info@almusafir.es +34 612 258 388

RUTA BEREBER

Imizig es un auténtico viaje de aventura por Marruecos que, lejos de los circuitos habituales, emocionará incluso a los viajeros que ya conocen este hermoso país. La imperial Fez será nuestro primer contacto con el país, donde exploramos el misterioso laberinto de la Medina. En vehículos 4×4 recorremos el país de norte a sur, descubriendo los grandes reductos Haz clic para ver mapa de Imizig, la Ruta Bereber de la naturaleza magrebí, para acceder no sólo a los más impresionantes parajes, sino también para conocer la hospitalidad y el calor de sus gentes, auténticos protagonistas de nuestro viaje. El santuario de la cultura bereber en los lagos de Imilchil, el frondoso bosque de cedros y las furiosas fuentes de Oum-er-Rbia del Medio Atlas despertarán nuestros sentidos. Por pistas serpenteantes llegamos a la puerta del desierto, Merzouga. Rodeados por un océano de dunas, dormiremos en el Erg Chebbi bajo un manto de mil y una estrellas. Desde el torrente de palmerales en el oasis de Tafilalt y a través de los solemnes y omnipresentes picos del Alto Atlas, nos dirigimos a las singulares gargantas del Todra y Dades. A través de la ruta de las kasbahs llegamos a Marrakech, capital mágica del Imperio Almorávide y ciudad milenaria de encantadores de serpientes, cuenta-cuentos y saltimbanquis, dónde pondremos punto y final a un inolvidable viaje por un país fascinante.

Ruta:

Día 1 España – Fez
pueblo VIAJE MARRUECOS BEREBER Vuelo a Fez. Llegada y traslado al Hotel.

Día 2 Fez – Medio Atlas
Visitamos Fez, un regreso al medievo por la medina más importante del mundo árabe fundada en el siglo IX. La Madraza Bou Inania, la Plaza Nejjarine y por supuesto los laberínticos zocos de la Medina. Por la tarde, empezamos nuestra ruta en 4×4 ascendiendo por pistas serpenteantes hacia el Medio Atlas. Casa bereber.

Día 3 Medio Atlas
Nos adentramos en el bosque de cedros para realizar un pequeño trekking donde tendremos oportunidad de avistar familias de primates. Tras el almuerzo tipo pic-nic regresamos a nuestro hogar Bereber para conocer sus costumbres. Casa bereber. Comidas incluidas.

Día 4 Medio Atlas – Lagos de Imiclhil
Alcanzamos las fuentes de Oum-er-Rbia, y por lejanas pistas, remontamos la cordillera del Medio Atlas para alcanzar los lagos de Tislit e Islit, atravesando bosques de robles, el Lago Aguelmane Azigza y pueblos bereberes en un paisaje de alta montaña. Casa bereber.

Día 5 Lagos de Imilchil
Trekking de los lagos y aldeas de Imilchil. Recorremos el Valle del río Assif Melloul para conocer las costumbres de las pequeñas aldeas de montaña. Casa bereber. Comidas incluidas.

Día 6 Lagos de Imilchil – Erg Chebbi
Descendemos el Atlas pasando de verdes a ocres ensoñadores, hasta entrar en la región de los oasis del Tafilalt. Y tras adentrarnos en camello por la zona de Merzouga, disfrutamos de una espléndida puesta de sol en las dunas del Erg Chebbi. Noche en jaimas.

Día 7 Erg Chebbi – Todra – Dades
Salimos muy temprano y continuamos nuestro periplo que nos lleva hasta Todra y su deslumbrante palmeral, visitando Rissani, cuna de la dinastía alauita. Por la tarde proseguimos por zigzagueantes carreteras hasta las Gargantas del Dades. Hostal rural.

Día 8 Dades – ruta kasbahs – Marrakech
Tomamos rumbo hacia Marrakech visitando en ruta las kasbahs de Taurirt en Ouarzazate y la de Ait Ben Hadou, escenarios de famosas películas como Lawrence de Arabia o Gladiator. Atravesamos el Alto Atlas por una sinuosa carretera de montaña hasta llegar a Marrakech. Riad u hotel.

Día 9 Marrakech
Día libre para perderse por la misteriosa Marrakech, su fascinante zoco, la plaza de Djemaa el-Fna o la mezquita Koutoubia. Riad u hotel.

Día 10 Marrakech – España
Vuelo de regreso. Llegada a España.

viaje a marruecos

Incluye: guía nativo de habla hispana / conductores / transporte en 4×4 (excepto en Marrakech) / guía local durante la visita en Fez / traslados a y desde aeropuerto / camellos en el desierto / alojamiento en Riad según disponibilidad, hoteles clase turista, hostales rurales, casas bereberes, jaima y acampada según itinerario / media pensión en todo el recorrido excepto días de trekking en pensión completa (día 5 en invierno – 3 y 5 en verano) y Riads en régimen de desayuno / seguro de viaje. Consulta información detallada del seguro

No incluye: vuelo intercontinental / tasas aéreas / tasas locales / actividades opcionales

info@almusafir.es

En una entrada anterior comentamos que el puerto de Essaouira era conocido también como ‘el puerto de Timbuktu‘, porque la mayoría de los bienes que se comerciaban terminaban en esta ciudad. Esto se debía principalmente a las políticas de comercio establecidas por el sultán Ben Abdellah, que promovía el libre comercio para reducir los costos de aduana y fomentar la llegada de mercaderes adinerados para llevar a cabo negocios con cristianos y judíos.

