de rendir la capital y declararla tributaria de Castilla por el Tratado de Cordoba. Era esta una estrategia de los reyes cristianos para provocar la continuidad de las guerras fraticidas entre musulmanes. Boabdil nunca rendirá Granada, por lo que las tropas cristianas forman un campamento frente a la ciudad, al que pondrán el nombre de Santa Fe (1489). Desde allí, los reyes cristianos sitian Granada, que caerá finalmente en 1492.

Patio de los Leones de la Alhambra de Granada. Época nazarí.

Retrato de Boabdil y dibujo del Patio de los Leones en la Alhambra de Granada.

Durante el periodo de guerras entre padre e hijo, tío y sobrino, leoneses y castellanos aprovechan esta circunstancia, ayudando a unos y otros en función de sus propios intereses. Eso fue debilitando, poco a poco, el poder del ya agonizante mundo islámico peninsular. En el año 1486 la alianza de los reinos cristianos daba por terminada la conquista de la región occidental. Unos años después (1489) también la oriental, quedando sólo el reducto de la ciudad de Granada y la región montañosa de Las Alpujarras. El día 2 de Enero de 1942 el último rey nazarí entregará las llaves de la ciudad a los monarcas vencedores. Así describieron los cronistas el evento:

Al año siguiente, 1483, fue derrotado cerca de Lucena por las tropas castellanas del rey Fernando II el Católico, al mando de Diego III Fernández de Córdob”Fernando el Católico” pintado por Juan Antonio Moralesa, Alcaide de los Donceles, 2º Conde de Cabra, Señor de Lucena y, posteriormente, Marqués de Comares,”Isabel la Católica” pintada por Juan Antonio Morales recibiendo igualmente este último el privilegio de ostentar en su escudo la cabeza encadenada de un moro y las 22 banderas árabes capturadas.

En la batalla del arroyo Martín González, en los llanos de Campo de Aras, el regidor lucentino Martín Hurtado lo aprehendió entre sus zarzas. Boabdil fue capturado y estuvo preso, entre otros lugares, en el castillo de Lucena, en su torre octogonal del Moral. Mientras tanto, el trono de Granada fue ocupado de nuevo por su padre.

En 1486 Boabdil aceptó gobernar Granada como reino tributario de Castilla, sometiéndose a su vasallaje, por lo que Fernando el Católico le devolvió la libertad y restauró en el trono. Tuvo que firmar para ello el humillante pacto de Córdoba, por el cual se comprometía a entregar a Castilla la parte del territorio granadino en poder de Muley-Hacén.

Se vio obligado, asimismo, a luchar contra otro rival, su tío Abu Abd Allah Mamad (el Zagal) y contra los zegríes. Estas guerras civiles favorecieron el avance de los cristianos, que, tras diez años de acciones militares y diplomáticas, pusieron sitio a Granada en la primavera de 1491. A pesar de la defensa que de ella hicieron los musulmanes, Granada cayó el 2 de enero de 1492, víctima del empuje de las armas castellanas y la habilidad de Fernando el Católico para sembrar la discordia y las rivalidades en el reino granadino.

La ciudad estaba profundamente dividida sobre si debía o no rendirse, por lo que antes de la capitulación entraron en la ciudad tropas castellanas para evitar posibles revueltas. La capitulación se produjo, ante los Reyes Católicos, el 6 de enero del mismo año y significó el fin de la denominada Reconquista española, que había durado ocho siglos. Se permitió que Boabdil se retirase a la comarca granadina de las Alpujarras, siendo recompensado con el señorío de estas tierras, pero más tarde se trasladó a Fez (Marruecos), hasta su muerte.

Corona de la reina Isabel la Católica. Catedral de Granada.

Corona de Isabel la Católica conservada en la Capilla Real de Granada.

Detalle de las granadas.

Detalle de la empuñadura de la espada de Boabdil

Espada de Boabdil, último rey de Granada. Museo del Ejército.Madrid.

Empuñaduras de dos espadas de Boabdil.

(…)” El rey e la reina, vista la carta e enbaxada del rey Babdili, aderesçaronde ir a tomar el Alhambra; e partieron del real, lunes, dos días de henero, con grand hueste, muy ordenadas sus batallas; e llegando a cerca del Alhambra, salió el rey moro Muley Babdili, acompañado de muchos cavalleros moros, con las llaves en las manos, encima de un cavallo. E quísose apear a besar la mano del rey, e el rey no se lo consentió descavalgar del cavallo ni le quiso dar la mano; e el rey moro le besó en el braço, e le dió las llaves e dixo:

– Tomá, señor, las llaves de tu cibdad; que yo e los que estamos dentro somos tuyos.

E el rey don Fernando recibió las llaves e diólas a la reina, e la reina las dió al príncipe, e el príncipe las dió al conde de Tendilla; el cual, con el duque de Escalona marqués de Villena, e con otros muchos cavalleros, con tres mill de cavallo e dos mill espingarderos, enbió entrar en el Alhambra e se apoderar de ella. (…)

“The Farewell of King Boabdil” pintado por Alfred Dehodencq
La retirada del rey Boabdil de Granada.
Pintura de Alfred Dehodencq

E el rey moro Muley Babdili, con los cavalleros mayores de Granada e con otros muchos moros, salieron de la cibdad e se fueron, segund las condiciones del partido; muchos se fueron allende e otros lugares de los moros mudéjares ya ganados.

E el rey Muley Babdili se fué a vevir e reinar al Val de Purchena, ques en las tierras que el rey avía ganado cuando ganó a Vera, que era todo de mudéjares, donde el rey le dió señorío e renta en que viniesse e muchos vasallos, e le alçó la prisión que de antes le devía, e le dió sus rehenes, que le tenía desque le soltó sobre rehenes quando fué preso.”

