info@almusafir.es +34 612 258 388

Kirguistán

También conocido como Kirguizistán o Kirguisia, y oficialmente como República Kirguisa, es un país montañoso de Asia central, sin salida al mar y que comparte fronteras con la República Popular China, Kazajistán, Tayikistány Uzbekistán. Su capital es Biskek.

6065965815_ea37747abe_o

Según descubrimientos recientes de historiadores chinos y kirguises, la historia del país se remonta al año 201 a. C. Los primeros descendientes del pueblo kirguís, que se cree fueron descendientes de los turcos, vivieron en la parte noreste de lo que es actualmente Mongolia. Posteriormente, algunas de estas tribus emigraron a la región que actualmente corresponde al sureste de Siberia y se asentaron a lo largo del río Yeniséi, donde vivieron desde el siglo VI hasta el siglo VIII. El origen siberiano indígena de la población kirguís es confirmado por estudios genéticos recientes.4

Ellos se esparcieron a través de lo que ahora es la región de Tuva de la Federación Rusa, permaneciendo en esa área hasta el ascenso del Imperio mongol en el siglo XIII, cuando los kirguises comenzaron la migración al sur. Al respecto el monje Juan del Plano Carpino nos relata en su libro de viajes que realizó a mediados del siglo XIII por tierras del Imperio mongol que “Estos hombres son paganos, no tienen pelos en la barba y tienen la costumbre siguiente: para expresar su dolor cuando alguien muere, y como signo de tristeza, se arrancan de la cara una tira de piel de oreja a oreja”. En el siglo XII, el Islam se convirtió en la religión dominante de la región. La mayor parte de la población kirguisa son musulmanes sunitas de la escuela Hanafí.

Durante los siglos XV y XVI, el pueblo kirguís se asentó en el territorio actualmente conocido como República de Kirguistán. A principios del siglo XIX, el sureste del territorio kirguís, cayó bajo el control del janato de Kokand, y el territorio fue formalmente incorporado al Imperio ruso en 1876.

El dominio ruso provocó numerosas revueltas en contra de la autoridad zarista. Por otra parte, algunos kirguises optaron por mudarse hacia las Montañas Pamir en Afganistán. La fallida rebelión de 1916 en Asia Central, hizo que numerosos kirguises emigraran a China.

El dominio soviético fue inicialmente establecido en la región en 1918, y en 1924, la región autónoma de Kara-Kyrgyz Oblast fue creada dentro de la URSS. El término Kara-kyrgyz fue usado hasta mediados de la década del 1920 por los rusos para distinguirlos de los kazajos, a quienes también se les consideró como parte de Kirguistán. En 1926, se convirtió en la República Autónoma Soviética de Kirguistán. El 5 de diciembre de 1936, se estableció la República Socialista Soviética de Kirguistán y en 1991, después de la disolución de la Unión Soviética, se estableció la república

Kirguistán es un país situado en Asia Central, bordeado por Kazakhstán, China, Tajikistán y Uzbekistán. La montañosa región del Tian Sian cubre 4 quintos del territorio (por ende Kirguistán es referido como “la Suiza de Asia Central en ocasiones) El lago Issyk-Kul es el mayor de Kirguistán y el segundo lago de montaña más grande del mundo después de Titicaca. Los puntos más altos están en el Kakshaal-Too, formando la frontera con China. El pico Jengish Chokusu, de 7,439 m, es el punto más alto y es considerado por los geólogos, como el pico superior a los 7.000 metros más septentrional del mundo. Las fuertes avalanchas en invierno causan severos daños.

Durante los viajes de larga duración es inevitable que todo viajero se encuentre siempre con el reto de cruzar alguna frontera para cambiar de un país al otro. Estos lugares son siempre especiales e incluso algo peligrosos, sin embargo, en ciertas ocasiones, cuando las fronteras tienen un sentido geográfico físico, pueden llegar a ser asombrosas.

Es el caso de la frontera entre Kirguistán y China, una frontera que se dibuja a través de la cordillera del Pamir y el Tian Shan. Los pasos fronterizos de la región quedaron señalados desde hace centenares de años en pocos pasos de montaña accesibles en ocasiones sólo durante el verano. El Paso de Irkeshtam es uno de estos pasos.

Se dice que este paso lleva siendo usado desde hace más de mil años y es que se tiene presencia escrita de éste en textos del siglo III a.C.. Sea como sea, el paso se popularizó con la Ruta de la Seda y unió definitivamente Europa con el lejano oriente asiático. A través de él fluyeron mercancías, materiales, culturas, personas e ideas.

Su situación a 3.005 metros de altitud lo convierten en un lugar apasionante en medio de las montañas. Se trata además, la ruta más frecuentada para cruzar de Kirguistán a China (y al revés) ya que presenta asfalto en algún tramo de la parte china. Su rival, el paso de Torugart, es probablemente una experiencia mucho más épica y evocadora pero tan sólo accesible si se viaja con una agencia de viajes.

Una de las maneras de hacer el cruce es tomando un autobús tortuoso y sólo apto para valientes que en aproximadamente unas 30 horas (pueden ser muchas más si se retrasa en los procedimientos fronterizos, yo estuve prácticamente dos días) enlaza las ciudades de Kashgar en China y Osh en Kirguistán. Dicho bus sale 3 veces por semana en ambas direcciones y cuesta unos 50 euros.

 

Madagascar, salida: 30 junio 2014

Poblados y ciudades de las tierras altas, parques de Andasibe-Mantadia e Isalo y las playas de Ifaty en el Canal de Mozambique. El tren de la selva hasta Manakara y una excursión en canoa por el canal de Pangalanes redondean el recorrido.

Madagascar, salida 30 junio 2014

ITINERARIO:
Día 1 España-Antananarivo: Vuelo España – Antananarivo. Noche en vuelo.

Día 2 Antananarivo: Llegada a la capital malgache y visita de la ciudad. Hotel.

Día 3 Antananarivo-Antsirabe: En ruta hacia el sur alcanzamos la ciudad colonial de Antsirabé, donde saldremos a caminar para recorrer los arrozales que la rodean. Hotel.

