info@almusafir.es +34 612 258 388

Los 14 parques naturales españoles

Los 14 parques naturales españoles

Cada año, 10 millones de personas visitan los 14 parques nacionales de España. Solo algo más de cuatro millones de la Península. Lo abrumador es que estas cifras esconden un hecho: que los ingresos de este turismo son escasos. Ello se debe, afirman los expertos, a la poca fidelización de los parques sobre los visitantes, algo que, además, junto con la crisis, ha provocado un descenso de las visitas. Al contrario de lo que ocurre en los parques nacionales de Estados Unidos, donde los turistas se pasan días en su interior, en España la mayoría ni siquiera pernocta en sus pueblos aledaños. “Llegan, echan un vistazo, y se van”, dice Ignacio Alonso, presidente de ANETA, la asociación de las empresas de turismo activo, “porque no encuentran una oferta activa para quedarse. Al final, recibes muchas visitas y pocos ingresos”.

Esta situación preocupa a los responsables turísticos de algunas de las autonomías que tienen parques nacionales, a los empresarios locales y a los Ayuntamientos situados en la orla de estas reservas. Mientras Picos de Europa recibe un millón y medio de visitantes y Ordesa o Sierra Nevada más de 600.000, otros como Doñana o Monfragüe no llegan a los 300.000.

Hay, pues, cierta ansiedad por aumentar la afluencia y buscar medios de retenerla más tiempo para que deje más dinero en la zona. Esto porque, si nadie discute que el objetivo primero de la creación de estas reservas es asegurar su conservación, lo que obliga a ser cuidadosos con su uso, se considera también que los parques deben ayudar a la fijación de las poblaciones rurales y al fomento del turismo interior. “Pensamos que en el entorno de los parques”, dice Basilio Rada, director general de OAPC (Organismo Autónomo de Parques Nacionales), “es interesante el turismo rural. De hecho, el objetivo de la ley de parques nacionales de 1906, además de conservar la fauna y la flora, fijaba que era construir vías de acceso para que la gente los pudiera visitar”.

Y esto es bueno para todos. “Los parques, como focos de turismo sostenible, generan desarrollo. En Cazorla, en Ordesa, hay hoteles, restaurantes, tiendas. El pueblo pasa de 3.000 vecinos en invierno a 8.000 en verano”, prosigue. Para Esperanza Perea, directora general de Espacios Naturales de la Junta de Andalucía, “estos parques asientan la población y originan decenas de pequeñas empresas”. Por no hablar de que la tributación de esas actividades turísticas ayudaría a mantener los parques, que salen caros.

“Entre personal de administración, monitores, personal de limpieza o retenes forestales, la plantilla en Monfragüe es de 179 personas”, explica Enrique Julián, director general de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. A lo que hay que añadir las inversiones. “Desde 2007 se han invertido unos 17,5 millones de euros en apoyo socioeconómico, instalaciones o soterramiento de tendidos eléctricos”, dice.

De ahí que algunas autonomías, en línea con el proyecto de Parques Nacionales del Gobierno, quieran mejorar el atractivo de sus parques. Andalucía, con dos (Sierra Nevada y Doñana), quiere recibir más visitantes y crear una marca para su promoción: “Parques de Andalucía”. El propósito es idear propuestas para que los visitantes pasen, no unas horas, sino varios días. Lo que hay no es suficiente. En los pueblos circundantes hay cierta infraestructura, aunque, en general, es escasa y de calidad mediana. Se está buscando también el modo de ofrecer más opciones en el interior de los parques.

El problema es que tienen muchas limitaciones. En la mayoría se puede hacer poco más que caminar a pie o integrarse en un grupo al mando de un guía. Actividades como el rafting, el cañoning, el piragüismo o las escaladas están en general restringidas a las áreas adyacentes. “Aún se pueden hacer muchas cosas, pero la idea es que se desarrollen alrededor, incluidos los deportes de naturaleza”, dice Perea. Julián afirma que “se están estudiando iniciativas para que la gente alargue la estancia en Monfragüe, en turismo gastronómico, artesanía o habilitación de rutas”. También hay un proyecto para poner un microbús eléctrico y se estudia la posibilidad de navegar en una pequeña parte del Tajo dentro del parque, limitada al 5% del cauce del río. “Hacerlo en el resto pondría en riesgo la fauna”, dice.