Un cuarto del territorio del puerto original estaba dedicado exclusivamente a los mercaderes, y para 1780 el puerto de Essaouira ya se encargaba de más de la mitad del comercio exterior de todo Marruecos.

Las remodelaciones del puerto se llevaron a cabo en diferentes momentos, siendo las más importantes en 1915, 1924 y 1967. Desde entonces, si bien el puerto empezó a tener competencia con otras ciudades del país, como Casablanca y Agadir, nunca perdió totalmente su importancia.

El comercio fue uno de los rasgos más importantes de la economía marroquí durante la época de liberación de los colonizadores europeos, pero también le deben a estos primeros conquistadores una idea específica acerca del comercio y los bienes materiales. Marruecos creció influenciado seriamente por la presencia de una ideología capitalista de carácter burgués que llegaba desde Europa.

Gnaoua, o gnawa, es el nombre con el que se conoce a la música que combina elementos árabes y sub-saharianos. Fue creada a partir de la conjunción de los antiguos rituales islámicos y las danzas y cantos mágicos de las tribus africanas.

El desarrollo de la hermandad gnaoua está ligado a los esclavos de áfrica occidental, traídos hacia el norte desde Malí y Guinea. Entre ellos se refieren a sí mismos como los descendientes de Bilal al-Habashi, el etíope que fue uno de los primeros ‘muezzin’ del profeta Mahoma (la persona que llama a los fieles musulmanes a orar).

El ritual más importante de la Gnaoua es ‘La Lila‘, una ceremonia que se extiende durante toda la noche e incluye danzas sanadoras. El maestro músico es el encargado de guiar a los espíritus y fuerzas sobrenaturales que se encargan de transmitir los buenos deseos y utilizar sus poderes para ayudar a los más necesitados.

Los siete espíritus son invocados a través de cientos de cantos y rezos, combinando una primera parte de relato donde se habla de los ancestros, y posteriormente las danzas que incluyen ciertos rasgos similares a los de las tradiciones y rituales del vudú.

Uno de los iconos de Essaouira es Bub Al Mersa, una puerta monumental que sirve como punto de inicio de la zona del puerto en uno de los centros de actividad marítima de Marruecos. En la parte superior, en forma de triángulo, hay una frase tallada en piedra, en árabe.

Dice: “Alabado sea Alá. Esta puerta, encargada por uno de los gloriosos reyes, Sidi Mohammed, fue construida por su servidor Ahmed el Aalj”.

El diseño de la ciudad de Essaouira gira también alrededor del puerto, y comenzó cuando el sultán Sidi Mohammed le encargó al arquitecto francés Theodore Cornut una nueva urbe. Empezó en 1766 y recién tres años después concluyó la construcción de la Scala del puerto y la Scala de la Kasbah. El resto del proyectó quedó en manos del arquitecto inglés Ahmed el Aalj (Ahmed, el renegado).

La entrada del puerto y las fortalezas fueron completadas con ayuda de ingenieros europeos, y en la artillería en bronce se pueden hallar piezas españolas, holandesas y portuguesas, muchas de estas piezas provenían de Sevilla y Madrid, zonas de fabricación militar muy importantes entre los años 1743 y 1782.

Durante el reinado del califa Hisham ibn Abd al-Malik, los pueblos bereber llevaron adelante el primer levantamiento contra los líderes del califato árabe que dominaban la región desde sus puestos de gobernación en la ciudad de Damasco.

La rebelión contra los líderes del califato Umayyad empezó en Tangiers en el año 740 y luego se propagó por el norte de África (Magreb), hasta llegar al territorio de al-Andalus (España).

Los simpatizantes del régimen Umayyad finalmente lograron contener el avance de los revolucionarios bereber, evitando la caída de la zona central de Ifriqiya (en Túnez) y al-Andalus. Sin embargo, gran parte del Magreb dejó de estar bajo el dominio de los Umayyad, y nunca volvería a caer en sus manos, marcando uno de los primeros momentos importantes de liberación en la historia marroquí.

Los ejércitos rebeldes bereber se disolvieron poco después del intento fallido de capturar Kairouan, pero los resultados estaban a la vista: el Magreb se convirtió en una zona fragmentada con pequeños estados y aldeas bereber que se regían a si mismos y compartían la intención de defenderse contra enemigos externos.

Uno de los resultados de la revuelta bereber fue la aparición de los primeros estados musulmanes, fuera del control y la influencia del califato.