Día 4 Antsirabe-Parque Nacional de Ranomafana: Emprendemos el camino hasta el Parque Nacional de Ranomafana, uno de los mejores de Madagascar. Llevamos a cabo una caminata acompañados de guías locales que nos mostrarán la fauna: sifakas, anfibios, reptiles,… y flora autóctona. Hotel.

Día 5 Parque Nacional de Ranomafana-Parque Nacional de Andringitra: A la llegada, por carretera, al Parque Nacional de Andringitra, iniciamos un precioso recorrido que, atravesando pequeñas aldeas primero y paisajes agrestes después, acabará en nuestro lugar de acampada. Acampada libre.

Día 6 Parque Nacional de Andringitra: Continuamos caminando y paramos para bañarnos en las piscinas naturales mientras contemplamos las altas cascadas que caen sobre este lugar horadado de cuevas. Acampada libre.

Día 7 Parque Nacional de Andringitra: Lémures de cola anillada nos observan desde las copas de los árboles mientras descendemos hasta el pie de las altas paredes de granito en la base de las cuales encontramos refugio. Tented Camp.

Día 8 Parque Nacional de Andringitra-Fianarantsoa: Seguimos hasta llegar a Fianarantsoa, punto de partida del “tren de la selva”. Hotel.

Día 9 Tren de la Selva de Fianarantsoa a Sahasinaka-Mananjary: Iniciamos el recorrido en tren a través de paisajes selváticos salpicados de pequeñas aldeas donde pararemos para que pasajeros y mercancías suban al tren y se desplacen de una aldea a otra. Los locales nos ofrecerán sus productos: cangrejos, gambas, alitas de pollo, cacahuetes,…Hotel.

Día 10 Mananjary-Nosy Varika: Ya en la costa iniciamos la navegación del Canal des Pangalanes. Transcurre el día plácidamente mientras somos espectadores privilegiados del día a día de los pequeños pueblos a orillas de los canales. Hotel local.

Día 11 Nosy Varika-Masomelaka: El cielo se funde con el agua, como si de un espejo se tratara, mientras nos relajamos en cubierta y avanzamos, parando en ocasiones en los pueblecitos de pescadores. Acampada libre.

Día 12 Masomelaka-Vatomandry: Mientras tomamos nuestra comida en cubierta, veremos acercarse el final de nuestro idílico recorrido por este entramado de canales y lagos, que dan cobijo a los pobladores de esta costa salvaje y agreste. Hotel local.

Día 13 Vatomandry-Foulpointe: Nos trasladamos por tierra hasta Foulpointe, en la costa Este para, al día siguiente, tomar el barco que nos llevará a la isla de Sainte Marie. Hotel.

Día 14 Foulpointe-Île de Sainte Marie: Partimos rumbo a la isla de Sainte Marie, primero recorriendo la costa por carretera y luego tomando el transporte fluvial que nos llevará hasta esta hermosa isla de playas de arena blanca. Cabañas.

Día 15, 16 Île de Sainte Marie: Disfrutamos de este paraíso y de las variadas actividades que podemos llevar a cabo: buceo, snorkel, quads, relax, paseos, observación de las ballenas jorobadas,…Cabañas.

Día 17 Île de Sainte Marie-Tamatave (Toamasina): Tomamos el ferry de regreso a la costa Malgache y nos trasladamos a la ciudad de Tamatave, también conocida como Toamasina que nos deslumbra con su marcado carácter colonial, sus anchas avenidas bordeadas de palmeras y sus bulevares. Hotel.

Día 18 Tamatave-Parque Nacional de Andasibe (Le Perinet): Tras el desayuno partimos hacia el Parque Nacional de Andasibe-Mantadia. Salimos en busca del Indri-Indri, el lémur de mayor tamaño y otras especies de lémures. Hotel.

Día 19 Parque Nacional de Andasibe-Antananarivo-Vuelo a España: Salimos temprano hacia la capital donde tendremos unas pocas horas libres para hacer las últimas compras en sus bulliciosos mercados. Traslado al aeropuerto para tomar el vuelo internacional de regreso. Noche en vuelo.

Día 20 Llegada a Madrid / Barcelona.

Tarifa desde 2.185,22 € (Grupo mínimo 16 viajeros)

info@almusafir.es

La Biblioteca de Alejandría

La Biblioteca de Alejandría constituye un evento que resulta extraño. Parece no encajar en un mundo sumido en las tinieblas. Y la historia que hay detrás es, en cierto modo, una romántica metáfora sobre los anhelos de conocimiento, los miedos a saber lo que no se debe saber, y los conflictos entre creencias, que poco o nada se conmueven ante las evidencias. A continuación, cinco cosas sobre este rara avis del conocimiento, también científico, en una época (fue fundada en 330 a. C.) donde la brutalidad se premiaba mucho más que saber leer.

alexandria history

1. Todo el conocimiento
Actualmente no existe equivalente físico a la Biblioteca de Alejandría. Sí, la Biblioteca Británica recibe un ejemplar de cada obra que se publica en inglés, pero no aspira a albergar una colección de manuscritos de todo el mundo ni contener la suma del conocimiento humano. Acaso el equivalente digital más próximo sea una mezcla de Wikipedia con Google.

2. El conocimiento no es de nadie
Con la misma ferocidad con la que Google intenta escanear todos los libros del mundo, hace más de dos mil años se intentó acaparar cada fragmento de información útil que se hallara por el mundo. No importaba quién lo había escrito. Lo importante era conservarlo y conectarlo al resto de información. Así que, tal y como explica Simon Garfield en su libro En el mapa:
Se confiscaron bibliotecas privadas por el bien común: los manuscritos que llegaban a la ciudad por mar se transcribían o traducían, y no siempre se devolvían: con frecuencia, los barcos se hacían a la mar con copias, en vez con los originales.

3. Papiro
La Biblioteca de Alejandría no tenía forma de digitalizar la información, de modo que necesitaba un soporte para conservarla. Ese soporte era el papiro. Tan importante se hizo el papiro en una época donde el papiro no era especialmente útil para nada, que Alejandría se convirtió en el mayor exportador de papiro a Europa.
Y de repente la oferta de papiro para la exportación se agotó. Algunos afirmaban que todo el papiro se empleaba para abastecer a la Gran Biblioteca, mientras que otros detectaron una trama destinada a impedir el desarrollo de colecciones rivales: elitismo, pasión y búsqueda que reconocerán todos los coleccionistas obsesivos de libros y mapas.