REYES CATOLICOS REZANDO

La entrega simbólica de las llaves de Granada se produjo el día 2 de enero de 1492 en la Torre de Comares. Fueron dadas al Gran Comendador de León, Don Gutierre de Cárdenas. Acto seguido, las tropas cristianas entraron el la ciudad al mando del Conde de Tendilla. Los Reyes Católicos harán su entrada oficial en Granada el día 6 de enero de ese mismo año. Boabdil abandonó su reino de forma casi clandestina con rumbo a la Alpujarra, donde los monarcas vencedores le permitieron conservar un señorío. Finalmente será desterrado, obligado a cruzar a África, donde morirá después de pasar por tristes vicisitudes.

La guerra de Granada adquirió connotaciones internacionales, ya que todos los reinos del continente estaban pendiente de su desenlace. Así queda demostrado por las distintas crónicas de la época que encontramos en diferentes países. Participaron en el bando católico mil mercenarios de la infantería suiza, la mejor del momento; también voluntarios franceses, ingleses y alemanes, amén de aquellos cristianos que quisieron beneficiarse de la bula papal concedida a todo aquel que luchara contra los sarracenos, ya que Alejandro VI la había declarado como una cruzada contras los infieles. Cuando finalmente se obtuvo la victoria, toda la cristiandad lo celebró con júbilo ya que suponía una compensación por la pérdida de la ciudad de Constantinopla (1453) y un freno al avance del mundo islámico. El Papa, como reconocimiento a su defensa de la fe, concedió a Isabel y Fernando el título de Reyes Católicos, con el que serán conocidos en la posteridad.

Durante su último medio siglo de existencia, las monarquías árabes hispanas vivieron aisladas del resto de los estados musulmanes del norte de África, mientras que las cristianas se hacían fuertes con alianzas matrimoniales y pactos económicos. Podría decirse que el mundo islámico permaneció anclado en estrategias bélicas medievales mientras que el cristiano evolucionaba hacia las que serían utilizadas durante el Renacimiento. En esta contienda se forjará la idea de un ejército español que en tiempos del Imperio se consolidará como el mejor preparado de Europa. Por primera vez participan unidades de intendencia y sanitarias, creándose almacenes y hospitales en la retaguadia. Acompañan a los soldados artesanos armeros, carpinteros y de otros oficios afines a la guerra. La artillería y los animales de tiro para trasladar armamento y suministros fueron decisivos en la victoria. En muchas ocasiones se hizo necesario la construcción de caminos y calzadas para movilizar las pesadas piezas.

Granada muestra un cuadro atribuido a Murillo que estuvo oculto cuatro siglos

rutas catolicas por Granada El «Ecce Homo», que puede verse en la catedral de Guadix, estaba en poder de una familia sevillana que pensaba que era un lienzo del XIX

La Catedral de Guadix (Granada) expondrá durante un año una pintura atribuida al maestro del barroco Bartolomé Esteban Murillo y cuya autoría ha permanecido oculta durante cuatro siglos, en manos de una familia sevillana que, generación tras generación, consideraban que se trataba de una obra del siglo XIX.

Un joven párroco granadino compró el lienzo de la segunda mitad del siglo XVII, que representa un ‘Ecce Homo’, a esta familia, y sospechó que su antigüedad podría ser mayor a la que creían, e inició una investigación que le llevó a consultar a expertos en la materia, que han confirmado que podría tratarse de un Murillo. Joaquín Caler, párroco de tres pequeñas localidades granadinas de la zona conocida como el Marquesado del Cenete, pertenecientes a la Diócesis de Guadix-Baza, es además entusiasta del arte, y más concretamente del Renacimiento y del Barroco, y por ello no tuvo duda en desplazarse a Sevilla para contactar con esta familia sevillana interesada en vender un viejo cuadro del siglo XIX que había ido pasando de generación en generación.

Una vez que se hace con la obra, por su cabeza no para de rondarle de que se podría tratar de un Murillo, porque aún quedan muchas pinturas en colecciones privadas de Andalucía y de toda España, legadas de padres a hijos, y de las que se desconoce su autoría, informan en una nota. A partir de ahí, comienza una labor de investigación para saber quién pudo estar detrás de ese ‘Ecce Homo’, que le lleva hasta dos expertos: Enrique Pareja López, doctor en Historia, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla, Granada y Cádiz, insigne miembro del Cuerpo de Facultativos de Conservadores de Museos y Director durante muchos años del Museo de Bellas Artes de Sevilla; y el restaurador Manuel Chiappi, por cuyo taller han pasado trabajos y encargos de todas las épocas y de los museos más famosos del mundo.

Una vez que estos dos entendidos admiran la pintura que el párroco les lleva, no tienen la más mínima duda de que están ante algo de un calado extraordinario. Después de dos meses de minuciosos procesos de restauración utilizando las últimas técnicas de limpieza y tratamiento, aquel ‘Ecce Homo’ que podría ser del siglo XIX, resulta ser del siglo XVII. Y aquella obra desconocida resulta ser ahora una firme atribución al espléndido Bartolomé Esteban Murillo. Se trata así pues, de la única pintura atribuida al maestro sevillano que se halla en la provincia de Granada. Por tal motivo, y por deseo expreso de su propietario, esta pieza, con el craquelado propio de la época y que mide 72 centímetros de alto por 54,50 de ancho, debe ser contemplada por el público: “Aunque me pertenezca a mí, debe exponerse al público y que la cultura esté al alcance todos. Ese es el valor y la riqueza que hay que darle. El valor de lo colectivo y no el económico”, ha señalado Caler. De esta forma, la inédita obra de Murillo estará expuesta en una sala de la Catedral de Guadix desde este viernes 20 de diciembre y durante un año.

ABC

Translate »