info@almusafir.es +34 612 258 388

Viaje largo en #bús por Andalucia

Si vas a viajar en autobús, te damos algunos consejos a la hora de emprender este recorrido por carretera. Las posibilidades para conocer otros entornos diferentes al propio son considerables gracias a las muy diversas rutas que ponen en nuestras manos viajes a medida en autobús o cualquier otro medio de transporte para que podamos abrirnos al mundo y ser testigos de las muchas maravillas que este último tiene para ofrecernos.

Viajar en autobús

Los viajes en autobús pueden resultar largos y tediosos, especialmente cuando los ruidos circundantes derivados del niño de 7 años que no para de llorar o los gritos de las amigos que no dejan de hablar se hacen dueños del lugar y apenas nos dan tiempo para tomarnos un descanso y liberar tensiones hasta alcanzar el destino deseado. Precisamente, para compartir este martirio que muchas veces puede darse en el interior de un autobús, lo mejor que puedes hacer es procurar ir con alguien conocido para compartir tu experiencia a lo largo de la travesía. De esta forma, contarás en todo momento con un hombro amigo en el que descargar tu incomodidad.

En cualquier caso, si te ves en la obligación de viajar solo, lo más recomendable es llevar contigo artículos que puedan hacerte la travesía más entretenida como un reproductor de música y unos audífonos, netbook, tablet, computadora portátil o libros que sirvan para evadirte durante unos momentos del largo viaje. Pero, si has de elegir, lo mejor es llevar contigo un iPod en lugar de un walkman, de esta forma evitarás que las conversaciones de terceros te puedan molestar y al mismo tiempo, tú no perturbarás la paz de terceros.

Recuerda que tu grado de comodidad dependerá en buena medida de la forma en la que vayas vestido. Por esa misma razón, procura hacerte con prendas que sean confortables y holgadas. Evita viajar en las vísperas de festivos, porque será en estos momentos cuando se concentre una mayor cantidad de turistas en el autobús y el alboroto que te puede acompañar a lo largo de la travesía será considerable. En estos casos, es mejor prevenir que curar, ¿no te parece?

Cuando nos vemos obligados a emprender un viaje largo y tedioso, llegará un momento en que la comodidad inicial de los asientos del autobús desaparezca. Por eso mismo, hemos de procurar hacernos con otros complementos que nos ayuden a descansar y estar todo lo confortable que nos merecemos. Por ejemplo, no sería desdeñable apostar por una almohada hinchable.

No olvides realizar pequeños ejercicios de pies, piernas, brazos y cuello para otorgar algo de flexibilidad a tus músculos y evitar que se contraigan. Así, podemos mover el cuello de un lado a otro, realizar movimientos circulares con los pies y los tobillos o girar el tronco unos 180 grados.

¿Qué otros consejos aportaríais vosotros para hacer de un viaje largo en autobús una travesía más llevadera?

About the Author

Leave a Reply

*