4. La primera universidad
La Biblioteca de Alejandría fue la primera universidad del mundo, un centro de investigación y diálogo, entre cuyos eruditos se encontraban el matemático Arquímedes y el poeta Apolonio. Allí se debatían los principios médicos y científicos, así como cuestiones de filosofía, literatura y administración política.
Aquí también fue donde se dibujaron los primeros mapas del mundo.

5. Alejandro
La creación de la Biblioteca se debe en gran parte a Alejandro Magno, que había estudiado con Aristóteles moral, poesía, biología, drama, lógica y estética. Tras sus conquistas, aspiró que su legado no fuera un símbolo de destrucción, sino de cultura. Un lugar donde la concepción helenística del mundo se difundiera por todo el imperio y más allá.

La Biblioteca se terminó varias décadas después de la muerte de Alejandro:

Si hoy diéramos un plano de la antigua Alejandría, veríamos un lugar metódico, un sistema reticular de bulevares y pasajes. Al este, un Barrio Judío densamente poblado, mientras que la Biblioteca y el Museo se hallan en el centro, en el Barrio Real. La ciuad está rodeada de agua, con el Gran Puerto (donde se hallan los palacios reales) en pequeñas islas, al norte. En el puerto se levanta el Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo, de más de cien metros de altura, y sobre él arde una llama que, reflejada por un espejo, es visible a una distancia de 50 kilómetros mar adentro. Sería difícil no percibir la metáfora: Alejandría era una atalaya, un hito liberado y liberador en una ciudad que palpitaba con el pensamiento más avanzado.

Indonesia

Las casas en los árboles de los Korowai en Indonesia

En las profundidades de la selva inaccesible de la provincia de Papúa-Sureste en Indonesia vive la tribu de los Korowai, aislada del resto del mundo. Un mundo aparte que permaneció oculto hasta su tardío descubrimiento a manos de un misionero holandés en 1974, asombrado por ese pueblo que construía sus casas en los árboles.

indonesia

Estas peculiares viviendas se levantan a una altura que oscila entre los 6 y los 12 metros, aunque algunas alcanzan los 35 metros sobre el suelo. ¿Por qué tan arriba? Pues para protegerse de los enjambres de mosquitos, a los que no les gusta nada el aire que corre en las copas de los árboles, pero también para alejar a vecinos molestos y los malos espíritus.

Loa viejos Korowai aseguran que la clave para construir una casa sólida y segura es fijar bien el suelo y, si es necesario, amarrarlo a las ramas de otros árboles cercanos. De este modo, aseguran, la casa se moverá pero nunca se caerá. La escalera se improvisa con un tronco de árbol seco con muescas talladas a modo de escalones. Es también un sistema de alarma eficaz: cuando alguien trepa por él, toda la casa se mueve, anunciando la llegada del visitante.

la evolución de los Korowai en solo dos décadas es asombrosa. Han pasado de vivir en un mundo aparte a recibir visitantes y turistas de todo el mundo a los que les muestran con orgullo sus casas y sus modos de vida. También se han abierto con mucha maestría al mundo comercial, vendiendo el valioso gaharu (madera de agar) que recogen en lugares escondidos de la selva. Un secreto que mantienen bien guardado.

 

En Asia la posibilidad para poder disfrutar de una aventura realmente apetecible es muy elevada y esto es posible gracias a que en Asia los viajeros pueden descubrir estupendos destinos como es el caso de Indonesia, que es uno de los destinos adecuados para que los más aventureros puedan disfrutar de una experiencia que siempre merece mucho la pena, tanto por los encantos naturales de este país como por otros muchos atractivos que se pueden ir descubriendo a lo largo de un placentero viaje, que es realmente de lo que se trata a la hora de viajar por tierras asiáticas.

Descubriendo Indonesia

Los viajeros están poco a poco descubriendo Indonesia y de hecho se está convirtiendo en uno de los destinos más solicitados en esta zona del mundo, que siempre es una buena noticia. Uno de los atractivos más impresionantes son sus rincones naturales, algo que siempre suele sorprender a todos los viajeros que llegan hasta este país y que se quedan admirando cada uno de los impresionantes paisajes naturales que ofrece a todos ellos. La naturaleza, gastronomía exótica son algunas de las opciones preferentes para los turistas que hacen su primer viaje por Indonesia y que pretenden llevarse una bonita experiencia de este viaje tan sumamente especial.

Dentro de los destinos clásicos Yakarta es lógicamente uno de los más visitados, entre otras cosas porque es la capital del país y porque también suele ofrecer grandes opciones para todos los viajeros. Una de las opciones es poder visitar algunos de sus museos más destacados, que siempre es una muy buena oportunidad para que los turistas y viajeros tengan la posibilidad de conocer algo más sobre la cultura y la historia de Indonesia a través de los museos, una buena opción para poder aprovechar todo el tiempo disponible, aunque también se recomienda visitar los monumentos de la ciudad y otras construcciones antiguas que suelen gustar a todos los turistas y viajeros.

Viajes en pareja a Indonesia

Como un buen destino asiático Indonesia es también un lugar muy adecuado para que las parejas puedan disfrutar de unas vacaciones cuanto menos apetecibles, ya que es un lugar preparado para recibir a parejas con ganas de pasarlo bien y disfrutar de excelentes hoteles muy bien ubicado en las grandes ciudades y en otros destinos. Para muchas parejas Asia es un continente con muchos aspectos románticos y sin duda Indonesia es uno de los rincones muy recomendables para que las parejas puedan disfrutar de un viaje en plena naturaleza y con un toque romántico de lo más agradable, que siempre es una de las opciones a tener en cuenta a la hora de viajar por este continente.

Una buena opción para que las parejas puedan disfrutar es hacer una visita al clásico Ragunan Zoo, una buena forma de conocer algunos de los animales más exóticos del continente y en especial a los famosos tigres. Sin duda es una visita muy recomendable para las parejas amantes de los animales, para que puedan aprovechar su visita a la ciudad de Yakarta, que lógicamente es una de las que más interesan a todos los turistas.

