info@almusafir.es +34 612 258 388

Viajar a Bali

La isla de Bali, o también la isla de los 1.000 templos, y es que de esta manera también es conocida esta isla de Asia. Hasta más de 1.000 templos se pueden encontrar en Bali, siendo cada uno distinto en decoración y a quien está dedicado.

Más de 1.000 templos en la isla de Bali

Si hay una construcción que en Bali está más que presente, siendo imposible que en ningún otro lugar del planeta pueda encontrarse en un número tan elevado, es el templo, y es que en esta isla del sudeste asiático se estima que hay más de 1.000 templos.

Cada vivienda tiene su propio templo, incluso pueden llegar a tener dos. La disposición del hogar se conforma con un habitáculo cerrado en el que en su interior duermen todos los inquilinos de la casa; un porche grande, y un jardín que es el lugar destinado para hacer las ofrendas.

Templo Pura Bukit Sar, el más famoso y visitado de todos Con más de 1.000 templos en la isla, evidentemente visitar todos es una quimera, pero sí se puede optar por empezar visitando el más famoso de todos entre ese más de un millar de templos que hay.

El más famoso y visitado se encuentra a unos 20 kilómetros de la capital de Bali, -Denpasar- en el pueblo de Sengeh. El bosque que rodea este pueblo está completamente habitado por monos, siendo a este animal al que el Templo Pura Bukit Sari está dedicado.

Más templos interesantes para visitar, y que cada uno presenta un motivo y una ornamentación distinta, son los siguientes:

El Templo Pura Bukit Dharma Durga Kutri: nombre interminable para un templo cuya fachada es de las más originales que se pueden encontrar entre los templos de la isla de Bali, y es que está decorada con esculturas de elefantes en la puerta, y de cerdos en la puerta interior.

El Templo Pura Luhar Batakau: de esta lista de templos, este es el más bonito de todos por la construcción que presenta, y es que destaca por su pagoda de siete pisos alrededor de un jardín.

El Templo Pura Goa Lawah: común es en Bali que muchos de sus templos estén dedicados a animales -el de Pura Bukit Sari era dedicado al mono-, o que tengan esculturas de ellos, como los elefantes y cerdos en el de Pura Bukit Dharma Durga Kutri. El de Pura Goa Lawah es el templo de la cueva de los murciélagos.

El Templo Pura Taman Ayun: este templo jardín llama la atención por la forma en la que está dispuesto, con un vallado interior alrededor de un foso y de un camino pavimentado para que los turistas puedan contemplarlo.

El Templo Pura Uluwatu: en esta lista de templos, si hay que catalogar uno como el más espectacular de todos, sin duda alguna que este lo es. El lugar en el que se encuentra es su mejor carta de presentación por el que se le considera el más espectacular, y es que está emplazado en lo alto de un acantilado.

El Templo Pura Tegeh Koripan: entre los más de 1.000 templos que hay en la isla de Bali, no se puede obviar de esta lista el más antiguo de todos, el Templo Pura Tegeh Koripan.

Entre los muchos tesoros que guarda la isla de Bali, tal vez uno de los más espectaculares sea Ubud. Puede que quien haya visitado ya la bella isla indonesia se haya llevado una imagen equivocada del lugar: unas cuantas calles llenas de cafeterías, restaurantes y tiendas de souvenirs. Eso es solo la superficie, hay que rascar un poco para descubrir lo que hay detrás.

Ubud está en el corazón y el centro espiritual de la isla, un deslumbrante escaparate de la cultura balinesa manifestada a través de la pintura, la danza y la tradición. Basta con fuir del centro turístico y perderse en un paseo entre arrozales, estanques y templos. Allí encontraremos la auténtica magia de Bali.

¿Qué ver en Ubud? Si dispones de poco tiempo, hay tres visitas obligadas que no te dejarán indiferente: el santuario los Monos, The Monkey Forest y el volcán del Monte Batur, si bien lo ideal es permanecer aquí varios días y disfrutar de todo lo que ofrece y el entorno con la calma necesaria.

También existe la posibilidad, muy recomendable, de hacer una excursión a Tampaksiring desde Ubud. Allí se encuentra el monumento más importante de la isla, el Gunung Kawi, un complejo funerario antiquísimo compuesto por 10 tumbas reales excavadas en medio de la vegetación y rodeado de arrozales.

En este lugar encontramos también las fuentes sagradas del templo Tirta Empul. Allí podemos disfrutar de un baño ritual en sus pozas, una experiencia increíble y totalmente segura: el agua está limpia y los lugareños no solo no se ofenderán por ello sino que nos invitarán a hacerlo. Eso si es sumergirse, literalmente, en la verdadera magia de Bali.