Estas limitaciones no gustan a los profesionales del turismo activo. “Los parques están totalmente infrautilizados. Hemos creado empresas para actuar ahí, con total respeto, pero no hacemos ni el 10% de lo que quisiéramos”, se queja Alonso, de ANETA. Él montó su empresa en un pueblo cercano a un parque andaluz y al final tuvo que desistir. Otro proyecto suyo, una tirolina gigante, con más de dos kilómetros, está también paralizado. Dados estos condicionantes no parece que vaya a haber una “revolución” en el modelo de negocio de los parques, tal como se ha interpretado tras la aprobación de la Ley de Parques Nacionales. “Pero es que la ley no fue diseñada con esa intención, sino con la de implementar un modelo coordinado y en red”, asegura Rada.

“La ley permite las actividades económicas posibles”, asegura Perea, preocupada, eso sí, de que el texto abra la vía a la caza comercial, “por presión de algunos propietarios”, dice. Pero, algo debe de tener para que suscite reacciones encontradas entre los responsables autonómicos. Canarias ha rechazado un mayor uso turístico en sus cuatro parques, que reciben ya 5,5 millones de visitantes. La polémica saltó también entre los Gobiernos de Asturias y Castilla y León, que comparten con Cantabria el parque de Picos de Europa. Mientras que en Asturias se insiste en que la prioridad es la preservación ambiental, en Castilla y León se prefiere favorecer el turismo y el desarrollo de los pueblos.

Pero, la discusión se ha iniciado y la veda está abierta. Habrá, al menos se intentará, más visitantes y quizá una mayor tolerancia con actividades ahora desaconsejadas. ¿Significa esto que los pragmáticos le ganarán la partida a los ecologistas? “No creo que nadie vaya a ganar sino que todos trataremos de que siga habiendo un equilibrio entre ambos. Nosotros no nos oponemos a que haya más actividad económica, siempre que no afecte los objetivos de conservación. De otro modo, mataríamos la gallina de los huevos de oro”, reflexiona Esperanza Pereda.

 Fuente

Noche de Yalda, Irán

La celebración de la fiesta solsticial y la cena de este especial día, no es algo nuevo para los persas. Llevan miles de años realizando los festejos pertinentes. Aquí presentamos un video realizado por ellos mismos para compartirnos un pedacito de esta tradición, que se antoja vivir en el calor humano, ahora que el invierno cerca tantos corazones con sus fríos. La reajustadores del calendario navideño, como podría uno imaginarse, sólo aprovecharon el pretexto del solsticio, para inventarse que, en la cercanía de la gran noche, era precisamente cuando había nacido Jesús, hijo de María (P), desplazando y anulando así, el necesario ajuste humano con los procesos cósmicos. Dios sabe más. Con ustedes:

“Yalda, herencia valiosa de la cultura iraní”

Este programa aborda los factores para la formación de la noche de Yalda (la última noche de otoño y la noche más largo del año), sus ritos y costumbres.

La noche de Yalda, que significa “nacimiento” en un dialecto arameo, es la primera noche de invierno y la noche más larga del año, una celebración que en la cultura y costumbres de los iraníes tiene un lugar especial. La fiesta de la noche de Yalda es una tradición que se lleva a cabo desde el antiguo persa y su continuación es signo del vínculo inseparable de los iraníes con la cultura de sus ancestros. Siete mil años atrás, los antepasados persas lograron un calendario solar. Ellos, gracias a una estricta meditación, descubrieron que la primera noche de invierno es la noche más largo del año. La gente que vive cerca de la naturaleza observa el sol y las estrellas, experimenta los cambios naturales de las estaciones, los días y las noches cortas y largas, y arregla sus actividades cotidianas aprovechando mucho de estos fenómenos naturales y sus cambios. Por lo tanto, esta gente admira los fenómenos de la naturaleza, y los considera una manifestación de la existencia del Creador del universo y, entre estos fenómenos naturales, el Sol ha recibido especiales elogios, pues con sus rayos calienta la tierra y a todas las criaturas. Las personas, al pensar y analizar profundamente sobre el mayor origen de la luz material, o sea el Sol, encuentran en este astro una gran fuente de luz espiritual, es decir, entiende los efectos de los rayos en la vida y, al mismo tiempo, que Dios es la mayor fuente de luz espiritual. Entonces admiran la amabilidad espiritual de Dios e intentan fortalecerse dentro de sí mismo con la paz, la amistad, el amor, el cumplimiento de las promesas y los compromisos.