Ciertamente tanto Yakarta como el resto de ciudades de Indonesia suelen ofrecer opciones de ocio para disfrutar durante el día y también durante la noche. Para las parejas resulta recomendable disfrutar de una exótica comida local en alguno de los buenos y muchos restaurantes de Indonesia, donde seguro que se encontrarán con un ambiente muy especial y agradable, además de estupendos sabores por descubrir.

Viajes a Indonesia Halal

 
Con un clima tropical que conquista varios turistas a lo largo del año y dos mil 300 grupos étnicos con lenguajes distintos, Indonesia es uno de los países asiáticos con gran afluencia de turismo, debido a la exoticidad de su cultura combinada con los paisajes naturales en el archipiélago. ¿Qué lugares visitar? Aquí te damos unas cuantas sugerencias.

La selva de Sumatra y la isla de Java

Entre los lugares más espectaculares para el turismo en Indonesia se encuentra la selva tropical de Sumatra, que tiene varias especies vegetales y animales, de las cuales muchas se encuentran en peligro de extinción, como por ejemplo el tigre y el rinoceronte de Sumatra, sin olvidar el orangután y la rafflesia, una planta endémica. Infortundamante la selva ha sido afectada por el desarrollo económico y la tala ilegal de árboles.

La isla de Java es otro destino turístico importante en Indonesia, ya que tiene lugares como la ciudad de Yogyakarta, el monumento budista Borobudur que es en forma de pirámide y el templo hindú Prambanan, el más grande de su tipo en Java.

Además de ello, Java posee tiene 38 montañas cuya forma cónica indica que tal vez fueron volcanes activos; el volcán más recurrido por el turismo en Java es el Volcán Bromo al Este de la isla.

Deportes acuáticos

Las aguas de Indonesia son atractivas para el turismo acuático debido a que en ellas existen cerca de tres mil 500 especies como tiburones, delfines, mantarrayas, tortugas, morenas, sepias y pulpos, entre otros, además de mil 500 especies que viven en la gran barrera de coral y 600 en el Mar Rojo.

Deportes como el surf son muy populares en Indonesia, debido a que hay varios lugares para practicarlo, por lo que este país tiene reconocimiento internacional. Los lugares más famosos para practicar el surf se encuentran principalmente en la isla de Java. Otros sitios están en Bali, Lombok y las islas Mentawai, entre otros.

Parques nacionales en Indonesia

Entre los parques nacionales que a visitar por los turistas en Indonesia se encuentran el Parque Nacional de Gunung Leuser, al norte de Sumatra, el Kerinci Seblat y Bukit Barisan Selatan, que juntos conforman un territorio de 25 mil kilómetros cuadrados llamado Patrimonio de los bosques tropicales ombrófilos de Sumatra.

Otros parques nacionales para el turismo en Indonesia son el Parque Nacional de Komodo, el Parque Nacional de Ujung Kulon, al Occidente de Java, y el Parque Nacional de Lorentz en Papúa.

 

¿No puedes elegir entre comida china o española? Puedes obtener lo mejor de ambos mundos con la comida de Indonesia. Si estás listo para una aventura gourmet, prepárate para sumergirte de cabeza en creaciones indonesias que están para chuparse los dedos.

Indonesia es conocida por sus playas de arena blanca y sus claros cielos azules. Por no hablar de que tienen la segunda línea de costa más grande del mundo. Sin embargo, la mayoría de la gente puede estar de acuerdo que su punto fuerte es, de hecho, su cocina. Indonesia tiene una historia de influencias culinarias extranjeras en su bolsillo trasero – la creación de una gran variedad de sabores y gustos entre la multitud de islas.

Platos populares que mezclan India, Oriente Medio, sabores chinos, europeos, españoles y portugueses en un plato excepcional. Cada isla se nutre de diferentes influencias, creando muchas versiones de platos simples entre las distintas regiones. Éstos son algunos de los deliciosos alimentos que el país ofrece…

Para empezar, puedes disfrutar de un desayuno ligero de gado-gado antes de salir a aventurarte por el archipiélago. El gado-gado es una ensalada de verduras ligeras mezcladas con patatas, huevos, brotes de soja, tempeh y tofu, coronada con el clásico de Indonesia salsa de maní dulce y picante. Esto no sólo es abundante desayuno sino que también es barato. Además, puedes agregar unas cuantas proteínas extra con un poco de pan y huevos fritos.

Después de caminar por las calles de la ciudad, tendrás que recargar las pilas con un buen almuerzo. Recomendamos el ayam goreng, que es pollo de corral frito en un panko de ajo crujiente. Se rumorea que Ayam Goreng Nyone Suharti, situado en Yogykarta, tiene el mejor goreng ayam en todo el país.

O tal vez podrías sumergirte en un plato de bakmie goreng, que son fideos fritos con huevo, carne y verduras, servido sobre una almohada de arroz. Una fuente ideal de carbohidratos que te dejará lleno de energía para el resto de tu aventura en Indonesia.

¿Buscas un aperitivo rápido? ¡Prueba con un clásico local! Un vendedor ambulante puede ser la opción más fácil y más asequible para satisfacer tu apetito. Basta con mirar en la esquina de la calle para encontrar un carrito ambulante.

Otra popular opción sería el satay. El “satay” es un pollo cúrcuma, cabra, cordero o conejo Shishkabob que se tuesta y que es generosamente untado con salsa de cacahuete. Algunos carros ambulantes ofrecen hasta un bakso – una albóndiga con sopa de fideos wonton. Es una especie de equivalente indonesio a tu servicio local de hot dog.

Para la cena, tienen un panqueque especial que se puede servir tanto como postre como plato principal. Esta innovación culinaria es el Martabak. El salado Martabak consta de huevo frito y carne picada doblado en una pasta fina crujiente. La alternativa más dulce es una especie de chocolate, maní, queso y tortilla de taco.

Yo os sugeriría conseguir uno de cada uno para disfrutar de lo mejor de ambos mundos.

Si todavía buscas más de estás delicias locales puedes buscar gejrot tahu. Son suaves tacos de queso de soja que son anteriormente fritos para crear una crujiente capa exterior.

¡Los indonesios tienen un don para la mezcla de texturas y sabores opuestos en un bocado delicioso! El tahu gehrjot debe ser disfrutado con salsa de soja y salsa de chile dulce.