La mejor forma de recorrer Bali es en motocicleta, podemos alquilar una por sesenta euros al mes o por día, unos tres euros negociables. La gasolina es muy barata comparada con Europa, rellenar el tanque de una Scoopy no llega ni a los cinco euros. Hay que tener en cuenta que en Bali no existen los exámenes de conducir, la gente compra el permiso y listos. Así que mucho ojo con la conducción.

Bali no es todo como se muestra en la película “Come, Reza y Ama” de Julia Roberts, en Bali como en el resto del mundo también hay atracos. Mi amiga Loreto de Madrid lleva dos años viviendo aquí y le han estirado del bolso cuatro veces estando ella subida a la moto. Todas las veces han sido de noche, ya que en Bali no hay farolas que iluminen las calles y el sol se esconde sobre las siete de la tarde.

A otra amiga una moto le cerró el paso y otra por detrás y le empujaron de su propia moto para robarle el bolso. Los turistas y en especial las mujeres que van solas en moto de noche son las víctimas más buscadas. Yo cuando salgo sola voy y vuelvo en taxi, me cuesta cinco euros el trayecto y me aseguro que no habrá sorpresa. Nota: Cuando nos subamos al taxi antes de arrancar debemos obligar al taxista a poner el taxímetro en marcha.

Las casas balinesas por lo general son abiertas salvo la zona del dormitorio, eso quiere decir que de noche cuando encendamos una luz todos los mosquitos de la zona vendrán a visitarnos. Hay que tener mucho cuidado con las picaduras de mosquito, sobretodo con el dengue. Existen cuatro variedades de dengue: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4 y se transmite por medio del mosquito “Aedes Aegypti”.

Este mosquito pica durante el día y los síntomas son fiebres altas, fuertes dolores de cabeza, tos, dolor muscular y de las articulaciones. Nosotros para prevenir usamos de todo, desde anti-mosquitos eléctricos, líquido spray repelente de mosquitos (que no es muy bueno para la piel por cierto) hasta pulseras marca ParaKito que venden en el supermercado Canggu Deli.

Para la fiebre de dengue no existen vacunas, así que es muy importante prevenir bien. Bali está lleno de arrozales y especialmente en la época de lluvias es cuando aparecen más mosquitos. Dicen que poner el aire acondicionado en la habitación evita que haya mosquitos, así como usar una mosquitera en la cama mientras dormimos sería lo más recomendable.

El museo de las conchas de Bali está en la concurrida calle de Sunset Road en la zona de Kuta. Sunset Road es bajo mi humilde punto de vista una de las calles más peligrosas de Bali, para ir en moto me refiero. En Bali por lo general nadie pone intermitentes al girar y los conductores cambian de carril con bastante agresividad y por supuesto sin señalizar.

El museo de conchas o Shell Museum en inglés, consta de dos pisos y una tienda en la entrada principal, el precio es de 75 rupias indonesias y lo mejor es ir entre semana y a primera hora de la tarde. Cuando yo fui estuve sola con el guía que aunque no hablaba mucho inglés supo responder a todas mis preguntas.

Se trata de un museo excepcional donde podemos encontrar desde fósiles hasta las conchas más curiosas, además de bocas de tiburón, esqueletos de cocodrilos, espinas dorsales de ballenas, coronas de la tribu de Papua Guinea entre otras muchas cosas. Es una visita obligada para todos aquellos amantes de la historia, el mar y su fauna marina.

Las bodas extranjeras que se celebran en Bali no tienen validez legal a no ser que nos casemos con un balinés. Pero eso no quita que no podamos celebrar en Bali una boda simbólica, bonita y llena de colorido para celebrar por ejemplo los 25 años de casados. Famosos como Mike Jagger, Alejandro Sanz o David Bustamante se casaron aquí con sus respectivas mujeres a través un ritual exótico y muy emotivo.

La celebración del enlace puede costar alrededor de 500 euros por pareja y se puede contratar desde España junto con el viaje de novios en sí. Podemos elegir entre celebrar nuestra boda por el rito balinés o por el rito religioso. Hoy en día por extraño que parezca también se puede celebrar una boda por el rito balinés en España, pero yo creo que se pierde todo el encanto.

Los hoteles de Bali ya están acostumbrados a la celebración de bodas así que ofrecen paquetes muy interesantes que incluyen estancia y ceremonia. Muchos de los hoteles de la isla son antiguos palacios reformados que añaden un toque de magia a nuestra celebración tan especial, el servicio de wedding planner se puede contratar a parte a través de empresas como por ejemplo Bali Weddings.