Mi felicitación para quienes en este día se reúnen en presencias y en ausencias, para ser en esa fraternidad, un solo corazón, a pesar del tiempo y la distancia.

Shab-e Yaldâ یلدا, Shab-e Chelleh , fiesta de Julio tambien llamada Navidad es un antiguo festival iraní que hoy, a pesar de la sospecha y la obstrucción de los gobernantes extranjeros Islámicos en Irán, muchos iraníes celebran .

Desde Amirkabir:

Mitra, dios de la luz y la bondad

La víspera de Yalda siempre ha tenido un papel importante en el calendario iraní. Es la víspera del nacimiento de Mitra, el dios sol, que simboliza la luz y la bondad. Yalda es una palabra siríaca que significa nacimiento y la importancia de la antigua mitología iraní de este día es la victoria del dios del sol sobre las fuerzas de la oscuridad.

Shabe Yalda

Una virgen da a luz Mitra esa noche. Durante la época aqueménida Mitra era el dios del sol, la deidad suprema, además de Ahura Mazda, el Dios de toda bondad y Anahita, la diosa del agua y la fertilidad. En la época sasánida fue la religión oficial del zoroastrismo, pero el significado de Mitra se mantuvo intacto. . Hoy, como entonces, Shab-e Yalda en Irán como en la cultura cristiana es un clásico de la celebración de la Natividad y de la familia.

El origen de la Navidad

Mithras Sol invictus Münze. La noche del 21 al 22 de diciembre es la noche más larga del año y el día, que corresponde al mes de diciembre, no se celebraba sólo en el antiguo Irán, sino también de todos los demás pueblos indo-germánicos, el nacimiento del dios del sol Mitra, a partir de ese día son los días cada vez más largos y la luz poco a poco gana sobre la oscuridad. Los romanos más tarde adoptaron el culto a Mitra, de los helenos, que ya habían sido tomados por los griegos en la costa de Asia Menor de los persas. Los griegos creían que el Sol Helios dirigía un carro, tirado por cuatro caballos en el cielo.Durante muchos siglos hubo una gran influencia de la religión iraní en Europa: En Alemania, por ejemplo, cerca de Hamburgo y en algunas partes de Italia todavía se encuentran altares mitraistas de la edad antigua. La transferencia de cuatro días al 21 de diciembre se explica debido a las diferencias del cálculo diverso de los solsticios. Sonnenwagen von Trundholm Incluso en el antiguo Irán se mostraron un gran interés en los ciclos astronómicos y había una tendencia general en otras civilizaciones por costumbre, a ver un ser divino como la fuente de todas las fuerzas de la naturaleza . Dado que la precesión es estacionaria en toda la esfera de estrellas fijas, había un Dios mas poderoso que los dioses de las estrellas y los planetas.

Relief zu Taq-e Bostan: Investitur Ardaschirs II. mit der Darstellung der persischen Gottheit Mithra Tal es el culto que por lo menos en la mitad del siglo 2 en el que el “recién descubierto Dios,” que tenía el mayor poder sobre todo el universo fue una idea surgió hace miles de años. Este era, según los actuales conocimientos el culto a Mitra, 2.500 años después de los arios originales, por lo menos desde el comienzo del cuarto siglo cuando dejaron los arios su hogaren el cual 10 meses al año era invierno, para que en el 2000-1500 a. C., los arios llegaron al subcontinente indio y adoraron al dios del sol Mitra con el mismo nombre.

Origen de la Navidad en el cristianismo

Helios im Sonnenwagen begleitet Phosphorus, Hermes u.a.