¡Estas son nuestras recomendaciones para tu estancia en Indonesia! Si encuentras que éstas no se adaptan a tu gusto, el país tiene un montón de otros deliciosos manjares locales para que puedes explorar. Basta con visitar otra isla y probar una variedad diferente de gado-gado.

 

 

Indonesia es un país insular del Sureste Asiático con numerosos atractivos turísticos. Pero como no es posible mencionar todos en un único artículo, estos son tres de los destinos más visitados en Indonesia.

Hay dos formas de viajar. Una, siguiendo una ruta programada con varios lugares que pueden ser interesantes, y otra a la aventura. Es posible disfrutar del viaje en ambos casos, pero también es cierto que hay lugares podemos perdernos si no sabemos que existen de antemano. Para que no te pase esto, tanto si vas a ir por tu cuenta, como si tienes pensado seguir varias rutas, estos tres destinos de Indonesia de los que te hablamos a continuación, seguro que te interesan.

Sumatra

En primer lugar, proponemos un viaje por Sumatra. Es un destino perfecto para los más aventureros y para aquellos a quienes les gusten los viajes largos, ya que la isla es muy grande. Lo malo es que las carreteras no son de muy buena calidad, por lo que los recorridos pueden llevarte bastante tiempo. (Primera imagen)

En Sumatra, hay lugares de gran belleza. Uno de ellos es por ejemplo el pueblo de Bukit Lawang, desde donde salen varias excursiones a la selva para ver orangutanes. Otro sitio también muy interesante es el Lago Toba, un lago gigantesco en medio de la isla. Si te gusta el surf, puedes optar por las Islas Mentawai, muy cerca de Sumatra. Y si te apetece subir a un volcán, puedes acceder al de Merapi en Bikittinggi.

Isla de Bali

En segundo lugar, un destino que es considerado como la joya de Indonesia. Bali es sin duda el más famoso de todos, y por varias razones. Una de ellas, sus playas perfectas para el surf, pero también por sus volcanes y sus preciosos paisajes repletos de palmeras.

Entre los pueblos más turísticos de la zona, están por ejemplo Kuta o Ubud. Este último es un lugar perfecto para descansar y relajarte durante unos días. Puede ser interesante también hacer una visita a los volcanes de Guning Batur o Danu Batur. En este lugar podrás disfrutar de uno de los paisajes más bonitos de Indonesia.

Isla de Java

Por último, como tercer destino turístico de Indonesia, hemos seleccionado Java. Se trata de una isla volcánica que es a su vez una de las áreas más pobladas en todo el mundo. Es la zona más moderna del país, y es también el centro económico, político y financiero de Indonesia. (Segunda imagen)

Si quieres visitar lugares históricos, es aquí donde encontrarás la mayoría de ellos. Entre las ciudades más visitadas, están por ejemplo Jakarta, Yogyakarta o Borobudur. Y si eres un apasionado de la naturaleza, aquí podrás visitar el Parque Nacional de Bromo Tengger Semeru. Es un parque de origen volcánico, en el que se pueden realizar numerosas excursiones para ver los cráteres humeantes. Puede ser una buena experiencia y una actividad diferente para disfrutar de tu viaje.

Indonesia es uno de los mejores países que podrás visitar en el Sudeste Asiático. Una vez allí, no querrás volver para poder seguir descubriendo todos los rincones y las maravillas que esconde. Es un destino perfecto tanto para disfrutar de un viaje más turístico, como si quieres convertirte en un auténtico explorador y visitar lugares no muy conocidos.

Si te animas a seguir descubriendo sitios interesantes en Indonesia, no te pierdas el siguiente vídeo en el que encontrarás más imágenes turísticas de este país del Sudeste Asiático.

Asia siempre ha sido un destino muy interesante para muchos viajeros y hoy en día gracias a los estupendos precios con los que contamos, podemos visitar rincones tan formidables como Indonesia, donde los vuelos a Jakarta directos son la mejor opción para llegar a este fascinante país que cada año consigue atraer a más turistas de todos los rincones del mundo.

Es un destino que cuenta con un enorme patrimonio histórico cultural, el cual está condensado en uno de los rincones dedicados a la cultura que no podemos dejar de visitar en este destino como es el Museo Nacional de Jakarta, en la Casa del Elefante, un edificio cuya construcción se remonta a mediados del siglo XIX, aunque podremos encontrar cultura, historia y tradiciones en un montón de lugares repartidos por la ciudad.

Los más gastrónomos podréis encontrar una verdadera amalgama de platos con innumerables sabores y texturas capaces de sorprenderos, donde no solamente es recomendable visitar algunos de sus restaurantes wok sino que también es una buena idea probar su conocida gastronomía callejera.

Como casi todos los destinos asiáticos, ir de compras es algo obligado y aquí podremos adquirir un buen número de productos diferentes, no solo los clásicos productos tecnológicos y decorativos sino que también es una buena idea comprar artículos artesanales, bien sean decorativos, de ropa o incluso utensilios para la cocina.

La marcha es algo que hay que probar y su vida nocturna es efervescente, fresca y muy, muy dinámica, con muchas opciones para todo el mundo donde poder conocer cómo se divierten en esta latitud e incluso poder conocer a gente de muchos lugares del mundo, conocedores de lo que puede ofrecer este destino.

Con una población de más de 136 millones de personas, Java es una de las islas más concurridas del mundo y también sitio para pasar unas hermosas vacaciones. Por ello hoy intentaremos mostrarte todo sobre la Isla de Java, en Indonesia. Acompáñanos.

Ciudades de la Isla de Java

Java tiene seis provincias:

Jakarta, la capital de Indonesia, en la parte noroeste de la Isla.

Banten, cuya capital es Serang, en la zona norte de Java, con vía al mar, desde donde se comunica con Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Tailandia y Singapur.

Java Occidental, con capital en Bandung. Su idioma es el Sonda y es la parte más poblada de la Isla.

Java Central, es el “corazón” de la isla y su capital es Semarang.

Yogyakarta, en la zona sur de Java, tiene un Rey como gobernador y donde se encuentra el Templo de Borobudur.

Java Oriental, el territorio más grande de la Isla, su capital es Surabaya.

Cultura y arte de la Isla de Java

En la región tienen costumbres “complejas”, ya que se mezcla lo primitivo con lo tradicional y lo moderno. Cada zona tiene su propio arte y cultura. En Yakarta, por ejemplo, se llama Betawi, que combina lo árabe, portugués, holandés y chino con lo nativo y lo malayo.