Siempre sentí mucha envidia de la gente que cada navidad se iba a alguna isla tropical en busca del calor. Por motivos laborales o por estudios de la universidad nunca pude hacerlo ni pasar un fin de año bronceándome al sol. Este año por fin, si después del 21 de diciembre el mundo sigue mundo nos iremos a las islas Gili para celebrar el cambio de año.

Las islas Gili están en Indonesia y son tres islas: Gili Trawangan, Gili Meno y Gili Air. La más popular es Gili Trawangan donde además están los mejores restaurantes y hay más oferta hotelera. Las otras dos son una opción válida si lo que queremos es aislarnos del mundo y tener una estancia extremadamente tranquila.

Otra opción es ir a la isla Nusa Lembongan, partiendo desde el puerto de Sanur en Bali. Hay opción de llegar en lancha rápida o en barco turístico, dependiendo del precio que queramos pagar. Una vez allí hay una pequeña cala ideal si viajamos con niños llamada Coconut Beach, situada entre el Coconut Resort y Mutiara villas.

Hay una cierta tendencia en Bali a no decir las playas maravillosas que nos gustan para que no se llenen de gente o acaben destruyendo el paisaje con construcciones masivas. Yo lo encuentro un poco egoísta además de sin sentido ya que tarde o temprano una las acaba descubriendo.

Hoy os hablaré de mi playa favorita de Bali, está en Ungasan y para acceder tenemos que hacerlo a través del beach club llamado Finn’s al lado del restaurante Karma di Mare. La entrada vale 250 rupias indonesias e incluye comida, toalla y hamaca en la arena. Además te prestan gafas de buceo, tubo y juego de palas para que los niños jueguen.

Está abierto de nueve de la mañana a nueve de la noche y como sólo llevan un año y medio abierto nunca lo he visto lleno de gente, tan sólo un par de parejas más y nosotros. Para acceder a la playa desde la recepción se baja en un ascensor que pasa entre las rocas, bastante impresionante. Nota: Para comer mi recomendación personal es el plato “Herbs crush chicken breast”.

La isla de Bali, o también la isla de los 1.000 templos, y es que de esta manera también es conocida esta isla de Asia. Hasta más de 1.000 templos se pueden encontrar en Bali, siendo cada uno distinto en decoración y a quien está dedicado.

Más de 1.000 templos en la isla de Bali

Si hay una construcción que en Bali está más que presente, siendo imposible que en ningún otro lugar del planeta pueda encontrarse en un número tan elevado, es el templo, y es que en esta isla del sudeste asiático se estima que hay más de 1.000 templos.

Cada vivienda tiene su propio templo, incluso pueden llegar a tener dos. La disposición del hogar se conforma con un habitáculo cerrado en el que en su interior duermen todos los inquilinos de la casa; un porche grande, y un jardín que es el lugar destinado para hacer las ofrendas.

Templo Pura Bukit Sar, el más famoso y visitado de todos

Con más de 1.000 templos en la isla, evidentemente visitar todos es una quimera, pero sí se puede optar por empezar visitando el más famoso de todos entre ese más de un millar de templos que hay.

El más famoso y visitado se encuentra a unos 20 kilómetros de la capital de Bali, -Denpasar- en el pueblo de Sengeh. El bosque que rodea este pueblo está completamente habitado por monos, siendo a este animal al que el Templo Pura Bukit Sari está dedicado.

Más templos interesantes para visitar, y que cada uno presenta un motivo y una ornamentación distinta, son los siguientes:

El Templo Pura Bukit Dharma Durga Kutri: nombre interminable para un templo cuya fachada es de las más originales que se pueden encontrar entre los templos de la isla de Bali, y es que está decorada con esculturas de elefantes en la puerta, y de cerdos en la puerta interior.

El Templo Pura Luhar Batakau: de esta lista de templos, este es el más bonito de todos por la construcción que presenta, y es que destaca por su pagoda de siete pisos alrededor de un jardín.

El Templo Pura Goa Lawah: común es en Bali que muchos de sus templos estén dedicados a animales -el de Pura Bukit Sari era dedicado al mono-, o que tengan esculturas de ellos, como los elefantes y cerdos en el de Pura Bukit Dharma Durga Kutri. El de Pura Goa Lawah es el templo de la cueva de los murciélagos.

El Templo Pura Taman Ayun: este templo jardín llama la atención por la forma en la que está dispuesto, con un vallado interior alrededor de un foso y de un camino pavimentado para que los turistas puedan contemplarlo.

