info@almusafir.es +34 612 258 388

YEHUDA IBN TIBBÓN

Natural de Granada (Andalucía / España), donde nació hacia 1215, desarrolló su obra en las comunidades judías de Granada, Barcelona y Provenza (Francia), a donde huyó con otros muchos contemporáneos suyos, escapando de la intolerancia almohade. A él se debe, en su testamento, la recomendación especial dirigida a su hijo de leer continuamente en árabe para así garantizar la fluidez y rigor de las traducciones al hebreo de las obras escritas en dicha lengua. Trabajó con los componentes del llamado circulo de cabalistas de Provenza (hoy Francia), y tradujo para sus colegas, muchos de los libros filosóficos de mayor envergadura, y entre ellos obras como: Sefer ha-hasawaah (Libro de la comparación) el Kitab aI-taswia (Libro del enderazamiento) de Yonah Abu-IWaIid Marwán ibn Yanah, así como el libro del mismo autor Kitab al-tanqih (Libro de la investigación detallada), con el titulo de Sefer ha-diqduq. El Mujar al-jawahir (Selección de Perlas), de Ibn Gabirol, con el título de Mibhar ha-penimim; y del mismo autor Kitab islah aI-ajlaq (Libro de la corrección de los caracteres), al hebreo en el año 1150 con el título de Tiqqun middot ha-nefes. De Bahya ibn Paquda, tradujo entre 1161 y 1180 su libro Kitab aI-hadiya ila fara id aI-qulub, escrito en árabe y traducido al hebreo como Hobot ha-lebabot (Libro de la dirección de los deberes de los corazones). En Marsella, en el año 1167 tradujo la obra de Yehudah ben Semuel Ha-Levi El Cuzari cuyo título completo es el de Kitab aI-huyya wa-I-daliI fi nusr al-din al-dalil (Libro de la prueba y argumentación sobre el triunfo de la religión despreciada).

La escultura de Yehuda ibn Tibbón se encuentra en la confluencia de las calles Pavaneras, San Matías y La Colcha, a la entrada del antiguo barrio judío del Realejo. Cerca del Monumento a Isabel la Católica, de la Casa de los Tiros y Plaza Nueva.

Esta realizada en bronce a tamaño real y es obra de Manuel Moreno. Se sitúa sobre un pedestal con una inscripción que nos recuerda a quien corresponde la estatua. Yehuda ibn Tibbón tiene la mano derecha sobre el corazón y la izquierda en alto, portando un documento como en señal de juramento.

La escultura fue donada a la ciudad por el historiador y filólogo Gutierrez Tibbón en 1988, descendiente de Yehuda ibn Tibbón, y desde entonces da la bienvenida a las personas que visitan el barrio.

Yehuda ben Saúl ibn Tibbón nació en Granada en 1120 en el seno de una familia judía, recibió educación en árabe y hebreo. A los 28 años abandonó la ciudad debido a la persecución antijudía almohade, llevándose solo su biblioteca. Se marchó a la Provenza italiana y posteriormente a Marsella, donde murió en 1190.

Fue, entre otras cosas, médico, filósofo, poeta, y traductor, siendo esta su faceta más destacada. Tradujo innumerables textos árabes al hebreo, haciendo accesible para Europa la ciencia árabe. También produjo obras originales, entre otras un tratado de gramática y retórica y un compendio de consejos morales y éticos que incluían normas de traducción, lectura y composición.

Yehuda ibn Tibbón es el fundador de la dinastía de los Tibónidas y está considerado el “patrón” de los traductores. Su presencia se mantiene vigente gracias al Grupo de los Tibónidas, una asociación de traductores que aboga por la mayor visibilidad de los mismos, y que tienen presencia en la Feria del Libro de Granada.

Cuando visitemos el Realejo no podemos obviar la presencia de este ilustre granadino, que amó su biblioteca como el tesoro que era y que entre otras cosas dejo dicho en su testamento a su hijo Samuel:

He reunido una gran biblioteca para tu beneficio para que nunca necesites pedir prestado un libro a nadie. Como tú mismo has visto, la mayoría de los estudiantes no dejan de buscar libros que no son capaces de encontrar…revisa tus libros hebreos cada mes, los libros árabes cada dos meses, los demás cada tres meses. Mantén tu biblioteca ordenada, para que no necesites buscar un libro. Prepara un listado de los libros de cada estante, y coloca cada libro en su estante correcto. Ten cuidado con las hojas sueltas y separadas de tus libros, porque contienen cosas importantes que yo mismo he recogido y anotado. No pierdas ningún escrito ni ninguna carta de lo que te dejo…cubre los estantes con hermosas cortinas, protégelos del agua del techo, de los ratones y de todo daño, porque son tu mayor tesoro.

info@almusafir.es | F

About the Author

Leave a Reply

*