Uno de los pueblos originales es Baduy, en Banten, que todavía resisten a lo nuevo y se visten como hace siglos. Son famosos por su arte y sus danzas. Viven en las cuencas fluviales de las montañas Kendeng.

En un viaje a la Isla de Java no hay que perderse un concierto de gamelan, con una gran variedad de instrumentos, tales como flautas de bambú, xilofones y tambores. En la mitología del lugar, se cree que este grupo fue formado por el Dios Sang Hyang Guru.

Otra de las tradiciones son las marionetas wayang, un espectáculo declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Finalmente, el Gandrung es la danza típica, donde se cuenta la vida cotidiana de la gente en la Isla.

El clima en la Isla de Java

Si bien depende de la región en donde se encuentre el viajero, las temperaturas en Java son cálidas casi todo el año, con clima tropical. La estación lluviosa va de octubre a abril y la seca de mayo a septiembre.

Para visitar, esta es la mejor opción porque las tormentas pueden ser muy peligrosas, sobre todo en la parte oeste y en las cadenas montañosas. En relación a su temperatura, oscila entre los 22 y los 29°C. La zona norte es la más calurosa, con un promedio de 34°C.

¿Te gustaría conocer la Isla de Java? ¿Has ido de vacaciones a una isla?

Los destinos orientales están teniendo un gran éxito entre los viajeros internacionales e Indonesia es uno de los países que ha experimentado un aumento de turistas durante los últimos años. Hoy en día contamos con un buen número de vuelos a Jakarta directos, desde donde movernos por todo el país o quedarnos disfrutando de todo lo que este impresionante destino brinda a todos aquellos que llegan para conocerlo.

De Jakarta se puede decir que no es una ciudad al uso como puede ser cualquier otro destino, como cada ciudad cuenta con características especiales que la hacen única, puede que por su gente, por su hospitalidad y forma de ver la vida, por sus muchas oportunidades para ir de compras, desde la artesanía más tradicional hasta ropa, accesorios y complementos de primeras marcas.

También por su comida, variada donde las haya; por su cultura, por sus tradiciones y por su rico legado histórico con el que cuenta hoy en día. Estos son tan solo una minúscula muestra de lo mucho que ofrece un destino como este y que, os aseguro, hará que este viaje se convertirá en algo realmente impresionante.

Además de las compras, uno de los principales motivos de visita a este destino, y también para romper con la monotonía del día a día, no podemos evitar una visita a otros muchos rincones como pueden ser la antigua ciudad de Kota, conocida popularmente como Old Jakarta, el Museo de Indonesia o el Museo Baharí, todos en la propia iudad.

Buscando un enlace se pueden visitar otros rincones como los templos hindúes de Prambanan o el Palacio del Sultán de Jogyakarta o hacer una escapada natural hasta Tosari, ubicado en las faldas del volcán Bromo o incluso subir al volcán haciendo la Ruta del Cielo a caballo, una auténtica aventura.

Si viajamos a Indonesia, y nos animamos a visitar los bosques húmedos de Sumatra y Borneo, nos sorprenderemos al apreciar a la flor más grande del mundo. Se trata de la Rafflesia arnoldii, una planta parásita del género Rafflesia, la cual además es considerada como la flor más pesada y apestosa. El olor de la flor es tan fuerte que es conocida como la “flor de cadáver” por el olor a carne podrida que emite. Este particular olor le permite atraer insectos

Esta extraña flor descubierta en el año 1818 en Sumatra por Thomas Stamford Raffles y Joseph Arnold, se caracteriza por su color marrón rojizo con manchas blancas en sus 5 pétalos.

La Rafflesia arnoldii generalmente mide alrededor de 90 centímetros de diámetro, y puede llegar a pesar 11 kilogramos. Otro dato curioso es que puede florecer en tan sólo 1 semana.

En el mundo quedan cada vez menos rincones aún por descubrir por el turismo, cada vez son menos los países que quedan fuera de la rueda turística y éstos países guardan cada vez menos lugares recónditos y a espaldas de los turistas.

No obstante, no hace falta ir a países muy inexplorados para poder encontrar maravillas aún poco conocidas: Indonesia es un ejemplo de ello. En un país con más de 17.000 islas es fácil imaginar que aún quedan muchos tesoros por descubrir. Hoy os traigo uno de ellos: Pantai Bira, al sureste de la isla de Sulawesi.

Pantai Bira se sitúa en una isla relativamente poco visitada del país, una isla cuyo mayor atractivo es su riqueza étnica y cultural, y que sólo es apta para los viajeros más aventureros: carreteras infernales, falta –o inexistencia- de infraestructura turística, desconocimiento del inglés, etc… Sin embargo, tras todas estas vivencias, antes de tomar un barco o un vuelo de regreso a otras islas más conocidas, acercarse a la punta sureste de la isla bien merece la pena.

A unas 8h en autobús desde Makassar, la capital de Sulawesi, Pantai Bira es un auténtico paraíso de aguas cristalinas y playas de arena blanca a la que el turismo de masas no ha llegado aún. No obstante, hay que darse prisa: en 2012 sólo había un par o tres de pensiones y en la actualidad ya hay más de una decena. Por suerte, sigue siendo un lugar tranquilo y totalmente alejado de las frecuentadas playas de islas como Bali o Lombok y una opción perfecta para disfrutar de un paraíso aún virgen y poco trillado.

El Templo Borobudur es el templo más grande del mundo construido en honor a Buda. Se encuentra en medio de la isla indonesia de Java, 40 km al noreste de Yogjakarta. Fue construido entre el 760 al 825 d.C.

En el budismo, el mandala simboliza un paisaje del universo con Buda en su parte central, y muestra los diferentes pasos en el proceso para encontrar la verdad. El templo está construido sobre una colina, siguiendo la disposición de un inmenso mandala.

Original 443Está compuesto de nueve plataformas, divididas en tres secciones. Las tres superiores son circulares, y las seis inferiores son cuadradas. La construcción conduce al visitante a través de escaleras a fin de llegar a la cima de la estructura, representando el recorrido hacia la iluminación espiritual.

boro buda El templo tiene muchas representaciones de la vida de Buda, en altorrelieves y en estatuas, algunas de ellas, mutiladas. Las estatuas están dispuestas de manera diferente en las plataformas cuadradas que en las circulares. Hay 432 representaciones de Buda en la plataforma inferior y su número va descendiendo conforme se sube la estructura.