El Templo Pura Uluwatu: en esta lista de templos, si hay que catalogar uno como el más espectacular de todos, sin duda alguna que este lo es. El lugar en el que se encuentra es su mejor carta de presentación por el que se le considera el más espectacular, y es que está emplazado en lo alto de un acantilado.

El Templo Pura Tegeh Koripan: entre los más de 1.000 templos que hay en la isla de Bali, no se puede obviar de esta lista el más antiguo de todos, el Templo Pura Tegeh Koripan.

La isla de Bali con sus más de 1.000 templos es uno de los muchos destinos atractivos que el continente asiático te ofrece. Si quieres recibir información sobre algunos de ellos, visita estos enlaces:

Filipinas: relieve, clima y vegetación.

Las Islas Maldivas, antiguamente un protectorado británico.

Relieve y clima de Paquistán.

El vuelo es largo, con escalas y cansador, ¡pero vale la pena! Es uno de los sitios más paradisíacos del planeta. Sus playas atraen a turistas de todo el mundo buscando la belleza de sus costas y los amantes del surf y rafting encuentran lo que buscan en este lugar.

El arte y la cultura de Bali te atraparan cuando pises esta maravillosa isla de Indonesia. Sus ofrendas son sagradas y se debe respetar su culto, si no es tomado como ofenda, es necesario respetas sus costumbres. Sus templos, danzas y rituales te sorprenderán y te dejarán una sonrisa en el rostro.

La comida es de lo más variada en colores, sabores y aromas. Hay un sinfín de maneras de preparar el arroz. Si bien utilizan bastante picante para la elaboración de algunos platos, muchos ingredientes los sirven por separados así el propio comensal puede usarlos a su gusto. Entre los platos más típicos cabe destacar el nasi goreng, plato nacional que consiste en arroz en leche de coco, lentejas amarillas en salsa de soja, diferentes clases de col y coliflor, todo tipo de carnes guisadas en salsa roja y muy especiada, pescado rebozado y frito. Eso si, son artistas decorando frutas.

Nadie se va de Bali sin una artesanía. Indonesia es un paraíso para las compras. Podrás comprar grandes trabajos en madera, batiks, sarongs de tejido manual, artículos de orfebrería en oro y plata, trabajos de cuero y zinc, pinturas, porcelanas chinas, máscaras de Java y Bali, marionetas o títeres de representaciones con sombras, muebles, trabajos de ratán, cestería y bambú, así como adornos realizados en conchas o pechinas, antigüedades y joyas.

Este paraíso se encuentra en Indonesia, en una cadena, con Java al oeste y Lombok hacia el este. Tiene 145 km de largo y 80 km de ancho, con una población cercana a los 3 millones.

Es uno de los lugares más bellos del mundo. La cordialidad de la gente, su cultura, el paisaje tropical, sus playas bordeadas de palmeras, hacen que sea el destino elegido para quienes deseen belleza y paz interior.

Bali cuenta con muchos y espectaculares templos como el Pura Ulu Danau Bratan, que es el mas pintoresco en la isla, o el Pura Uluwatu, que está construido en la cima de una barranca. Otros lugares para visitar son: Denpasar, la capital de Bali, donde se encuentra un centro de arte, un museo y mercados con artesanías, cestería, especias, frutas, joyas, electrodomésticos y tejidos. Si quieres comprar algo, el regateo es una costumbre comercial; debes empezar bajando el precio a la mitad e ir negociando hasta lograr un valor justo, siempre sonrisas mediante.

A 20 km. de la capital se ubica Sengeh Bosque de Monos. Es una selva con árboles gigantes de nuez moscada que alcanzan los 40 metros de altura. La principal atracción son los monos del lugar y el templo Pura Bukit Sari, pero hay que estar atenta porque los monos suelen saltar sobre los turistas atraídos por objetos brillantes o flores.

En la punta oeste de Bali se encuentra la Isla Menjangan con su parque nacional Bali Barat, es un lugar ideal para la práctica de buceo. Cuenta con numerosos hoteles de calidad.

Para visitar Bali se sugiere previamente ponerse en contacto con la embajada de Indonesia en tu país, para saber los requisitos del visado.

Una vez llegada, es bueno saber que algunas costumbres no están bien vistas en la isla, como pasearse con poca ropa, usar la mano izquierda para dar o recibir (la mano izquierda es la que se usa para ir al baño), señalar con el pie o tocar la cabeza de alguien, principalmente de un niño.

About the Author

Leave a Reply

*