¿Necesitas elegir un hotel para hospedarte en Ouarzazate? Este es el post que estabas buscando, un repaso a los más recomendables hoteles de la zona, comparando precios, ubicación y servicios, una manera inteligente de escoger tu próxima habitación cuando decidas viajar a Ouarzazate de vacaciones o en un fin de semana con tu pareja.

Una de las primeras opciones siempre es Le Temple Des Arts (El Templo de las Artes), un lujoso hotel 5 estrellas con suites y habitaciones de diseño, en pleno centro de la ciudad de Ouarzazate. Cada una de las habitaciones está decorada tomando como inspiración una película que ha marcado la historia del cine mundial.

Al igual que otras propuestas de hospedaje en Estados Unidos, la idea de un hotel temático ha tenido una excelente recepción entre los viajeros y Ouarzazate ha logrado convertirse en uno de los referentes de este tipo de turismo.

Si en cambio prefieres un hotel más simple y económico, siempre puedes acceder a los maravillosos servicios del Hotel Marmar, una excelente combinación de atención, tradición marroquí y buenos precios. Es un hotel con 20 habitaciones, decorado de forma elegante pero austera. Pensado para grupos de jóvenes y parejas, excelente opción por su precio y ubicación en el centro de la ciudad.

La ciudad imperial de Fez es una de las más solicitadas en los planes de viajes de turistas de todo el mundo, principalmente de Europa y Oceanía. A la hora de elegir hoteles en Fez, tenemos que tomar en cuenta que una ciudad tan importante a nivel histórico suele tener una gran demanda de hoteles, restaurantes y otros servicios, así que dependiendo la fecha en la que vayamos a viajar tendremos que pensar seriamente en reservar habitación con antelación.

Si todavía no estuviste averiguando por hoteles en Fez, en Absolut Marruecos te contamos sobre algunas de las opciones más recomendables, para que aproveches al máximo tu tiempo en la ciudad y ahorres dinero con ofertas y establecimientos de calidad y buenos precios.

Riad Le Califfe es nuestra primera recomendación, un elegante hotel 4 estrellas ubicado en la zona céntrica de la ciudad. Con decoración elegante y un estilo arquitectónico fiel a las tradiciones árabes de la construcción.

Si no te quieres alejar de la Medina de Fez, también puedes probar una habitación en el hotel Dar Iman, cuyo patio interno nos hace viajar en el tiempo a la época de las antiguas casas señoriales y coloniales del Marruecos bajo la dominación francesa.

Fundada en 1917, Midelt está cerca de una pintoresca ciudad marroquí llamada Ait Outat Izdeg, en honor al río afluente del Muluya que fluye de la izquierda y baña las costas de un destino rodeado por montañas, creando un escenario bastante inusual.

Las fuerzas de exploración y milicias de la Legión Extranjera construyeron diferentes edificios militares y civiles en Midelt, por eso hoy hablamos de esta localidad como uno de los centros de arquitectura francesa en el interior de Marruecos. Al caminar por las callejuelas de los barrios principales encontramos pequeñas construcciones con un estilo arquitectónico claramente influenciado por los colonizadores europeos.

Desde Midelt podemos partir hacia el desierto del Sahara en una hermosa ruta turística conocida como Ruta del Ziz, que año a año atrae a más viajeros de diferentes partes del mundo. Existe un punto llamado Tizi n’Talghemt que marca el final de la cuenca del Muluya (en el punto donde desemboca en el Mar Mediterráneo) y la del Ziz, uno de los ríos que pertenece a la zona del Sahara.

Cerca de este paseo también se encuentra una gran antena de radio y televisión, conocida como Marocaine, que también es visitada como una singular construcción moderna y tecnológica en medio del entorno desértico de Marruecos.

Guest House Merzouga es un lugar diferente para hospedarte en la zona de Erg Chebbi. Un albergue diferente, donde la atención familiar y el lujo se dan la mano, para los viajeros que desean alejarse de los ruidos de las grandes ciudades y disfrutar de unas vacaciones diferentes en medio de un entorno desértico único.

Guest House Merzouga no es un hotel, es la casa de huéspedes de la familia Seggaoui, que invita a los viajeros a relajarse y dejarse llevar por una de las mejores estadías íntimas en la región de Erg Chebbi. La familia trabaja y vive en Merzouga, a los pies de las dunas de Erg Chebbi, y además de ofrecer una atención personalizada, también se realizan diferentes paseos y excursiones en la región.

Alejados del turismo multitudinario de las grandes ciudades, Guest House Merzouga es una opción pensada para viajes románticos. Se pueden programar paseos en dromedario, excursiones en camionetas 4×4 en el desierto o visitas a pueblos berebere en las cercanías.

Además hay una buena oferta de platillos y tradiciones berebere, para acercar las tradiciones y elementos principales de las costumbres de las antiguas tribus en la vida cotidiana de los turistas.