Borobudur es uno de los lugares más visitados por los turistas locales y extranjeros, y es aún en la actualidad un santuario destinado al peregrinaje y adoración budista. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982.

Pontianak, un importante puerto ubicado en la parte indonesia de la isla de Borneo, es la ciudad más grande de la línea invisible más larga de la Tierra, el ecuador. No es de extrañar pues que sea conocida en Asia como “la ciudad del ecuador”, y que cuente con un monumento dedicado a él.

Este monumento se halla a unos 3 km del centro de la ciudad, que es la capital de la provincia de West Kalimantan. Se levanta justo en el punto marcado en 1928 por un geógrafo holandés durante su visita a Borneo. En un principio se trataba solo de un discreto y simple monumento compuesto por cuatro pilares de madera, lejos de la imagen que ofrece actualmente.

Diez años más tarde el monumento fue reconstruido por el arquitecto indonesio Silaban, que añadió un globo para coronar la obra mientras que el gobierno del país decidió ubicar un puesto de guardia permanente para custodiarlo. Finalmente, en 1990, fue reemplazado por una réplica cinco veces más grande que el original.

Lo cierto es que el monumento ya no se encuentra exactamente sobre la línea del Ecuador. En 2005 se localizó la verdadera línea a poca distancia al sur del monumento y, según las diferentes lecturas de GPS, ésta continúa su camino hacia el sur. A pesar de esta inexactitud creciente, la ciudad de Pontianak celebra cada año dos fiestas junto al monumento, en los solsticios de primavera y otoño.

Islas Gili, Indonesia

Las aguas de este rincón indonesio siguen siendo tan cristalinas como hace 100 años, lo que atrae a turistas de medio mundo en busca de días de relax algunos y de fiestas locas al estilo ‘rave’ muchos otros.

Las aguas de las Islas Gili siguen siendo tan cristalinas como hace 100 años, cuando sólo pisaban sus blancas arenas un puñado de pescadores indonesios. Son aguas turquesas, repletas de peces multicolores que juguetean entre los arrecifes de coral. Hoy, esos hombres que cada día se adentraban en el océano para buscar su sustento no reconocerían sus islas.

Hordas de turistas llegan hasta sus costas persiguiendo el reclamo de sus paradisíacas playas pero también el de poder marcarse unos días de juergas baratas. Los señores dólar y euro han puesto en serio peligro este recóndito paraíso al desencadenar una lucha sin cuartel entre quienes pretenden desarrollar un turismo sostenible y quienes sólo se preocupan de engordar, cada vez más, su cuenta corriente (¿les suena?).

Los fondos marinos

Estas tres islas han tenido la suerte o la desgracia, juzguen ustedes, de estar situadas junto a Bali, el único destino turístico masivo de toda Indonesia. Por eso, en las tres Gili, pero especialmente en la hermana mayor llamada Trawangan, proliferan los puestos callejeros en los que junto a unas patatas fritas, se pueden comprar hongos mágicos. Por menos de diez euros se adquieren unas setas de aspecto repulsivo, pero que (si sobrevives) producen efectos alucinógenos ideales para las fiestas rave que se organizan por la noche sobre la arena.

Quienes recorren miles de kilómetros para bucear o, simplemente, descubrir estas aguas, se quedan perplejos cuando contemplan por la mañana el legado de basura irreciclable que genera esta forma de concebir el turismo. Si se huye del lugar del crimen se acaba cayendo en otros: escombros de hoteles o chiringuitos que cerraron hace tiempo jalonan las costas de las Gili. Trawangan, que parece marcar el camino a sus hermanas pequeñas, Gili Air y Gili Meno, alterna las playas dominadas por macro hoteles, con espacios abandonados en los que parecen crecer los cascotes.

Para rematar el triste espectáculo, capas y capas de coral muerto cubren buena parte de sus playas. El cambio climático y El Niño han tenido mucho que ver en la destrucción del arrecife. Pero el impacto del turismo salvaje también ha hecho lo suyo.

Escuelas de buceo

Y pese a este disparate colectivo, la belleza de las Gili, y sobre todo de sus fondos marinos, sigue viva. Los dueños de las escuelas de buceo, grupos de ecologistas y (un poco) la administración indonesia trabajan para recuperar los arrecifes dañados. Aceleradores eléctricos de crecimiento están permitiendo que el coral renazca, al tiempo que se intenta racionalizar tanto la construcción de nuevos hoteles, como el impacto ambiental de un turismo que no cabe en tan corto espacio de tierra.

Gracias a estas iniciativas y a la inmensa riqueza natural que existía, hoy sigue siendo posible nadar en aguas transparentes, hacer snorkel a pocos metros de la playa contemplando el lento pero seguro nadar de las tortugas y bucear en arrecifes inmaculados repletos de morenas, barracudas y peces de todos los colores. No hacen falta hongos mágicos para tener alucinaciones en este paraíso amenazado cuyo futuro está en el aire.

Viajes de Novios

Viajes de lujo

Asesor de viajes a Medida

Jakarta es una de las ciudades más acogedoras e interesantes para visitar del sureste asiático. Los turistas pueden combinar las mejores compras y vida nocturna con la cultura típica de Indonesia.

Indonesia es un país eminentemente musulmán, por lo cual, un consejo importante por si estás pensando en viajar próximamente, es muy importante que respetes el código de vestimenta. Aún así, Yakarta también es una ciudad cosmopolita. Vestirse con ropa para el clima tropical es adecuado. Para visitar los lugares religiosos, como las mezquitas, es importante vestirse de forma tradicional (sin prendas atrevidas).

La gran cantidad de culturas que coexisten en Indonesia se reflejan en lo variado de su cocina. Durante los últimos siglos, culturas, como la occidental y asiática, han influido en la gastronomía del país. El arroz es uno de los alimentos más importantes del país. Algunos condimentos utilizados en Indonesia son el sambal y la salsa de soja.

Algunos de los lugares más emblemáticos para visitar son: el Taman Ismail Marzuki, el Ancol, el Taman Mini Indonesia Indah, el Zoológico Ragunan, el Kepulauan Seribu, entre muchos más.