Para la importante cultura cristiano-occidental está de acuerdo el comienzo del renacimiento del sol el 25 de diciembre con la Navidad cristiana. Este sol, que entonces era el nombre del sol dios romano de la antigüedad tardía. Nacido desde que el cristianismo nació del judaísmo y comenzó su conquista de Europa , el clero cristiano advirtió que carecían de calendario ritual: Algo así es para una religión siempre atractivo, sobre todo algo necesario para institucionalizar una religión .. Aunque durante siglos trató el clero cristiano, de suprimir esta fiesta pagana, en su opinión, el festival, que estaba profundamente arraigado en el pueblo no pudo ser eliminado, las fiestas indoeuropeas, incluida la iraní “Mithrakana” o simplemente Shab-e-Yalda se fueron modificandoy adaptando para el cristianismo.La fecha exacta del nacimiento de Jesús de Nazaret no es conocida y la fecha de la 25 ª de Diciembre se estableció también en el siglo IV bajo el emperador Constantino.

Mithras Sol invictus

. Por tanto, es natural la determinación de la fecha del nacimiento de Jesús, coincida con la fiesta del nacimiento del sol iraní dios Mitra, los romanos habían tomado la primera por los griegos en Asia Menor, que a su vez la había tomado por los persas, y jugó un papel importante. Según algunos estudiosos de la religión hay aún un paralelismo entre el mitraísmo y el cristianismo en particular, y se realiza entre la figura de Mitra y Jesús de Nazaret. La mayoría de los eruditos religiosos están convencidos de que el cristianismo ha adoptado muchos rituales e imágenes del Mitraísmo:

A medida que el “Sol Invictus” Mitra es representado en la iconografía con un halo alrededor de su haz de cabeza, comparable a la del halo en la iconografía cristiana.

Mitraistas creen relacionados con los seguidores del zoroastrismo más tarde la creencia en el cielo y el infierno, en un Juicio Final, la resurrección de los muertos y el retorno de Mitras, y la superación definitiva del mal.

Puesto que Mitra era considerado un dios del sol, era el domingo (“este solis”) su día sagrado.

Las cuatro mayores festivales mitraicos eran el solsticio de verano y el invierno y el equinoccio vernal y equinoccio de otoño en su lugar (véase, Navidad, Semana Santa, Pascuas ).

El más alto sacerdote de Mithrakults fue llamado “Papa”, y llevaban la insignia de un gorro frigio de color rojo, la “Mitra”, el precursor de la tapa del obispo, una túnica roja, un anillo y un cayado de pastor.

No en vano, es en los países escandinavos la Navidad “julio”, llamado así por los escandinavos quienes han recibido los festivales indo-germánico mejor que las zonas más meridionales de Europa. Julio no es otro que el antiguo festival iraní de la noche mitraista del pleno invierno a raíz de la migración de las tribus arias que llegaron de Escandinavia. . Si, en el hemisferio norte el 21 o 22 de diciembre, el sol, tiéne el nivel más bajo alcanzado en el horizonte, entonces la media noche de invierno o Shab-e-Yalda. En el solsticio de invierno, el sol alcanza durante el año a continuación, su nivel más bajo en relación con el paso meridiano.

En este momento es el día más corto y la noche más larga debido a la mayor parte de la trayectoria diaria del sol que está por debajo del horizonte. Escandinavia que está cerca del Círculo Polar Ártico hasta el solsticio de invierno, no tiéne ni un día sin sol. I. Este año, el solsticio de invierno en . Diciembre cae a lasa 0.38 GMT del reloj. . Incluso antes de Cristo en diciembre se celebraba en pleno invierno la noche con ofrecimiento de víctimas.El Flateyabók nos dice que los paganos celebran la alabanza Yuletide a Odín.

La decoración en el solsticio de invierno, fue también en el culto a Mitra en honor del dios del sol en el antiguo Irán hace cuatro mil años. La estrella en la parte superior del árbol era un símbolo del nacimiento de Mitra. Si bien hoy en día las bolas del árbol de Navidad simbolizan a las manzanas prohibidas del paraíso (En escandinavia se cuelgan manzanas) , las velas en el árbol simbolizan la luz y por lo tanto el nacimiento de la iraní Mitra dios-sol. Incluso en las zonas septentrionales de Europa se encontraban las ramas de pinos a principios de invierno y se colgaban en la casa para hacer más difícil a los espíritus malignos que entraran y anidaran, el verde es la esperanza del retorno de la primavera.

El árbol de Navidad encendido es de origen iraní.