El único aeropuerto de Yakarta es el Aeropuerto Internacional Soekarno-Hatta; que junto con el aeropuerto de Ngurah Rai de Bali, son los dos aeropuertos más importantes de Indonesia. No tendrás dificultades al momento de buscar vuelos a Jakarta en cualquier época del año.

Viajes a jakarta

Ofertas a Jakarta

Viajar a Indonesia

Guiados por las leyendas de los lugareños ascendemos a este volcán indonesio. Desde él se obtienen algunas de las mejores vistas del planeta, pero para acceder a él hay un precio elevado que pagar.

Los aldeanos de Senaru, una pequeña localidad enclavada en la isla indonesia de Lombok, cuentan con absoluta convicción que la reina Rinjani, fallecida hace largos siglos, se sigue apareciendo a los caminantes que ascienden a su montaña sagrada.

El cuerpo de la reina de Lombok fue arrojado, tras su muerte, al lago que se creó de forma natural en el cráter del volcán que preside la isla. Pero Rinjani resurgió de las aguas, sigue morando en los bosques cercanos y, por ello, los habitantes de Lombok acabaron bautizando con su nombre a la gran montaña.

Hoy ese mágico lugar ofrece algunas de las mejores vistas que se pueden contemplar en nuestro planeta. Acceder a él requiere pagar un precio elevado. Pero no en rupias, la moneda local, sino en esfuerzo físico y en resistencia a los bruscos cambios de temperatura.

Un aliado

La ascensión se puede realizar desde varias localidades, pero el sendero más utilizado es el que comienza en Senaru, a 600 metros sobre el nivel del mar. Desde el primer minuto la reina Rinyani no tiene piedad del visitante que tendrá que enfrentarse a una dura subida en la que sólo contará con un aliado: las raíces de los árboles que junto a algunos troncos colocados por los guías del lugar, conforman una verdadera escalera natural hacia el cielo.

El volcán Gunung Baru, casi en el centro del agua, sigue activo

Dos mil metros más arriba y tras emplear siete horas y gastar no pocas calorías, se obtiene la primera gran recompensa. El campamento de la cumbre en su cara oeste parece estar ubicado en el mismísimo infinito. Las nubes se amontonan mil metros más abajo formando una carretera algodonada cuyos socavones permiten divisar la costa, el océano Índico, diversas islas y la cumbre del Gunung Agung, el imponente volcán de la vecina isla de Bali.

Si el panorama permite al viajero darse la vuelta, se percatará de que la insuperable vista anterior se ve con creces superada. Ante sus ojos se yergue la verdadera cumbre del volcán y a sus pies el lago verde azulado de la reina Rinjany. Para completar el cuadro, casi en el centro del agua, surge un perfecto cono volcánico, el Gunung Baru montaña nueva. Un volcán activo que nació de una violenta erupción acaecida en los años 60. El Baru sigue activo y un río sulfuroso, que surge de su interior, tiñe de amarillo una de las riberas del lago.

Recompensas

Anochece y aunque el cansancio y el recién llegado frío hacen mella, al viajero le costará meterse en el interior de su tienda de campaña. Miles de estrellas y nebulosas iluminan el cielo del Gunung. La luz de los discretos fuegos en los que los guías preparan el último té del día no merma ni un ápice la exuberancia con que aquí se exhibe el firmamento.

Las raíces se entrelazan.

Con el amanecer se reanuda el camino. Bajar al lago a través de un frondoso y empinado bosque de cemaras (arboles que recuerdan bastante a los pinos) y nadar en él, es otra de las recompensas. Pero no es la última. Con un poco de suerte podrá contemplar pequeños y no tan pequeños grupos de peregrinos que llegan aquí desde todo Lombok y desde islas vecinas como Bali y Sumbawa. En las profundidades del mar se encuentran los demonios, las malvadas deidades que causan dolor y muerte.

Pero aquí y en el resto de volcanes y montañas de Indonesia habitan los dioses bondadosos y poderosos a los que rezan los aborígenes. Por eso lanzan, en la parte más profunda del lago, ofrendas en forma de flores, alimentos y valiosas joyas. Son ceremonias sencillas, emotivas pero también divertidas, en las que las familias comparten el esfuerzo de la ascensión y el premio de estar cerca de sus divinidades. No sabemos si alguno de ellos habrá visto alguna vez a la reina Rinjany, pero seguramente, cualquiera que tenga la fortuna de llegar hasta aquí, creerá sentir su presencia en cada rincón de este recóndito y mágico paraje.

Viajes a Rinjani

Ofertas a Rinjani

Banjarmasin es conocida como “la Ciudad de los Mil Ríos”, debido a su ubicación en la confluencia de varios ríos, que se extienden en todas direcciones.

Entre sus atractivos turísticos se define el paisaje cultural que allí se crea, con gran cantidad de embarcaciones que navegan por los canales y la gente que va y viene en sus embarcaciones, algunas que ofrecen todo tipo de productos comestibles y otras van a hacer compras. Así, la zona es un gran mercado flotante digno de contemplar.

La ciudad está rodeada por gran cantidad de vías fluviales inundables, y muchas casas están construidas sobre balsas o pilotes sobre el agua. Los cursos de agua también se utilizan como ruta de viaje utilizando relativamente pequeños botes de remos que utiliza la población local como medio de transporte típico. Mientras que en los ríos más grandes se pueden ver otro tipo de embarcaciones como lanchas más grandes, remolcadores, barcazas.

Entre el paisaje cultural de Banjarmasin también se destaca el Puente Barito que tiene una longitud de 1 Km. y conecta los lados este y oeste del río Barito. Para disfrutar de la belleza del Puente Barito se recomienda pasear por allí durante la mañana o por la noche, porque en este momento el puente está lleno de las actividades que realizan los residentes locales.

De esta manera, al hacer turismo en esta ciudad de Indonesia los turistas pueden apreciar y contemplar las costumbres de su población que en su conjunto forma un atractivo paisajístico urbano para no perderse. También hay varias mezquitas, pueblos cercanos para conocer mediante una excursión, como el pueblo Pumpung que es una de las zonas de extracción de diamantes que todavía se realiza a la manera tradicional.